El buffet libre más completo de cocina asiática y española

Wok Shanghái se presenta con un local imponente en la calle Emilio Muñoz 35, moderno, vanguardista y lleno de vida. Su majestuoso local no tiene competencia y cuando te acercas a sus platos se te hace la boca agua. En la variedad está el gusto y sus más de 100 platos testifican que no te aburres, sobre todo los comensales que van a diario a este asiático que combina a la perfección el paladar asiático con el español más castizo.

Variedad, calidad y cantidad son las tres palabras que mejor definen al restaurante Wok Shanghái, que desde siete años se ha hecho con un lugar en los más alto de la pirámide gastronómica del distrito de San Blas-Canillejas. Está situado en la calle Emilio Muñoz, en la nueva zona de oficinas del polígono industrial de Julián Camarillo y frente al consolidado barrio de Simancas. “Hemos ido de menos a más desde siete años, estamos muy contentos”, comienza diciendo Simón en perfecto castellano, el gerente de esta empresa de restauración. La cocina es completísima, con carnes, pescados, mariscos, verduras, siempre basado en la cocina asiática: japonesa, china, indonesa, tailandesa y, por supuesto, española. “Nuestros clientes valoran mucho las ensaladas, tenemos 30 tipos y es comida sana y natural. La ensaladilla rusa gusta mucho, la de cangrejo, piña, la de algas, el salpicón de marisco con pulpo, la de tomate con queso fresco y la ensalada china de pasta, parecida a los rollitos, todo pura delicia”, explica Simón Rao el gerente de Wok.

Plancha muy consolidada

Además gustan mucho las gambas, calamares, chopitos, la plancha y los rebozados. “La calidad de los productos es excepcional, con renovación diaria, aquí no se guarda nada en las cámaras, se consume rápido y eso garantiza la frescura del producto.  Las carnes son otra de las especialidades de Wok, entrecots, chuletas de cordero, de cerdo y los famosos pinchos de pollo, bacon, cinta de lomo, adobada, lacón, guisos, siempre el mejor género”.
La plancha es ya un clásico en este establecimiento y el público lo agradece. Hay más de 100 platos a elegir con variedad de pescados: salmón, sardinas, gallos, gambones, gambas, sepia, chipirones, arroces, calamares o las exquisitas verduras donde destacan los calabacines y los pepinos recíen cosechados de la huerta.

“Hay clientes que comen hasta cinco platos diarios, comen mucho y supongo que ya no cenarán”, dice entre risas. “Aquí se puede repetir todo lo que se quiera, lo que no me gusta es que se desperdicie el género. También tenemos comida para llevar a casa, un servicio extra para el público que no puede salir de su oficina o de su casa. Tenemos platos preparados desde 5,95 euros al mediodía y 7,50 euros por la noche”.

Wok Shanghái

La variedad de postres es excepcional: tartas, profiteroles, gelatinas de todos los colores, flanes, yogures, helados, fruta del tiempo, almíbar, macedonia y madroño chino, mousse de chocolate, manzanas asadas al horno…El menú de Wok cuesta 9,75 euros por el día, 12,50 en la noche y 14,50 los fines de semana. El menú infantil cuesta 7 euros y para los menores de tres es gratis. Y todo con un interior que invita al deleite con un diseño vanguardista y minimalista con los tres colores básicos de Wok, además del toque malva de las lámparas. Cuadros de enorme formato muy llamativos con motivos orientales, bambús y enorme luz que proporcionan las cristaleras. Es fácil aparcar sobe todo en fin de semana y los comensales prometen siempre volver con amigos para degustar las exquisiteces de Wok Shanghai, en la calle Emilio Muñoz, 35.

www.restaurantewokshanghai.com  91 304  01 52

Wok Shanghái