Cuando llega el momento

Hace cinco años y medio, en mayo de 2015, dejé aparcada mi actividad profesional para poder participar en el maravilloso proyecto político que lanzamos de la mano de Manuela Carmena. 

 

Fue un momento especialmente ilusionante en el que personas como yo, que era una vecina más del distrito, que no había tenido ninguna participación previa en la política institucional, dimos un paso adelante para entrar en el Ayuntamiento y además alcanzamos el gobierno. Entre mayo del 2015 y mayo del 2019 tuve el enorme honor de presidir los distritos de San Blas Canillejas y Barajas.

Fueron años de muchísimo trabajo y gran responsabilidad en los que peleé sin descanso para conseguir logros que en muchos casos eran reivindicaciones históricas del distrito de San Blas Canillejas: el autobús al Ramón y Cajal, la apertura de la Quinta de Torre Arias y del palacio de la Quinta de los Molinos, la puesta en marcha de un protocolo de atención ante los desahucios, la regeneración de las piscinas al aire libre,  la cubierta del polideportivo municipal o la cesión de espacios a entidades vecinales.

Mi idea del gobierno estuvo muy ligada a la apertura de la Junta Municipal a todas las vecinas y vecinos, porque además entiendo que las juntas de distrito son la puerta de entrada al resto de instituciones.  En este sentido abrí el pleno a la participación de todas las personas que quisieran asistir, sin tener que pedir la palabra previamente y mi despacho siempre estuvo abierto para escuchar los problemas del vecindario, en algunos casos muy graves y acuciantes.

Han sido unos años muy enriquecedores en los que he intentado dar lo mejor de mi misma, pero siempre  consideré que esta pausa de mi vida profesional era un paréntesis y considero que ahora ha llegado el momento de cerrarlo y dar la oportunidad, que yo tuve en su momento, a otras personas muy valiosas que estoy segura de que también aportarán todo lo que puedan al proyecto. Como vecina del barrio que soy, seguiré aportando todo lo que pueda para la solución de nuestros problemas y me encontraréis a vuestro lado en las calles.

Un fuerte abrazo

Marta Gómez La Hoz
Concejala de Más Madrid

El TSJM anula el cierre de Madrid que decretó el gobierno nacional

8 Octubre 2020

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha denegado en un auto la ratificación de las medidas de restricción de la movilidad acordadas por la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid. La decisión, adoptada por la Sección Octava de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJM, se sustenta en que fueron afectados derechos y libertades fundamentales de los madrileños por la orden ministerial decretada por el gobierno, que conllevaba el cierre de la ciudad de Madrid y de otros nueve municipios de la región.

El auto resalta que esta decisión, que afecta a derechos fundamentales de los ciudadanos, no puede ser tramitada a través de una orden sino por medio de una ley orgánica, aprobada por el parlamento, o por la designación del estado de alarma. En el mismo, los magistrados inciden en que “en el orden constitucional español corresponde a los representantes de los ciudadanos en las Cortes Generales la delimitación y la modulación de los derechos fundamentales de las personas, bajo las exigencias de proporcionalidad, certeza y previsibilidad y, en todo caso, respetando su contenido esencial”. “Dicho de otro modo, los derechos fundamentales que la Constitución atribuye a los ciudadanos no pueden verse afectados por ninguna injerencia estatal no autorizada por sus representantes mediante una disposición con rango de ley, que reúna las condiciones mínimas suficientes requeridas por las exigencias de seguridad jurídica y certeza del derecho”.

Con posterioridad a esta resolución se produjo una comparecencia de la presidenta de la Comunicad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en la que pidió al Gobierno nacional “volver a sentarse con Madrid para tener una orden clara y anunciar unas medidas sensatas, justas y ponderadas. Los comercios de Madrid ya no pueden más. Solicitamos seguir adelante con las nuestras, que eran acertadas”. En su alocución, Ayuso resaltó que las medidas del Gobierno eran “precipitadas, no consensuadas y afectaban a derechos fundamentales de millones de ciudadanos”.

Por su parte, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, manifestó que “el auto del TSJM muestra la necesidad de diseñar un marco normativo adecuado que defina el ámbito de actuación de las distintas administraciones para hacer frente a la pandemia del coronavirus”. Asimismo, pidió a los ciudadanos que «limiten todos aquellos desplazamientos, a que no sean estrictamente necesarios, aunque, evidentemente, tienen libertad para hacerlo».

El Gobierno cierra Madrid para paliar la pandemia

El Gobierno central ha decretado el cierre de la ciudad de Madrid como medida principal para evitar la expansión del coronavirus. Esta decisión ha sido desarrollada mediante una resolución administrativa. La Comunidad de Madrid ha anunciado que la recurrirá al considerar que la normativa vigente exige que hubiera sido adoptada por consenso del Consejo  Interterritorial  de Salud y no por una mayoría de sus miembros.

Por lo tanto, se restringe la entrada y salida de personas de la ciudad y el tránsito dentro de ella salvo desplazamientos adecuadamente justificados, como asistir al centro de salud, trabajo, centros escolares y universidades, volver a la residencia habitual, asistencia de mayores, menores y dependientes y desplazamientos a bancos, juzgados u otros organismos públicos. También para renovaciones de permisos y documentación oficial, trámites administrativos inaplazables; realización exámenes o pruebas oficiales inaplazables.

Se limita a seis personas las reuniones de carácter familiar o social. Y se reduce al 50 % el aforo en los locales abiertos al público, que cerrarán no más tarde de las 22:00 horas.

San Blas culmina el cierre del anillo verde ciclista

El concejal de San Blas-Canillejas, Martín Casariego, y la concejal delegada de Obras y Equipamientos, Paloma García, visitaron hoy la finalización de las obras en la Avenida de Arcentales. Conllevan el cierre del anillo verde ciclista y una mejora en el desarrollo deportivo, de ocio y de accesibilidad en la zona. La inversión ha costado 1,6 millones de euros.

Durante el acto, Casariego resaltó la importancia que tiene “cerrar el anillo verde ciclista, que no tenía continuación en San Blas. Antes moría y nacía aquí. Al margen de ello se han efectuado obras para mejorar la accesibilidad e impedir que en  los días de partido aparquen coches en los pasos de cebra. Efectivamente, se puede decir que San Blas ha culminado el anillo vede ciclista”.

Por su parte, García resaltó la importancia del cierre del carril bici: “Son 900 metros que cerrarán el anillo verde ciclista que en esta parte estaba sin conectar.  Por fin el anillo será una realidad. Es  una apuesta por el deporte, el ocio y la accesibilidad”.

Un momento de la visita a las obras
Un momento de la visita a las obras.

Las obras incluyen la realización de un ramal de acceso a la calle Estocolmo desde la avenida de Arcentales alternativo al que existía. Asimismo, se ha llevado a cabo una reestructuración general del sentido de la circulación en las calles confluyentes, especialmente en la calle María Sevilla Diago, que queda con un carril por sentido. La calle Liverpool se reduce a un carril.

Por su ubicación, junto al estadio Wanda Metropolitano, esta zona asume una importante afluencia de público en los días de partido. Por ello, el objetivo de estos trabajos ha sido también mejorar de la movilidad peatonal y vehicular, así como la accesibilidad y la seguridad. Las actuaciones, que comenzaron el pasado mes de octubre, han sido ejecutadas por el Área de Obras y Equipamientos.

Reunión para debatir sobre espacios, servicios sociales y grupos radicales

Un grupo de vecinos, entre los que se incluyen distintas asociaciones vecinales y algunos partidos políticos, celebrarán el próximo domingo, 12 de julio, a las 12:00, una reunión en el parque El Paraíso para abordar distintas cuestiones, entre las que se incluyen la recuperación de espacios, los servicios sociales y la proliferación, según los convocantes, de grupos fascistas en el barrio.

El primero de los apartados tiene que ver con el conflicto suscitado por la utilización de La Chimenea, que fue el punto de partida de un primer encuentro que se celebró, en el mismo lugar, el pasado domingo. Sobre este particular, Marta Gómez Lahoz, concejala de Más Madrid en el Ayuntamiento de Madrid, manifestó a PAGINA sentirse “muy preocupada, ya que los espacios cedidos a entidades vecinales durante el anterior mandato ahora se están desalojando y dedicando a usos diferentes”.

Los vecinos debatieron los problemas del distrito
Los vecinos debatieron los problemas del distrito.

Por su parte, para Agustina Serrano, presidenta de la Asociación Vecinal San Blas y Simancas, “lo realmente importante es que nos pongamos a trabajar. Desde mi punto de vista, el problema más importante es el de los asuntos sociales. El alcalde se comprometió a que iba a ser atendido todo el mundo”. Serrano resaltó el comentario pronunciado por uno de los intervinientes durante el primer encuentro: “La solidaridad no puede sustituir a los servicios sociales. Es momento de que nos pongamos a trabajar”. Otra de las ideas que se apuntaron fue la posibilidad de realizar una manifestación después del verano en contra de la proliferación de grupos radicales.

Begoña Villacís reconoce la labor de los trabajadores sociales

La vicealcaldesa, Begoña Villacís, aprovechó su visita al Centro de Servicios Sociales Torre Arias para reunirse con su personal y valorar la situación de emergencia en Madrid tras la crisis sanitaria. El cambio de los perfiles de población necesitada de ayuda es un hecho. Ha bajado la edad media de los demandantes y tienen más nivel de estudios.

El Centro de Servicios Sociales Torre Arias fue el lugar elegido por Begoña Villacís, el concejal delegado del Área de Familias, Igualdad y Bienestar Social del Ayuntamiento de Madrid, Pepe Aniorte, y el concejal presidente de San Blas-Canillejas, Martín Casariego, para reunirse con el personal que gestiona cada día las demandas de asistencia de los más desfavorecidos. El encuentro sirvió para constatar que el perfil de los necesitados ha cambiado tras los meses marcados por la pandemia y para reconocer y agradecer el papel de “vital importancia”, en palabras de la vicealcaldesa, de los trabajadores sociales.

Begoña Villacis vicealcaldesa
Begoña Villacis vicealcaldesa

El cambio en los perfiles de solicitantes de ayudas sociales es el dato más llamativo que arroja el Estudio del impacto de la situación de confinamiento en la población de la ciudad de Madrid tras la declaración del estado de alarma, elaborado por el Área de Familias, Igualdad y Bienestar Social. La edad y el nivel de estudios son los factores que más se han visto alterados. De esta manera, explica Villacís, “antes de la pandemia el perfil más frecuente que nos encontrábamos eran personas mayores de 65 años que estaban solas, y ahora estamos empezando a ver como perfiles que antes no eran tan frecuentes, como las personas con hijos a cargo, se están duplicando.” Según datos del citado informe, en la crisis posterior al coronavirus, el 16,7% de las personas de entre 30 y 44 años estima que necesitará acudir a los servicios sociales frente al 4,5% previo a la crisis y de igual forma, el 16,4 % de las personas de entre 45 y 64 años esperan requerir ayuda frente al 5,6% del año pasado. En lo que se refiere al nivel de estudios, se espera que en los próximos meses aumenten las demandas por parte de los usuarios con estudios secundarios, pasando del 7% al 18,4%, y los universitarios, que prevén aumentar del 4% al 9,5 %.

Trabajo integral y refuerzo de personal

El panorama de emergencia ha provocado que los Servicios Sociales municipales no basten por sí solos para atender a todas las personas en situación de necesidad. La respuesta de las asociaciones vecinales, ONG y diversas iniciativas espontáneas ha sido clave para dar soluciones inmediatas ante una realidad ciudadana de ingente escasez: falta de comida, dinero para pago de suministros, medicamentos, etc. Desde el Ayuntamiento consideran que es importante, sin embargo, hacer un trabajo en profundidad para conocer a las personas que solicitan atención: “Estamos trabajando muy bien con muchas asociaciones de vecinos y lo que nosotros necesitamos es poder llegar a toda esa gente. La labor que hacen los trabajadores sociales con esas personas es integral, no es meramente de darles comida: es ayudar a la familia, ver si los niños están escolarizados, si tienen algún otro tipo de necesidad, si tienen una vivienda en condiciones”, apostilla Villacís.

Begoña Villacis vicealcaldesa

Para encarar con eficacia la crisis económica y social, desde el consistorio se ha anunciado, además, la contratación de 264 personas entre trabajadores sociales y auxiliares administrativos. Una decisión que, en palabras de la vicealcaldesa, era “una demanda del sector para poder abastecer a más familias”.

Jose Rubio presidente ACEH
Jose Rubio presidente ACEH

Dado que no todos los días se desplaza la vicealcaldesa hasta nuestro distrito, la Asociación de Autónomos, Comerciantes, Emprendedores y Hostelería de San Blas-Canillejas (ACEH) quiso aprovechar la visita para trasladarle la situación del tejido empresarial en nuestros barrios. No son pocos los autónomos, trabajadores y propietarios de pequeños comercios que se han visto obligados a engrosar la lista de demandantes de servicios sociales tras la irrupción del COVID-19. Además de entregarle el libro, Canillejas, imágenes de un Pueblo, para que Villacís conozca la evolución del distrito a lo largo del tiempo, el presidente de ACEH, José Enrique Rubio, le trasladó la necesidad de apostar por las pymes para conseguir una pronta recuperación de los vecindarios.

Aforo limitado en las piscinas y previa reserva de entrada

El Centro Deportivo Municipal San Blas abre su piscina desde el 15 de julio hasta el 15 de septiembre para disfrute de la vecindad, aunque con restricciones importantes. Se podrá acudir en turno de mañana o tarde, previa reserva de entrada y con limitación de aforo para asegurar la distancia de seguridad entre los bañistas.

Las instalaciones municipales con piscina se enfrentan a un verano sin precedentes y aplicarán estrictas medidas para controlar el aforo y garantizar la seguridad sanitaria de los usuarios. La concejala delegada del Área de Deporte, Sofía Miranda, aseguraba en la presentación de las medidas para la apertura de las piscinas que el Ayuntamiento ha hecho “un esfuerzo sobrehumano para poder abrir este verano”. Desde el consistorio consideran fundamental hacer llegar el mensaje a la ciudadanía de que “este verano es diferente”. Esperan así que no quede en el olvido la responsabilidad ciudadana para evitar nuevos contagios por coronavirus.

La espera por la inauguración de las piscinas municipales se ha hecho larga y aunque ya es una realidad, este verano madrileño no tiene nada que ver con los anteriores. Desde el 15 de julio hasta el 15 de septiembre, si nada lo impide, trece piscinas en nueve distritos abren sus puertas, pero solo con un 50% del aforo total. Además, se establece una distancia de seguridad de un metro y medio entre los usuarios: tanto dentro del vaso, como en la entrada y salida, y en el paso por el resto de la instalación. Asimismo será obligatorio ducharse antes y después de cada baño, utilizar mascarilla en el acceso y el tránsito por fuera de la piscina y evitar, en la medida de lo posible, tocar barandillas, objetos y otras superficies. En nuestro distrito, es la piscina del Centro Deportivo San Blas, en el barrio de Hellín (Calle Arcos de Jalón, 59) la que permite a los vecinos ponerse a remojo y escapar de las altas temperaturas madrileñas.

Este verano se podrá ir a la piscina en turno de mañana o de tarde
Este verano se podrá ir a la piscina en turno de mañana o de tarde

Turnos de mañana y tarde

Este verano no existe, de momento, la posibilidad de pasar el día completo en la piscina. Se ha establecido un sistema de dos turnos diarios: el de mañana, de 10:00 a 14:30 horas, y el de tarde, de 16:30 a 21:00 horas. En la franja de dos horas entre ambos períodos se procederá a una exhaustiva limpieza y desinfección de todos los elementos, equipos y superficies de la instalación, con especial atención a los espacios cerrados (aseos, vestuarios, etc.) y a las superficies de contacto más frecuente como grifos, barandillas, pomos de puertas, etc.

Para controlar el aforo y ajustarse al 50% permitido, los usuarios deberán reservar y pagar las entradas online a través de la web www.madrid.es/deportes o de la aplicación ‘avisosmadrid’, que estará a disposición de los usuarios a principios de la próxima semana. De esta manera se podrán adquirir el 90% de las entradas a la venta, reservando el 10% restante para mayores y personas con discapacidad, que podrán hacerse con ellas directamente en las taquillas de las instalaciones. Además, los tiques incluirán un código QR que habrá que pasar por los lectores que estrenan todas las instalaciones para controlar el aforo en todo momento. Para garantizar el cumplimiento de las medidas, se reforzará la seguridad dentro de las instalaciones, mientras que Policía Municipal ampliará su vigilancia, con especial atención a las horas de salida de ambos turnos.

Las instalaciones contarán en todo momento con un dispositivo de médicos y ATS, para lo que esta temporada se han contratado un total de 37 médicos y 34 enfermeros para todas las piscinas municipales que abren. El Área Delegada de Deporte recuerda que las condiciones y la lista de instalaciones en servicio pueden variar a lo largo de la temporada, dada la extraordinaria situación actual, por lo que se aconseja confirmar datos llamando directamente al propio centro deportivo municipal o consultando en la página web reseñada anteriormente.

Para ir a la piscina habrá que reservar la entrada
Para ir a la piscina habrá que reservar la entrada

Incendio en la calle Etruria

El incendio dejó la vivienda inhabitableUn cortocircuito ocasionó un aparatoso incendio en el bajo del número 41 de la calle Etruria la primera tarde del verano. Como consecuencia del suceso, el Samur tuvo que atender a 16 personas por intoxicación leve y se movilizaron dos dotaciones de bomberos para extinguir el fuego y ventilar el edificio de la gran carga de humo emanado. A pesar del importante número de afectados, sólo una mujer de 53 años, inquilina del domicilio donde se originaron las llamas, precisó el traslado al hospital Ramón y Cajal para el seguimiento de su evolución.

La mañana siguiente fue dada de alta y pudo aceracarse para recoger las pocas cosas que quedaron intactas. La vivienda afectada quedó absolutamente inhabitable y los enseres y pertenencias de la familia inservibles fueron amontonados para su posterior retirada. Es la segunda vez que se declara un incendio en el mismo edificio en el último año, aunque en aquella ocasión se produjo en un segundo piso del inmueble. Además de bomberos y sanitarios, en el lugar del suceso también se personaron patrullas de la Policía Nacional y Municipal que pudieron facilitar la movilidad de los vehículos de emergencias cortando un tramo de la calle Etruria.

Paulatina vuelta al mercadillo

El fin del estado de alarma se va acercando y con las fases de desescalada algunas actividades comienzan a reactivarse. Es el caso del mercadillo de San Román del Valle, que vuelve a montarse cada martes para satisfacción de los vecinos acostumbrados a comprar en sus puestos.

Los comerciantes autorizados a colocar su puesto eran una tercera parte de los 75  habituales, pero la reapertura del mercadillo de San Román del Valle el segundo martes de junio, tras casi tres meses de inactividad, se realizó con menos de 20, todos ellos de la rama de alimentación: 16 fruterías, un tenderete de dulces y otros dos de encurtidos y frutos secos. La selección se hizo priorizando la venta de alimentación y por orden de antigüedad, tal y como consensuaron los vendedores y los responsables de la Junta Municipal. Asimismo acordaron que fueran los propios comerciantes quienes llevaran el control del aforo máximo permitido por lo que se clausuró el acceso desde la Avenida de Guadalajara y se estableció como entrada y salida la calle Arcos de Jalón.

Con las sucesivas fases de desescalada se rá ampliando el número de puestos en el mercadillo
Con las sucesivas fases de desescalada se rá ampliando el número de puestos en el mercadillo

Las colas formadas para acceder y la falta de señalización generaron algunas molestias y quejas entre los compradores esa primera jornada y motivó incluso reprimendas por parte de los agentes de la Policía Municipal a vecinos que, sin ser especialmente ágiles, se propusieron saltar el vallado para evitarse la espera o el paseo de vuelta hasta la salida. También algunos propietarios de los puestos manifestaron su disconformidad porque, al repartir el espacio para permitir la distancia de seguridad, se ubicaron en lugares distintos a los de siempre y lamentaban que esa modificación les podía hacer perder clientela por no encontrarles en su sitio habitual.

El gel hidroalcohólico no faltaba en cada puesto y también la distancia de seguridad era un hecho en las colas de espera, como grandes novedades de los primeros días de mercadillo postcoronavirus. A medida que se superen las fases de desescalada hasta la finalización del estado de alarma, se irá incrementando tanto el número de puestos autorizado para la venta como el aforo máximo permitido de compradores.

Los comerciantes se encargan de controlar que no se supera el aforo máximo permitido
Los comerciantes se encargan de controlar que no se supera el aforo máximo permitido

Tres ladrones fuera de la circulación

La Guardia Civil puso fin a la trayectoria de tres maleantes después de al menos, 47 robos en farmacias y negocios de hostelería y restauración. Fueron detenidos en un piso del distrito y cometían sus fechorías fundamentalmente en localidades de Madrid y Toledo.

Con nocturnidad, dañando los establecimientos que asaltaban y, por supuesto, haciendo caso omiso al confinamiento que establece el estado de alarma. Así actuaban los tres delincuentes detenidos por la Guardia Civil en la operación denominada Blackroof-Cervero, organizada tras detectarse una serie de actos delictivos con características similares en municipios de Madrid, Toledo y, en menor medida, Ciudad Real y Segovia. Se les imputa el robo, al menos, en 47 farmacias y locales de restauración y hostelería.

Su modus operandi era un poco brusco: o bien accedían forzando los cierres de los negocios atacados o rompiendo puertas y ventanas utilizando las tapas de las alcantarillas que encontraban a mano. Del análisis de los hechos delictivos, que siempre se cometían en horario nocturno, se comprobó que el grupo al menos lo conformaban tres personas. Tras constatar el patrón similar de los robos cometidos y la localización en poblaciones de las provincias de Toledo y Madrid, diferentes unidades de la Guardia Civil establecieron dispositivos de vigilancia que les llevaron a centrar sus investigaciones en un grupo de personas residentes en San Blas-Canillejas, punto desde el que se trasladaban para perpetrar los delitos.

En los registros efectuados con motivo de la detención de los sospechosos se les  intervino el vehículo robado que utilizaban para desplazarse, material empleado para sustraer automóviles, gran cantidad de productos obtenidos con los ilícitos y 108 gramos de cocaína. A los tres se les imputan los delitos de pertenencia a grupo criminal, contra la salud pública, así como la autoría de robos con fuerza en bares, ópticas, gasolineras y, principalmente, farmacias.

En el registro efectuado por la Guardia Civil se encontraron 108 gramos de cocaína
En el registro efectuado por la Guardia Civil se encontraron 108 gramos de cocaína

Los lugares donde sufrieron sus fechorías: Toledo (Olías del Rey, Mazarambroz, Añover del Tajo, Almonacid, Seseña, Numancia de la Sagra, Villarubia de Santiago, Mocejón, Carranque, Casarrubios del Monte, Ventas de Retamosa, Polán o Val de Santo Domingo), Madrid (El Álamo, Buitrago, La Cabrera, San Agustín de Guadalix, Las Rozas, Villanueva del Pardillo y Navalcarnero), Ciudad Real (Ciudadrealeña y Campo de Criptana) y Segovia (Boceguillas).

También se les ha propuesto para sanción por incumplir el artículo 7 del Real Decreto 463/2020 y no respetar el confinamiento durante el estado de alarma.

La operación la ejecutaron agentes pertenecientes a la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Toledo, a los Equipos Roca de la Guardia Civil de Illescas y Mora y al Grupo de Delincuencia Organizada de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Guardia Civil de Madrid, que contaron con la colaboración de agentes pertenecientes a la USECIC de la Comandancia de Madrid.

Tres botellones en la primera noche de desescalada

Material incautado por la Guardia Civil a los tres detenidos
Material incautado por la Guardia Civil a los tres detenidos

Por otra parte, el día que se estrenó la primera fase de la desescalada algunos no pudieron evitar montarse una fiesta para celebrarlo. De los treinta botellones detectados por la Policía Municipal de Madrid entre las 22:00 horas del sábado y las 4:00 horas de la madrugada del domingo de aquella noche inaugural, tres se concentraron en nuestro distrito.

A los jóvenes impacientes se les propuso para una sanción por saltarse el estado de alarma y otra por consumo de alcohol en la vía pública. La multa a la que se enfrentan supera los 900 euros.

Responsables policiales han manifestado que serán muy rigurosos con este tipo de conductas, que serán controladas y denunciadas.