Maite Gómez: “Mis cuadros expresan mi estado de ánimo en cada momento”

Maite Gómez lleva la pintura metida en la sangre desde que estudiaba en el instituto. Sus cuadros son reconocibles al primer golpe de vista gracias a los colores: vivos, expresivos, con alma. Durante la primera quincena de abril expone en el centro cultural Antonio Machado su muestra “El color de mi mundo”.

Maite Gómez en el centro cultural Antonio Machado

¿Cómo surge la muestra de pintura “El color de mi mundo”?

Mi interés por la pintura viene desde mi época de instituto cuando visitamos por primera vez el museo del Prado,  desde entonces empecé a hacer mis pinitos con los colores haciendo manualidades y llegando en la juventud a pintar algunos óleos. Después llegó la fase de familia, trabajo e hijos y todo quedó en standby. No fue hasta hace unos años que por avatares de la vida terminé apuntándome a mis primeras clases de pintura (hasta entonces había sido autodidacta), las clases me dieron técnica pero sobre todo me dieron continuidad. Esta continuidad es la que ha permitido la evolución de mi obra.

El color de mi mundo no es más que un extracto de mi obra, la exposición está formada de cuadros de mis diferentes épocas, de hecho varío algunos cuadros de exposición en exposición. El hilo conductor de mi obra es el color, mis cuadros siempre tienen más color que los originales de los que parto. Para mí el color es alegría y optimismo, es mi especial forma de ver la vida.

Maite Gómez en el centro cultural Antonio Machado

¿Qué intenta expresar con su pintura?

Sentimientos, mis cuadros expresan mi estado de ánimo en cada momento, mis alegrías y mis penas, mi optimismo y mi desesperación,… La obra más representativa de esto es “liberación”, el cuadro muestra un bosque frío, nevado y gris y, en el centro del cuadro, el agujero de una cerradora mostrando una carretera en un luminoso día de verano. Cuando pinté este cuadro atravesaba una época complicada laboralmente y sabía que en algún lugar estaba la “salida”, el hecho de pintarla supuso una válvula de escape para mí, y espero que sea una llama de esperanza para todos aquellos que atraviesen una situación similar a la mía; no importa lo complicada que resulte la vida en un momento dado, las malas épocas siempre terminan y detrás hay una época que está en nuestras manos que sea estupenda.

Por otro lado también  están mis cuadros rosas y naranjas de mi época de felicidad; y últimamente los mares con la inmensidad y la fuerza de las olas que expresan el poderío que tenemos cada uno de realizar nuestros deseos.

Maite Gómez en el centro cultural Antonio Machado

¿Qué aceptación está teniendo hasta el momento?

En mi casa dicen que “el Color de mi mundo” es una muestra itinerante, la he ido exponiendo en diferentes Centros Culturales de Madrid: Gloria Fuertes, Moratalaz, Carril del Conde, Ciudad Pegaso, José Luís López Vázquez y ahora el Antonio Machado. El punto en común que me han transmitido en todos ellos es que han disfrutado con el colorido y han salido de la exposición más ligeros, con energía renovada.

Maite Gómez en el centro cultural Antonio Machado

¿En qué estilo se encuentra más cómoda?

Gran parte de mi obra es óleo, la ventaja del óleo es que me permite tocar y retocar hasta que me encuentro satisfecha con el resultado. Mi obra “el sueño” es un buen ejemplo, el cuadro muestra una niña sentada en la luna con un conejito en las manos y sobre un mar de nubes. El color del vestido de la niña pasó prácticamente por todos los colores del arco iris hasta que terminó en su color definitivo que es el azul. Pero por otro lado hay veces que el cuerpo me pide hacer algo rápido, entonces trabajo sobre papel, pinto la base en una grisalla (blanco y negro) con acrílicos y luego lo coloreo con pinturas pastel. Esta técnica me permite tener resultados en un día aunque siempre me paso un par de días retocando detalles.

Maite Gómez en el centro cultural Antonio Machado

¿En qué se inspira?

Me inspiro en todo aquello que me rodea, en mis experiencias personales, mi familia. Detrás de cada cuadro hay una historia, un viaje, o simplemente algo hermoso que quiero compartir. Por supuesto las modelos principales de los retratos son mis hijas en sus diferentes etapas de la vida pero también hay un retrato de Andrew, el conductor de un autobús que nos llevó unas vacaciones. También hay paisajes y pequeños detalles de la vida que nos rodean y que pasan desapercibidos en nuestro día a día.

Maite Gómez en el centro cultural Antonio Machado

¿Cómo comienza una pintura? ¿Cuál es el proceso de creación?

Todo comienza con las fotografías, haya donde vamos nos gusta hacer fotografías de las cosas hermosa que vemos, a veces no son más que unas margaritas creciendo en el borde de una escalera que baja a la playa o la hiedra enredándose en una valla de madera en Cabárceno. Tengo tantas fotografías guardadas  que necesitaría varias vidas para poder pintarlas. Después en un momento dado me surge el deseo de pintar algo, recuerdo mi foto o busco en internet fotos que me den la base para lo que quiero pintar. Generalmente para pintar un cuadro me inspiro en diferentes fotografías y siempre, siempre termino incluyendo mi particular visión del color.

Maite Gómez en el centro cultural Antonio Machado

¿Cuándo sabe que un cuadro está terminado?

Buena pregunta, en general sigues tocando un cuadro hasta que éste refleja lo que estás buscando, hay detalles que dejas borrosos o inacabados porque lo que quieres es llamar la atención sobre otra parte del cuadro. De todas formas no es fácil decidir si el cuadro está terminado, en algunos consigues lo que buscas y decides no tocar más; otros pasan por la fase “de castigo”, los pones de cara a la pared durante un tiempo para luego, al volver a verlos, ver que es lo que estás buscando y no conseguías; y por último están los que das por acabados por desesperación y al cabo de los meses decides retomar.

Maite Gómez en el centro cultural Antonio Machado

¿Cómo contempla la pintura actual?

Creo que actualmente se están produciendo obras muy buenas, basta con darte una vuelta por los diferentes concursos para ver obras realmente  buenas de personas poco conocidas. Por supuesto cada uno tiene sus gustos y no todos los estilos sirven para todo el mundo. Una persona no hace mucho que me dijo que para ella “Arte es aquello que me dice algo”, me parece una definición perfecta. Para mí me parece estupendo tener colgado un cuadro en la pared que me permita desconectar del mundo mientras lo miro para volver después con energía renovada.

Maite Gómez en el centro cultural Antonio Machado

Hábleme de sus influencias.

Goya despertó mi interés por la pintura, en mi época de instituto no había internet, después de preparar un trabajo sobre Goya fuimos a ver sus cuadros al museo del Prado y me parecieron impresionantes. Pero el pintor que más ha influido en mi obra sin lugar a dudas es Sorolla, su luz y su color son la base de mi obra. No importa cuántas veces vea sus cuadros, siempre aprendo algo de ellos. Los azules, los morados en las sombras y sobre todo los blancos. La próxima vez que veas una exposición de Sorolla elije un cuadro, primero míralo de lejos, siéntelo, analiza lo que ves, luego acércate y mira las pinceladas, pero sobre todo los colores con los que ha conseguido las luces y las sombras, después de esto seguro que cuando veas cualquier cuadro de Sorolla lo verás con otros ojos.

Leer más

Javier Falque, “El Alzheimer me ha enseñado a entender a las personas”

El Centro Cultural Antonio Machado albergó la exposición de Javier Falque, un publicista madrileño al que un suceso puso del revés toda su existencia: el Alzheimer diagnosticado por su madre. Esa terrible enfermedad supuso el germen que dio pie a ‘Recuerdos borrados por el Alzheimer’. Su periplo por diferentes salas de exposiciones no puede ser más exitoso. A nadie le resulta indiferente.

El Centro Cultural Antonio Machado albergó la exposición de Javier Falque

¿Cómo surge ‘Recuerdos borrados por el Alzheimer’?

Surge porque mi madre tuvo Alzheimer durante ocho años. Como todo el mundo sabe, es una enfermedad bastante dura. Destruye al enfermo poco a poco, así como también a los familiares y a todos los que están alrededor. Surge para ayudar y dar a conocer esta enfermedad, así como para darle visibilidad.

El Centro Cultural Antonio Machado albergó la exposición de Javier Falque
El Centro Cultural Antonio Machado albergó la exposición de Javier Falque

¿Se puede decir que es un homenaje a su madre?

No diría tanto. Evidentemente ella está representada pero lo que he querido hacer es difundir y comunicar la experiencia que he tenido con una persona allegada y querida que tuvo Alzheimer.

¿Cómo transcurrieron sus inicios en la pintura?

Empecé hace 30 años en plan amateur. Iba a una escuela de pintura y allí comencé a pintar. Durante esas tres décadas ha habido altibajos, momentos en los que he pintado mucho, en los que he pintado poco y ahora, últimamente llevo cinco años en el Círculo de Bellas Artes. A partir de ir al Círculo y estar pintando en los talleres que allí tenemos me surgió la idea: si seguir pintando cuadros sin un sentido concreto o realizar una exposición que representase algo duro como es esta enfermedad tan terrible.

El Centro Cultural Antonio Machado albergó la exposición de Javier Falque

Viene del mundo de la publicidad. ¿Está muy presente en su obra?

Creo que sí. Llevo toda la vida trabajando en publicidad, trabajando tanto para anunciantes y agencias publicitarias nacionales e internacionales y creo que sí se encuentra muy representada en mi obra. La forma de hacer, de explicar e interpretar la exposición posee un contenido que puede ser de difusión publicitaria.

¿En qué estilo se encuentra más a gusto?

En el que he representado. Hay gente a la que le puede gustar más, otros a los que les puede gustar menos y viendo esta muestra y algunos otros cuadros que tengo sí me han dicho gente erudita que conoce bien la pintura que mi estilo recuerda mucho al de los pintores alemanes.

El Centro Cultural Antonio Machado albergó la exposición de Javier Falque

¿Qué le ha enseñado una enfermedad tan despiadada como el Alzheimer?

Me ha enseñado a entender a las personas, a estar más cerca de ellas y sobre todo a darles cariño. Como antes decía, el Alzheimer destruye primero al enfermo y después al cuidador. Se van rompiendo vínculos, se va rompiendo el contacto, sólo queda el visual y el tacto, no se les entiende y al final solo queda el sentido del tacto: tocar, besar. También la música es muy beneficiosa para ellos, parece ser que es de las pocas cosas que no olvidan.

El Centro Cultural Antonio Machado albergó la exposición de Javier Falque

¿Cómo ha sido la aceptación de la muestra?

Me he sentido desbordado. Se inauguró en septiembre de 2017 coincidiendo con el Día Mundial del Alzheimer. La expuse por vez primera en una sala de Cruz Roja y lo único que pretendía fue dar a conocer la exposición. Mi sorpresa fue que inmediatamente tuvo una gran aceptación, fue muchísima gente a contemplarla como por ejemplo una escuela de cuidadores, gente de la institución, personas que habían tenido enfermos con Alzheimer. Tengo una anécdota: me ofrecí a una persona que estaba viendo la muestra a explicarle la exposición y me dijo que era ya la tercera vez que venía a verla porque su padre tuvo Alzheimer. Me confesó que en el momento en que su padre dejó de conocerlo, para él murió. Yo le expliqué que mi exposición no iba sobre muerte, sino sobre la vida porque creo que hasta que no fallece la persona, hay vida. Él luego me admitió que tras ver mi exposición se arrepintió de su primer pensamiento. Me dijo que la muestra le ayudó mucho y le sirvió de terapia. Con eso yo ya me doy por satisfecho.

El Centro Cultural Antonio Machado albergó la exposición de Javier Falque

Cuando afirma que el Alzheimer es una enfermedad que no encaja ¿a qué se refiere?

Porque no encaja en ningún sitio. A los médicos creo que les falta mucho conocimiento, las farmacéuticas investigan menos de lo que deberían y sobre todo, la ayuda que tenemos los enfermos y los cuidadores es muy pobre. Se invierte poco dinero en investigar esta enfermedad con respecto a otras. Es cierto que cada vez tiene más visibilidad. En las instituciones tampoco encaja así como en la sociedad actual porque es una demencia, porque parece que están locos, lo cual no es cierto.

¿Qué mejoras reclamarías a las administraciones?

Simplemente que se pusieran por un instante en nuestra piel y que pensaran tan solo un minuto que el enfermo de Alzheimer pudiera ser su padre o su madre. Con esa reflexión, todo sería distinto.

El Centro Cultural Antonio Machado albergó la exposición de Javier Falque

Leer más

Roberto Martín, “El Realismo es más auténtico que el Hiperrealismo”

Roberto Martín expone en el Centro Cultural Antonio Machado
Roberto Martín expone en el Centro Cultural Antonio Machado

Roberto Martín procede de Mocejón, un municipio toledano de la comarca de La Sagra que linda con los términos municipales de Aranjuez al este en la provincia de Madrid y Magán y Villaseca de la Sagra al norte, Toledo al sur y Olías del Rey al oeste. Empezó muy joven en el mundo de la pintura y con 52 años expone en el Centro Cultural Antonio Machado la muestra “Pintura contemporánea del Realismo y forja artística”. Página del Distrito charló con el artista:

Pintura contemporánea del realismo y forja artística se llama la exposición que presenta.

Así es. He relacionado la forja desde sus comienzos más elaborados artesanalmente porque siempre hay que dibujarlas primero, crearlas, visualizarlas en la mente, trasladarlas al papel y, posteriormente a la realidad. Con ese dibujo no puede faltar en ningún momento la madre de las artes, que es la pintura. Me motivó bastante mezclar forja y pintura y crear una exposición con la oportunidad que nos han ofrecido en el Antonio Machado, que es una muestra que trata de eso, de la esencia de la forja con toda su creación y realización, llevándola a buen fin. Y luego está la pintura, que se complementa a la perfección.

¿Mezclan bien pintura y forja?

Creo que sí porque para forjar también utilizamos todo tipo de pátinas, creamos muchos colores, entendemos el color, sobre todo los óxidos y muchos tipos de pátina. La forja tiene su volumen, el volumen real y la pintura, al ser un sitio plano, es muy difícil llegar a crear ese volumen. Creo que se complementan bien y sí se pueden relacionar sin problemas.

Roberto Martín expone en el Centro Cultural Antonio Machado

¿Cómo fueron sus inicios?

Comencé muy pequeño en el mundo del arte gracias a mi padre que ya era artesano. Venía de mi abuelo, ambos empezaron juntos también a una edad temprana. Luego he estado en escuelas de formación, en la Escuela de Arte de Toledo (la forja en Toledo es conocida mundialmente), el dibujo siempre me motivó desde chico. Cuando era pequeño quería que me regalaran lápices de colores, mi primer caballete lo tuve con 16 años, me he estado formando durante mucho tiempo para llegar a realizar trabajos de cierta calidad. Llevo toda la vida en esto, tengo 52 años y he tenido grandes profesores que me han enseñado.

El pintor, ¿nace o se hace?

Creo que va dentro, cada uno lo lleva en su interior. Eso no sólo pasa en pintura sino también en todas las artes. De todas formas, aconsejo que es necesario que el pintor reciba clases de algunos buenos profesores. En mi caso, mi profesor por excelencia es el madrileño Enrique Donoso, al que le tengo que agradecer bastantes de mis conocimientos. Es cierto que la práctica hace muchísimo pero debe haber cierto asesoramiento de alguien que te aconseje cómo interpretar la luz, la que es fría, la que es cálida, la transición de sombra a luz, si estás en el interior es una luz fría, si estás fuera, cálida, los colores, los materiales que existen y sus aplicaciones, etc.

¿En qué estilo se encuentra más cómodo?

Me encuentro más cómodo en el pastel, dentro del Realismo, es la técnica que más me gusta. El Realismo es mi estilo, con concibo la pintura de otra manera. El pastel es una técnica muy agradecida, rápida, que tiene una saturación de color muy grande pero considero que la verdad de la pintura es el óleo. La pintura al óleo es la que permanece. El pintor que se hace realmente es pintor de óleo pero yo me identifico con el pastel.

¿Cuánto tiempo le lleva crear un cuadro?

Depende de la técnica que utilice. La del pastel es la más rápida, lleva menos tiempo pero hay que decir que se echan muchas horas. Antes debe haber una preparación, saber primero lo que debes hacer, cómo lo vas a realizar, qué colores vas a usar, qué materiales. Hoy día el mercado nos ofrece unos papeles muy buenos, para pintar sobre ellos, también tenemos la tabla. Si es óleo requiere más tiempo, hay que dejar secar. El óleo tiene otro procedimiento, es una técnica que requiere empaste. El pastel una vez que los vas haciendo lo vas dejando acabado, en el óleo debes dejar secar e imaginar el proceso siguiente, debes ver cómo va a reaccionar la otra mano que vas a dar con la que ya has dado anteriormente, es una técnica más lenta, puede llevarte meses hacer una obra de óleo. Con el pastel puede hacer un trabajo muy bueno en una semana.

Roberto Martín expone en el Centro Cultural Antonio Machado

¿Cuándo sabe que un cuadro está acabado?

Eso es muy complicado. Como decía el maestro Antonio López, “realmente no lo sabes nunca”. Hay veces que le pones algo a posteriori y lo estropeas. Hay que saber medir hasta cuándo quieres llegar en ese trabajo. Hablamos de Realismo, claro. Si el trabajo te convence, déjalo ahí. Hay veces que se deja trabajos a medio terminar en algunas partes y queda bien, eso lo hacen muchos artistas. El retrato exige mucho porque el cliente debe estar satisfecho con el resultado final.

¿En qué se inspira?

Cuando pinto me inspiro mucho en los colores de la naturaleza. Cuando trabajo en la forja me inspiro en el movimiento. Cuando he pintado en un cuadro unas manos, he hecho una alegoría a la forja.

Roberto Martín expone en el Centro Cultural Antonio Machado

¿Cuáles son sus principales influencias?

Roberto Martín expone en el Centro Cultural Antonio MachadoIntento no copiar a nadie. Intento coger de cada uno de los que he estudiado, algo pero no intento nunca hacerlo igual. Cada pintor tiene su técnica, su manera de trabajar. Sí recojo las enseñanzas de los que me han influido. Los pintores lo que intentamos es coger nuestra propia personalidad, busco tener un camino propio, siempre intentando innovar tanto en el metal como en la pintura.

¿Convive bien el realismo con la pintura contemporánea?

Sí porque hoy día hay muy buenos pintores realistas, sobre todo en España, como Antonio López, Muñoz Vera, gracias a ellos tenemos los primeros puestos en el mundo. Es cierto que se entiende poco porque vivimos en una sociedad que está en continuo cambio y por tanto, se crean nuevas inquietudes en pintura, escultura, arquitectura pero en líneas generales, el Realismo convive bien en la sociedad actual.

¿Le gusta el Hiperrealismo?

No llego a entender el Hiperrealismo, creo que el Realismo es más auténtico que el Hiperrealismo. Éste se escapa un poco de las manos. A Antonio López lo veo realista no hiperrealista. El Realismo es lo que nos dejaron los grandes maestros, ¿para qué vamos a llegar más allá si ya tenemos la fotografía…?

Roberto Martín expone en el Centro Cultural Antonio Machado

Leer más

Julián González: “Me atrae la pintura que se acerque a lo moderno”

Devoto de cualquier expresión artística, Julián González descubrió allá por el año 2015 que habitaba un pintor en ciernes en su interior. La exposición Tanteos II, en el Centro Cultural José Luis López Vázquez (estará abierta al público hasta el 15 de marzo), refleja su período de aprendizaje. La mayor parte de las obras que se muestran son originales aunque algunas se inspiran en otros cuadros siempre filtrados por el tamiz de la paleta de Julián González. Todo aquel que visite la muestra se encontrará con cuadros evocadores, misteriosos y con alma. Avisados quedan…

Julián González. Exposición Tanteos II, en el Centro Cultural José Luis López Vázquez

¿Qué es Tanteos II?

Lo llamo Tanteos porque yo comencé a pintar en el año 2015 por recomendación de un psicólogo. Siempre me gustó el arte, sobre todo la arquitectura, aunque nunca lo había practicado. Alguna vez tuve ganas de pintar pero nunca me decidí. Me aconsejó un psicólogo que practicara porque me vendría bien para la ansiedad y me decidí en 2015. He hecho unos cuantos tanteos en el sentido de que estoy probando distintos estilos. Mi exposición es muy variada. He tratado de ser original en casi todos los cuadros excepto en algunos en los que, basándome en otros cuadros, los he hecho a mi manera. A algunos cuadros de Gauguin, por ejemplo, les he puesto la cara de mi mujer o de mi hija, los he variado. Aún me encuentro en fase de aprendizaje.

Julián González. Exposición Tanteos II, en el Centro Cultural José Luis López Vázquez
La exposición de Julián González, Tanteos II, en el Centro Cultural José Luis López Vázquez

Se puede decir que su estilo es el eclecticismo…

De momento sí pero siempre tirando hacia lo moderno. No tengo aún técnica suficiente pero me atrae una pintura que se acerque a lo moderno. Prefiero la cosa moderna a la clásica pero sí soy ecléctico porque, en teoría, sigo aprendiendo.

¿En qué se inspira?

Bueno, me inspiro en todo. He visto bastantes cosas de arte y me baso también en la idea que tengo en ese momento. Muchas veces me pongo a hacer un cuadro abstracto y no sabría decir en qué me inspiro. Otros cuadros, son el producto de otros cuadros que he visto. Hay cuadros míos que se basan en Pollock. En algunos estilos me encuentro más cómodo que en otros, esa es la verdad. Trato de ser un poco expresivo, misterioso, que mis cuadros lleguen a decir algo. Hay cuadros que están basados en una fotografía.

Julián González. Exposición Tanteos II, en el Centro Cultural José Luis López Vázquez

¿Cuándo sabe que un cuadro está terminado?

Muchas de mis obras me gustaría seguir completándolas. Hay algunos de mis cuadros que no los tengo acabados, pienso hacerle algún retoque más.

Julián González. Exposición Tanteos II, en el Centro Cultural José Luis López Vázquez

¿Recomienda la pintura como terapia?

A mí me ha ayudado algo pero como terapia no sé si la recomendaría. La pintura me divierte, me ayuda. Yo trabajé en Iberia de informático, mi mundo no tenía nada que ver con la pintura pero he descubierto que es un mundo muy recomendable.

Julián González. Exposición Tanteos II, en el Centro Cultural José Luis López Vázquez

¿Es posible que sus cuadros salgan a la venta en un futuro?

En principio sí, ¿por qué no? Tampoco me preocupa excesivamente, ahora mismo no necesito el dinero para vivir pero mi idea es que se vendan excepto algunos que son más personales. He expuesto en el José Luis López Vázquez y en el Antonio Machado para intentar exponer algún día en el Retiro por ejemplo, esa sería mi idea. Un sitio como La Casa de Vacas por ejemplo. En este último mes he comenzado a pintar retratos y floreros.

Julián González. Exposición Tanteos II, en el Centro Cultural José Luis López Vázquez

Leer más

Manuel Vigo: “Espero que dentro de 100 ó 500 años alguna de mis fotos sirva para algo”

Manuel Vigo

Ya desde joven, Manuel Vigo desarrolló un enorme entusiasmo por todo lo que tiene que ver con la cultura y el arte. Nada sobre las artes pláticas le es ajeno. No en vano, se considera poeta, escritor, ha intervenido en muchas obras teatrales y ha logrado agudizar un conocimiento juicioso de la composición cromática gracias a su certero punto de vista fotográfico.

Este gallego afincado desde hace más de veinte años en Madrid exhibe desde el 14 de febrero hasta el 2 de marzo en la sala de exposiciones del Centro Cultural Antonio Machado Retratos 4S, un trabajo que define como “un proyecto fotográfico que posee una línea maestra: identificar personas no muy conocidas que, en la práctica y en el día a día son genios en sus trabajos pero que están aplastados por toda la burocracia y la organización, tanto de instituciones como de empresas. Toda la labor positiva que hacen se encuentra oculta. El objetivo primordial de Retratos 4S, es el de hacer aflorar esos genios por contraposición a lo que es más fácil. Es un proyecto que va contracorriente”.

Manuel Vigo en la sala de exposiciones del Centro Cultural Antonio Machado
Manuel Vigo en la sala de exposiciones del Centro Cultural Antonio Machado

El término 4S tiene su embrión en las archiconocidas cuatro estaciones porque, según Manuel Vigo, “para conocer a una persona, con una foto no se puede. Yo intento atrapar una buena imagen de las personas que elijo para retratar en distintas fases, ya sea del día, del año, de su vida personal, afectiva, etc. De ahí lo de cuatro estaciones, o sea, busco por así decirlo, igual que los cánones musicales de las Cuatro Estaciones y en los propios ciclos de la vida, retratar el ciclo de las personas.

A veces, con una sola foto puede bastar para conocer a una persona, de hecho en fotografía, la mayor parte de los fotógrafos buscan una foto buena. Yo lo que busco es establecer relaciones entre las fotografías, eso es lo que busco cuando retrato a una persona en cuatro entornos distintos por ejemplo…”

Su proyecto, “muy complejo”, según su definición, tiene que verse en físico “en papel porque para mí, las fotografías para que sean artísticas necesitan un soporte físico, no es lo mismo, ni tiene nada que ver, verlas en un soporte electrónico. Dentro de este formato, normalmente hay que hacer cartelas. Yo, preventivamente lo que hago es, como no sé si voy a lograr poder poner las cartelas o no, poner un título indicativo, de ahí los pies de fotos”.

Para Miguel Vigo, “una fotografía no es una biografía, es un instante. Lo que pasa es que es un instante que, en función de la persona retratada y de lo que has conseguido en esa fotografía puede trascender. Eso es lo que busco como fotógrafo, dejar un legado fotográfico. Por eso espero que dentro de 100 ó 500 años alguna de mis fotos, sirva para algo”.

Manuel Vigo

No ha podido sustraerse el mundo fotográfico de las grandes transformaciones que han asolado al mundo en estas últimas décadas. El cambio del sistema analógico al digital, la proliferación de las redes sociales, Internet ha supuesto para Vigo una banalización del retrato. “La fotografía en general se ha convertido en algo prescindible. Eso tiene mucho que ver con los códigos de representación. Se dice fotografía pero ¿qué significa eso? Detrás de esa palabra hay muchísimas cosas. Yo separo completamente la fotografía que hago, que es artística de una mera fotografía. Ya hay casos de juicios donde los jueces distinguen entre una foto de verdad y una mera fotografía. Ya aplican leyes distintas en función de un caso u otro. La influencia de la tecnología ha hecho que desaparezca el concepto de fotografía artística como concepto. Ahora una fotografía la puede realizar hasta un niño pequeño. En ese sentido la fotografía artística está sumida en un cierto mar de tinieblas y se ha perdido el norte”.

Distingue el creador de Retratos 4S entre el fotógrafo artesano y el fotógrafo artista. “Son muy distintos. La fotografía llega a los 200 años de antigüedad. El primero en captar una imagen latente fue el francés Niépce. Halló los métodos químicos y mecánicos para captar el patio de su granja de campo. Hizo la primera fotografía, muy mala técnicamente pero de un valor extraordinario que data de 1826. En estos 200 años ha habido una revolución tecnológica de la fotografía. Kodak, a finales del siglo XIX logró meter dentro de una caja pequeñita una Kodak Brownie, metieron el primer carrete de 120 y ellos empezaron vender la caja, no el carrete. Se forraron con eso. Comparabas la cajita, tú la devolvías. Ellos luego te daban las fotos con otra cajita. Ese sistema de comercialización hundió completamente a la tecnología anterior”.

Intercala en Retratos 4S, Manuel Vigo, la fotografía en blanco y negro con la de color. “No dicen lo mismo. Hay dos grandes mundos: el espectador, que es un aficionado al que le gusta el arte y luego están los propios fotógrafos. Tales mundos no tienen nada que ver. ¿Qué ve un espectador normal y que percibe un crítico? De cara a un espectador, una fotografía en color o una en blanco y negro no son distinguibles, puede ver lo mismo pero para el artista no.

Manuel Vigo en la sala de exposiciones del Centro Cultural Antonio Machado

El artista ve cosas distintas porque en clave artística el color y el blanco y negro no tienen nada que ver. Mucha gente cree que la fotografía es lo que se fotografía. Cuando ves un retrato, eso no es la persona, sino una representación, una fotografía. Toda fotografía genera una ilusión muy fuerte de realidad y tendemos a identificarnos con esa realidad. Si hago una foto y la presento en color, es más realista que una en blanco y negro. El blanco y negro aleja más la fotografía de la realidad”.

Una de las características que definen a Manuel Vigo Monterrey es su pasión por lo que hace. Se puede decir que vive al límite la fotografía, piensa mucho la foto antes de hacerla y se siente incapaz de despojarse del disfraz de fotógrafo un solo instante. “Mis fotos miran mucho tanto el pasado como el presente y el futuro”. Reconoce que “la fotografía es un arte que se puede aprender pero yo me quedé atrapado cuando era niño. Mi madre me regaló un modelo de Kodak, con carrete de 127, me lo puso en la mano y ni me explicó lo que hacía. Era un modelo que tenía cuatro modos de luz. Al mirar por aquel tosco visor me quedé atrapado. Ahí entendí lo que era la realidad, lo que yo veía a través de mis ojos, y lo que veía a través de la cámara. Desde ese momento fui fotógrafo”.

Señala a la comunicación como el elemento más importante de un retrato. “Para que un retrato sea bueno y trascienda, es que el retratado, la cámara y el fotógrafo se logren alinear en un instante mágico y eso no se enseña en ningún libro”.

Manuel Vigo

Leer más

La comunidad china celebró el Festival de Primavera en el CC Machado

El Festival de Primavera del pasado 15 de febrero coincidió con la celebración del Año Nuevo Chino, una de las tradiciones más importantes para esta comunidad con más de 60.000 personas censadas en Madrid. El grupo cultural Huaxing Art Group fue el protagonista de la gala que contó con la presencia del embajador de China en España.

La comunidad china celebró el Festival de Primavera en el CC Machado

El objetivo de la comunidad china es compartir y fomentar la integración en nuestra sociedad promoviendo un intercambio cultural más rico y extenso, por ello eligieron el Centro Cultural Antonio Machado, un espacio municipal que alberga todas las condiciones para que la Asociación de Arte Huaxing desplegara una gala multicolor que no dejó indiferente a nadie.

La comunidad china celebró el Festival de Primavera en el CC Machado

La Asociación Cultural integra los recursos  culturales de alta calidad en el extranjero reuniendo los talentos artísticos localizados en nuestro país. Huaxing se fundó en 2016 en Beijing y sus fundadores provienen de la Federación de Mujeres Chinas en el extranjero produciendo espectáculos de baile y de canto, como la Oda a la flor de ciruelo roja que ganó el Premio Especial de concursos mundial de baile chino en Shenzhen. Otro espectáculo es la Danza de las Mil Manos o el Baile Camino Celestial y la Ópera Yue.

Danzas, coros, ópera, música e instrumentos

También en el Centro Cultural Machado se pudo degustar la danza del dragón y del león, coros, danzas de abanicos, etnias mongolas, flautas de bambú, tambores chinos, espectáculo de Taichi, vestidos tradicionales y danzas clásicas.

El Festival de Primavera llenó totalmente el auditorio del Centro Cultural Antonio Machado, aunque no estaba incluido en la programación del distrito al tratarse de un evento privado pero también abierto a los usuarios del centro cultural. El Festival contó también con un cuadro flamenco mixto con la aportación de bailarinas de gran talla como son Mawi de Cádiz, Paula López y Paca Rodríguez.

Leer más

La Cabalgata de Reyes fue un éxito de participación

La noche mágica, la más esperada por los niños de San Blas-Canillejas, fue un éxito de participación ciudadana con miles de personas en las calles del distrito. La comitiva real salió del Centro Cultural Antonio Machado y llegó a su destino en la antigua Junta Municipal de Canillejas donde les esperaba la concejala del distrito Marta Gómez, que les entregó las llaves en un ambiente de alegría e ilusión.

Con un presupuesto de poco más de 50.000 euros la Cabalgata de Reyes se ha afianzado en los dos últimos años en San Blas-Canillejas manteniendo el pulso e interés de los vecinos hasta el punto de que no cabía un alfiler en muchos tramos del recorrido, sobre todo en los barrios más poblados como Amposta, Las Rosas y Canillejas.

La Cabalgata de Reyes de San Blas-Canillejas

Baltasar lucía un piercing en la nariz

Abrió la Cabalgata una banda de música, seguida de las majorettes, pasacalles y un mini circo con acrobacias que fue de lo más vistoso de las últimas ediciones. Charangas, pasacalles infantiles, batucadas, carrozas con el As de Copas y la Isla del Tajo y finalmente el tren repleto de niños que daban paso a las tres carrozas reales estupendamente iluminadas con los Magos de Oriente, Melchor, Gaspar y Baltasar, este último capitaneando un galeón donde el moderno mago africano lucía un piercing en la nariz que no pasó desapercibido.

En la llegada a la antigua Junta Municipal de la calle Torre Arias de Canillejas estaba esperando la multitud, con miles de caramelos regando todo el recorrido. Los Magos desearon un próspero año nuevo desde el balcón municipal y los confetis inundaron el evento. Un espectacular servicio de limpieza recogió los últimos caramelos del asfalto.

Otro año de éxito con participación de todas las asociaciones vecinales, culturales y deportivas de un distrito que afronta 2018 con mucha ilusión.

La Cabalgata de Reyes de San Blas-Canillejas

Leer más

Nadie, una obra que atrapó al espectador del CC Machado

La compañía de teatro Paladio fue creada en 1996 a través del Centro Especial de Empleo Paladio Arte y desde entonces ha viajado por toda España, Francia y Portugal.

Seis actores sobre el escenario, imponentes luces con ruedas, el mar de fondo, la risa, el llanto y todo ello con el denominador común alrededor de un sueño y por debajo de una mesa.

El argumento principal es el sueño de un hombre que quiere volar, ir más allá de lo que es, para ello se sirve de un mundo onírico para viajar a través de unos personajes que van ejecutando todo lo que anhela.

Nadie sabe reír o llorar, es como un niño atrapado en un cuento de adultos, es simpático y solitario ciudadano, inocentón y muy torpe que se las ingenia para salir de situaciones embarazosas.

Actores con diversidad funcional

La obra fue interpretada por personas de diversidad funcional, con actores como Nick Beyeler llegado del Cirque du Soleil en USA, el hombres Láser desde Italia, Tomás Bartos desde la República Checa, los aclamados Tresperté y Lapso Producciones, los emergentes Anabel Veloso, Teatro Immaginario, Vol’e Temps, Luigi Ludus, el divertido Juanjo Macías…

Esta obra de teatro produce emoción, realizada por discapacitados que tienen otra capacidades como Nadie (Antonio) que bajo una mesa sueña con verse volando en el viento porque “yo no soy un niño, pero tampoco soy mayor”. La función se presentó fraccionada en escenas con el hilo del personaje principal que no habla, lo hace su subconsciente en off, pero sus compañeros gritan por él en actos de amor y con anhelos de libertad.

Leer más

La Otra contra la violencia de género en el CC Machado

Isa es La Otra, una cantautora madrileña que escribe y compone canciones para sus conciertos, asegura que está aprendiendo sobre la marcha el oficio de cantautora, como demostró en su concierto del Centro Cultural Antonio Machado coincidiendo con el 25-N, Día Internacional contra la violencia de género.

“Empecé sin ninguna pretensión hace ya unos 8 años, y aunque no pensaba dedicarme a esto, supongo que escondidas lo soñaba. Fueron pasando el tiempo y los conciertos y de pronto miré y ya solo dependía de mí transformarlo en realidad, así que decidí no cerrar este camino y seguir buscándome en la música”, explica.

Temas como Se quemó o Pa’fuera y pa’dentro no dejaron indiferente al numeroso público, sobre todo joven, que se presentó en el Machado para ver in situ a una de las cantautoras más relevantes del panorama madrileño, nacional e internacional, la artista ha presentado trabajos en México, un país que le abrió los ojos y le enamoró. Su alegato contra la violencia machista con la denuncia de todo tipo de agresiones es clave en sus composiciones con una voz dulce y nada pretenciosa. La Otra es una luchadora, una voz imprescindible contra la violencia de género.

Siempre creciendo

“Me presento a estas alturas para contaros que estoy grabando un Disco Nuevo, el tercero ya! Se va a llamar “Creciendo”. En las canciones voy a seguir hablando de política a mi manera y espero compartiros una mirada, una forma de nombrar la realidad y una forma de desearla. Creo que la música y el arte en general son maneras de hacer y deshacer, así que tal vez y ojalá que el puñado de canciones que os traigo hagan y deshagan, y sirvan para alimentar algo más nuestro que mío”, finalizaba La Otra.

Isa es La Otra, una cantautora madrileña

Leer más

Welcome Sixties, homenaje al cine español de los años 60 y 70

Welcome Sixties es una de las propuestas expositivas del distrito de San Blas-Canillejas que se pudo disfrutar ver el pasado mes de noviembre en el Centro Cultural Antonio Machado.

Ismael Pérez Cabeza de Vaca es el autor de esta muestra que rindió homenaje a algunas de las películas más conocidas de los años 60 y 70 del cine español, al más puro estilo pop art. Las obras, realizadas con técnica mixta de dibujo y collage, están hechas con papel pintado de la época, lo que les confiere detalles de interiorismo de aquéllos años.

En cada obra un actor, una actriz o una película es protagonista. Florinda Chico, Lina Morgan, José Luis López Vázquez, José Luis Ozores, Paco Martínez Soria, Gracita Morales, Alfredo Landa, Rafaela Aparicio, José Sazatornil, Pepe Isbert y José Luis López Vázquez te invitan a continuar los diálogos de la escena plasmada.

Las obras de la exposición se subastaron de forma online durante el mes noviembre a través de www.terceraedad.visionmedia.es. Los beneficios recaudados se destinan íntegramente a la Asociación Socio Cultural Séptimo Arte y su cortometraje “Tercera Edad”.

Welcome Sixties

Leer más