El grupo de Danzas Griegas Kordax nos enseña a bailar

Sello Grupo de Danzas Griegas KORDAX

El CC Antonio Machado fue testigo de la representación de Zorba, ¡enséñame a bailar! un homenaje del grupo Kordax a la Fiesta Nacional de Grecia intercalando danzas con la novela de Nikos Kazantzakis sobre la vida de un hombre sencillo que descubre el sentido de la libertad, el amor y el coraje.

El grupo de Danzas Griegas Kordax como tal, acaba de nacer, uniendo así a actores de teatro grecolatino de los grupos Selene y Helios Teatro que tienen su origen en el IES Carlos III, cuyo fundador es el Catedrático de Griego José Luis Navarro desde hace 40 años.

Zorba, ¡enséñame a bailar! un homenaje del grupo Kordax a la Fiesta Nacional de Grecia

El aprendizaje de esta disciplina forma parte de un gran proyecto de acercamiento a la cultura griega: la clásica y la contemporánea. Sólo de esta manera se puede interiorizar un espectáculo así que hunde sus raíces en el país y que aúna literatura con danza sin olvidar el arraigo de sus personajes. Al grito de Zorba,¡enséñame a bailar! es imposible no aprender a vivir.

Llevar a escena este Zorba, una mezcla de espectáculo de danzas griegas intercalado con la novela de Nikos Kazantzakis, supone narrar la historia de un hombre sencillo y apasionado de la vida que nos descubre su singular sentido de la libertad, el amor y el coraje.

Zorba y Basil, figuras antitéticas

Los protagonistas son dos figuras antitéticas unidas por una común aspiración de libertad: Zorba, ávido de vida, impulsivo y burlón, es el hombre elemental que vive en armonioso entendimiento con el universo y Basil, un escritor mitad inglés, mitad griego que constituye el prototipo del intelectual incapaz de una acción irreflexiva y para quien la liberación reside en el completo dominio de todas las pasiones.

Juntos se embarcan hacia la isla de Creta con la intención de reabrir una mina de lignito. Allí serán recibidos con entusiasmo por la comunidad de campesinos y se alojarán en casa de Madame Hortense, vieja cortesana francesa que acabará en los brazos de Zorba e ilusionándose por su falsa promesa de boda.


El amor también llega para Basil, prendado de una viuda joven, mal vista en el pueblo por no hacer caso a otro joven aldeano enamorado de ella y optar por pasar una noche con el extranjero. Un encuentro que desencadenará la tragedia: el joven acabará ahogándose y la viuda, lapidada y degollada por el padre del muerto.

Mientras, la vida sigue y los dos protagonistas comparten vino, pan y reflexiones junto al mar azul de Grecia. La explotación de la mina no ha sido un éxito, el nuevo proyecto, tampoco lo es y Basil decide abandonar Creta, no sin antes, pedirle a Zorba que le enseñe a bailar, que le enseñe a vivir.

ZORBA: Goyo Gracia.
BASIL: Mario González.
MADAME HORTENSE: Melania Aguilera.
VIUDA: Bárbara García.
BAILARINES: Lorena Engenios, María Álvarez, Rebeca Amez, Mari Paz Recio, Mireya Ayllón, Alba Mirayo, Jorge Ruiz, Francisco Blanca, José María Ayllón y Manuel Marty.
TRADUCCIÓN: José Luis Navarro.
COREOGRAFÍAS: Grupo de Danzas Griegas KORDAX.
ILUMINACIÓN: Lucía Josa.
MAQUILLAJE: Marta Rojas, Arantxa Coll, Carmen Rodríguez.
DIRECCIÓN Y DRAMATURGIA: Gemma López.