El distrito estrena un Punto Limpio de Proximidad en el CC Antonio Machado

San Blas-Canillejas acaba de incorporar un Punto Limpio de Proximidad. Su uso pretende potenciar el reciclaje incentivando su utilización al encontrarse ubicado en un lugar de gran tránsito para los vecinos.

San Blas-Canillejas alberga desde hace unas semanas un Punto Limpio de Proximidad en el Centro Cultural Antonio Machado, ubicado en la calle San Román del Valle, 8. Su objetivo es reforzar el sistema de reciclaje y facilitar a los vecinos la separación de los residuos en origen.

San Blas Canillejas acaba de incorporar un Punto Limpio de Proximidad

Este punto de reciclaje se encuentra dentro de las instalaciones del edificio público, de modo que el uso de este espacio está supeditado al horario del Centro Cultural. Para permitir la segregación de residuos y su posterior reutilización, en el recipiente se pueden depositar 12 residuos diferentes de origen doméstico como aceite vegetal usado, que deberá introducirse en una botella de plástico; fluorescentes y bombillas de bajo consumo; cartuchos de tóner y aerosoles, radiografías, CDs, DVDs y cintas de vídeo; ropa y calzado metido en una bolsa cerrada; residuos de aparatos eléctricos, pilas, baterías usadas y electrónicos de pequeño tamaño.

San Blas Canillejas acaba de incorporar un Punto Limpio de Proximidad

Además, en el mismo emplazamiento se encuentran instalados otros contenedores para incentivar el reciclaje. En esa misma ubicación hay colocados un contenedor de vidrio, otro de plástico, de papel y cartón y de restos, además de dos contenedores de mayor capacidad que la del Punto Limpio de Proximidad para depositar ropa y calzado usado y bombillas o fluorescentes.

San Blas Canillejas acaba de incorporar un Punto Limpio de Proximidad

Renovación de los Puntos Limpios Móviles

Para favorecer el reciclaje, además de este nuevo Punto Limpio de Proximidad, el distrito cuenta con uno de los 16 Puntos Limpios Fijos de la ciudad, localizado en la calle San Romualdo, 20. De igual forma, durante el mes de octubre, el Ayuntamiento de Madrid ha renovado el servicio de Puntos Limpios Móviles con la incorporación de diez nuevos camiones más respetuosos con el medio ambiente. Así, San Blas-Canillejas dispone de 15 Puntos Limpios Móviles que funcionan de miércoles a sábado en distintos horarios según la ubicación, y en los próximos meses se señalizará el pavimento donde se sitúan.

San Blas Canillejas acaba de incorporar un Punto Limpio de Proximidad

Los Puntos Limpios de Proximidad empezaron a utilizarse en diciembre de 2017 de la mano del Área de Medio Ambiente y Movilidad. Tienen unas dimensiones menores que los Puntos Limpios Fijos pero su cercanía permite una mayor integración y potencian el reciclaje. A lo largo de los últimos meses, el Consistorio está aumentando el número para lograr alcanzar los 50 que tiene previsto instalar.

San Blas Canillejas acaba de incorporar un Punto Limpio de Proximidad

Torre Arias saluda al otoño con la III Feria Agroalimentaria

La Jornada de Promoción de la Alimentación Saludable y Sostenible se celebrará por tercer año consecutivo en la Finca Histórica Agropecuaria de la Quinta de Torre Arias. La Asociación Plataforma Ciudadana de la zona organizará el evento con la colaboración de otras plataformas, mesas y agrupaciones.

Fiesta de la cosecha Torre AriasLa Plataforma Ciudadana Quinta de Torre Arias lleva dos años celebrando la Jornada promocional de la Alimentación Saludable, popularmente denominada la Fiesta de la Cosecha. De nuevo, durante el próximo 6 de octubre, desde las 11 horas hasta las 14:30 horas, el número 551 de la Calle Alcalá volverá a estar ocupado por un Mercadillo agroecológico y artesano del reciclaje. Para ello, la Plataforma Ciudadana de esta zona ha realizado un cartel invitando a todos aquellos ciudadanos que estén interesados o que quieran disfrutar comprando productos ecológicos y de cercanía.

Durante los dos años que llevan organizando esta iniciativa, el fin primordial de la Fiesta de la Cosecha ha tenido una mirada hacia atrás como motor de reivindicación de un pasado agrícola y ganadero del jardín de la Quinta de Torre Arias durante cuatro siglos.

Además, en esta ocasión, desde la Plataforma Ciudadana de la zona, pretenden hacer honor a las propuestas que han surgido tras más de media década de participación ciudadana.

Jardineros de la Quinta de Torre Arias. Daniel Liébana a la derecha.
Jardineros de la Quinta de Torre Arias

En los últimos años, han logrado crear una granja urbana educativa, han restaurado el viñedo histórico y la vendimia, y han llegado a conseguir el establecimiento de un eje cultural y medioambiental entre Los Molinos, Torre Arias y El Capricho, considerados los tres jardines más relevantes e históricos de la zona este de Madrid.

Gran variedad de productos respetuosos con el medio ambiente

La diversidad de artículos ecológicos que nos podremos encontrar se extiende desde productos nutritivos tan comunes como las hortalizas, el vino, los huevos o los quesos, hasta mercancías artesanas de cuero, madera, piedra, goma o cosmética natural. Los productos de alimentación se pondrán a la venta en el mercadillo para que todos los asistentes se den cuenta de los beneficios que reporta el ecologismo. Estos alimentos tienen la gran ventaja de carecer de residuos contaminantes para el medioambiente y de ser adecuados para mantener un cuerpo saludable. Por su parte, los productos de artesanía son objetos reciclados que están realizados con materiales naturales y elaborados con una gran imaginación y cariño.

jardineros torre arias

Aparte del Mercadillo agroecológico, habrá un sinfín de actividades programadas para entretener a todos aquellos vecinos que pretendan acercarse al evento. Habrá presentaciones de ejemplares de escritoras del distrito y se celebrará un trueque de libros para fomentar la lectura. Además, los mayores podrán disfrutar de música en directo y los más pequeños se divertirán con el programa de actividades infantiles planificado para el sábado por la mañana.

Desde la Plataforma Ciudadana de la Quinta de Torre Arias está todo preparado para que la Fiesta de la Cosecha sea todo un éxito y puedan seguir celebrándola año tras año. Concienciar al barrio de la importancia que tiene el jardín de Torre Arias para Madrid, unido a la relevancia que poseen los productos ecológicos y artesanos en nuestras vidas, constituyen dos de los grandes motivos de la celebración de la III Edición de esta jornada de fomento de una alimentación saludable y sostenible.

jardineros torre arias

El Wanda Metropolitano estrena jardines y zonas deportivas públicas

La plantación y urbanización de las zonas verdes en las inmediaciones del Wanda Metropolitano ha llegado a su fin. Los vecinos del distrito y los aficionados del Atlético de Madrid ya pueden disfrutar de un parque cuya superficie ronda las 13 hectáreas.

Tras ocho meses del inicio de las obras en los aledaños del estadio rojiblanco, el parque urbano localizado en la cara principal del Metropolitano ya se encuentra preparado para que todos los ciudadanos puedan acceder a él, tanto para pasear por sus sendas como para practicar deporte al aire libre. El cinco de agosto, el Ayuntamiento otorgó a TAGA, la empresa encargada de los trabajos, la autorización para abrir el parque, por lo que al día siguiente los operarios comenzaron a retirar las vallas.

El Wanda Metropolitano estrena jardines y zonas deportivas públicas
El Wanda Metropolitano estrena jardines y zonas deportivas públicas

Estas zonas verdes cuentan con áreas de juegos para niños y mayores, un skate park, áreas caninas, vegetación muy variada, mobiliario urbano como bancos y papeleras, y un alumbrado adecuado para garantizar por las noches un tránsito seguro de los ciudadanos por las sendas. Además, se ha pensado en la idea de colocar tres fuentes ornamentales y triangulares cuyo objetivo es delimitar los espacios y guiar a los paseantes por los distintos caminos que se pueden encontrar en el parque.

El pasado 1 de junio se celebró en Madrid uno de los eventos más importantes en el mundo del deporte. El Wanda Metropolitano se convirtió en la sede de la gran final de la Champions League 2019. Por este motivo, el Ayuntamiento de Madrid aceleró las obras para que la zona de los jardines estuviera prácticamente finalizada para acoger a la gran masa de aficionados ingleses y españoles que se acercaron a respirar el ambiente de la gran final. Sin embargo, tras problemas burocráticos en los primeros meses y algunos retrasos en las obras, la fecha de inauguración se tuvo que posponer hasta el mes de agosto. Asimismo, en el pasado mes de mayo, la ex alcaldesa Manuela Carmena se fotografió frente a los jardines acompañada del presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo.

Tres zonas independientes de gimnasio y entrenamiento

La parcela ofrece un paisaje sostenible que potencia y mejora la calidad de vida de los ciudadanos. La zona frontal del estadio cuenta con sendas que conectarán la plaza de Grecia con los accesos principales del Metropolitano y que permitirán a los aficionados acceder a él en los días de partido. Este parque tendrá varias funciones. Supondrá un atractivo para los amantes del deporte, ya que podrán hacer ejercicio en el circuito biosaludable que estará formado por tres zonas independientes de gimnasio y entrenamiento. Contará también con una zona lúdica donde habrá dos áreas de juegos infantiles, un skate park listo para los patinadores y un área de juegos para personas mayores.

Predominará la vegetación en el parque urbano. Se podrán observar cedros, robles, cipreses o gingos, entre la extensa variedad de árboles. Algunos de estos arbustos pueden alcanzar una altura de 40 metros. Además, se ha comenzado a plantar un bosque de pinos junto al Centro Acuático que todavía sigue sin tener una solución para su utilización. En la cara oeste del estadio también se prevé que se realice la plantación de otro jardín para dar por completada la finalización de las obras de los parques de las inmediaciones del estadio. El parque urbano del Wanda Metropolitano ayudará a frenar la contaminación del barrio, aportará oxígeno que resulta vital para todos los ciudadanos y se convertirá en un recurso para fomentar el deporte, la salud, el ocio, el entretenimiento y el bienestar.

El Wanda Metropolitano estrena jardines y zonas deportivas públicas

El verano agroecológico llega a la Quinta de Canillejas

Nuevo impulso de la Plataforma Quinta de Canillejas-Torre Arias (PQTA) para esta joya de la corona de nuestra ciudad que no quiere pasar desapercibida y busca el reconocimiento de todos los vecinos que disfrutaron el pasado domingo 23 de junio con una jornada agroecológica donde pudieron comprar todo tipo de productos de la huerta, artesanos y con música en directo, además de un puesto municipal de Acierta con la Orgánica que fue un éxito de participación.

Alrededor de 1.500 personas se dieron cita en la Quinta de la calle de Alcalá con un sol de justicia, pero bajo las sombras de los impresionantes árboles que jalonan el paseo central de Torre Arias. Puestos de productos agroecológicos, artesanía con género reciclado, mercadillo de trueque de libros y venta de ejemplares con escritores locales, fotos con arte y guiñoles para los más pequeños o dibujo al aire libre fue la oferta presentada por la PQTA en colaboración con entidades como ARTpPART, AUPA, Madrid Agroecológico y Plataforma de Parados San Blas-Canillejas.

Productos ecológicos, los más demandados

Productos como la miel, queso, vino, pan, frutas y hortalizas fueron los más demandados y quien más quien menos se llevó algo para casa con la garantía de estar producidos en buenas manos sin compuestos químicos o industriales y elaborados con mimo.

torre arias fiesta solsticio

Los miembros de la PQTA subrayaron el éxito de la convocatoria, la organización estuvo a la altura y los asistentes solicitaron como mínimo un mercadillo agroecológico al mes en Torre Arias. Lo cierto es que uno al trimestre sería asumible, pero hay que pedir todo tipo de permisos municipales y coordinar a un montón de asociaciones, trabajo para aburrir que no desanima a este grupo de eco patrimonialistas. La organización baraja crear un calendario para el futuro y tras el verano presentar otro proyecto similar para el otoño con más casetas, música y mucha participación ciudadana.

torre arias fiesta solsticio

En toda la jornada el trasiego de vecinos fue importante y también acudieron algunos políticos locales como la concejala Marta Gómez y parte de sus compañeros vocales vecinos de Más Madrid, así como ex vocales de Ciudadanos, aunque el nuevo concejal presidente de esta formación, Martín Casariego, no pudo presentarse por problemas familiares. También se pasó por la Quinta la Jefa de Unidad de Parques Históricos, Isabel González, clave para la elaboración del futuro Plan Director de Torre Arias que todavía no está redactado en su totalidad y que tendrá que contar con la participación de la PQTA.

torre arias fiesta solsticio

Por último, la organización baraja la posibilidad de promover una jornada de la alimentación sostenible que coincidiría con la entrada del otoño en el mes de octubre. Torre Arias suma y sigue, visible y accesible, al menos en parte de sus jardines, mientras las obras siguen su curso hasta 2020.

torre arias fiesta solsticio

Pablo Hervás, historia viva para entender la Quinta de Torre Arias

Cuando el visitante entra por la puerta principal de la calle Alcalá 551 en la Quinta de Canillejas, también llamada de Torre Arias por sus últimos propietarios, la fragancia de las rosas de pitiminí evocan tiempos pasados, olores olvidados, quietud, como si la vida se parase en el mismo corazón de la ciudad. A la derecha del paseo se alza majestuosa la rehabilitada casa de las guardeses, donde vivió con sus padres Pablo Hervás, nuestro protagonista, hasta mediados del pasado siglo bajo las órdenes de la estricta y austera aristocracia madrileña.


Junto a los rosales de flor amarilla de pitiminí había una pérgola ya desaparecida y enfrente está situada la casa de los guardeses que albergaba a cuatro personas, los padres y dos hijos. Arriba las habitaciones y en la planta baja el comedor y la cocina con un tiro de chimenea que daba calor al piso superior. Los moradores no disponían de servicio y las necesidades se hacían en el campo, más tarde se añadió a la fachada este.

Las explicaciones detalladas nos las ofrece Pablo Hervás, el hijo de los guardeses de una finca aristocrática donde los empleados no vivían en las mejores condiciones posibles. “Cuando se construyeron los pisos del INI en Suanzes, los marqueses de Torre Arias llegaron a un acuerdo para aprovechar las aguas fecales de salida hasta el colector general”, comienza diciendo Hervás, a su lado Rafael Criado, arquitecto y miembro de la Plataforma en Defensa de la Quinta Torre Arias (PQTA).

Hasta los años 60 un burro era el medio de locomoción para andar por la Quinta y con un rulo de piedra se pisaba y allanaba el terreno. Junto a la casa de los guardeses se situaba el corral con las gallinas para abastecer la cocina de los marqueses. La viña se ubicaba en la parte sur, junto a la valla perimetral de la calle Alcalá y se fijaba con espalderas y alambres para sujetar las cepas que daban un moscatel de primera categoría, muy reconocido en la región.

Rafael Criado, arquitecto y miembro de la Plataforma en Defensa de la Quinta Torre Arias (PQTA).
Rafael Criado, arquitecto y miembro de la Plataforma en Defensa de la Quinta Torre Arias (PQTA).

Talas e incendios devastaron la Quinta

“Pero se han cometido barbaridades, como las talas indiscriminadas, esto era un bosque maravilloso y también se han tapado las troneras, las ventanas para evacuar el agua sobrante en la parte inferior de las vallas”, alerta Pablo. “Los marqueses tocaban una campana, con toques suaves o fuertes, según la importancia de la visita. El toque de arrebato significaba peligro, como los dos incendios que sufrió el pinar. Después compraron una cisterna que arrastraba el tractor para apagar los fuegos”.

Torre-Arias - Los árboles del amor
Torre-Arias—Los árboles del amor

La Quinta siempre dispuso de un encargado que vivía en la parte de arriba junto al palacio, era una especie de administrador, agricultor y ganadero. “Cuando los marqueses llegaron de recién casados (1949) trajeron ama de llaves y dos criadas. Doña Tatiana Pérez de Guzmán se casó con Don Julio Peláez Avendaño que era químico de profesión y tenía un trato más afable con mi familia”, recuerda el hijo hoy septuagenario de los guardeses.

Mi abuelo era el peón caminero de Canillejas y los marqueses le propusieron vivir en la casa de los guardeses, sin sueldo ni seguridad social, solo subsistencia con las gallinas o conejos. Las cosechas de maíz daban de comer a los animales y el sistema agroecológico funcionaba, nada se tiraba, todo servía. Recuerdo siempre ver a Doña Tatiana dedicada a las flores y a germinar estos hermosos cedros del Líbano en los invernaderos”.

Agua cristalina y leche de primera calidad

La Quinta de Torre Arias—El estanque de La Minaya
La Quinta de Torre Arias—El estanque de La Minaya

En la llamada casa de las patatas, hoy casi invisible por la vegetación, “se distribuía el trabajo de la finca y las patatas se almacenaban en la bodega, donde había mucha tierra acumulada al sacudirlas. El agua salía del estanque de La Minaya y la fuente de La Isabela manaba a placer un agua pura y cristalina que daba de beber a las últimas ovejas merinas que pastaban por el pinar o a los pavos y cerdos de la Granja Chica. La casa del pastor tenía una lechería subterránea y la leche de primera calidad se llevaba a vender a la vecina central quesera con una carretilla donde se metían los cántaros de aluminio”, explica Hervás con una memoria prodigiosa.

Torre-Arias - La casa de los guardeses
La casa de los guardeses

“En la perrera tenían mastines y uno era el predilecto de la marquesa, posteriormente tuvo pastores alemanes, uno de ellos atacó a mi hijo y fue el detonante de nuestra salida de la finca a finales de los 80, los marqueses no se hicieron cargo y les tuvimos que denunciar”, subraya contrariado Pablo.

 

En la Quinta de Canillejas la fragancia de las rosas de pitiminí evocan tiempos pasados, olores olvidados, quietud, como si la vida se parase en el mismo corazón de la ciudad.
Al entrar por la puerta principal de la Quinta de Canillejas la fragancia de las rosas de pitiminí evocan tiempos pasados, olores olvidados, quietud, como si la vida se parase en el mismo corazón de la ciudad.
Rosal de pitiminí
Rosal de pitiminí

Mientras Pablo Hervás nos ilustra, la conversación va llegando a su fin y el arquitecto Rafael Criado no para de dibujar los cuatro puentes, con su ojos bien abiertos y recreando el antiguo lavadero con su tejado de pizarra donde se calentaba el agua para poder hacer la colada en los duros inviernos de la Quinta o los restos del molino, en un trabajo excepcional con un desplegable de 48 caras que presentará en breve a la PQTA. Pablo y Rafael se dan la mano, la Quinta prosigue con su rehabilitación y la historia no se detiene. El objetivo es preservar todo este increíble legado para el conocimiento de las nuevas generaciones.

 

Torre-Arias - Árbol del amor
Árbol del amor

Medio Ambiente