Óptica Kore, una oftalmología de cercanía

Óptica Kore, una oftalmología de cercaníaPosee este negocio, que cumple su primer año en su nueva ubicación, avenida Canillejas a Vicálvaro, 51, reminiscencias griegas. Su nombre remite a una tipología escultórica de la Época Arcaica de la Antigua Grecia, que consiste en una estatua femenina en posición de pie, (cuya versión masculina del mismo tipo se designa kuros).

Óptica Kore no tiene reparos en refutar el estribillo del archiconocido tango, “veinte años no es nada”. Celebra dos décadas en el distrito de San Blas-Canillejas intentando que los vecinos disfruten de una digna calidad visual. ¿Lo consigue? A tenor de la opinión de muchos de sus clientes, se diría que sin despeinarse. “Muy buena atención y precios en las gafas.”, “gafas a buen precio en el barrio, a favor del pequeño comercio”, “Trato de confianza; muy profesionales ¡Un gustazo!”, tales son la hornada de comentarios que se pueden leer al teclear en google el nombre de la empresa.

Los clientes vips de esta oftalmología de cercanía saben que en un primer momento su emplazamiento inicial correspondía a la calle Nicolasa Gómez. El cambio de domicilio se gestó hace más de un año, en enero de 2018, a una calle más de paso, más comercial y con un acerado más amplio.

María José Sánchez Jiménez, óptico-optometrista
María José Sánchez Jiménez, óptico-optometrista

Profesionalidad como valor diferencial

Uno de los principales valores de los que puede presumir esta empresa madrileña reside en su alto grado de profesionalidad que enlaza asimismo con una cercanía tan sincera que suscita en la clientela el permanente deseo de graduarse la vista aunque no se lo haya prescrito el médico.

Es probable que María José Sánchez Jiménez, óptico-optometrista en ejercicio desde que acabó su carrera en 1984, sea la responsable de que Óptica Kore se haya convertido en algo más que una oftalmología de distrito. Su dilatada experiencia en clínicas privadas, trabajando por cuenta ajena, le llevó a emprender por su cuenta en 1997 y abrir una óptica que se ha convertido en toda una referencia para los vecinos de San Blas-Canillejas.

Son 22 años facilitando a la población del distrito unas gafas de diseño moderno, a buen precio y con materiales resistentes. “Me gusta afirmar que Óptica Kore es un tipo de negocio familiar y consideramos que uno de nuestros principales valores es la cercanía. Por aquí han pasado muchos niños del distrito que ahora son adultos y eso es algo que nos llena de satisfacción”, destaca Sánchez Jiménez al tiempo que reconoce que “a nuestra tienda viene gente de otros distritos fundamentalmente por el boca a boca”.

Para conseguir la mejor atención a todos los clientes, siempre tiene en cuenta una “adaptación a medida e individualizada. “Es importante proporcionar una buena visión en todo tipo de distancias”, asegura la óptica-optometrista.

Desde que se realizó el convenio con el Colegio de Ópticos y la Seguridad Social, son muchos los pacientes que acuden al 51 de la avenida Canillejas a Vicálvaro para proceder a una correcta graduación visual.

Óptica Kore, una oftalmología de cercanía

Incremento de la miopía

Visualmente, la miopía es la epidemia del siglo XXI y en la actualidad, con la aparición de los dispositivos digitales, parece que la dolencia ha encontrado un inesperado aliado.

En cuanto a los niños, hay que tener presente, según Sánchez Jiménez que “el estilo de vida de los más pequeños ha cambiado: móvil y tablet son la norma”. La miopía “está aumentando en los niños y con ello las enfermedades asociadas”. “Prevención, detección y controles periódicos resultan imprescindibles”, señala.

Óptica Kore abre de 10.00 a 14.00 horas por la mañana y de 17.15 a 20.00 horas en horario vespertino. Si el horario de la tienda coincide con el horario laboral de un cliente, María José Sánchez no tiene problema en atenderlo fuera de su agenda oficial. Así son las ópticas familiares.

Leer más

La doble vida de Iván del Barrio, jugador y pintor a tiempo completo

En esta época de ninis (gente joven que no estudia ni trabaja), de masivo desempleo juvenil y de una incontestable oferta de ocio, resulta una proeza toparse con alguien como Iván del Barrio, vecino del barrio de Simancas, para quién las 24 que acumula un día resultan poco menos que insuficientes.

Porque este vecino de San Blas-Canillejas tiene en la actividad su razón de ser: permuta su existencia entre su empresa Pinturas Zamo y la liga Nacional de Fútbol Sala prestando sus servicios en el Viña Albali Valdepeñas. Puede decirse que en ambas vertientes, la empresarial y la deportiva, la vida le sonríe, quizás porque ama lo que hace y porque las cosas que se consiguen con esfuerzo gozan de un paladar más dulce.

Iván Del Barrio
Iván Del Barrio

Joven empresario

El creador de Pinturas Zamo (su denominación es un guiño, que proviene de mediados de los años 90, al futbolista chileno Iván Zamorano exjugador del Real Madrid) supo anticiparse pensando en el futuro para cuando viniesen mal dadas. Trabajaba en Azulejos Brihuega, empresa que ejecutó un ERE, a la postre decisivo para que Iván del Barrio entrase de lleno en el agobiante universo de los autónomos. En una arriesgada decisión, resolvió tomar las riendas de su vida y erigirse en emprendedor (un eufemismo como otro cualquiera para evitar la demonizada palabra empresario).

Con altas dosis de intuición y astucia y gracias a la experiencia acumulada en su anterior empresa de pavimentos este vecino de San Blas-Canillejas montó Pinturas Zamo, un negocio que, desde 2014, da trabajos a varias personas y que aplica todo tipo de pinturas en toda clase de superficie, tanto en lugares externos como internos. En ese sentido, son capaces de sanear y pintar un techo y paredes con pintura plástica y con paredes de pizarra acrílica. Podría afirmarse que no hay secretos: lo mismo realizan el pintado de una bañera en pintura poliuterano que eliminan el gotelé de un tabique. Su cartera de clientes es tan fiel como dilatada, por eso necesita en ocasiones contratar a muchos pintores (con contrato de fin de obra) para dar cobertura a tan intensa demanda de trabajo.

Deporte y empresa

El mérito de Iván del Barrio no es otro que compaginar dos actividades que no tienen mucho que ver pero que encuentran un lugar común: la exigencia. El fundador de Pinturas Zamo tiene que lidiar cada día con la permanente obligación de sacar adelante su empresa y competir en la cada vez más competitiva Liga Nacional Fútbol Sala. Quizás, su severo nivel competitivo en el Viña Albali, su equipo, le haya servido como entrenamiento para batallar cada día en el complejo universo laboral. El deporte enseña valores y este empresario de 39 años los aplica atinadamente. “Empecé en el año 99 jugando la Liga Nacional, que es la organización de máximo nivel de fútbol sala. Con 19 años ya jugaba en la Segunda División y, sinceramente, no he jugado más años en Primera porque he estado muy ligado al trabajo”.

No resulta sencillo ganarse la vida practicando una ocupación polideportiva. Iván del Barrio lo consigue, es profesional desde la década de los noventa y tiene estatus de pluriempleado: trabaja por cuenta propia en la pintura, y por cuenta ajena en el fútbol sala. Se considera un jugador de clase media-baja, que ya se concibe como todo un logro por el nivel, cada vez más elevado, del fútbol sala en España. “He jugado contra Edesio, el duende; también contra Vadillo, un jerezano que llegó a ser internacional con la Selección. Mi mejor época fue con 28 ó 29 años. Siempre jugué en Madrid y Castilla La Mancha porque era lo que más me convenía. Al estar hipotecado desde muy joven, necesitaba estabilidad, no irme demasiado lejos a jugar”, confiesa.

Si por algo destaca Pinturas Zamo, un negocio que ha llegado a figurar como publicidad en camisetas de algún equipo, es la seriedad y el compromiso con el cliente. “Si me comprometo a pintar una casa o lo que sea con un cliente, eso va a misa aunque hay que decir que no todo es pintar, hay que ser limpio, puntual, curioso. Desde que comencé quise llevar esa línea y no la he cambiado por eso me va bien, no me falta el trabajo”, explica Iván del Barrio.

Por último, no se olvida este vecino que llegó a San Blas-Canillejas en el 92, de otros jugadores de fútbol sala que han salido del distrito para alcanzar la élite. “Siempre hubo un gran nivel en este distrito, nombres como Julio García Mera, internacional, o José Prieto de Interviú proceden de San Blas-Canillejas. Hay que reivindicar al futbolista de barrió”, concluye Del Barrio.

Leer más

Academia de baile Orishas, un pedazo de Cuba en San Blas

En una época en la que la mayoría de locales que se abren al público son sucursales, farmacias o despachos de abogados laboralistas, hay que celebrar por todo lo alto la apertura de una academia de baile. Porque si hay un atajo para la felicidad, el baile es uno de ellos.

Academia de baile Orishas
José Luis Feo y Yanulka O’Farrill

Este santuario de la danza cubana se inauguró el 1 de noviembre de 2017 gracias a la iniciativa de José Luis Feo, que convenció a su pareja, Yanulka O’Farrill, para que abrieran al público una academia de baile en lo que en su día fue el Gimnasio Fausto, templo de los deportistas de San Blas-Canillejas desde 1984. Para los que no lo sepan o sean profanos en la materia, decir que Faustino Morales García, fallecido en 2009 y antiguo dueño del local, llegó a ser presidente de la Federación Española de Kárate, un personaje muy prestigioso entre el círculo deportivo de la capital. Si antes llegó a ser la meca del kárate, el recinto que ocupa ahora Orishas es uno de los máximos referentes del baile cubano en Madrid. La cosa es trascender en la calle Longares, número 10.

Academia de baile Orishas

Clases de baile afrocubano

Hay que puntualizar que en Orishas se enseña el auténtico baile cubano, sin artificios ni adulteración, el llamado estilo cubano que es la forma original de bailar Casino. Es, a diferencia de los estilos que han ido surgiendo en los últimos años, el que toma más elementos y pasos de cuanto baile existió antes o después.

Es con toda seguridad el baile de salón cubano más complejo y también el más divertido. Los primeros pasos de este baile se desarrollaron en el Casino Deportivo de La Habana y otros salones de baile de la capital cubana a finales de los años cincuenta, de ahí el nombre que tiene en Cuba: casino, pues originalmente se llamaba «el baile del Casino«. A finales de los años sesenta recuperó su popularidad y ya no se ha dejado de bailar hasta nuestros días.

Academia de baile Orishas

El casino parece más bien juguetón, rítmico y animado y no está orientado hacia la competición, como otros bailes de salón. Es, en cierto modo, un baile de salón, pero en ‘mangas de camisa arremangadas’ que aún sigue evolucionando. Sin embargo, para las distintas figuras, hay varias combinaciones de pasos básicos que deben ser dominadas para poder ejecutarlas correctamente.

Factor diferencial

Uno de los grandes factores diferenciales de Orishas, es que enseñan los originales bailes cubanos a cualquier persona empezando desde cero. Da igual la edad, la clase social, el sexo, la religión… en Longares 10 no hay excusas a la hora de aprender los ritmos caribeños. La profesora y directora, Yanulka O’Farrill, ex bailarina del Folklórico Nacional de Cuba, con una dilatada experiencia profesional y un curriculum a prueba de bombas, es la encargada de mostrar todas las novedades y tendencias de las danzas afrocubanas, como por ejemplo, el Yoruba con todos los Orishas; el Arará;  la Yuka, la makuta y el palo monte, (del Congo todos ellos), así como el Gagá de origen Francohaitiano y la rumba cubana surgida en la isla tras la abolición de la esclavitud. Tampoco pasan por alto, el cha-cha-cha, mambo o incluso flamenco (cada disciplina tiene un profesor asignado).

Academia de baile Orishas

Además, se marcan como objetivo profesional (algo que suelen conseguir sin despeinarse): formar tanto a profesionales como a principiantes, y también a aquellos que ya saben bailar pero que quieren profundizar en su aprendizaje, siempre de una manera dinámica y divertida, con concepto y conocimiento de lo que se está trabajando y con una didáctica adecuada a la materia.

Otra meta básica en Orishas, es crear grupos sociales, donde se fomente la interacción social a través del baile y se junten personas que compartan las mismas aficiones, que puedan salir a bailar y poner en práctica lo aprendido.

Academia de baile Orishas

Hay que señalar también que suelen realizar actuaciones en Festivales de Salsa, en discotecas, donde el alumno se siente protagonista de la noche creando así un ambiente inmejorable.

Es importante recalcar que son muchos los artistas de renombre que suelen visitar esta escuela de baile afrocubano para impartir clases magistrales, son profesionales consagrados que vienen de toda Europa a enseñar sus capacidades. No hay ningún lugar en todo Madrid con semejante poder de convocatoria en cuanto a danza se refiere.

Academia de baile Orishas

Leer más

Bar Camarero, bien de interés patrimonial en Amposta

Oculto, como esos tesoros de difícil acceso, se ubica desde hace 52 años en la calle Pasaje de la Rueca, 2, el legendario Bar Camarero, uno de esos sitios capaces no ya de hacer barrio sino de hacer ciudad.

A los mandos de Azucena Camarero este establecimiento se configura como un bien de interés patrimonial de todo un distrito, en este caso el de San Blas-Canillejas. Desde 1966 el Bar Camarero lleva haciendo felices a sus parroquianos gracias a dos factores que se antojan fundamentales: la cercanía en el trato con la clientela y el amor que le ponen a todo lo que aderezan en sus fogones. No hay más secretos. Por eso no causa asombro que se acudan a sus manteles personas de otros distritos y municipios persuadidos por las dotes culinarias de Azucena, que ha tomado el testigo de sus padres posicionando al restaurante en el lugar que se merece, esto es, en el corazón de los vecinos del barrio.

Pocas cosas son más fiables que un bar regentado por una familia. Podría tratarse de una prolongación parental en toda regla. En el Camarero los clientes mantienen un vínculo que trasciende al mero tapeo o desayuno. Dos mañanas acodado en la barra y ya el personal se percata de lo que te gusta sin necesidad de pedirlo.

Bar Camarero

Cocina hogareña

Salta a la vista que la especialidad del establecimiento de Pasaje de la Rueca, 2 es la comida doméstica, pero ojo, como reconoce Azucena, “desde un punto de vista moderno, renovado”. Y es cierto, en el Camarero conviven a la perfección y sin estridencias la tradicional oreja a la plancha con la torta de doña Inés con rulo de cabra y mermelada de pimiento. Las expectativas de un comensal castizo así como de uno vanguardista se ven ampliamente recompensadas.

Conejo al ajillo, sepia, patatas bravas, croquetas muy caseras, morcilla de arroz, callos a la madrileña, paté caliente con salsa de arándanos, son algunos de los platos que elabora con grandes dosis de maestría y conocimiento Azucena Camarero y su equipo. Todo ello con una puesta en escena sencilla a la par que minimalista, como si quisiera dejar claro que lo importante no es el continente sino el contenido.

Bar Camarero

No tiene demasiado misterio el éxito del Camarero. Su celebridad se fundamenta en una muy cuidada selección de buenas materias primas. “Intentamos ofrecer al cliente lo mejor: las mejores verduras, el pescado más fresco, la carne más jugosa… eso es lo que nos diferencia del resto. Nosotros preferimos tener un buen boquerón que no una merluza normalita, por mucho que sea merluza. Lo que come el cliente es lo que comemos nosotros”, explica la actual matriarca de un establecimiento que abre todos los días de la semana excepto el lunes.

Atesora el Bar Camarero una clientela tan fiel (generaciones enteras han degustado con deleite los huevos rotos con jamón y gulas de Azucena) y una irremediable confianza en lo que ofrece que apenas ha notado la reciente construcción del Wanda Metropolitano. “Nuestros clientes, con fútbol o no, son los de siempre. Lo que sí es cierto es que es posible que los días de partido vengan antes a tomarse sus cañas, pero ni hemos perdido gente ni hemos ganado”.

Bar Camarero

Desde las 8.00 hasta las 2.00 horas de la mañana abre sus puertas este encubierto bar de San Blas-Canillejas que tiene la particularidad de ofrecer desayunos salados a su clientela. Es cierto que los amantes de las tostadas y porras tienen en el Camarero un lugar insobornable, pero merece la pena degustar unas migas del señor Juan (muy celebradas por la concurrencia) con un café caliente o un pincho de tortilla acompañado de un colacao.

Dos años ganando la Ruta de la Tapa suponen suficiente aval como para poner en tela de juicio la cocina castiza del Camarero. Su magret de pato le valió este año para hacerse acreedor de la mejor tapa de todo San Blas-Canillejas pero si existe un plato que marca la diferencia y por el que los clientes suelen llegar procedentes de otros distritos es el bacalao a la Juana. “No tiene nada: es una salsa de tomate casera, con su pimiento, su cebolla, su buen bacalao…se pocha respetando su tiempo y a comer…”

Bar Camarero

Leer más

Comunidad Colchonera, santuario del descanso desde 1962

Se le atribuye a Charles Bukowski la siguiente cita: “Los mayores inventos del hombre son la cama y la bomba atómica: el primero te aísla y el segundo te ayuda a escapar.” Exagerada o no, lo cierto es que disfrutar de una buena piltra determina la calidad de vida de todo ser humano hoy en día. Dime cómo duermes y te diré qué te ocurre, sería un buen enunciado.

Eso es algo que tiene muy presente Comunidad Colchonera, un negocio familiar que lleva gestionando descanso a los vecinos de San Blas-Canillejas desde 1962. Sus inicios se remontan a la calle Modista número 22, lo que antiguamente ocupaba el colegio Pío XII. Una buena gestión empresarial sumada a la gran aceptación por parte del vecindario, les llevó a abrir más establecimientos. Son once locales los que existen en la actualidad, una circunstancia a tener en cuenta en tiempos en los que la clausura de negocios suele ser el pan nuestro de cada día.

La evolución en cuanto a colchones que ha experimentado esta tienda ha sido gigantesca, de fabricar jergones de lana se pasó a los de muelles, una alegoría del desarrollo manufacturero que vivió el distrito.

Comunidad Colchonera

Comercio de cercanía

Van de la mano dos propiedades que sirven para justificar la excelente salud del negocio: Comunidad Colchonera es un comercio de cercanía (el vecino de San Blas siente la tienda como algo propio) que, a su vez, tiende a la expansión, no se conforma con adquirir clientes locales, sino que va más allá. Un portugués o  francés que quiera un colchón de calidad a precio competitivo puede solicitar los servicios de esta empresa ubicada en la Avenida de Canillejas a Vicálvaro, 117.

Cuenta también este negocio con un valor diferencial que lo deslinda de sus más próximos competidores: suelen tener en todo momento lo que el cliente necesita, propiedad que no se encuentra al alcance de las grandes franquicias. Comunidad Colchonera no impone nada, trabajan con todas las grandes marcas para que el cliente se sienta (nunca mejor dicho) respaldado.

Comunidad Colchonera

Tienda outlet

La elección de un colchón es una de las decisiones más importantes por cuanto se trata de una inversión en salud en toda regla. Más vale no equivocarse a la hora de seleccionarlo porque se trata de un compañero de viaje nocturno con una duración de 10 años. Con el jergón debes aceptar o de lo contrario la salud se resiente. Comunidad Colchonera le da la posibilidad al cliente de probar el colchón durante 30 días. Si en ese tiempo no convence el producto, el comprador puede cambiarlo por otro sin el más mínimo inconveniente. Esos colchones que son rechazados pasan a ser vendidos en la tienda outlet de Rivas Vaciamadrid (calle Electrodo, 4).

Parejas que acaban de casarse, vecinos de toda la vida del barrio, gente de muchos distritos de la capital, hoteles de Madrid, viviendas…el target de este negocio es tan amplio como las marcas que ofrece al consumidor, todas de primer nivel (Flex, Pikolín, Relax, Dormilón, etc.). Así mismo, son capaces de enviar colchones a cualquier punto de la península ibérica sin variaciones en el precio.

Atendiendo a su evolución, el tipo de colchón que más se despacha en la tienda de San Blas-Canillejas es el mixto, esto es, con bloque de muelles en el interior más viscoelástica. Este modelo proporciona firmeza, confort y ergonomía (adaptación al cuerpo) en los movimientos nocturnos. Este tipo de colchón es muy recomendable porque los muelles ensacados crean una cámara de aire en el núcleo del colchón que permite una mejor transpiración del mismo.

Comunidad Colchonera

Una de las efectivas virtudes de Comunidad Colchonera estriba en la capacidad de aconsejar lo que a cada persona le conviene con respecto a su salud. Recomienda por tanto no utilizar colchones excesivamente firmes porque puede dañar la zona lumbar en numerosas ocasiones.

De 10 de la mañana a 14.00 horas y de 17.00 a 20.30 horas, los profesionales del colchón en San Blas-Canillejas están listos para que el cliente invierta en calidad de vida. Pasamos más de una cuarta parte de nuestra existencia durmiendo, así que Comunidad Colchonera puede influir en que esos periodos sean los más fructíferos posibles.

Comunidad Colchonera

Leer más

Globalbox, una alternativa a la falta de espacio en San Blas

Uno de los grandes problemas que padecen las ciudades con alta densidad de población es su falta de espacio. Por esa razón, muchas personas se plantean cada vez más, la opción de alquilar un trastero donde alojar los enseres y objetos que no tienen cabida en el domicilio. Ahí es donde entra en juego una empresa como Globalbox para solucionarte la vida.

Esta empresa de capital 100% canadiense ha llegado a San Blas-Canillejas para quedarse. Ocupa lo que en su día fue una fábrica de envases para perfumería, en la calle Emilio Muñoz, 53, y se encuentra abierto al público desde el mes de julio de 2018. Pero, ¿qué es Globalbox? En palabras de Mike Van Westering, su director general, “una empresa de alquileres de trasteros con cinco centros abiertos y dos en fase de construcción”.

Globalbox

Una de las principales propiedades de esta firma es la de encontrar soluciones, donde no existe capacidad ahí se encuentra Globalbox para solventar el problema. Dispone actualmente de 350 trasteros de todos los tamaños posibles (desde un metro cuadrado hasta 50) y tiene la fija intención de alcanzar los 800.

Pese a que este tipo de empresas con vocación de servicio al ciudadano ofrecen el mismo tipo de asistencia, lo cierto es que Globalbox se distingue del resto de competidores por sus atractivos precios y porque pone a disposición del cliente una serie de prestaciones (contrato a medida, acceso diario a sus dependencias, furgoneta gratis, vigilancia intensiva…) que garantizan su tranquilidad de manera eventual.

Globalbox

Tipología del cliente

Desde 19,95 hasta 300 euros al mes, dependiendo del volumen contratado, se puede alquilar un espacio en la calle Emilio Muñoz, 53. “Nos hemos dado cuenta de que en San Blas-Canillejas la gente solicita trasteros más pequeños, como una especie de anexo a su piso donde se guarda la ropa de verano, de invierno, bicicletas, etc”, explica Van Westering al tiempo que reconoce que “hay dos tipologías de usuarios: uno que tiene una necesidad temporal de alquilar ya sea por una mudanza, un divorcio o que recibe una mercancía que no sabe dónde meter (pueden estar un mes o dos ya que los contratos son mensuales sin compromiso de renovación a largo plazo) y luego existe otro perfil de clientes domésticos que utilizan el trastero como un anexo de su vivienda”.

Es de dominio público que en el distrito de San Blas-Canillejas proliferan los pisos de renta antigua, muchos de ellos, por no decir la totalidad, carecen de trasteros. La reciente implantación en la zona de Globalbox, ha venido a paliar el hándicap de espacio en la zona.

Globalbox

Así las cosas, Globalbox ofrece un nuevo servicio de trasteros en Madrid 24 horas a través de un contrato especial que permitirá al cliente acceder al recinto de boxes a cualquier hora del día. Su mayor virtud es la facultad de trasladar las existencias con cualquier tipo de vehículo, aunque sea de gran volumen, ya que no hay limitación por la altura de puertas de acceso hasta el contenedor, por lo que se puede maniobrar con facilidad.

En el centro Emilio Muñoz, número 53 el servicio de trasteros 24 horas se ofrece dentro del edificio general, siendo necesario adaptarse a los accesos físicos del edificio. En todos los casos se puede contratar diferentes tamaños de boxes según la disponibilidad. Dentro de los horarios de cierre de los centros, la entrada se realizará con tarjetas especiales que activan la apertura de las puertas destinadas a ese tipo de acceso. Desde el momento en que se abren los accesos hay cámaras de vigilancia que graban en todo momento cualquier tipo de actividad hasta que se produzca la salida del recinto.

Se debe mencionar que está prohibido guardar en los altillos de Globalbox alimentos perecederos (suelen dejar mal olor), todo tipo de animales, drogas, explosivos y además, no está permitido dormir en el interior (los trasteros carecen de toda alimentación eléctrica para que sólo sirvan como lugar de almacenamiento).

Globalbox

Trasteros exteriores

Por último, los trasteros exteriores se convierten en el lugar idóneo en el que guardar vehículos con motor, como motos, lanchas o demás maquinaria. La opción perfecta para conservar lo que el usuario desee en un lugar seguro. Entre otras muchas ventajas, podrá acceder con su coche o furgoneta hasta la puerta de tu trastero, facilitándote las maniobras de carga o descarga. Y, además, con su acceso durante las 24 horas.

Globalbox

Leer más

Carnicería Roberto, un templo carnívoro en el distrito

Carnicería RobertoNo se entiende la mala reputación de un producto que aporta una considerable fuente de hierro así como todos los aminoácidos esenciales, que contiene carnitina y la Vitamina B12 y que es el mejor tributo que se le puede conceder a los músculos. Esta enumeración de atributos lo tiene muy presente Roberto García, dueño de la carnicería que lleva su nombre y que se ubica desde hace más de un año en la calle Pobladura del Valle, número 6.

Desde el primer momento se percató del potencial que desprendía la zona para la apertura de un comercio cárnico. Muchos vecinos, pocos negocios abiertos, multitud de viviendas, fácil acceso. Lo que en su día fue una sucursal del Banco Santander se transformó en una de las carnicerías-charcuterías referenciales de San Blas-Canillejas. Más de 365 en el distrito, (Roberto García procede de un mercado de Abastos de La Elipa), le ha servido para darse cuenta de que la apertura de la empresa en San Blas, ha devenido en acierto. “Estamos muy contentos aquí. El público es amable y nos sentimos muy acogidos”, confiesa al tiempo que los primeros clientes de la mañana hacen acto de presencia en el establecimiento.

Aunque la carne resulta un producto transversal en la dieta de los madrileños, lo cierto es que el parroquiano tipo que acude a las dependencias de Roberto suele rondar los 50-60 años. La procedencia del cliente también es variada porque a los actuales, hay que añadir los usuarios procedentes de otros distritos como por ejemplo los de La Elipa, que tienen memoria y no pasan por alto el buen sabor de boca que este carnicero dejó en su mercado de abastos.

Valor diferencial

Siempre comprometido con la calidad, Roberto García cree que el valor diferencial del negocio que gestiona “reside en primer lugar, en la relación calidad-precio y luego en una atención, la cual se intenta personalizar al máximo”. Es por eso que esta joven empresa se encuentra formada por profesionales del sector, expertos cárnicos con recorrido que han recibido la mejor formación posible en una parcela donde el intrusismo es casi un precepto.

Gracias a la probada capacitación del personal, es recurrente que los clientes se dejen asesorar por ellos a la hora de elaborar la receta de algún que otro plato que incluya cualquier tipo de carne. “Eso es algo que nunca te va a garantizar una gran superficie, la atención tan personalizada como la que ofrecemos aquí. En un gran centro comercial te dan la típica bandeja, la profesionalidad no es algo que se valore en exceso”, explica el gerente del negocio emplazado en la calle Pobladura del Valle, 6.

Carnicería Roberto

No hay que ser muy ducho en la materia para constatar que el comercio de proximidad aconseja mejor porque atienden diariamente a la misma gente. Quizás, estos futuros profesionales pueden reactivar esta tradición que en algunos sitios se está perdiendo. Aunque considera que la forma de vida ha cambiado mucho y que los amplios horarios de los supermercados suponen una ardua competencia, Roberto García es de los que creen que la calidad y el trato cercano pueden contrarrestar los precios de las grandes superficies.

El cliente que se deje ver por primera vez en este local, paraíso de los carnívoros, se encontrará con todo tipo de carnes. Los que acuden a Roberto García buscan, como posesos, la ternera, el cerdo y el cordero, éste último sobre todo en Navidad. Es un reducto perfecto para hacer acopio de lo que se necesita para una barbacoa familiar, desde unas costillas de cerdo hasta las típicas hamburguesas y pinchos morunos. La casquería, uno de los puntos fuertes de la capital, está a la altura de lo que exige una ciudad como Madrid.

Dos charcuteros y dos carniceros componen el equipo que cada día, de 9.00 a 14.00 horas y de 17.00 a 20.30 horas mima a su parroquia ávida de un género cárnico con hechuras. Gracias a la gestión de García, parece que el consumo de carne no sufre peligro.

Carnicería Roberto

Leer más

La cervecería Kinto homenajea a los quintos en Las Rosas

La cervecería Kinto homenajea a los quintos en Las RosasSuele ser una causa de alegría la apertura de un nuevo bar, básicamente por un doble motivo: se generan nuevos puestos de trabajo además de suponer un refugio para que los clientes carguen pilas en estos tiempos de estrés y agotamiento. El Kinto Cervecería Grill, juego de palabras que sobreviene como consecuencia del orden numeral de negocios abiertos por Juan Antonio, (el anterior fue Il Quattro) se configura como la nueva apuesta del empresario hostelero en Las Rosas.

La cervecería Kinto homenajea a los quintos en Las Rosas

Emplazado en la calle Sofía, 177 y abierto todos los días de la semana excepto el lunes (curiosamente, el día en que menos partidos de fútbol se televisan), se diría que hablamos de un lugar con vocación de servicio público. Porque el Kinto, término que también homenajea a los insignes quintos de cerveza, está disponible para todo tipo de clientes. Los que se abonan a la teoría de que el desayuno es la comida más importante del día están de enhorabuena cuando visitan este establecimiento. El medio mollete con tomate, jamón serrano (o de York) o la tortilla francesa con un café recién hecho constituyen el mejor medio para activar el metabolismo gracias a la siempre beneficiosa dieta mediterránea.

La cervecería Kinto homenajea a los quintos en Las Rosas

KintoPor tan solo 3,20 euros, el cliente puede gozar de un desayuno perfecto, sano y lo suficientemente equilibrado como para encarar una dura jornada laboral de más de ocho horas. No es de extrañar que la clientela se caracterice por su heterogeneidad, desde trabajadores a estudiantes pasando por amas de casa que necesitan de un buen zumo de naranja acabado de exprimir, unas porras y churros para los más castizos o incluso un montado de tortilla, bacon y lomo.

Por alternativas no va a quedar en el nuevo negocio de Juan Nido. No se puede pasar por alto su oferta cervecera, para aquellos que consideran que el zumo de cebada es un placer para los sentidos. Cubos rellenos de botellines helados de Águila Amstel (6 euros) y Heineken (8 euros) provocan que el local casi esté a punto de colgar el cartel de “No hay billetes” ante la gran demanda de clientes deseosos de un trago largo, fresco y reparador de un botellín de cerveza. Asimismo, cuenta el Kinto con un tirador de Paulaner, la cerveza de los entendidos, los que exigen un mínimo de calidad en la cada día más invasiva cerveza de importación. Los fieles a la bebida de trago largo, tienen su cita con los globos, típicas copas de balón de 0,5 cl que se puede degustar por 3,20 euros, un precio tan competitivo como si se viviera eternamente en un Black Friday.

La cervecería Kinto homenajea a los quintos en Las Rosas

El templo de las hamburguesas

El local enclavado en la calle Sofía, 177, de casi 80 metros cuadrados de área, se presenta sencillo, sin estridencias superfluas, con tonos grises que suavizan el ambiente y una sala que abandera una televisión de interminables pulgadas destinada a ofrecer el mejor fútbol en abierto para todos los hinchas que desean disfrutar del deporte rey con una hamburguesa en la mano y amigos con los que conversar.

Tiene lo necesario el Kinto para los fanáticos de cualquier deporte. Como si su proximidad con el Wanda Metropolitano ejerciese algún efecto, este local tiene muchos boletos para convertirse en un templo de diletantes deportivos de primer orden.

La cervecería Kinto homenajea a los quintos en Las Rosas

¿Con qué acompañar un botellín de cerveza o un refresco burbujeante al tiempo que se visiona un partido de Champions League o de Euroliga de Baloncesto? El Kinto lo tiene todo previsto. La Crispy Chiken Burguer por 4,50 euros; la Burguer Charra Completa, por 7,50€ el Hot Dog XXL Kinto, por 5,50€ más una tabla con siete tipos de salsas distintas se estructuran como la mejor opción para una velada sin complicaciones. Puede decirse que las hamburguesas del Kinto alcanzan el nivel de una hamburguesería sin serlo, algo que se logra gracias a la gran materia prima que dispone sus chefs. El género como principal baza para atraer parroquianos. Eso se tiene muy en cuenta en un sitio como este.

Los platos del local de la calle Sofía, 177 son sencillos pero tienen la propiedad de hacer salivar al comensal. Desde sus platos combinados de toda la vida, pasando por esas ensaladas de pollo, tomate o aguacate y terminando por toda una gama de sándwiches que van más allá del simple piropo. Los molletes son el último descubrimiento de la empresa, siendo el de calamares, uno de los más demandados porque aúna casticismo y evolución.

Si la mejor forma de disfrutar de la vida o del deporte televisado es con amigos y una cerveza en la mano, el Kinto debe ser el lugar idóneo donde reservar mesa. Que no te lo cuenten.

La cervecería Kinto homenajea a los quintos en Las Rosas

Leer más

Natural Bouquets, una floristería como las de Holanda

Se le atribuye a la activista política Lady Bird Johnson la siguiente cita: “donde florecen las flores, hay esperanz”. La frase viene al pelo para explicar el proyecto laboral que allá por el 2003 embarcó a Juan Antonio Sugrañez y Mercedes Serrano.

Un viaje a la tierra de los tulipanes les cambió su proyecto vital. “Ambos trabajábamos en El Corte Inglés de Méndez Álvaro. Realizamos por aquel entonces un viaje a Holanda y nos preguntamos cómo era posible que en Madrid no existiese una floristería de tipo holandés, de flores bonitas a buen precio. Decidimos embarcarnos en el proyecto de montar una floristería por el amor que le tenemos a las flores”, relata Sugrañez, que junto a su pareja, detentan tres establecimientos florales: uno en la calle Fernán González, 44; otro en el Centro Comercial La Rambla y, el tercero, el que nos ocupa, en la calle Suecia, 71 en el corazón de Las Rosas.

Juan Antonio Sugrañez y Mercedes Serrano—Natural Bouquets
Juan Antonio Sugrañez y Mercedes Serrano—Natural Bouquets

¿Por qué Las Rosas y la calle Suecia en concreto? “Elegimos esta calle por el tipo de vía que es. Una avenida ancha, amplia, donde los trailers pueden descargar la mercancía sin problemas”, argumenta la pareja de Mercedes Serrano. Aunque la idea principal fue utilizar las instalaciones de Suecia, 71 para la recepción de mercancía, el negocio tuvo tan buena acogida en el barrio que decidieron que se convirtiera en una tienda al uso. “Desde el tercer mes ya teníamos buenos clientes”, confiesa.

Bien surtida y a buen precio

Nada eleva más el espíritu que una floristería y de eso es consciente Natural Bouquets, una florería llena de detalles en cada una de sus paredes y en cada uno de sus productos. No hay dos tiendas de flores iguales, eso lo sabe el cliente que entra en las dependencias de la calle Suecia, 71. ¿La razón?, le preguntamos a su dueño. “Nuestro surtido”, afirma taxativamente sin un ápice de titubeo. “Tenemos un surtido muy grande de todo tipo de flor, muy fresca porque compramos directamente al productor y a muy buen precio. Cuando llega un comprador a nuestra tienda suele exclamar: ¡qué cantidad de flores hay que no conozco…!”. Los amantes de las flores que suele acudir a Natural Bouquets no se ciñe sólo a los vecinos del distrito de San Blas-Canillejas, sino que acude gente de Coslada, Vicálvaro y Hortaleza.

Natural Bouquets, una floristería como las de Holanda

En la entrada, los visitantes encuentran flores para llevar a casa. Una variedad de flores diferentes para que usted mismo pueda hacer un florero a su gusto. Trabajan en Natural Bouquets sobre todo con  plantas de interior, “son el 80% de las plantas que recibimos”, reconoce Juan Antonio Sugrañez. “Ahora nos llega la temporada de la planta de Pascua, hasta ahora han sido los crisantemos, los ciclamen…las plantas de otoño-invierno las que han proliferado en la tienda. Lo que tenemos de exterior es la flor de temporada, que la cogemos siempre de productores nacionales”, recalca.

Natural Bouquets, una floristería como las de Holanda

La materia prima es la base de este negocio, disponer de un género mayestático que haga las delicias del cliente resulta ser el principal objetivo de la empresa, por eso se encargan de trabajar sobre todo con mucho producto nacional, de Chipiona, Alicante, Murcia y de las zonas verdes de Galicia. Sólo recurren a la importación, cuando recurren a Holanda y Colombia para traer género.

Pocas plantas o flores se le resisten a Natural Bouquets, tal y como reconoce su dueño: “funcionamos mucho con pedidos, hay mucha gente que nos pide un tipo concreto de planta, se lo gestionamos, le damos precio y se los traemos”.

A pesar de que tienen una propuesta muy fuerte en flores y plantas, el producto principal son los arreglos florales y los bouquets. Decoran eventos como bodas, iglesias, restaurantes, convenciones (inolvidable la que elaboraron en la clínica Menorca) y además, trabajan con embajadas.

Mercedes Serrano—Natural Bouquets

Pocos lugares se muestran tan solícitos con la clientela como Natural Bouquets, sólo cierran cuatro días en Semana Santa, Navidad y Año Nuevo y tres semanas en agosto (el verano es la peor época para la venta de flores porque no son de buena calidad por el tremendo calor que se sufre en los invernaderos). Está abierto de 10 a 20.00 horas sin cerrar al mediodía los 7 días de la semana. Fines de semana de 9.30 a 14.30 horas.

Su página web parece una extensión del lugar (www.naturalbouquets.es), en ella se pueden consultar todas las opciones para una buena decoración floral. Ya lo saben, Natural Bouquet trata de recordarnos que una flor es breve, pero la alegría que regala en un minuto es una de esas cosas que no tienen un comienzo o un final.

Natural Bouquets, una floristería como las de Holanda

Leer más

Aluminios Andrés de Frutos, el aval de una gran empresa

Siempre se ha dicho que la experiencia es un grado, que nunca es un fracaso porque siempre viene a demostrar algo. Aluminios Andrés de Frutos cuenta con más de 40 años de antigüedad y con un innegable afán de superación y crecimiento. Su desarrollo evolutivo es más que evidente: se pasó en sus inicios de ser un simple instalador a contar en estos momentos con una nave de producción de más de 800 metros cuadrados y una muestra de más de 140. El paso del tiempo ha jugado a favor de la empresa.

Valor diferencial

Una empresa que lleva desde 1977 al pie del cañón tiene en la pericia y en la mundología su valor diferencial pero no únicamente vive de eso el negocio de Andrés de Frutos: la diversidad es otro de sus rasgos distintivos porque se atreve con todo tipo de carpintería, madera, PVC, aluminios, cristal, persianas, etc. Para satisfacer a una clientela que en su mayor parte está formada por particulares (presta a veces servicios a empresas reformistas y a alguna obra), la fábrica ubicada en el Polígono Industrial Coslada (calle Copérnico 60-62) cuenta con maquinaria especializada, de altas prestaciones y cualificación que permite realizar, producir el diseño, corte y mecanización del producto. Es decir, al cliente se le elabora un presupuesto, una vez que éste es aprobado y tiene el visto bueno, pasa a la factoría, donde se saca las medias de corte, se secciona, se industrializa y se monta, finalmente la ventana. Un proceso riguroso, automatizado y eficiente al cien por cien. Hay que señalar, como dato para el interés, que entre las eficaces máquinas que posee la empresa de De Frutos,  se encuentra la de Doble Cabezal para el corte de aluminio.

Aluminios Andrés de Frutos

Referencia en la capital

Gracias a la profesionalidad demostrada en su larga trayectoria y siempre bajo la premisa de ofrecer productos de calidad a precios competitivos, Aluminios Andrés de Frutos ha sabido ganarse la confianza de numerosos clientes, convirtiéndose en referente del sector en San Blas-Canillejas y a su vez, en todo Madrid. Una confianza en la que, además de la alta calidad de sus productos, destaca la profesionalidad de los trabajadores de la empresa, encargados de ofrecer el mejor asesoramiento posible para ofrecer la solución más adecuada para cada caso. Y es que Aluminios Andrés de Frutos realiza todos sus trabajos a medida adaptándose siempre a las necesidades del cliente, ya sean particulares o empresas. Se puede afirmar categóricamente que el cariño con el que trabajan el aluminio es semejante al trato personal con nuestros amigos clientes.

Otra de las características que adornan a esta empresa especializada en la carpintería de aluminio es su adaptación a los tiempos. Andrés de Frutos ha sido testigo de todos los avances tecnológicos que ha experimentado el sector en la fabricación de ventanas, puertas, cerramientos, cubiertas, persianas, barandillas y rejas, y ha obrado en consecuencia. Adaptándose continuamente a lo que demandaba el mercado y actualizando sus cada vez más sofisticados servicios.  Son capaces de trabajar diferentes elementos y, a su vez, consiguen aclimatarse a todos los diseños, dimensiones y utilidades para llevar a cabo un servicio totalmente personalizado y bajo la demanda expresa de todos nuestros clientes. Tienen el dominio de perfeccionar espacios perfectos dentro de una vivienda, una oficina y también una nave industrial, creando ambientes acogedores y funcionales.

Aluminios Andrés de Frutos

Como cualquier negocio que depende de la construcción, esta empresa emblema del barrio de Las Rosas también sufrió las duras acometidas de la crisis. Hace diez años, Aluminios Andrés de Frutos pasó de tener a 32 personas trabajando, a contar con tan solo 15, en una recesión sin precedentes que obligó que muchas empresas del sector cerrarán por defunción. Gracias a la pericia y el nivel de profesionalidad de sus trabajadores y gestores, la factoría no sólo se ganó el derecho de seguir adelante sino que se ha vuelto a situar en la pole position en lo que se refiere a la carpintería metálica de la capital. La oficina de exposición y venta se encuentra operativa de 9.30 a 14.00 horas y de 16.00 a 20.00 (de lunes a viernes).

Así las cosas, Aluminios Andrés de Frutos le brinda la máxima seguridad propia de una entidad líder en el campo de la carpintería compuesta, en el que la carpintería de aluminio es uno de los ámbitos más relevantes. No obstante, como el movimiento se demuestra andando, lo ideal es que el lector se persone en la oficina de la calle Butrón y corrobore todo lo que pueden ofrecerle.

Aluminios Andrés de Frutos

Leer más