Víctor Martín, un atleta de OCR en San Blas-Canillejas

Este vecino de 25 años residente en la calle Herbolario disfruta de un deporte que cada vez tiene más adeptos en la capital de España. El veneno del atletismo le fue inoculado casi por casualidad, “mi hermano me convenció para correr la San Silvestre”, confiesa, y ahora es un reputado corredor de OCR. Página del Distrito charló con él.

¿Cómo fueron sus inicios en el mundo del deporte?

Fue gracias a mi hermano, un 31 de diciembre del año 2015. Yo era una persona que no llevaba para nada una vida de deportista, era antideporte. Mi hermano me animó a que corriese la San Silvestre con él sin preparármela ni nada. Le costó convencerme pero al final accedí. La corrí y me encantó. De ahí pasé a una carrera de obstáculos, me gustó; hice algunas en tandas populares y también quedé satisfecho. Mi hermano me metió el afán por competir.

Víctor Martín, un atleta de OCR en San Blas-Canillejas

Para los que son profanos en la materia, ¿qué es un corredor OCR?

El corredor OCR es un corredor de carreras de obstáculos. En mi opinión es un deporte de lo más completo ya que debes aglutinar fuerza, agilidad y hay que trabajar mucho la suspensión para poder sortear obstáculos. Suelo recorrer distancias que van de los 8 a los 13 kilómetros pero en Europa hay distancias que pueden llegar hasta los 50.

Víctor Martín, un atleta de OCR en San Blas-Canillejas

¿Qué cualidades debe tener un corredor OCR?

La base sigue siendo la carrera, el ritmo y sobre todo tener un buen fondo físico. Luego, el atleta debe tener fuerza para llevar distintos arrastres. En una carrera de obstáculos hay que llevar carga, sacos, ruedas, lastres… También tiene que ser una persona ágil para saltar, para salir de las pozas, para subir cuerdas… debe tener un buen punto de velocidad, tener buen ritmo de carrera. La suspensión es otro punto clave.

Víctor Martín, un atleta de OCR en San Blas-Canillejas

¿Recuerda cuál fue su carrera más dura?

Ha habido muchas. Yo digo que no hay carrera dura sino la manera en que la afrontas puede ser más dura o más tranquila.

¿Suele utilizar estrategias?

Depende de la distancia y de cuáles van a ser los primeros obstáculos. De eso dependerá de que salga más conservador o más tranquilo. Recuerdo por ejemplo la Spartan Race de Andorra, que fueron tres carreras en un fin de semana, ya en la última carrera salimos con la reserva. Una carrera fue de 7 kilómetros, otra de 22 y la otra de 13. Fue muy duro.

Víctor Martín, un atleta de OCR en San Blas-Canillejas

¿Corre mejor con frío que con calor?

Prefiero el frío porque correr con mucho calor es agotador. Dentro de lo malo que tiene el frío, si llevas un buen ritmo constante, no te paras puedes entrar rápido en calor. Lo malo de estas carreras es que también meten partes de natación y correr una carrera de este tipo en invierno hace que uno puede sufrir alguna hipotermia. Yo ya padecí dos.

Víctor Martín, un atleta de OCR en San Blas-Canillejas

¿Se renuncia a mucho cuando se practica un deporte de este tipo?

Sí. A mi edad mucha gente sale de fiesta yo eso no lo puedo hacer. De todas formas, lo que a mí me llena es acabar una carrera en buena posición, más que salir de marcha y volver a casa a las tantas de la madrugada.

¿Cómo se presenta diciembre competitivamente?

Tengo una Teodosio Extreme en Extremadura y otra carrera más en Barcelona. Sigo corriendo la San Silvestre pero disfrutándola con mis amigos, es la única carrera que me tomo tranquila al año.

¿Cree que se fomenta lo suficiente el atletismo en Madrid?

El fútbol es lo que más suena pero creo que el atletismo debe ser la base del deporte. Yo nunca di clase de atletismo, las series que realizo me las programa mi entrenador. Entreno en la pista de atletismo que hay en Suanzes y hago muchas series en cinta. También suelo ir mucho al parque Juan Carlos I.

Víctor Martín, un atleta de OCR en San Blas-Canillejas

¿Hay tradición de OCR en la capital?

En la Comunidad de Madrid hay 3 ó 4 equipos. Cada vez hay más centros donde se corren estas modalidades. Hay un centro en la zona de Las Rejas, el Vox Rajnarok muy interesante.

¿Cómo logras compaginar trabajo y deporte?

Es complejo porque este deporte en España no es tan conocido como en otros países, no recibimos tantas ayudas como nos gustaría. Mi horario laboral es hasta las 19.00 horas, a las 20.00 estoy entrenando, a las 22.00 horas llego a casa y a las 23.00 horas me suelo acostar para estar en forma al día siguiente. Es una vida rutinaria de trabajo-deporte-trabajo-deporte y fines de semana de competición. Los amigos suelen ser los de mi gremio.