La Quinta de Torre Arias abrirá por obras tras las elecciones municipales

El palacio con 3.400.000 euros, las caballerizas con 975.000, el matadero con 451.000 euros, el entorno con 86.000, la conservación de edificios con 75.000, la maquinaria de jardinería con 21.000 euros y el equipamiento con 1.121 euros han sido las inversiones más relevantes, además de la casa de los guardeses, en la histórica quinta de la calle Alcalá bajo el mandato de Ahora Madrid. El Abierto por Obras se aplaza hasta después de las elecciones municipales.

Han pasado cuatro años desde que la Quinta de Torre Arias, el buque insignia del gobierno municipal en Canillejas, comenzó su rehabilitación con un nuevo Plan Especial que echó por tierra el del PP que tenía como objetivo ceder la histórica finca a la Universidad de Navarra para instalar sus cursos de postgrado que finalmente se ubicaron en un edificio de nueva planta junto a la clínica de la calle Josefa Valcárcel.

Torre Arias-caballerizas

Una vez recuperada la Quinta para los madrileños el ayuntamiento ha realizado obras muy importantes en las edificaciones a través del área de Patrimonio, pero no han llegado a tiempo para que los vecinos puedan visitar las instalaciones que por ley electoral impide inauguraciones. Ha sido una pena que el Abierto por Obras que propuso la Plataforma Quinta de Torre Arias (PQTA) desde hace un lustro no haya visto la luz, pero es que las cosas de palacio van despacio.

La PQTA ha trabajado con mucha ilusión y sin descanso con varias propuestas aprobadas en los plenos municipales basadas en los usos futuros de la Quinta: Granja Urbana Educativa, Eje Verde Tres Quintas y recuperación del Viñedo Histórico. Además han propuesto una exposición de fotos y visitas guiadas en los edificios rehabilitados que finalmente se aplaza en principio al mes de junio, después de las elecciones municipales.

La Plataforma Vecinal de Torre Arias ya tiene todo el material preparado y está a la espera de  recibir el informe botánico y el arqueológico, además de la documentación requerida a Patrimonio sobre las intervenciones en los edificios. Torre Arias tiene futuro y en el próximo mandato gobierne quien gobierne tendrá que contar con la PQTA para poner en marcha y dotar de contenido a un patrimonio y un ecosistema único en la Comunidad de Madrid.

Marta Gómez y los eco patrimonialistas visitan Torre Arias

Marta Gómez - La Quinta de Torre AriasPrimera visita al palacete y caballerizas de Torre Arias o Canillejas de varios miembros de la Plataforma en Defensa de la Quinta de Torre Arias (PQTA), Madrid Ciudadanía y Patrimonio (MCyP), y Marta Gómez con su equipo de gobierno para ver in situ las obras muy avanzadas del conjunto de edificios de esta singular Quinta que perteneció durante siglos a la aristocracia madrileña y que ahora gestiona el pueblo de Madrid con su ayuntamiento al frente.

La visita tenía como objetivo principal que la concejala de Distrito, Marta Gómez, inspeccionara las obras que lleva a cabo FCC con la supervisión de Jimena Robles, arquitecta municipal y jefa de la Dirección General de Patrimonio, firmante de Planes Generales de Ordenación Urbana.­­­­­ Los arquitectos municipales tienen en mente la conectividad sostenible de Torre Arias de cara al futuro y siempre contando con las opiniones de la PQTA.

El grupo de profesionales y conservacionistas se adentró en la vaquería, establos, exteriores y el palacete. “Nos preocupaba especialmente ver cómo se sustituyeron las cubiertas durante las épocas más lluviosas del año, sin andamios o toldos encima de la estructura para evitar las filtraciones de agua en las escayolas ornamentales, especialmente en los salones y escalera noble con lucernario”, explicaba Adrian Woods.

El especialista de la PQTA en la recuperación de Torre Arias incidió en el Plan Holístico, el Eje Verde Tres Quintas, las alegaciones al Plan Especial (con jardines, muros exteriores e invernaderos) y el documento del agua para las quintas como hilo conductor. Woods y las arquitectas de la Plataforma se mostraron muy preocupadas con la situación general del inmueble y de varios elementos de fachada, como la torre del reloj, que incluso tiene peligro de desprendimiento.

Por otra parte la arquitecta municipal Jimena Robles, sostiene que “el plazo estimado para la conclusión de las obras es de un año, pero será algo más porque cada vez aparece algún elemento nuevo tras las catas y hay que informar a los arqueólogos de la Comunidad de Madrid”.

Un palacete singular de estilo inglés o alemán

Otro de los expertos que acudió a la cita fue Alberto Tellería, miembro de Madrid, Ciudadanía y Patrimonio (MCyP), que explicó todas las actuaciones de conservación del conjunto histórico. “En la sala principal de baile se han sacado por ejemplo moldes de los rosetones y cuando se pican yesos aparecen las obras anteriores o posteriores y se podrán observar sorpresas continuas. El palacete de Torre Arias es un edificio singular como traído del extranjero, es más inglés y alemán que español, atípico en Madrid”, sostiene Tellería, que tiene claro que las estancias del palacio no serán en el futuro las que utilizó Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno, su última propietaria, con los futuros usos que den forma definitiva a las instalaciones.

Los arquitectos y urbanistas humanistas de la Plataforma, como Patricia Sendín, quieren ver cuanto antes los planos de la Quinta para definir futuros usos y documentar todas las estancias del palacio. Su carrera profesional está basada en aplicar planteamientos típicamente urbanos a zonas rurales creando marcos de integración. Sendín es la creadora de Send A City, un proyecto para el desarrollo de las ciudades que promueve el bienestar y progreso de los ciudadanos.

La Quinta de Torre Arias

La reunión terminó con la petición de una sesión posterior con el grupo de trabajo que visitó los edificios para conocer sus impresiones y recopilar la información que se mostrará en la PQTA en este mes de enero. La Junta de Distrito también tiene prevista una exposición de fotos y una comparecencia pública de la concejala en el pleno municipal; el objetivo es abrir por obras para que los vecinos puedan disfrutar y conocer toda la restauración que se ha realizado en el actual mandato y explicar lo que se hará en los próximos años.

El último problema jurídico para el futuro de Torre Arias ha sido el recurso interpuesto por un despacho de abogados vinculado a una orden religiosa contra el Plan Especial recientemente aprobado por el Ayuntamiento y en el que se han recogido gran parte de las propuestas de la Plataforma Ciudadana de la Quinta de Torre Arias. La PQTA tiene previsto personarse en la causa al ser una de las entidades que planteó alegaciones al Plan Especial junto a la FRAVM.

El nuevo Plan Especial impugnado es, en gran parte, “un logro del movimiento vecinal, ya que recoge las demandas de un espacio cien por cien público, indivisible, de carácter agropecuario y ecológico, con usos sociales, actividades culturales y participación ciudadana y ahora toca defenderlo”, finaliza la PQTA.

La Quinta de Torre Arias

Madrid necesita árboles para frenar el cambio climático

Tras los accidentes por desgracia mortales ocurridos en el Parque de El Retiro, en los últimos años estamos asistiendo a la cada vez mayor criminalización de los árboles, tanto más cuanto más grandes son los ejemplares. Ramas que se caen o se tumban con el viento, las noticias que recibimos en los medios nos empujan a temer a nuestros gigantes vecinos.

Pero, ¿de verdad son tan peligrosos?, ¿sería bueno quizá ir por la calle con casco los días de viento? La realidad es que no, a diario vemos como se producen decenas de accidentes de tráfico y no por ello dejamos los coches aparcados para ir andando.

Constantemente se escuchan a los vecinos quejas como que los árboles manchan mucho con la caída de las hojas, que los pájaros anidan y manchan los coches o que las ramas del árbol no dejan ver pasar a la gente por la calle cuando en realidad lo que no le está dejando ver el árbol es el bosque.

Árboles Calle de Estocolmo

Un olmo adulto como el del último ejemplo no solo le aporta unos 5º C menos a su casa en los tórridos días de verano de Madrid, sino que también le aporta humedad cuando no la hay, genera toneladas de oxígeno y absorbe cinco toneladas de CO2 al año y otras partículas muy nocivas que son las responsables de esa boina a veces más gris y a veces más amarilla que luce nuestra ciudad vista desde fuera.

Si lo que nos contaran los medios es que nos estamos envenenando y que ese pino con tantos nidos que mancha su coche es capaz de retirar del aire 50 toneladas de CO2 al año (el equivalente a las emisiones de 30 coches que recorran 10.000 km) o que esas calles que lucen melias en nuestro distrito, con sus molestas “bolitas” son capaces de absorber alrededor de 200 kg de CO2 al día, todo será más ajustado a la relidad mediombiental.

Cada vez se hace más obvios los efectos del cambio climático en nuestro país, las lluvias torrenciales vividas este otoño en Valencia y Andalucía, las olas de calor cada vez más habituales y más agresivas que azotan Madrid en verano son los mejores ejemplos de que debemos ponernos manos a la obra y pasar a la acción.

El Ayuntamiento se adhiere a convenios internacionales

El Ayuntamiento de Madrid está adherido a diferentes convenios internacionales que regulan los objetivos a cumplir por las ciudades en materia de cambio climático. La reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, la naturalización del río Manzanares, el cambio en las formas de aprovechamiento del agua de lluvia o la utilización de especies captoras de CO2  son algunas de las acciones que el Ayuntamiento está llevando a cabo.

En San Blas-Canillejas se ha presentado recientemente un proyecto de bosque urbano que se va a desarrollar en el entorno de la M-40 y que ya incorpora todas las recomendaciones para que sea un verdadero sumidero de carbono en un distrito tan castigado por la contaminación como el nuestro. El empleo de árboles como el pino piñonero, encinas, higueras, olivos, todos ellos grandes captores de CO2 , y de arbustos como la lavanda, el romero, clématis y otra gran variedad de plantaciones de autóctonas que no solo van a ayudar a limpiar nuestro aire sino que, al ser todas autóctonas van a requerir de muy poco riego, llegando a calcularse que en un tiempo no superior a cinco años se podría eliminar el 85% del riego de la zona con el gran ahorro de agua que eso conlleva.

Árboles

Crear conciencia ciudadana y respeto al medio ambiente

La ciudad de Nueva York ha publicado recientemente un estudio realizado para cuantificar en dólares el valor de su masa arbórea: $850.000 al año son lo que devuelven los árboles de esta ciudad a los neoyorkinos en forma de salud, bajada de temperatura en verano, regulación de corrientes de aire…El jardín botánico de Madrid está en fase de desarrollo de un proyecto similar. Trabajos como este empiezan a proliferar por todo el mundo con la única idea de crear conciencia ciudadana sobre el respeto a la naturaleza y sus beneficios a corto medio y largo plazo.

Como ciudadanos de a pie podemos aportar nuestro granito de arena cuidando lo que tenemos alrededor y concienciándonos de que los árboles no son meros adornos en la ciudad. Cuantas de nuestras calles presentan alineaciones de árboles inclinados por el continuo golpeteo de los coches al aparcar o árboles descortezados solo por pasar el rato.  Es cierto que arrastramos de tiempos pasados malas elecciones de especies y ubicaciones incomprensibles de alcorques que se irán corrigiendo poco a poco para facilitar la convivencia entre todos. Las próximas plantaciones en nuestras calles ya recogerán algunos cambios en este sentido con especies más adecuadas y el cierre de algunos alcorques que generan más problemas que beneficios.

Debemos empezar a mirar a nuestros grandísimos vecinos verdes con otros ojos. Es hora de que cambiemos nuestra actitud hacia ellos y empecemos a devolverlos en forma de respeto una pequeña parte de lo que nos dan. La ciudad necesita una vuelta urgente a la naturaleza para frenar el cambio climático. Necesitamos a los árboles para seguir manteniendo la vida en el planeta, cuidémoslos.

Ángeles Moreno, defensora del arbolado urbano.

La limpieza y mantenimiento de zonas verdes a debate

La concejala presidenta de San Blas-Canillejas, Marta Gómez, compareció en Pleno a instancia del PSOE para informar sobre la limpieza de las zonas verdes del distrito (182 hectáreas) y vías públicas, un tema controvertido por la herencia de los contratos integrales que no satisfacen a los ciudadanos. La edil de Ahora Madrid reconoció la situación y valoró el trabajo de los jardineros de proximidad y de los equipos de actuación distrital.

La limpieza y conservación de zonas verdes es competencia absolutamente municipal, caballo de batalla del equipo de gobierno y muy cuestionado por la oposición que critica “la pésima situación del último año con reducción de barrenderos e inspecciones que se quedan cortas, dejemos de echar la culpa a los contratos heredados”, según manifestaron los vocales socialistas. Además pidieron un “trabajo estructurado y programado del que es responsable el Área de Medio Ambiente (poda, agua, residuos y Selur)”.

La limpieza y mantenimiento de zonas verdes a debate

Marta Gómez asumió las críticas y reconoció no estar satisfecha “con las partidas dirigidas a los barrios periféricos y esto hay que revertirlo en los contratos integrales; no somos un gobierno llorón”, aseguró y relató dos acciones con buen resultado en San Blas-Canillejas. “Los jardineros de proximidad, dos personas que analizan el estado de las zonas verdes y evalúan para poder exigir al contratista desde 2017”.

La otra acción de la que se siente muy satisfecha la concejala de Ahora Madrid es de los equipos de actuación distrital, “una iniciativa muy bonita con equipos de personas discapacitadas a las que se les paga un salario según convenio e intervienen en interbloques donde no llegan los contratos integrales, también en los colegios públicos”.

La limpieza y mantenimiento de zonas verdes a debate

Descentralización de zonas verdes

Gómez avanzó un “Plan Extraordinario de regeneración del arbolado, donde se talarán árboles peligrosos, aunque sean un disgusto para algunos. Nuevas plantaciones en el parque de El Paraíso y la asunción de nuevas competencias de zonas verdes y vías públicas por parte de la Junta Municipal”, y puso como ejemplo un nuevo parque entre las calles Alberique y Amposta.

Los vocales vecinos del Partido Popular mostraron “alegría por la solicitud de comparecencia de sus socios de gobierno”, refiriéndose a los socialistas. “No nos alegramos de que San Blas-Canillejas esté sucio, para solucionar un problema antes hay que reconocerlo. Los dos jardineros de guardia no solucionan el grave problema del distrito y Carmena acabará en mandato sin limpiar Madrid”.

La limpieza y mantenimiento de zonas verdes a debate

El Grupo de Ciudadanos criticó a la concejala que “solo se ocupa de las inmediaciones del Wanda Metropolitano”, algo novedoso para la edil de Ahora Madrid. Gómez concluyó su comparecencia asegurando que “todos los recursos son pocos” y reconoció la situación apuntando un futuro mejor. “Vamos a duplicar el servicio a todos los distritos y ha recibir competencias de zonas verdes o vías públicas”.

La limpieza y mantenimiento de zonas verdes a debate

Cuatro años de propuestas para una Quinta participativa

La Plataforma Quinta de Torre Arias (PQTA), la Mesa Eje Verde Tres Quintas de los Foros Locales y la Junta Municipal del Distrito presentaron el primer fin de semana de octubre la jornada informativa “Cuatro años de propuestas ciudadanas” con la presencia de los ediles José Manuel Calvo (Desarrollo Sostenible), Inés Sabanés (Medio Ambiente) y Marta Gómez (San Blas-Canillejas) en el salón de actos de Arcentales. Dos días después se celebró la Jornada lúdica “Fiesta de la cosecha” en la propia Quinta con mercadillo de productos agroecológicos de AUPA (Asociación Unida de Productores Agroecológicos) y música en directo con el grupo Manouche Au Lait.

En dos jornadas la Plataforma Quinta de Torre Arias o Canillejas, la Mesa Verde Tres Quintas y la Junta Municipal, pusieron en valor las propuestas de los colectivos vecinales que durante cuatro intensos años de trabajo han puesto en valor este legado patrimonial y medioambiental que hace solo cinco años era coto cerrado para un selecto grupo de privilegiados.

“Tenemos que reivindicar estas estructuras, las cuencas de los arroyos y su recuperación hídrica para mostrar a los escolares y público en general el potencial de la quinta de Torre Arias”, decía Adrian Woods, miembro de la PQTA. “Si abren más puertas, por ejemplo en la zona norte, tendrá mucha más vida como en Los Molinos, las madres y padres que vamos a  los colegios cercanos estaríamos encantadas”, decía una de las visitantes.

Jornada informativa, Torre Arias: “Cuatro años de propuestas ciudadanas”

Compromiso municipal con los conservacionistas

“Hubo un compromiso político de los ediles de currar juntos, el programa ya recoge las propuestas de usos de la PQTA en el Plan Director, las previsiones están dentro del marco del Plan Especial que se empezará a redactar en diciembre y durante un año van a escuchar nuestras propuestas. José Manuel Calvo quiere que sea participativo y esa es la idea para poder funcionar, es un paso importante”, explicaba Víctor, otro de los conservacionistas.

Daniel Liébana, jardinero y activista de la PQTA lo tenía claro. “La jornada inaugural estaba un poco floja de gente, pero los concejales vieron que no vamos a ceder ni a tirar la toalla para preservar Torre Arias. Inés Sabanés se comprometió a tener a la Plataforma muy informada y hay compromiso por parte del Ayuntamiento de contar con los colectivos sociales”.

Paco Laguna, presidente de la PQTA, también mostraba entusiasmo con las dos jornadas informativas. “El eco ha sido muy positivo en la presentación de las propuestas y demuestra que la gente tiene interés por la naturaleza y la vida sencilla.  Hemos aprendido, no estamos descubriendo nada nuevo y estamos incorporando programas de éxito en toda Europa. Hasta ahora no escuchaban y viendo tanto concejal junto apoyando nuestro trabajo nos anima a seguir, vemos que tenemos trascendencia y la gente que entra en Torre Arias ve algo distinto.

Jornada informativa, Torre Arias: “Cuatro años de propuestas ciudadanas”

Viña con denominación de origen

Laguna es uno de los impulsores de la recuperación de la viña histórica, un proyecto que tiene largo recorrido. “Toda la vida se ha cosechado vino en Torre Arias y ahora contamos con 40 personas para montar el grupo de amigos de la viña, con personalidades de todo tipo. Vamos a proponer que una de las viñas lleve el nombre de Andrés Cabrera con denominación de origen, en reconocimiento a la lucha vecinal que desde la Asociación Amistad de Canillejas ha liderado Andrés durante años para recuperar esta histórica quinta, una conquista social sin precedentes en la ciudad. Torre Arias tiene un pasado esplendoroso y nuestro deber es preservarla para generaciones futuras”, apostilla.

La viña, el Eje Verde de comunicación entre las tres quintas, la reivindicación y recuperación de las cuencas hídricas y la granja urbana educativa, son las cuatro principales propuestas aprobadas en los plenos municipales y que ha trabajado esta Plataforma incansable. Ahora cuentan con el apoyo institucional, también de los grupos de la oposición. El éxito es innegable, pero solo es la primera piedra del edificio medioambiental; los eco patrimonialistas no quieren caer en la autocomplacencia, nada está ganado, quieren participar y que no quede todo en palabras y gestos amables. El Plan Director y el Especial preservarán aún más el enorme listado de edificios y árboles protegidos de Torre Arias, una isla verde en la calle Alcalá con un potencial extraordinario.

Jornada informativa, Torre Arias: “Cuatro años de propuestas ciudadanas”

Horticultura vecinal y solidaria en una Quinta histórica

Si hace solo cuatro años nos aseguran que la abandonada Quinta de Torre Arias ofrecería bancales elevados repletos de hortalizas para ser recolectadas por los vecinos del barrio, nos hubiéramos llevado las manos a la cabeza incrédulos y sorprendidos. La idea primigenia partió de los jardineros de la Quinta para crear una huerta y despensa solidaria conjuntamente trabajada por los desempleados del distrito de San Blas-Canillejas a quienes van destinados los productos. La horticultura ecológica está saliendo adelante sin abonos químicos ni fertilizantes, sin apoyos administrativos, en un proyecto real que traspasa los límites distritales y es para sentirse orgullosos.

La huerta vecinal y solidaria de la aristocrática Quinta de Torre Arias

La huerta vecinal y solidaria de la aristocrática Quinta de Torre Arias ha vuelto a recuperar su esplendor agropecuario perdido. Es ya la cuarta temporada en la que se han cultivado tomates, pimientos, berenjenas, patatas o alcachofas, con cerca de cinco toneladas cosechadas en un terreno repleto de nutrientes que data de cuatro siglos. Dos días a la semana los hortelanos solidarios se acercan a la calle de Alcalá para la recolección y posterior entrega a las personas más necesitadas del distrito en los locales de la Plataforma de Trabajadores en Paro (PTP).

Las cuadrillas vecinales van ataviadas con chalecos de color rojo, guantes, tijeras y cajas de cartón o madera para colocar con mimo los frutos recolectados dejándose las rodillas sobre la tierra. “Los tomates picados y huecos dejarlos fuera para que se los coman las urracas y no ataquen al resto, los que están más pintones”, advierte Fernando, uno de los hortelanos, encantado de meter la mano y descubrir los tesoros de los bancales.

Los tomates son de tres variedades, aunque abunda el gigante rosado de Canillejas y la réplica de Patones. “Los he visto a ocho euros el kilo en algunas tiendas”, asegura asombrada Charo, otra vecina. Los tomates son revisados por los hortelanos y al mismo tiempo se recolectan los pimientos de un color verde intenso. “Los picados hay que separarlos para que no se estropee la producción, si están manchados hay que recolectarlos, los demás dejarlos madurar para que lleguen a su tamaño”, dice Juan, uno de los jardineros de la Quinta.

La huerta vecinal y solidaria de la aristocrática Quinta de Torre Arias

La huerta de la Quinta de Canillejas despliega todo su aroma e intensidad a finales del mes de agosto y el tomate sigue aportando protagonismo y color rojo entre los verdes bancales. “No llevan fertilizantes, salen con la temperatura ideal y están de muerte, huelen a lima, es el tomate original casi silvestre”, aseguran.

Mientras tomamos fotos nos animan a extraer de la mata los pequeños tomates cherrys. “Los recolectas y te los comes como si fueran pipas, puro vicio”, asegura Alonso, otro de los hortelanos canillejeros muy entendido con origen rural en Zamora. Cada caja de tomates pesa alrededor de cinco kilos y se estima una tonelada y media cada año recolectada, así hasta mediados de septiembre donde se degustará una muestra en las fiestas de Canillejas.

La huerta vecinal y solidaria de la aristocrática Quinta de Torre Arias

Materia vegetal y sostenible, libre de agresiones

Daniel Liébana es otro de los jardineros municipales implicados desde el principio en la creación del huerto, hoy punto de referencia y visita obligada en el recorrido de los jardines de Torre Arias. Su grado de implicación es máximo, y el amor por la tierra donde trabaja es evidente con los conceptos ecológicos muy claros. “Aportamos a los bancales toda la materia vegetal que podemos conseguir en la Quinta y se descompone sobre el mismo terreno apartando pajas, hojas, restos de la huerta triturados e incluso algas de la alberca, es un mantillo vegetal que se composta in situ, chop and drop (cortar y soltar) como dicen los ingleses”.

Sin embargo, reconoce que “nos gustaría disponer de abono orgánico de origen animal, es decir, excrementos de vacas, caballos, ovejas, gallinas, conejos o palomas que aportarían más cantidad de nitrógeno que suplimos con abono verde (veza, algorraba, garbanzo, haba) que fijan el nitrógeno al suelo y que acumulan en sus raíces gracias a las bacterias que viven en simbiosis con su sistema radicular”.

La huerta vecinal y solidaria de la aristocrática Quinta de Torre Arias

Liébana explica que lo importante es “no dañar los microorganismos que viven en los suelos sanos con prácticas de cultivo inapropiadas, por eso solo cavamos los bancales con una horca sin voltear para no alterar el perfil del suelo”, explica el alma mater de la huerta de Torre Arias.

La huerta de la Quinta desprende un intenso olor a las plantas aromáticas que rodean los bancales, aportan humedad y atraen a insectos tan necesarios como las mariquitas que se comen el purgón y mantienen limpio un huerto regado con agua de la alberca y del pozo, sin cloro ni gasto para la red. La vía de agua procede en origen de la Dehesa de la Villa con un sinfín de canales subterráneos, viajes de la época árabe (Canat, de donde procede supuestamente el nombre de Canillas y Canillejas).

Solo un pero: las recientes obras de la cercana Universidad de Navarra han provocado la reducción y pérdida de caudal, pero Torre Arias sobrevive a pesar de todo tipo de agresiones urbanísticas, es el último reducto de un paraje medieval en estado puro. Un enclave urbano que hay que apoyar y proteger, en eso están los vecinos solidarios y los activistas de la Plataforma Quinta de Torre Arias.

La huerta vecinal y solidaria de la aristocrática Quinta de Torre Arias

El Pleno de Cibeles aprueba el Plan Especial de Torre Arias

espacioquinta.madrid.es

La actual corporación con el Área de Desarrollo Urbano Sostenible al frente presentó un nuevo Plan que revoca el de 2014 elaborado por el PP y que otorgaba a la Universidad de Navarra la posibilidad de explotar los edificios para su cursos de postgrado, que finalmente se han trasladado a un edificio nuevo muy cercano en la calle Josefa Valcárcel. El objetivo es conservar el carácter integral de la quinta garantizando su destino y gestión pública.

El nuevo Plan Especial aprobado por los grupos políticos protege los edificios existentes e impide la construcción de otros como especificaba el anterior plan elaborado por los técnicos bajo las órdenes del equipo popular. El movimiento vecinal con la Plataforma Ciudadana en Defensa de la quinta Torre Arias como protagonista recurrió el plan y la justicia les dio la razón; al mismo tiempo se ha trabajado en la conservación de los edificios que amenazaban ruina.

La Quinta Torre Arias

“Las obras de rehabilitación y conservación de los edificios van a durar mucho tiempo”, aseguró la concejala presidenta de San Blas-Canillejas Marta Gómez en el atril de Cibeles. “Son obras complicadas y costosas; en noviembre de 2016 abrimos las puertas de la quinta para disfrute de los vecinos y observación de las obras”.

El Plan Especial garantiza la conservación integral de la quinta en sus dos usos: agropecuario y de recreo, protege el arbolado y el uso de la quinta como gestión pública del ayuntamiento. “También se integra junto a Los Molinos y El Capricho con carriles bici de conexión, es una manera distinta de gestión de lo público y el bien común”, aseguró Gómez.

Mientras tanto la Plataforma Quinta de Torre Arias (PQT), ha llevado la batuta de la recuperación de la quinta con un trabajo que ha dado sus frutos; además ha conseguido sacar adelante importantes proyectos como la Granja Urbana que tardará años en hacerse realidad, igual que la recuperación de las viñas históricas o el sistema hídrico de la quinta. Aunque huyen del protagonismo: “Hoy ganan todos y todas las madrileñas, gana lo público, lo social y el patrimonio medio ambiental, cultural y arquitectónico de la ciudad”.

La Quinta Torre Arias

Próximo objetivo: abrir por obras los edificios

El Plan aprobado en Cibeles protege 13 edificios históricos con más de 7.000 metros cuadrados y 50 elementos singulares como el palacio de la quinta (siglo XVI) junto a las caballerizas, casa de guardeses, invernaderos y porquerizas, mientra que la casa de jardinero y matadero recibe protección estructural. También se protegen norias, pozos, fuentes y albercas.

El nuevo Plan Especial de Torre Arias ha tardado cuatro años en redactarse y a partir de ahora se abre un nuevo periodo, pero hace falta más información a los vecinos, incluso a los integrantes de la PQT que todavía no han tenido la ocasión de visitar el palacete y edificios anexos. El “Abierto por Obras” de momento solo incluye a los jardines históricos y la demanda es que se vea en directo qué se está haciendo en las tripas de los edificios. A la espera del Plan Director que especifique el uso futuro de todos y cada uno de los edificios, el éxito es innegable y el futuro prometedor con un legado heredado de Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno, condesa de Torre Arias, para uso y disfrute de todos los madrileños.

La Quinta Torre Arias

Cubiertas ajardinadas, una solución urbana sostenible

La preocupación por el Medio Ambiente en las grandes ciudades, como es el caso de Madrid, está llevando desde hace algunos años a realizar propuestas en beneficio de los vecinos, tanto por parte de las administraciones públicas como por las empresas privadas. Un ejemplo es Mercadona.

Dentro de estas propuestas, es especialmente relevante la ejecución de jardines urbanos, en las cubiertas de los edificios o en paredes verticales, ya que conllevan numerosos beneficios, tanto para la construcción en sí como para los vecinos de la misma: el aislamiento térmico y acústico, la mejora de la eficiencia energética o la reducción del efecto isla de calor son algunos de las ventajas que reporta la arquitectura urbana sostenible que comienza a realizarse en España.

Un ejemplo de esas iniciativas lo encontramos en algunas actuaciones realizadas por la empresa Mercadona. Como supermercados de proximidad siempre han tenido entre sus objetivos contribuir al mantenimiento del comercio urbano en entornos históricos o de nueva implantación, dinamizando y modernizando el entorno donde se implanta. En esa línea, una de las estrategias que está desarrollando pasa por la creación de cubiertas ajardinadas en los llamados patios de manzanas o jardines verticales en algunas de sus tiendas.

Los supermercados de la calles General Martínez Campos y Bravo Murillo, 5 (ubicado en los antiguos cines Quevedo), son dos buenos ejemplos de regeneración de espacios urbanos con cubiertas vegetales.

Según fuentes de Mercadona “los patios de manzanas han sido durante años lugares donde se han desarrollado diversos negocios que, tras cerrarse, han dado la oportunidad de participar en la vida del barrio y recuperar estos espacios singulares”.

La cubierta de Bravo Murillo, que tuvimos la oportunidad de visitar, es un ejemplo de integración en el paisaje a la vista de todos los vecinos, un remanso de paz y un lugar para disfrutar los olores de las plantas aromáticas y donde no se escucha un solo ruido. La empresa ha cuidado este aspecto con un sistema de insonorización donde no se oye una mosca para tranquilidad de los vecinos, sobre todo en la época estival con las ventanas y balcones abiertos.

Las cubiertas de los edificios se han convertido en auténticos jardines que en nada tienen que envidiar a las de los parques y conllevan numerosas ventajas. Las plantas absorben contaminación y retienen las partículas nocivas del aire, siendo un aislante natural que evita la isla de calor que inevitablemente afecta a nuestras ciudades.

“Las plantas han sido seleccionadas por expertos paisajistas teniendo en cuenta la orientación y las características de cada espacio y la mayoría son autóctonas con bajas necesidades hídricas. El coste de cada cubierta ha sido de alrededor de 300.000 euros que asume íntegramente la empresa”, explican las fuentes de Mercadona.

 

Cubierta ajardinada Mercadona

Jardines verticales, mejora del entorno

Cubierta ajardinada MercadonaEl mantenimiento de las cubiertas vegetales de las dos tiendas de Mercadona situadas en el distrito de Chamberí lo realiza la Fundación Capacis, dedicada a la inserción social y laboral de personas con discapacidad intelectual. La Fundación también ha construido el jardín vertical de la tienda que la empresa tiene en la calle Asura (Hortaleza).

Este supermercado tiene un jardín vertical de algo más de 52 m² en el que se han utilizado más de 30 especies diferentes de plantas adaptadas al clima de la zona con aromáticas, trepadoras, de flor o hiedras, hasta conseguir un conjunto armónico que la Fundación Capacis (privada y sin ánimo de lucro) se encarga de mantener. En las obras participaron seis personas con discapacidad y tres ingenieros técnicos forestales.

Mercadona tiene previsto abrir otras tres tiendas en Madrid con cubiertas ajardinadas en patios de manzana. La empresa de supermercados también tendrá presencia a finales de año en la calle Estocolmo del barrio de Las Rosas en nuestro distrito de San Blas-Canillejas, donde tiene prevista la construcción de jardines verticales de estas características.

El PSOE propone cerrar el vertedero ilegal del arroyo de Ambroz

El Grupo Municipal socialista de San Blas-Canillejas instó en el Pleno Municipal de abril a las administraciones competentes a cerrar el vertedero ilegal a cielo abierto ubicado en el arroyo de Ambroz, junto a la M-40 y las lagunas protegidas por su alto valor medioambiental.

Los vocales vecinos socialistas denunciaron que “se ha cerrado el paso, antes había una cadena, y ahora solo se permite el acceso a las naves industriales del pequeño polígono industrial ubicado en la zona, pero el vertedero avanza al margen de la M-40 dirección norte”, muy cerca de la salida al estadio Metropolitano.

“Se debe clausurar el vertedero e impedir el paso con vallas o cadenas y proceder a la limpieza”; además recordaron que en el polígono existe un retén de limpieza del Ayuntamiento. Los vocales de Ahora Madrid explicaron que la zona está encuadrada en la llamada Centralidad del Este con parcelas privadas que complican todo, aunque se han inspeccionado y se aplican expedientes disciplinarios a los propietarios que están obligados a la limpieza. Aclararon que el retén de limpieza es un depósito provisional donde se vuelcan residuos que después se trasladan a las escombreras oficiales. La propuesta se aprobó por unanimidad.

El palacete de Los Molinos albergará La Quinta Cocina

Los socialistas también propusieron trasladar la Escuela de Música del CC Antonio Machado, en obras, al palacete de la quinta de Los Molinos para el próximo curso con nuevas aulas y garantizando la insonorización. La propuesta fue desestimada por el equipo de gobierno de Ahora Madrid porque el palacete también se está rehabilitando para en el futuro albergar un Centro de Infancia y Adolescencia con programación infantil y juvenil completo con auditorio, ludoteca o cafetería, se denominará La Quinta Cocina y se formará a jóvenes camareros, además se podrán degustar productos de la quinta.

El palacete de la Quinta de Los Molinos
El palacete de la Quinta de Los Molinos

En este sentido la concejala del PSOE Mercedes González criticó que “este proyecto es un capricho de Manuela Carmena” y que “los procesos participativos del gobierno municipal son una quimera. “No han contado con los madrileños para este proyecto” y también negó al PP que las escuelas de música estén solo en centros culturales, “hasta la anterior concejala Almudena Maillo se comprometió a sacar la escuela de música del Machado”.

Los populares presentaron una enmienda transaccional para que la escuela se quede en el Machado, un centro bien comunicado, y si hace falta se creará otra para atender la demanda de más de 120 plazas.

La concejala presidenta se mostró de acuerdo con la transaccional del PP y también con la propuesta inicial. “Sería muy caro otro traslado y al final se adecuará la escuela en el Machado con seguridad para la insonorización del recinto musical”.

El palacete de la Quinta de Los Molinos

Por último los socialistas también preguntaron por la situación del arbolado en las dos quintas históricas de Los Molinos y Torre Arias tras las fuertes rachas de viento y por las zonas verdes descentralizadas en el distrito. La concejala presidenta dio explicaciones sobre los árboles caídos “por efecto de la sequía y después la lluvia, una combinación explosiva”. En cuanto a las zonas verdes descentralizadas los socialistas se sorprendieron de que solo haya una seleccionada en el distrito en la calle Alberique, algo que corroboró Gómez justificando por la ausencia de personal, “no tenemos herramientas administrativas como en Fuencarral para esta inversión; no podemos descentralizar sin competencias, faltan recursos y personal”, finalizó.

Un vecindario más sostenible y energéticamente eficiente

Proponer soluciones constructivas reales, sostenibles con el medio ambiente y energéticamente eficientes para el Bloque de Edificios de la calle Nueve en Ciudad Pegaso. Ese era el reto al que se enfrentaron estudiantes universitarios de todo el mundo, convocados por el concurso internacional Multiconfort House 2017. Una exposición en el centro cultural del barrio reúne hasta el 28 de abril los proyectos finalistas del concurso.

concurso internacional Multi-Comfort House

El concurso internacional Multi-Comfort House, organizado por Saint-Gobain ISOVER, se celebra anualmente y en él participan más de 90 países y 200 universidades. En cada edición se establece un reto diferente sobre el que estudiantes, de arquitectura e ingeniería de la edificación, deben presentar proyectos siguiendo criterios de sostenibilidad y en aspectos clave como la accesibilidad, la calidad del aire y el confort térmico, visual y acústico.

En la última edición, la número 13, celebrada en Madrid en junio del año pasado, colaboró estrechamente el área de Desarrollo Urbano Sostenible (DUS) del Ayuntamiento de Madrid. Los participantes tenían que hacer propuestas de rehabilitación del Bloque de Edificios de la calle Nueve, ubicado en el barrio de Ciudad Pegaso, en el distrito de San Blas-Canillejas, teniendo en cuenta los citados criterios de sostenibilidad y eficiencia y los objetivos del plan MA-DRE.

concurso internacional Multi-Comfort House

Ahora, puedes conocer los 50 proyectos finalistas del concurso ya que están expuestos en el Centro Cultural Ciudad Pegaso (avenida Séptima, 11) bajo el título ‘Finalistas Premios MultiConfort House 2017’.

A la inauguración, celebrada el pasado martes, 17 de abril, asistieron la concejala del distrito, Marta Gómez Lahoz,  representantes de Saint-Gobain ISOVER y de la Asociación de Vecinos de Ciudad Pegaso.

concurso internacional Multi-Comfort House

Plan MAD-RE

La concejala resaltó el orgullo que ha supuesto para Ciudad Pegaso el haber sido objeto del concurso internacional de arquitectura, en el que estudiantes de todo el mundo han aportado sus ideas para mejorar la calidad de vida de sus vecinos y vecinas. También, la importancia de contar con una herramienta como el Plan MAD-RE (Madrid Recupera) del Ayuntamiento de Madrid, para trasladar esas ideas a la realidad y recuperar las casas, los barrios y en definitiva la ciudad.

El Plan MAD-RE es una campaña que nace con vocación de largo recorrido y está destinada a mejorar la calidad de las viviendas, responder a los retos medioambientales de la ciudad y lograr una mayor cohesión social.

El Plan, puesto en marcha por el área de Desarrollo Urbano Sostenible, tiene como objetivo impulsar la regeneración de la ciudad, mediante subvenciones directas para obras de accesibilidad (ascensores, rampas…), de eficiencia energética (aislamiento de fachadas, cubiertas, ventanas, renovables…) y de conservación en edificios de vivienda.