La limpieza y mantenimiento de zonas verdes a debate

La concejala presidenta de San Blas-Canillejas, Marta Gómez, compareció en Pleno a instancia del PSOE para informar sobre la limpieza de las zonas verdes del distrito (182 hectáreas) y vías públicas, un tema controvertido por la herencia de los contratos integrales que no satisfacen a los ciudadanos. La edil de Ahora Madrid reconoció la situación y valoró el trabajo de los jardineros de proximidad y de los equipos de actuación distrital.

La limpieza y conservación de zonas verdes es competencia absolutamente municipal, caballo de batalla del equipo de gobierno y muy cuestionado por la oposición que critica “la pésima situación del último año con reducción de barrenderos e inspecciones que se quedan cortas, dejemos de echar la culpa a los contratos heredados”, según manifestaron los vocales socialistas. Además pidieron un “trabajo estructurado y programado del que es responsable el Área de Medio Ambiente (poda, agua, residuos y Selur)”.

La limpieza y mantenimiento de zonas verdes a debate

Marta Gómez asumió las críticas y reconoció no estar satisfecha “con las partidas dirigidas a los barrios periféricos y esto hay que revertirlo en los contratos integrales; no somos un gobierno llorón”, aseguró y relató dos acciones con buen resultado en San Blas-Canillejas. “Los jardineros de proximidad, dos personas que analizan el estado de las zonas verdes y evalúan para poder exigir al contratista desde 2017”.

La otra acción de la que se siente muy satisfecha la concejala de Ahora Madrid es de los equipos de actuación distrital, “una iniciativa muy bonita con equipos de personas discapacitadas a las que se les paga un salario según convenio e intervienen en interbloques donde no llegan los contratos integrales, también en los colegios públicos”.

La limpieza y mantenimiento de zonas verdes a debate

Descentralización de zonas verdes

Gómez avanzó un “Plan Extraordinario de regeneración del arbolado, donde se talarán árboles peligrosos, aunque sean un disgusto para algunos. Nuevas plantaciones en el parque de El Paraíso y la asunción de nuevas competencias de zonas verdes y vías públicas por parte de la Junta Municipal”, y puso como ejemplo un nuevo parque entre las calles Alberique y Amposta.

Los vocales vecinos del Partido Popular mostraron “alegría por la solicitud de comparecencia de sus socios de gobierno”, refiriéndose a los socialistas. “No nos alegramos de que San Blas-Canillejas esté sucio, para solucionar un problema antes hay que reconocerlo. Los dos jardineros de guardia no solucionan el grave problema del distrito y Carmena acabará en mandato sin limpiar Madrid”.

La limpieza y mantenimiento de zonas verdes a debate

El Grupo de Ciudadanos criticó a la concejala que “solo se ocupa de las inmediaciones del Wanda Metropolitano”, algo novedoso para la edil de Ahora Madrid. Gómez concluyó su comparecencia asegurando que “todos los recursos son pocos” y reconoció la situación apuntando un futuro mejor. “Vamos a duplicar el servicio a todos los distritos y ha recibir competencias de zonas verdes o vías públicas”.

La limpieza y mantenimiento de zonas verdes a debate

Cuatro años de propuestas para una Quinta participativa

La Plataforma Quinta de Torre Arias (PQTA), la Mesa Eje Verde Tres Quintas de los Foros Locales y la Junta Municipal del Distrito presentaron el primer fin de semana de octubre la jornada informativa “Cuatro años de propuestas ciudadanas” con la presencia de los ediles José Manuel Calvo (Desarrollo Sostenible), Inés Sabanés (Medio Ambiente) y Marta Gómez (San Blas-Canillejas) en el salón de actos de Arcentales. Dos días después se celebró la Jornada lúdica “Fiesta de la cosecha” en la propia Quinta con mercadillo de productos agroecológicos de AUPA (Asociación Unida de Productores Agroecológicos) y música en directo con el grupo Manouche Au Lait.

En dos jornadas la Plataforma Quinta de Torre Arias o Canillejas, la Mesa Verde Tres Quintas y la Junta Municipal, pusieron en valor las propuestas de los colectivos vecinales que durante cuatro intensos años de trabajo han puesto en valor este legado patrimonial y medioambiental que hace solo cinco años era coto cerrado para un selecto grupo de privilegiados.

“Tenemos que reivindicar estas estructuras, las cuencas de los arroyos y su recuperación hídrica para mostrar a los escolares y público en general el potencial de la quinta de Torre Arias”, decía Adrian Woods, miembro de la PQTA. “Si abren más puertas, por ejemplo en la zona norte, tendrá mucha más vida como en Los Molinos, las madres y padres que vamos a  los colegios cercanos estaríamos encantadas”, decía una de las visitantes.

Jornada informativa, Torre Arias: “Cuatro años de propuestas ciudadanas”

Compromiso municipal con los conservacionistas

“Hubo un compromiso político de los ediles de currar juntos, el programa ya recoge las propuestas de usos de la PQTA en el Plan Director, las previsiones están dentro del marco del Plan Especial que se empezará a redactar en diciembre y durante un año van a escuchar nuestras propuestas. José Manuel Calvo quiere que sea participativo y esa es la idea para poder funcionar, es un paso importante”, explicaba Víctor, otro de los conservacionistas.

Daniel Liébana, jardinero y activista de la PQTA lo tenía claro. “La jornada inaugural estaba un poco floja de gente, pero los concejales vieron que no vamos a ceder ni a tirar la toalla para preservar Torre Arias. Inés Sabanés se comprometió a tener a la Plataforma muy informada y hay compromiso por parte del Ayuntamiento de contar con los colectivos sociales”.

Paco Laguna, presidente de la PQTA, también mostraba entusiasmo con las dos jornadas informativas. “El eco ha sido muy positivo en la presentación de las propuestas y demuestra que la gente tiene interés por la naturaleza y la vida sencilla.  Hemos aprendido, no estamos descubriendo nada nuevo y estamos incorporando programas de éxito en toda Europa. Hasta ahora no escuchaban y viendo tanto concejal junto apoyando nuestro trabajo nos anima a seguir, vemos que tenemos trascendencia y la gente que entra en Torre Arias ve algo distinto.

Jornada informativa, Torre Arias: “Cuatro años de propuestas ciudadanas”

Viña con denominación de origen

Laguna es uno de los impulsores de la recuperación de la viña histórica, un proyecto que tiene largo recorrido. “Toda la vida se ha cosechado vino en Torre Arias y ahora contamos con 40 personas para montar el grupo de amigos de la viña, con personalidades de todo tipo. Vamos a proponer que una de las viñas lleve el nombre de Andrés Cabrera con denominación de origen, en reconocimiento a la lucha vecinal que desde la Asociación Amistad de Canillejas ha liderado Andrés durante años para recuperar esta histórica quinta, una conquista social sin precedentes en la ciudad. Torre Arias tiene un pasado esplendoroso y nuestro deber es preservarla para generaciones futuras”, apostilla.

La viña, el Eje Verde de comunicación entre las tres quintas, la reivindicación y recuperación de las cuencas hídricas y la granja urbana educativa, son las cuatro principales propuestas aprobadas en los plenos municipales y que ha trabajado esta Plataforma incansable. Ahora cuentan con el apoyo institucional, también de los grupos de la oposición. El éxito es innegable, pero solo es la primera piedra del edificio medioambiental; los eco patrimonialistas no quieren caer en la autocomplacencia, nada está ganado, quieren participar y que no quede todo en palabras y gestos amables. El Plan Director y el Especial preservarán aún más el enorme listado de edificios y árboles protegidos de Torre Arias, una isla verde en la calle Alcalá con un potencial extraordinario.

Jornada informativa, Torre Arias: “Cuatro años de propuestas ciudadanas”

Horticultura vecinal y solidaria en una Quinta histórica

Si hace solo cuatro años nos aseguran que la abandonada Quinta de Torre Arias ofrecería bancales elevados repletos de hortalizas para ser recolectadas por los vecinos del barrio, nos hubiéramos llevado las manos a la cabeza incrédulos y sorprendidos. La idea primigenia partió de los jardineros de la Quinta para crear una huerta y despensa solidaria conjuntamente trabajada por los desempleados del distrito de San Blas-Canillejas a quienes van destinados los productos. La horticultura ecológica está saliendo adelante sin abonos químicos ni fertilizantes, sin apoyos administrativos, en un proyecto real que traspasa los límites distritales y es para sentirse orgullosos.

La huerta vecinal y solidaria de la aristocrática Quinta de Torre Arias

La huerta vecinal y solidaria de la aristocrática Quinta de Torre Arias ha vuelto a recuperar su esplendor agropecuario perdido. Es ya la cuarta temporada en la que se han cultivado tomates, pimientos, berenjenas, patatas o alcachofas, con cerca de cinco toneladas cosechadas en un terreno repleto de nutrientes que data de cuatro siglos. Dos días a la semana los hortelanos solidarios se acercan a la calle de Alcalá para la recolección y posterior entrega a las personas más necesitadas del distrito en los locales de la Plataforma de Trabajadores en Paro (PTP).

Las cuadrillas vecinales van ataviadas con chalecos de color rojo, guantes, tijeras y cajas de cartón o madera para colocar con mimo los frutos recolectados dejándose las rodillas sobre la tierra. “Los tomates picados y huecos dejarlos fuera para que se los coman las urracas y no ataquen al resto, los que están más pintones”, advierte Fernando, uno de los hortelanos, encantado de meter la mano y descubrir los tesoros de los bancales.

Los tomates son de tres variedades, aunque abunda el gigante rosado de Canillejas y la réplica de Patones. “Los he visto a ocho euros el kilo en algunas tiendas”, asegura asombrada Charo, otra vecina. Los tomates son revisados por los hortelanos y al mismo tiempo se recolectan los pimientos de un color verde intenso. “Los picados hay que separarlos para que no se estropee la producción, si están manchados hay que recolectarlos, los demás dejarlos madurar para que lleguen a su tamaño”, dice Juan, uno de los jardineros de la Quinta.

La huerta vecinal y solidaria de la aristocrática Quinta de Torre Arias

La huerta de la Quinta de Canillejas despliega todo su aroma e intensidad a finales del mes de agosto y el tomate sigue aportando protagonismo y color rojo entre los verdes bancales. “No llevan fertilizantes, salen con la temperatura ideal y están de muerte, huelen a lima, es el tomate original casi silvestre”, aseguran.

Mientras tomamos fotos nos animan a extraer de la mata los pequeños tomates cherrys. “Los recolectas y te los comes como si fueran pipas, puro vicio”, asegura Alonso, otro de los hortelanos canillejeros muy entendido con origen rural en Zamora. Cada caja de tomates pesa alrededor de cinco kilos y se estima una tonelada y media cada año recolectada, así hasta mediados de septiembre donde se degustará una muestra en las fiestas de Canillejas.

La huerta vecinal y solidaria de la aristocrática Quinta de Torre Arias

Materia vegetal y sostenible, libre de agresiones

Daniel Liébana es otro de los jardineros municipales implicados desde el principio en la creación del huerto, hoy punto de referencia y visita obligada en el recorrido de los jardines de Torre Arias. Su grado de implicación es máximo, y el amor por la tierra donde trabaja es evidente con los conceptos ecológicos muy claros. “Aportamos a los bancales toda la materia vegetal que podemos conseguir en la Quinta y se descompone sobre el mismo terreno apartando pajas, hojas, restos de la huerta triturados e incluso algas de la alberca, es un mantillo vegetal que se composta in situ, chop and drop (cortar y soltar) como dicen los ingleses”.

Sin embargo, reconoce que “nos gustaría disponer de abono orgánico de origen animal, es decir, excrementos de vacas, caballos, ovejas, gallinas, conejos o palomas que aportarían más cantidad de nitrógeno que suplimos con abono verde (veza, algorraba, garbanzo, haba) que fijan el nitrógeno al suelo y que acumulan en sus raíces gracias a las bacterias que viven en simbiosis con su sistema radicular”.

La huerta vecinal y solidaria de la aristocrática Quinta de Torre Arias

Liébana explica que lo importante es “no dañar los microorganismos que viven en los suelos sanos con prácticas de cultivo inapropiadas, por eso solo cavamos los bancales con una horca sin voltear para no alterar el perfil del suelo”, explica el alma mater de la huerta de Torre Arias.

La huerta de la Quinta desprende un intenso olor a las plantas aromáticas que rodean los bancales, aportan humedad y atraen a insectos tan necesarios como las mariquitas que se comen el purgón y mantienen limpio un huerto regado con agua de la alberca y del pozo, sin cloro ni gasto para la red. La vía de agua procede en origen de la Dehesa de la Villa con un sinfín de canales subterráneos, viajes de la época árabe (Canat, de donde procede supuestamente el nombre de Canillas y Canillejas).

Solo un pero: las recientes obras de la cercana Universidad de Navarra han provocado la reducción y pérdida de caudal, pero Torre Arias sobrevive a pesar de todo tipo de agresiones urbanísticas, es el último reducto de un paraje medieval en estado puro. Un enclave urbano que hay que apoyar y proteger, en eso están los vecinos solidarios y los activistas de la Plataforma Quinta de Torre Arias.

La huerta vecinal y solidaria de la aristocrática Quinta de Torre Arias

El Pleno de Cibeles aprueba el Plan Especial de Torre Arias

espacioquinta.madrid.es

La actual corporación con el Área de Desarrollo Urbano Sostenible al frente presentó un nuevo Plan que revoca el de 2014 elaborado por el PP y que otorgaba a la Universidad de Navarra la posibilidad de explotar los edificios para su cursos de postgrado, que finalmente se han trasladado a un edificio nuevo muy cercano en la calle Josefa Valcárcel. El objetivo es conservar el carácter integral de la quinta garantizando su destino y gestión pública.

El nuevo Plan Especial aprobado por los grupos políticos protege los edificios existentes e impide la construcción de otros como especificaba el anterior plan elaborado por los técnicos bajo las órdenes del equipo popular. El movimiento vecinal con la Plataforma Ciudadana en Defensa de la quinta Torre Arias como protagonista recurrió el plan y la justicia les dio la razón; al mismo tiempo se ha trabajado en la conservación de los edificios que amenazaban ruina.

La Quinta Torre Arias

“Las obras de rehabilitación y conservación de los edificios van a durar mucho tiempo”, aseguró la concejala presidenta de San Blas-Canillejas Marta Gómez en el atril de Cibeles. “Son obras complicadas y costosas; en noviembre de 2016 abrimos las puertas de la quinta para disfrute de los vecinos y observación de las obras”.

El Plan Especial garantiza la conservación integral de la quinta en sus dos usos: agropecuario y de recreo, protege el arbolado y el uso de la quinta como gestión pública del ayuntamiento. “También se integra junto a Los Molinos y El Capricho con carriles bici de conexión, es una manera distinta de gestión de lo público y el bien común”, aseguró Gómez.

Mientras tanto la Plataforma Quinta de Torre Arias (PQT), ha llevado la batuta de la recuperación de la quinta con un trabajo que ha dado sus frutos; además ha conseguido sacar adelante importantes proyectos como la Granja Urbana que tardará años en hacerse realidad, igual que la recuperación de las viñas históricas o el sistema hídrico de la quinta. Aunque huyen del protagonismo: “Hoy ganan todos y todas las madrileñas, gana lo público, lo social y el patrimonio medio ambiental, cultural y arquitectónico de la ciudad”.

La Quinta Torre Arias

Próximo objetivo: abrir por obras los edificios

El Plan aprobado en Cibeles protege 13 edificios históricos con más de 7.000 metros cuadrados y 50 elementos singulares como el palacio de la quinta (siglo XVI) junto a las caballerizas, casa de guardeses, invernaderos y porquerizas, mientra que la casa de jardinero y matadero recibe protección estructural. También se protegen norias, pozos, fuentes y albercas.

El nuevo Plan Especial de Torre Arias ha tardado cuatro años en redactarse y a partir de ahora se abre un nuevo periodo, pero hace falta más información a los vecinos, incluso a los integrantes de la PQT que todavía no han tenido la ocasión de visitar el palacete y edificios anexos. El “Abierto por Obras” de momento solo incluye a los jardines históricos y la demanda es que se vea en directo qué se está haciendo en las tripas de los edificios. A la espera del Plan Director que especifique el uso futuro de todos y cada uno de los edificios, el éxito es innegable y el futuro prometedor con un legado heredado de Tatiana Pérez de Guzmán el Bueno, condesa de Torre Arias, para uso y disfrute de todos los madrileños.

La Quinta Torre Arias

Cubiertas ajardinadas, una solución urbana sostenible

La preocupación por el Medio Ambiente en las grandes ciudades, como es el caso de Madrid, está llevando desde hace algunos años a realizar propuestas en beneficio de los vecinos, tanto por parte de las administraciones públicas como por las empresas privadas. Un ejemplo es Mercadona.

Dentro de estas propuestas, es especialmente relevante la ejecución de jardines urbanos, en las cubiertas de los edificios o en paredes verticales, ya que conllevan numerosos beneficios, tanto para la construcción en sí como para los vecinos de la misma: el aislamiento térmico y acústico, la mejora de la eficiencia energética o la reducción del efecto isla de calor son algunos de las ventajas que reporta la arquitectura urbana sostenible que comienza a realizarse en España.

Un ejemplo de esas iniciativas lo encontramos en algunas actuaciones realizadas por la empresa Mercadona. Como supermercados de proximidad siempre han tenido entre sus objetivos contribuir al mantenimiento del comercio urbano en entornos históricos o de nueva implantación, dinamizando y modernizando el entorno donde se implanta. En esa línea, una de las estrategias que está desarrollando pasa por la creación de cubiertas ajardinadas en los llamados patios de manzanas o jardines verticales en algunas de sus tiendas.

Los supermercados de la calles General Martínez Campos y Bravo Murillo, 5 (ubicado en los antiguos cines Quevedo), son dos buenos ejemplos de regeneración de espacios urbanos con cubiertas vegetales.

Según fuentes de Mercadona “los patios de manzanas han sido durante años lugares donde se han desarrollado diversos negocios que, tras cerrarse, han dado la oportunidad de participar en la vida del barrio y recuperar estos espacios singulares”.

La cubierta de Bravo Murillo, que tuvimos la oportunidad de visitar, es un ejemplo de integración en el paisaje a la vista de todos los vecinos, un remanso de paz y un lugar para disfrutar los olores de las plantas aromáticas y donde no se escucha un solo ruido. La empresa ha cuidado este aspecto con un sistema de insonorización donde no se oye una mosca para tranquilidad de los vecinos, sobre todo en la época estival con las ventanas y balcones abiertos.

Las cubiertas de los edificios se han convertido en auténticos jardines que en nada tienen que envidiar a las de los parques y conllevan numerosas ventajas. Las plantas absorben contaminación y retienen las partículas nocivas del aire, siendo un aislante natural que evita la isla de calor que inevitablemente afecta a nuestras ciudades.

“Las plantas han sido seleccionadas por expertos paisajistas teniendo en cuenta la orientación y las características de cada espacio y la mayoría son autóctonas con bajas necesidades hídricas. El coste de cada cubierta ha sido de alrededor de 300.000 euros que asume íntegramente la empresa”, explican las fuentes de Mercadona.

 

Cubierta ajardinada Mercadona

Jardines verticales, mejora del entorno

Cubierta ajardinada MercadonaEl mantenimiento de las cubiertas vegetales de las dos tiendas de Mercadona situadas en el distrito de Chamberí lo realiza la Fundación Capacis, dedicada a la inserción social y laboral de personas con discapacidad intelectual. La Fundación también ha construido el jardín vertical de la tienda que la empresa tiene en la calle Asura (Hortaleza).

Este supermercado tiene un jardín vertical de algo más de 52 m² en el que se han utilizado más de 30 especies diferentes de plantas adaptadas al clima de la zona con aromáticas, trepadoras, de flor o hiedras, hasta conseguir un conjunto armónico que la Fundación Capacis (privada y sin ánimo de lucro) se encarga de mantener. En las obras participaron seis personas con discapacidad y tres ingenieros técnicos forestales.

Mercadona tiene previsto abrir otras tres tiendas en Madrid con cubiertas ajardinadas en patios de manzana. La empresa de supermercados también tendrá presencia a finales de año en la calle Estocolmo del barrio de Las Rosas en nuestro distrito de San Blas-Canillejas, donde tiene prevista la construcción de jardines verticales de estas características.

El PSOE propone cerrar el vertedero ilegal del arroyo de Ambroz

El Grupo Municipal socialista de San Blas-Canillejas instó en el Pleno Municipal de abril a las administraciones competentes a cerrar el vertedero ilegal a cielo abierto ubicado en el arroyo de Ambroz, junto a la M-40 y las lagunas protegidas por su alto valor medioambiental.

Los vocales vecinos socialistas denunciaron que “se ha cerrado el paso, antes había una cadena, y ahora solo se permite el acceso a las naves industriales del pequeño polígono industrial ubicado en la zona, pero el vertedero avanza al margen de la M-40 dirección norte”, muy cerca de la salida al estadio Metropolitano.

“Se debe clausurar el vertedero e impedir el paso con vallas o cadenas y proceder a la limpieza”; además recordaron que en el polígono existe un retén de limpieza del Ayuntamiento. Los vocales de Ahora Madrid explicaron que la zona está encuadrada en la llamada Centralidad del Este con parcelas privadas que complican todo, aunque se han inspeccionado y se aplican expedientes disciplinarios a los propietarios que están obligados a la limpieza. Aclararon que el retén de limpieza es un depósito provisional donde se vuelcan residuos que después se trasladan a las escombreras oficiales. La propuesta se aprobó por unanimidad.

El palacete de Los Molinos albergará La Quinta Cocina

Los socialistas también propusieron trasladar la Escuela de Música del CC Antonio Machado, en obras, al palacete de la quinta de Los Molinos para el próximo curso con nuevas aulas y garantizando la insonorización. La propuesta fue desestimada por el equipo de gobierno de Ahora Madrid porque el palacete también se está rehabilitando para en el futuro albergar un Centro de Infancia y Adolescencia con programación infantil y juvenil completo con auditorio, ludoteca o cafetería, se denominará La Quinta Cocina y se formará a jóvenes camareros, además se podrán degustar productos de la quinta.

El palacete de la Quinta de Los Molinos
El palacete de la Quinta de Los Molinos

En este sentido la concejala del PSOE Mercedes González criticó que “este proyecto es un capricho de Manuela Carmena” y que “los procesos participativos del gobierno municipal son una quimera. “No han contado con los madrileños para este proyecto” y también negó al PP que las escuelas de música estén solo en centros culturales, “hasta la anterior concejala Almudena Maillo se comprometió a sacar la escuela de música del Machado”.

Los populares presentaron una enmienda transaccional para que la escuela se quede en el Machado, un centro bien comunicado, y si hace falta se creará otra para atender la demanda de más de 120 plazas.

La concejala presidenta se mostró de acuerdo con la transaccional del PP y también con la propuesta inicial. “Sería muy caro otro traslado y al final se adecuará la escuela en el Machado con seguridad para la insonorización del recinto musical”.

El palacete de la Quinta de Los Molinos

Por último los socialistas también preguntaron por la situación del arbolado en las dos quintas históricas de Los Molinos y Torre Arias tras las fuertes rachas de viento y por las zonas verdes descentralizadas en el distrito. La concejala presidenta dio explicaciones sobre los árboles caídos “por efecto de la sequía y después la lluvia, una combinación explosiva”. En cuanto a las zonas verdes descentralizadas los socialistas se sorprendieron de que solo haya una seleccionada en el distrito en la calle Alberique, algo que corroboró Gómez justificando por la ausencia de personal, “no tenemos herramientas administrativas como en Fuencarral para esta inversión; no podemos descentralizar sin competencias, faltan recursos y personal”, finalizó.

Un vecindario más sostenible y energéticamente eficiente

Proponer soluciones constructivas reales, sostenibles con el medio ambiente y energéticamente eficientes para el Bloque de Edificios de la calle Nueve en Ciudad Pegaso. Ese era el reto al que se enfrentaron estudiantes universitarios de todo el mundo, convocados por el concurso internacional Multiconfort House 2017. Una exposición en el centro cultural del barrio reúne hasta el 28 de abril los proyectos finalistas del concurso.

concurso internacional Multi-Comfort House

El concurso internacional Multi-Comfort House, organizado por Saint-Gobain ISOVER, se celebra anualmente y en él participan más de 90 países y 200 universidades. En cada edición se establece un reto diferente sobre el que estudiantes, de arquitectura e ingeniería de la edificación, deben presentar proyectos siguiendo criterios de sostenibilidad y en aspectos clave como la accesibilidad, la calidad del aire y el confort térmico, visual y acústico.

En la última edición, la número 13, celebrada en Madrid en junio del año pasado, colaboró estrechamente el área de Desarrollo Urbano Sostenible (DUS) del Ayuntamiento de Madrid. Los participantes tenían que hacer propuestas de rehabilitación del Bloque de Edificios de la calle Nueve, ubicado en el barrio de Ciudad Pegaso, en el distrito de San Blas-Canillejas, teniendo en cuenta los citados criterios de sostenibilidad y eficiencia y los objetivos del plan MA-DRE.

concurso internacional Multi-Comfort House

Ahora, puedes conocer los 50 proyectos finalistas del concurso ya que están expuestos en el Centro Cultural Ciudad Pegaso (avenida Séptima, 11) bajo el título ‘Finalistas Premios MultiConfort House 2017’.

A la inauguración, celebrada el pasado martes, 17 de abril, asistieron la concejala del distrito, Marta Gómez Lahoz,  representantes de Saint-Gobain ISOVER y de la Asociación de Vecinos de Ciudad Pegaso.

concurso internacional Multi-Comfort House

Plan MAD-RE

La concejala resaltó el orgullo que ha supuesto para Ciudad Pegaso el haber sido objeto del concurso internacional de arquitectura, en el que estudiantes de todo el mundo han aportado sus ideas para mejorar la calidad de vida de sus vecinos y vecinas. También, la importancia de contar con una herramienta como el Plan MAD-RE (Madrid Recupera) del Ayuntamiento de Madrid, para trasladar esas ideas a la realidad y recuperar las casas, los barrios y en definitiva la ciudad.

El Plan MAD-RE es una campaña que nace con vocación de largo recorrido y está destinada a mejorar la calidad de las viviendas, responder a los retos medioambientales de la ciudad y lograr una mayor cohesión social.

El Plan, puesto en marcha por el área de Desarrollo Urbano Sostenible, tiene como objetivo impulsar la regeneración de la ciudad, mediante subvenciones directas para obras de accesibilidad (ascensores, rampas…), de eficiencia energética (aislamiento de fachadas, cubiertas, ventanas, renovables…) y de conservación en edificios de vivienda.

Aprobado el plan de protección de las lagunas de Ambroz

El Foro Local presentó a través de la Mesa de Medio Ambiente en el Pleno Municipal de Marzo la proposición que fue aprobada por unanimidad por los cuatro grupos políticos con gran enjundia para el distrito y la ciudad de Madrid. Se trata de la recuperación, conservación y protección de las lagunas ubicadas en las graveras de las minas de sepiolita en el arroyo de Ambroz, foco de un vertedero incontrolado donde ha nacido fauna y flora que hay que conservar y proteger por su alto valor ecológico.

Aprobado el plan de protección de las lagunas de Ambroz

La propuesta de la Mesa de Medio Ambiente constituye un hito en San Blas-Canillejas, por su calado medioambiental y por su impacto en el territorio encuadrado en la llamada Centralidad del Este, otro pelotazo urbanístico que ha sido parado por el Ayuntamiento declarando la zona no urbanizable. La noticia abre las puertas a nueva revisión o modificación del Plan General Urbanístico de Madrid para que el Arroyo y entorno de Ambroz sea declarado de interés medioambiental.

Las lagunas de Ambroz

Las lagunas no han nacido de la nada, durante decenas de años la empresa Tolsa es la responsable de la existencia de estos cráteres para extraer los áridos y que al estar por debajo del nivel freático el agua ha brotado a borbotones. La realidad es que con el paso de los años ha nacido un ecosistema con flora y fauna en las dos lagunas principales, al borde de la M-40, donde anidan aves, pájaros, patos, reptiles, ánades reales e incluso se han divisado una pareja de zorros que persiguen a las liebres y conejos.

La Mesa propuso instar al área correspondiente a realizar los estudios e informes pertinentes e impulsar acciones legales que garanticen la conservación y protección de las lagunas del arroyo de Ambroz que se localizan en terrazas fluviales donde hay depósitos de grava y arena. La ley exige que las empresas rellenen estas graveras pero muchas son abandonadas o se hace con escombros y otro tipo de residuos, también plantando chopos. Las lagunas de Ambroz no se rellenaron y ahora los ecologistas piden que se queden como están con láminas de agua, generalmente limpia, que han dado cobijo a fauna y flora que hay que proteger.

Humedales de altísimo valor ecológico

Estas lagunas abandonadas han formado humedales de gran valor ecológico albergando aves acuáticas, más de un centenar de especies sedentarias y algunas protegidas por peligro de extinción. En esta área las aves reposan y se alimentan en estos hábitats donde abundan las islas o playas con posaderos. Además en las riberas han crecido algunos árboles y arbustos como el sauce, álamos, etcétera.

Los conservacionistas de San Blas-Canillejas apuestan por una restauración compatible con otros posibles usos, como por ejemplo recreativos donde la bicicleta sea protagonista. Las lagunas una vez rehabilitadas son perfectas para elaborar talleres de educación medioambiental con itinerarios para instalar observatorios de aves, pasarelas de madera en zonas húmedas y crear nuevos ecosistemas. En ese sentido SEO Bird se ha ofrecido para asesorar a la Mesa de Medio Ambiente y la Universidad Politécnica de Madrid sigue trabajando con los alumnos de arquitectura para poner en valor esta parte del distrito de altísimo valor ecológico.

Las lagunas de Ambroz

La Plataforma de Torre Arias propone implantar una granja urbana

De momento es un esbozo, un objetivo a medio o largo plazo pero la Plataforma Ciudadana Quinta de Canillejas o Torre Arias (PQTA) lo tiene claro: una granja escuela urbana sería un  proyecto realista y complementario con otros usos para el futuro de la histórica finca de la calle de Alcalá. Además cuentan con el apoyo ciudadano y el asesoramiento de la Federación Europea de Granjas Urbanas.

Los eco patrimonialistas de la PQA no paran de generar proyectos, ideas y soluciones para recuperar la Quinta de Canillejas o Torre Arias, un patrimonio verde y arquitectónico sin parangón en la ciudad y posiblemente en todo el país. Tras proponer la restauración y aprobación en el Pleno Municipal del viñedo histórico, huertas e invernaderos y del eje verde hídrico de las tres quintas (Los Molinos, Torre Arias y El Capricho), ahora le toca el turno a la granja, recuperando el esplendor que tuvo en el pasado durante siglos con la inclusión de animales domésticos que daban sentido y equilibrio medioambiental a la quinta.

Patrimonio ha salvado de la ruina los edificios de Torre Arias

Según los mentores de la propuesta, “el proyecto es gradual, sólido, sin prisas y no tiene por qué conllevar un gran coste económico. Se trata de delimitar dos hectáreas de las 18 de la finca para este uso educativo que debe contar con estudio previo donde se incorporen, por ejemplo, grupos de discapacitados para trabajar con los caballos, estiércol, abonos o compostaje, con prácticas de sanidad animal”.


Granja del parque de Bruselas

La última encuesta online elaborada por la PQT sobre la creación de una granja escuela ha sido muy positiva con la participación de casi 300 personas que han mostrado su interés en generar un espacio de economía social aportando un sinfín de propuestas.

“La granja y el huerto no deben ser dos proyectos separados, la idea es que estén integrados”, argumenta Paco Laguna, presidente de la PQT, y pone como ejemplo la ciudad de Bruselas “donde existen este tipo de instalaciones con cinco hectáreas reservadas que albergan animales, huertos y colmenas al lado mismo del palacio real belga”. Son proyectos educativos y terapéuticos, pero aclara que “no se pueden ubicar ovejas y gallinas en cualquier sitio, el espacio debe estar definido en una interactuación entre animales y visitantes de la quinta en un ecosistema integrador con exposición de carteles informativos”.

Patrimonio ha salvado de la ruina los edificios de Torre Arias

Una granja con gestión público-social

Además se propone a semejanza del resto de ciudades europeas la inclusión de talleres y la venta con los productos elaborados en las huertas, para ello cuentan con el asesoramiento de la Federación Europea de Huertos Urbanos. En el capítulo de la gestión se propone la externalización del servicio o la economía social, es decir, una colaboración público-social para llevar a cabo este emocionante proyecto que ya atisbó la propia alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, cuando propuso en una visita a Torre Arias la inclusión de ganado vacuno y la instalación de casetas o tiendas de madera para la venta de los productos generados en la propia quinta.

Patrimonio ha salvado de la ruina los edificios de Torre Arias

El arroyo vertedero de Ambroz en la Casa de Velázquez

Cada año, desde el 2000, la Casa de Velázquez en la Ciudad Universitaria de La Complutense quiere dar a conocer sus actividades y misiones, poniendo el foco en las promesas actuales de la investigación científica y del arte contemporáneo. En este palacio privilegiado se presentaron las obras de los estudiantes de primero de arquitectura de la UPM que se interesan por el degradado arroyo de Ambroz en San Blas-Canillejas y su vertedero a cielo abierto.

El arroyo vertedero de Ambroz en la Casa de Velázquez

Las puertas abiertas ofrecen un programa de actividades variadas que permite a los visitantes descubrir el recinto histórico y los jardines à la française. También les brinda la oportunidad de intercambiar con los artistas residentes en sus talleres, y con los investigadores de la EHEHI (École des Hautes Études Hispaniques et Ibériques).

La Casa de Velázquez, con casi un siglo de existencia, es el testimonio de una historia compartida entre Francia y España. Ideada en 1917, primer edificio construido en lo que aún no era la Ciudad Universitaria en los años 1920, fue destruida durante la Guerra Civil y reconstruida en los años 1950.

El arroyo vertedero de Ambroz en la Casa de Velázquez

Arroyo de Ambroz: una oportunidad medioambiental

Con este proyecto los estudiantes de primero de Arquitectura de la Complutense capitaneados por la profesora María Jesús Muñoz Pardo has dado a conocer en la Casa de Velázquez el enorme potencial ambiental ubicado entre los distritos de San Blas-Canillejas y Vicálvaro con las abandonadas minas de sepiolita y el vertedero a cielo abierto.

El arroyo vertedero de Ambroz en la Casa de Velázquez

“No se trata solo de una mejora de los dos distritos periféricos, opinamos que la calidad medioambiental de toda la ciudad es posible si se actúa poniendo en evidencia medidas anti contaminación que se pueden paliar creando pulmones en la periferia urbana madrileña”, dice María Jesús.

La profesora de la UPM acudió con su alumnos al arroyo de Ambroz donde tomaron esbozos para sus dibujos presentados en carboncillo en la Casa de Velázquez. “El arroyo está calificado como cauce natural del agua y enlaza los dos distritos hasta desembocar en el parque humedal de Coslada y en toda la zona, ahora degradada, se pueden encontrar multitud de especies, tanto de fauna como vegetales.

El arroyo vertedero de Ambroz en la Casa de Velázquez

Los alumnos pasaron un día estupendo en la Casa de Velázquez exponiendo su obra y ahora toca presentar sus trabajos en San Blas-Canillejas. María Jesús Muñoz ya está pensando en presentar la obra de sus alumnos en algún centro cultural, pero no es su primera experiencia en el distrito, anteriormente promovió la caminata lenta en el Centro de Deportes Acuático que tanta repercusión tuvo para intentar dar una salida a este edificio codiciado por el Atlético de Madrid.

El arroyo vertedero de Ambroz en la Casa de Velázquez