Vecinos de Rejas se manifiestan para paralizar los barracones del Goodall

El pleno de la Junta aprobó por unanimidad una propuesta del PSOE para instar a la Consejería de Educación a que no se acometa este tipo de construcción para la ampliación del centro educativo.

El pasado 21 octubre el pleno de la Junta de Distrito de San Blas-Canillejas aprobó por unanimidad una proposición para instar a la Consejería de Educación a que procediera a la ampliación del IES Jane Goodall “mediante la construcción de un gimnasio y el incremento de las aulas previstas en la segunda fase, eliminando la posibilidad de que esta se haga a través de la instalación de barracones”. La iniciativa fue presentada por Carlos Matilla, del Grupo Municipal Socialista.

La concejal socialista en el Ayuntamiento de la capital Mercedes González argumentó que estos módulos temporales “terminan siendo soluciones permanentes y no son una alternativa a la ampliación prometida. Si el sistema de construcción por fases es una auténtica atrocidad, un barracón con ocho aulas y cuatro baños es absolutamente inadmisible”.

Días después, alrededor de 200 personas se manifestaron en las inmediaciones del instituto para paralizar la ejecución de la obra. Entre los asistentes se encontraban la propia Mercedes González y Marta González de la Hoz, de Más Madrid. El IES se inauguró el curso 2019/2020 para evitar los trayectos de una hora que el alumnado debía realizar para dar clase en Barajas. No obstante el centro solo cuenta con seis aulas de ESO y diez más polivalentes. Aún no se ha levantado un segundo edificio que albergue el resto clases, tampoco el gimnasio, las pistas deportivas ni el aparcamiento para profesores y personal.

Por su parte, la Consejería de Educación niega que las aulas prefabricadas vayan a establecerse de forma definitiva y asevera que se están implantando como medida excepcional asociada a la pandemia y que la medida era necesaria para reducir los ratios.

Leer más

El Alfredo Kraus escenifica el viaje de Magallanes a través de la música

El instituto Alfredo Kraus puso en marcha durante el pasado curso un proyecto cultural para conmemorar el V centenario del viaje de Magallanes y Elcano. Los alumnos reprodujeron a través de la historia las vivencias de aquellos tripulantes. El profesorado espera volver a repetir la experiencia en esta nueva etapa académica.

En el curso 2019-20 se cumplían 500 años de la primera circunnavegación del planeta, la protagonizada por Magallanes y Elcano, explica a PD José Carlos Pina, profesor de música y de lenguaje-.  Era una buena excusa para juntar a un grupo de alumnos, de distintas edades, para que contaran a través de la música las emociones que tuvieron los marinos de ese momento.  La idea era que se sumergieran en sus mentes para que poco lo fueran contando”.

El profesor, Pina, en clase.
El profesor, Pina, en clase.

El profesor, Pina, en clase.El arranque era uno de los restos a superar, “ya que partes de una hoja en blanco, pero también de una documentación previa que fue facilitada a los alumnos. El caso es que los chicos se sumergieron en una aventura diferente y profundizaron en la utilización de un lenguaje artístico al que no están acostumbrados. Todo ello hecho, claro, a través de la música, que era el elemento que tenían que utilizar para hacer ver, por ejemplo, qué sintieron aquello hombres cuando cruzaron el estrecho de Magallanes. ¿Cómo lo hago? Pues ahí estaba una de las claves proyecto.

Para ello, tratándose además de alumnos en su mayoría no avezados (salvo el grupo de música del instituto, que colaboró) en conocimientos musicales, Pina dejó varios instrumentos en el suelo del aula para que ellos “fueran libres de elegir. Y la libertad absoluta veces da mucho vértigo. Decía Stravinsky que a veces no podía componer si no tenía algunas limitaciones puestas. La ausencia de límites hacía que la meta fuera más complicada, pero a la vez más interesante.

La presentación del proyecto también tuvo su aportación en el apartado de la originalidad: “Se lo fui contando poco a poco. Establecí, a través de una serie de cartas, un juego de adivinanzas, para que por sí solos fueran descubriendo poco a poco lo que íbamos a hacer. Luego los llevé a la Biblioteca Nacional, en donde había una exposición maravillosa sobre Magallanes para que se documentaran. Lo importante es que conocieran lo que había sido el viaje y decidieran en que aspectos querían centrarse. La reacción, en líneas generales, fue muy positiva”.

El pentagrama, eje de la iniciativa.
El pentagrama, eje de la iniciativa.

El pentagrama, eje de la iniciativa.La creación de pequeños grupos de trabajo forjó la aparición del primer objetivo, “la existencia de una primera idea musical. Algo sencillo que luego se pudiera desarrollar. Por ejemplo, plasmar musicalmente lo que se sintió al atravesar el estrecho. Claro, allí yo, como profesor, tenía que aportar mis conocimientos. Pero lo importante es que la idea que algunos crearon se puso luego al servicio de la totalidad, que poco a poco la fue matizando”.

Instrumentos básicos

Los instrumentos de láminas, xilófonos, metalófonos, fueron los más empleados, acompañados por guitarra, batería, Todo ello destinado a transmitir, “por ejemplo, la alegría de encontrar el Pacífico, que luego terminó en la angustia de llegar allí con los medios de la época para la navegación. Eso se reflejaba con una pieza etérea. En gran parte, llevarlos al inicio de la música, cuando se estaban construyendo las reglas”.

La llegada de la pandemia cambió las previsiones: “Se iba a realizar un concierto el 6 de mayo en el Antonio Machado con la colaboración de dos músicos profesionales. Tuvo que ser cancelado, pese al trabajo realizado. La salida que buscamos, aunque no era la mejor alternativa, fue utilizar el material y  montar las piezas para ofrecerlo online”. De cara al nuevo curso se mantiene la esperanza de que se pueda realizar el concierto presencial, “aunque los cambios propios de la nueva etapa escolar plantean una dificultad: cambios de asignaturas optativas, de aulas, pero se podría repartir el material y hacerlos con otros grupos. Pero la posibilidad de que se haga existe”.

Pina, antes de ser profesor, era conocido como “El Ruidos por mi afición a la música. He cantado en coros como amateur y profesional y he dirigido grupos profesionales. Me recuerdo antes cantando que hablando. Mi otra gran pasión es la literatura”.

Leer más

Integración y formación hostelera en la Quinta de los Molinos

Famosa por sus almendros y la majestuosidad que presta al paisaje urbano madrileño, la Quinta de los Molinos es mucho más. Un buen ejemplo es La Quinta Cocina, un proyecto que proporciona a este icónico lugar un valor social, integrador y formativo, además de un espacio de ocio. 

La ONG CESAL Centro de Estudios y Solidaridad con América Latina, con el apoyo del Ayuntamiento de Madrid, ha llevado La Quinta Cocina a Espacio Abierto, el centro dedicado a la educación y la creación en La Quinta de los Molinos. Un proyecto con el que se enseña a jóvenes de entre 16 y 23 años en riesgo de exclusión social a trabajar como auxiliares de servicio y ayudantes de cocina.

Chicos y chicas de diversas procedencias aprenden de hostelería gracias a un equipo que les atiende de manera individual utilizando lo que denominan “Aprender-Haciendo”. Felipe Rojas, Pipe, director y responsable del proyecto La Quinta Cocina, explica que desde CESAL llevan años desarrollando diferentes iniciativas sociales dentro de la Comunidad de Madrid en las que aplican este método formativo: “Hace diez años empezamos a impulsar la formación práctica hacia jóvenes. Hicimos ciertos cursos pequeños para que pudieran encontrar trabajo: de cocina, de sala, de reparación de móviles, de jardinería… Creemos que el “Aprender-Haciendo” es un buen método formativo por dos razones: porque responde al interés del chico o de la chica, que es el de aprender en la práctica, sacar la teoría de enmedio; y en segundo lugar encontramos que es una buena justificación para crear una nueva relación, ausente en muchos de estos jóvenes, que es el vínculo con el maestro. Quienes aportan el conocimiento son formadores que transmiten el amor por el oficio a jóvenes que están necesitados de la presencia de ese referente”, asegura Pipe.

El Ayuntamiento de Madrid ha dado luz verde a la prórroga del contrato de La Quinta Cocina
El Ayuntamiento de Madrid ha dado luz verde a la prórroga del contrato de La Quinta Cocina

En La Quinta Cocina se preocupan por ofrecer a los jóvenes un espacio que identifiquen como propio; algo que no sea ajeno a su realidad y de lo que quieran formar parte. Que les presente un horizonte mejor que el que les presta la calle, pero que respete sus ritmos. Para ello, desde CESAL, tienen muy presente el concepto de “familia” como una estructura desde la que enseñar, cuidar y acompañar. “Nosotros tenemos, no solo que aprender, sino mostrar y creer. Y tenemos que ofrecer una alternativa diferente a lo que ofrece el atractivo de la calle. En la calle hay un sistema de sobrevivencia, de afectividad; entre ellos se cuidan, se respetan. Y nosotros tenemos que ofrecer el mismo lenguaje, pero con otro camino. Por eso en La Quinta decimos que somos una familia. No queremos que ellos trabajen porque sea necesario trabajar, sino porque realmente reconozcan que el trabajo es un bien para ellos”, afirma Pipe.La Quinta Cocina atiende el Café-Jardín de Espacio Abierto, donde los muchachos en formación ofrecen alrededor de sesenta servicios diarios. Trabajan codo con codo con el resto de personal y con el apoyo de sus formadores en este emplazamiento reconocido como escuela de hostelería por el Ayuntamiento de Madrid. Para los responsables de esta iniciativa es importante la implicación de diversos actores en la transmisión del conocimiento.

Además de los propios profesores, La Quinta Cocina involucra a reconocidas empresas hosteleras de nuestra ciudad como Yakitoro, Coque o La Tasquería, entre otros, enviando al alumnado a realizar dos meses de prácticas tras los cuatro de formación. Y no sólo eso: también los clientes son un importante eslabón en la cadena formativa. A través de la búsqueda de la excelencia y el reconocimiento de los comensales, quieren hacer de los mismos parte de esa “familia” que conforma La Quinta Cocina. “Aspiramos a ser un referente gastronómico. Tenemos platos innovadores, queremos que todos los productos sean de carácter internacional, trabajamos con el comercio justo. Todo esto porque queremos que los chicos estén en un lugar de excelencia. Están socialmente excluidos y nosotros sabemos que en ellos hay algo muy bonito que tiene que ser reconocido. De la misma manera, como creemos en los chicos, nosotros tenemos que darles lo mejor: un buen servicio, buscar la calidad y la excelencia del plato que van a cocinar”, cuenta Pipe.

La ONG CESAL apuesta por la formación práctica con el objetivo de la inserción laboral

La ONG CESAL apuesta por la formación práctica con el objetivo de la inserción laboral

Un pasado solidario y un próspero futuro

Los meses de confinamiento que trajo consigo el COVID-19 cerraron la puerta de La Quinta Cocina. Pero, lejos de detenerse, el alumnado continuó trabajando y aprendiendo. Lo hicieron en los fogones de Gastrolab Villaverde, gestionado también por CESAL, en una acción solidaria organizada en conjunto con la Junta Municipal de Villaverde. Desde primeros de mayo han estado preparando mil menús diarios para personas en situación de necesidad. Además, para que su aprendizaje no se viera mermado debido al cambio de planes, han compaginado solidaridad con una formación telemática consistente en vídeos sobre preparación de comidas, elaboración de menús y mejora de las habilidades sociales.

La experiencia en Villaverde, según explica Pipe, atrajo a amigos de los alumnos de La Quinta Cocina que comenzaron a hacer también labor voluntaria y a engancharse un poco al oficio. Muchos de ellos serán, desde el 1 de julio, con la reapertura del Café-Jardín de la Quinta de Los Molinos, parte de la nueva promoción de La Quinta Cocina. Un curso que comienza gracias a la prórroga al proyecto por parte del Área de Familias, Igualdad y Bienestar Social. 999.000 euros que el Ayuntamiento de Madrid destina al desarrollo de dos nuevos cursos de formación en hostelería desarrollados por CESAL.

Sara Luque Olaya

Imágenes: CESAL

Leer más

San Blas universitario: la Facultad de Óptica alberga más de 700 estudiantes

Desde 1974, los estudiantes que desean estudiar Óptica y Optometría pueden hacerlo en el distrito. La Facultad en la que desempeñan su grado universitario acoge cada año de media a más de 700 alumnos y es uno de los centros de la Universidad Complutense que está instalado fuera de los campus de Moncloa y Somosaguas.

1933 fue el año en el que se comenzó a estudiar formalmente la Optometría, una ciencia que estudia la corrección de los fallos en la visión. En 1956, se creó el primer “grado” formado por asignaturas de un plan de estudios concebido por dos catedráticos de la Facultad de Ciencias de la Universidad Central, que es actualmente la Universidad Complutense de Madrid. La escuela que imparte la titulación de Óptica se creó oficialmente en 1972, y en 1974 se trasladó de las inmediaciones de la Calle Serrano a San Blas-Canillejas, en el antiguo edificio del Colegio Universitario Integrado Arcos de Jalón. En 2012, la Escuela Universitaria de Óptica pasó a denominarse Facultad de Óptica y Optometría debido al cambio de diplomatura a grado.

Facultad optica

Hoy, en esa facultad, hay más de 700 alumnos. Allí se imparten las clases del Grado en Óptica y Optometría, másteres, doctorados y programas de título propio. Además, la institución alberga uno de los centros médicos más prestigiosos de Europa en estudios e investigaciones sobre la visión.

Las críticas a la ubicación de la facultad

Desde su creación, alumnos, profesores y funcionarios han criticado la ubicación marginal de la Facultad de Óptica y Optometría, debido a que es la única alejada del campus de Ciudad Universitaria o el de Somosaguas. Esto implica un trayecto de una hora en transporte público a las secretarías, el rectorado, las instalaciones deportivas y todo tipo de eventos que se llevan a cabo en el campus universitario. Los alumnos, por culpa de esta distancia, en ocasiones no pueden disfrutar de estos servicios—por los que han pagado en su matrícula—y solicitan a través de manifestaciones y solicitudes legales que los estudios se impartan en la Facultad de Medicina, en Ciudad Universitaria. La rectora, María Isabel Sánchez Pérez, apuesta por el traslado del centro al campus de Moncloa.

Facultad optica

Paula Yepes, una de las alumnas de la facultad, no apoya este cambio porque serían muchos los grados impartidos en Medicina, y prefiere la tranquilidad del distrito, “Las veces que he ido a Ciudad Universitaria hay muchísimos estudiantes. Hay personas que prefieren que nos movamos al campus, pero yo prefiero estar tranquila en San Blas-Canillejas. Sí que es verdad que las instalaciones podrían mejorarse, pero es una excusa insuficiente porque los alumnos que pueden disfrutar de ellas apenas lo hacen”.

Esta alumna explica también por qué hay tal nivel de suspensos y abandonos en la carrera, “A mí el grado me encanta, pero es verdad que hay una parte de Ciencias de la Salud (Optometría) y una parte donde se estudia mucha Física, y es muy difícil que seas bueno en las dos”. Es una carrera “completa, pero muy difícil”. Por todo ello debemos valorar el trabajo de optometristas, muchas veces infravalorado frente a los oftalmólogos. La Optometría es un grado universitario, y las revisiones que nos podemos realizar en una Óptica son igual o más de válidas que las que hacen en los hospitales, explica Paula.

Facultad optica

Marina Ruiz, compañera de Paula, tiene una opinión muy parecida sobre la ubicación de la Facultad,“Me parece guay porque creo que no se nota realmente el cambio del instituto a la universidad, porque al estar solos  parecemos un instituto y nos conocemos todos”. Y añade, “La única desventaja que veo es perdernos el ambiente universitario y el hacer cosas colaborando con otras facultades”.

Bien sea para juzgar o alabar la ubicación de la facultad, es una realidad que suscita críticas, aunque siempre debemos ver el lado bueno de las cosas, como hace Marina, “Tampoco está tan retirando del centro y está muy bien comunicado, ésta sería otra ventaja más con respecto a si estuviera en el campus”.

Facultad optica

Leer más

IES Carlos III: el primer Instituto Deportivo del distrito

En el año 2017, aproximadamente 4000 alumnos se beneficiaban en Madrid de la oportunidad de formar parte del proyecto deportivo creado por el Programa de Institutos Deportivos de la Comunidad, a través del cual se combina con facilidad la actividad física y deportiva, y las clases académicas. Desde este año, el Instituto Carlos III también forma parte de la iniciativa.

¿Qué implica que un centro forme parte del proyecto? En los Institutos de Especialización Deportiva los alumnos de la ESO tienen tres días a la semana Educación Física, al contrario que los institutos que no gozan de este reconocimiento, que tienen dos horas semanales. Es decir, tienen una hora más de Educación Física y, en algunos casos, dos. Además, pueden disfrutar de una asignatura optativa: “Deporte”, con la que pueden disfrutar dos horas más a la semana de fútbol, baloncesto, béisbol, natación o algunos deportes más desconocidos que están comenzado a forjarse y son muy atractivos para los alumnos como el Ultimate, que combina características del fútbol, baloncesto y rugby. Por otro lado, los socios del centro (alumnos y sus tutores) pueden aprovecharse del “Club Deportivo”, plan con el que se imparten otros deportes como pilates o excursiones para toda la familia fuera del horario lectivo pagando una cuota anecdótica a principio del curso.

Instituto Carlos III

El IES Carlos III ha sido nombrado “Instituto Deportivo” desde este año gracias a la jefa del departamento, Arantxa Rodríguez, y el programa que impulsa la Comunidad. Lo han conseguido debido a la concesión de las instalaciones del Polideportivo Municipal de San Blas, que está situado a menos de cinco minutos a pie. Allí los alumnos utilizan las pistas de pádel, pabellones o pistas deportivas, y si todo va bien, el año que viene podrán disfrutar de la piscina. La mitad de los alumnos de la ESO están apuntados a Deporte, una asignatura que “no necesita venderse, se vende sola”, cuenta Sergio Redondo, profesor de Educación Física y uno de los responsables del proyecto.

La importancia de hacer deporte en la etapa educativa

Son de sobra conocidos los beneficios del deporte a lo largo de la vida, pero en especial en los niños y adolescentes es esencial porque, según los expertos: combate los trastornos depresivos y de ansiedad, fomenta la competitividad saludable, inculca en los jóvenes el valor del esfuerzo y la disciplina, actúa como antídoto en el consumo de sustancias nocivas, previene en la adicción a las tecnologías, proporciona vitalidad, reduce el riesgo de obesidad y enfermedades y fortalece la resistencia.

Instituto Carlos III

En el último curso de Bachillerato, en el que los alumnos tienen entre 17 y 19 años, los estudiantes que no realizan deporte fuera del centro estancan su actividad física. Según Redondo, esto es muy negativo porque es “una edad crítica”, en la que no se poseen aún todas las capacidades facultativas para elegir; y dejar de hacer deporte todo ese año (y, por lo general, los siguientes) es algo perjudicial tanto para la salud física como para la mental de los alumnos: “Haciendo deporte te desconectas de lo demás. Los adolescentes pueden salir del aula en la que llevan horas sentados y callados, y así socializar e interactuar”. Para que todo esto se cumpla, se está intentado llevar a cabo otra iniciativa con la que no tengan que abandonar el deporte a través de la implantación de una asignatura llamada “Actividad Física y Deportiva” para los alumnos de segundo de Bachillerato. 

Instituto Carlos III

Algo está cambiando. Los datos arrojados muestran que cada vez más niñas y mujeres adolescentes se animan a hacer deporte del mismo modo que sus compañeros, siendo también las protagonistas de deportes clásicamente masculinos como el fútbol. En el Carlos III, no se nota diferencia alguna entre el número de niñas y niños que se han animado a formar parte de la iniciativa. Aun así, este proyecto es solo el principio. Quién sabe si en un futuro un mayor número de centros escolares podrá formar parte del Programa en el distrito, para que así los alumnos se habitúen a practicar actividad física de manera regular y desde la diversión, el compañerismo y el conocimiento del propio cuerpo y sus ilimitadas habilidades.

Instituto Carlos III

Leer más

CP El Sol, educación frente a la diferencia

El centro está integrado por 550 alumnos de los que unos 100 son sordos. Para ofrecer una educación de calidad cada clase cuenta con dos profesores a tiempo completo, un profesor de infantil o primaria y una maestra de audición y lenguaje con competencia en lengua de signos.

Aquí la diferencia es lo normal. Con esta idea, el Colegio Público El Sol trabaja para dar a sus alumnos una educación centrada en los valores de respeto e igualdad con los que transmitir cómo la diferencia nos une. Su origen data de 1970 con el nacimiento del Instituto Nacional de Pedagogía de Sordos. En aquel momento, el recinto donde está ubicado en la actualidad (Avenida de Canillejas a Vicálvaro, 82) estaba integrado por un colegio de educación especial para personas con discapacidad auditiva de toda España y una residencia donde vivían los alumnos.

Con el paso de los años, el surgimiento de la Ley de Integración que promulga la incorporación de los estudiantes en centros ordinarios y el crecimiento de Las Rosas con las consiguientes demandas educativas, el centro se abrió al barrio adoptando distintos nombres. En el año 2001, el CEIP Ana María Matute y el Colegio de Educación Especial de Sordos se fusionaron administrativamente dando como resultado el CP El Sol.

En la actualidad, el centro está integrado por 550 alumnos de los que 100 son sordos. Su directora, Susana Rodríguez Sánchez, destaca que son “un centro de referencia de alumnos sordos” donde acuden desde distintas zonas de Madrid. Por esto, uno de sus principales objetivos es dar a los alumnos “una educación de calidad y la posibilidad de acceder al currículum de acuerdo a sus capacidades, y con la propuesta metodológica y los recursos que necesitan”.

Dos profesores por aula

En los nueve cursos que imparten, organizados entre infantil y primaria, las clases están formadas por entre 20 y 25 alumnos de los que unos 5 son sordos. Rodríguez destaca que cada alumno tiene unas necesidades: “hay niños que con un implante coclear y aparatos que acercan la explicación del profesor acceden a la información que se da en las clases de forma oral”. Estos alumnos tienen además una atención logopédica y un seguimiento durante toda su escolarización porque “aunque oyen bien y parece que son oyentes, en determinados momentos pierden información y no tienen acceso a todo el vocabulario”.

Por su parte, en el CP El Sol también se encuentran alumnos sordos profundos, a los que “ni el implante coclear ni el audífono les funciona, por lo que en su caso necesitan la lengua de signos para conocer el mundo que les rodea”. Para lograr el correcto aprendizaje de todos los alumnos, en cada clase las lecciones se imparten a través de dos profesores que trabajan con una coordinación muy estrecha: el correspondiente de infantil o primaria, y una maestra de audición y lenguaje con competencia en lengua de signos que actúa de mediadora dentro del aula. Su objetivo es que los niños sordos profundos accedan a toda la información, tanto el contenido educativo como todo aquello que dicen los compañeros.

Para lograrlo se utiliza una metodología muy visual y también se imparte logopedia y refuerzo educativo. Al terminar sexto de Primaria, la mayoría de los alumnos acceden al Instituto Gómez Moreno, ubicado también en el distrito donde siguen un proyecto similar y trabajan de forma coordinada.

Colegio Público El Sol

Educación Básica Obligatoria

Además del modelo educativo clásico, se encuentra la Educación Básica Obligatoria, un sistema de escolarización donde cuentan con tres aulas divididas en pequeños, medianos y mayores que llegan hasta los 16 años. La directora explica que se trata de niños que “por circunstancias diversas, por tener otra discapacidad añadida o porque se han incorporado al sistema español de mayores al venir de otros países, no aprovecharían de forma adecuada su estancia en un aula ordinaria”.

En su caso, maestros en audición y lenguaje trabajan contenidos de infantil y primaria y les enseñan a leer y a escribir, haciendo especial hincapié en el lenguaje oral y de signos. Asimismo, con los mayores también trabajan contenidos relacionados con la actualidad, tal y como hicieron durante las últimas semanas en las que estuvieron estudiando los sistemas electorales y los partidos políticos para que puedan acceder a lo que ocurre en el mundo.

 

Con esta dinámica, la intención del colegio es que los oyentes también aprendan poco a poco el lenguaje de signos. Para ello, el centro cuenta con profesores especialistas en lengua de signos que además de enseñar en profundidad a los sordos, imparten talleres semanales en las clases para el conjunto de los alumnos. En esta línea también se ofrecen clases extraescolares para padres y alumnos oyentes que quieran profundizar sus conocimientos.

Ésta es una de las técnicas con las que fomentan la inclusión de manera que tanto sordos como oyentes convivan de forma natural. El respeto frente a las diferencias y organizar las distintas actividades teniendo en cuenta a todos los alumnos es otra de sus señas de identidad, ya que en este colegio estudian una gran diversidad de alumnos entre los que se encuentran niños con TEA, con altas capacidades, con discapacidad intelectual, trastorno del lenguaje o con trastorno de atención con hiperactividad.

Tal y como refleja el símbolo que adorna la entrada del colegio, este centro recibe su nombre por una piedra donde su parte central recuerda al sol y sus rayos simulan unas manos que saludan. En el CP El Sol las manos son necesarias para comunicarse e integrarse y, como dice uno de sus lemas, aquí los alumnos son realmente iguales y valiosamente diferentes.

Leer más

Rejas estrena su primer Instituto de Educación Secundaria

El barrio de Rejas ha inaugurado su nuevo Instituto de Educación Secundaria. Por el momento están implantados los dos primeros cursos y todavía falta la construcción de la segunda y la tercera fase del centro. Desde la Plataforma “Instituto en Rejas ¡YA!” esperan que para el próximo curso escolar esté operativo el gimnasio y en breve el resto de aulas.

Cinco años de lucha han hecho falta para que Rejas tenga al fin un Instituto de Educación Secundaria. El pasado 10 de septiembre, unos 60 alumnos comenzaron las clases en el nuevo centro Jane Goodall que está concebido para ser un espacio por y para el barrio, donde además del curso escolar se solicita que se impartan clases para personas mayores, escuela de idiomas y de música.

Instituto Educación Secundaria Rejas
Instituto Educación Secundaria Rejas

En la actualidad la educación en Rejas sólo está cubierta en la franja de educación infantil. En este punto las necesidades de los niños están divididas en torno al 50% entre escuelas públicas y privadas. En lo que respecta a la educación primaria, el barrio cuenta tan solo con el Colegio Pegaso donde estudia el 25% de los niños del barrio, mientras que en educación secundaria hasta este curso no existía ningún centro, por lo que los estudiantes debían desplazarse cada día hasta el Instituto Alameda de Osuna, un centro ubicado en el distrito de Barajas.

Ante esta situación, la Plataforma “Instituto en Rejas ¡YA!” comenzó a movilizarse en el año 2014. Durante este tiempo ha contado con la implicación de todo el vecindario y su reivindicación se ha basado en dos motivos fundamentales: el crecimiento demográfico que está experimentando el barrio, que implica unas necesidades, y el problema de movilidad existente, que obliga a los estudiantes a coger dos autobuses para llegar al Instituto Alameda de Osuna empleando alrededor de una hora por trayecto. Un centro que además sufre una masificación de alumnos. Así las cosas, basándose en estos motivos según indica el portavoz de la Plataforma, Alberto Arkones Pelaz, inició esta reivindicación considerando que “eran suficientes razones para justificar a la Consejería de Educación y a la Dirección de Área Territorial la construcción de un centro”.

Alberto Arkones Instituto Educación Secundaria Rejas
Alberto Arkones – Instituto Educación Secundaria Rejas

Concentraciones para visibilizar su reivindicación

Iniciada la movilización también realizaron un estudio para seleccionar la mejor ubicación. Desde el primer momento señalaron la calle Calle Deyanira, 37, donde se ha levantado el edificio, por considerar que se trataba de una parcela “céntrica” y donde “el tamaño era el correcto”. Para dar a conocer su iniciativa y llamar la atención de medios de comunicación y partidos políticos prepararon actividades y crearon merchandising: bicicletadas, caceroladas, participación en los carnavales de Madrid, venta de camisetas, pegatinas y una pancarta con la que acuden a todos los actos.

Además, el 22 de enero de 2017 organizaron uno de sus actos más sonados, una carrera en la que todo Rejas se volcó y el barrio se llenó de carteles logrando superar todas sus expectativas con una participación de 1.500 personas. Con estos eventos siempre tenían la intención de ganar visibilidad y dar pulmón a la Plataforma porque “sólo existimos los que hacemos ruido” y esto “te lleva a conseguir las cosas”, recalca Arkones.

Para el coordinador, la carrera fue un “éxito” con el que lograron un “contacto directo” con el Gobierno de la Comunidad de Madrid, entonces presidido por Cristina Cifuentes. Sin embargo, en las siguientes reuniones que mantuvieron con el consejero de Educación, Rafael van Grieken, no consiguieron llegar a un acuerdo. El PP les propuso crear un CEIPSO en el Colegio Pegaso o ampliar el Instituto Alameda de Osuna pero estas opciones no resolvían las necesidades de la zona: “seguiríamos sin tener bachillerato, no soluciona el problema de movilidad y el Alameda de Osuna ya está masificado”.

Construcción del edificio en tiempo récord

Instituto Educación Secundaria Rejas

La lucha de la Plataforma por conseguir un instituto en Rejas no se detuvo. Las distintas reuniones continuaron sucediéndose atravesando numerosas trabas hasta que en junio de 2018 se decidió la construcción del centro. Al final de ese año se aprobó el presupuesto para comenzar las obras y desde entonces los plazos se han desarrollado con celeridad. En febrero de este año se comenzó a construir el instituto y el pasado mes de septiembre las clases comenzaron en los dos primeros cursos de secundaria. Así, Jane Goodall se ha convertido en un instituto “para el barrio”, donde también se plantea instaurar “una serie de actividades para darle vida”. En el futuro pretenden crear una escuela de mayores, otra de idiomas y una tercera de música para conseguir “un instituto en el que todo el mundo pueda educarse”.

En este momento, los siguientes pasos están claros y las obras deben continuar para finalizar la construcción de todas las instalaciones con la realización de las fases 2 y 3. Tal y como explica Arkones, “nuestro objetivo es que en noviembre entre la licitación de la siguiente fase del instituto para poder empezar a construir el gimnasio y el resto de aulas”. De esta forma, “las obras tendrían que empezar después de Navidad”.

Aunque todavía queda trabajo por hacer, la Plataforma “Instituto en Rejas ¡YA!” ha logrado su propósito después de cinco intensos años. “Es una lucha que había que conseguir”, destaca Arkones, quien explica que el éxito se fundamenta en dos claves. En primer lugar, “haber conseguido que los chavales puedan estudiar cerca de casa”, y después, “ver como la lucha vecinal ha conseguido su objetivo. E igual que ha sido éste, pueden ser otros” y ahora “toda la comunidad del barrio debe estar unida para hacer un centro de referencia de la Comunidad de Madrid fruto de una lucha”.

Leer más

Espacio Abierto presenta su programación infantil

La directora artística del centro ha explicado las distintas actividades culturales que se desarrollarán a lo largo del otoño. Durante su primer año de vida este espacio se ha convertido en un referente del arte dirigido al público familiar de Madrid.

El almendro como elemento integrador de todas las actividades. Así ha comenzado la presentación de la programación de la temporada de otoño del Espacio Abierto de la Quinta de los Molinos. Este miércoles, Beatriz de Torres, directora artística del centro cultural, ha dado a conocer las distintas actividades multidisciplinares que se van a desarrollar durante los próximos meses en el Espacio Abierto, un lugar dedicado exclusivamente a la infancia y adolescencia que acaba de cumplir su primer año de vida.

En esta nueva temporada cobran especial importancia los grandes protagonistas del parque, los almendros. Para ello, a través del proyecto “la quinta cosecha” pretenden celebrar la recogida de la almendra, ahora, y la floración, en febrero, con la intención de incorporar “el ciclo de la vida del parque a la actividad del centro”. De esta forma, cada último fin de semana de septiembre un creador será invitado para conmemorar la recogida. En esta ocasión, el encargado será Chevy Muraday, premio Nacional de Danza, quien ha creado un espectáculo de música, teatro, danza y circo para todas las edades.

La programación del Espacio Abierto comenzará el próximo sábado 21 de septiembre con Dabkeh, un espectáculo de danza contemporánea dirigida por el coreógrafo francés Mehdi Kerkouche. Esta representación supone además el estreno en España de la compañía Emka Dance Company. A la danza se le suman también otras disciplinas con exhibiciones y talleres de cine, fotografía, teatro, circo, filosofía, música, arquitectura o artes plásticas que componen la programación.Espacio Abierto presenta su programación infantil

Continuidad y apoyo a los creadores

Espacio Abierto presenta su programación infantilDurante la presentación, De Torres ha destacado también la importancia que le dan a que las agrupaciones vuelvan a actuar en esta nueva temporada: “Procuramos que haya espectáculos y compañías que vuelvan a la programación, porque nos parece la forma de darles continuidad y apoyo”. Afuera es un lugar o A mano, son algunos de los espectáculos teatrales que volverán a subirse al escenario del Espacio Abierto junto a otros que se estrenarán como Vida, En el vientre de la ballena o M.A.R..

Asimismo, “otra constante en la programación es el contacto directo entre los artistas que suben al escenario y el público”, de forma que “gran parte de las compañías que exhiben sus espectáculos ofrecen también talleres familiares”. Un ejemplo de ello es Aurora Gorrión, que además de realizar el collage de presentación de la campaña impartirá talleres familiares para acercar esta forma de creación artística.

Para terminar, María Ballesteros, directora general de Programas y Actividades Culturales del Ayuntamiento, ha agradecido al centro su apoyo a la cultura madrileña y ha querido resaltar la importancia de fomentar el arte sobre “la cantera de niños y jóvenes que serán los adultos del futuro”.

Leer más

El López Vicuña celebra el Congreso FECORA

El centro educativo de San Blas acogió el pasado 10 de mayo el Cuarto Congreso Nacional FECORA 2019 en el que diferentes equipos representaron a sus colegios en una final de gran nivel y disfrute brindada a todos los asistentes a la cita.

Orgullo y alegría son los dos sentimientos que experimentaron todos los miembros de la gran familia que conforma el Colegio López Vicuña al finalizar la celebración del Cuarto Congreso Nacional FECORA 2019. El evento, que se celebra cada año desde 2016, se trasladó en esta ocasión hasta la calle madrileña de Hinojal, en el barrio de San Blas. El centro López Vicuña pasaba a convertirse en el anfitrión tras haber ganado la última edición en tierras gaditanas con el trabajo ¿Por qué no me aceptas?, un proyecto elaborado por las alumnas del Ciclo Superior de Educación Infantil y orientado a la concienciación del bullying y acoso escolar.

López Vicuña Fecora

Este congreso nació hace cuatro años con la idea básica de brindar la oportunidad de realizar trabajos de investigación a los alumnos de Ciclos Formativos de Grado Medio. Los proyectos serían expuestos en un primer FECORA local para seleccionar a los candidatos que representarían a sus diferentes centros en un congreso a nivel nacional. El trabajo en equipo, el desarrollo de las capacidades personales y la adquisición de valores éticos y morales son tres de las grandes virtudes que presenta este evento para todos los alumnos y alumnas de los diferentes Centros educativos RMI. Este conglomerado de colegios sigue ampliando la gran oferta de grados medios que ya dispone en la actualidad. El FECORA está ayudando a fomentar la consolidación de estos centros educativos como referentes en la Formación Media.

FECORA, nombre que se le dio al congreso en el año de su inauguración, tiene que ver con Fe, Corazón y Razón. Estas tres palabras reflejan el deseo de que el evento se convierta en una fuente de adquisición de diferentes valores humanos traducidos en distintos niveles: trascendental, afectivo, intelectivo, social, profesional, psicológico y espiritual.

López Vicuña Fecora

Una serie de objetivos hacen que el Congreso FECORA sea todo un éxito. Provoca en los alumnos un interés por la investigación de un tema social, les obliga a desarrollar capacidades de expresión con el fin de que consigan superar el miedo escénico, les enseña a trabajar en equipo y a descubrir la importancia y la calidad que tiene la Formación Profesional.

En esta edición, el ganador del FECORA local en el López Vicuña fue un grupo perteneciente al grado formativo de Farmacia que elaboraron un proyecto basado en las donaciones y cuya pretensión consistía en animar a los asistentes a donar sin ningún pudor. Este equipo, vencedor del 24 de abril, logró el pase para la gran final del FECORA Nacional que se celebró el viernes 10 de mayo en el salón de actos del Colegio López Vicuña.

López Vicuña Fecora

El Congreso FECORA comenzó alrededor de las 18:00 horas con la presentación de los equipos que participaron en el concurso nacional. Un total de 17 grupos se prepararon para representar a sus respectivos colegios en el IV Congreso que organizaban los centros educativos de las Religiosas de María Inmaculada. El salón de actos del centro presentó un gran colorido y los asistentes a la cita pudieron disfrutar del gran trabajo que realizaron todos y cada uno de los equipos que participaron en el evento. El equipo de San Blas se llevó una gran ovación cuando llegó su turno, aunque el gran triunfador de la tarde fue el grupo de alumnos de Higiene Bucodental de Santander que se convirtieron en los ganadores del FECORA San Blas 2019. Al margen del primer clasificado, uno de los proyectos que gustó en el salón de actos del López Vicuña fue Que tu vida privada sea privada, un trabajo realizado por alumnos cordobeses donde resaltaban que los jóvenes deben ser conscientes de aquello que publican en las redes sociales. Acompañaron su presentación de un vídeo y finalizaron su exposición con una representación teatral simulando una terapia psicológica de grupo en donde varias víctimas de este problema salieron a contar sus vivencias a un profesional.

Los chicos y chicas de Santander fueron los vencedores de la cuarta edición del FECORA Nacional. Estos estudiantes lograron convencer a los miembros del jurado de que su trabajo era el más interesante. De esta manera, la próxima edición del Congreso FECORA se celebrará en la capital cántabra, al igual que en el año de su inauguración.

López Vicuña Fecora

Prado Camacho, directora del centro López Vicuña, habla de los orígenes de este evento: “La idea surgió de nuestro centro de Sevilla en el curso 2006-07. Más tarde, le siguieron otros centros de Andalucía, y valorando lo bueno que lo consideramos para los propios alumnos se ha ido extendiendo hasta que hace cuatro años empezamos a realizar un evento nacional”.

FECORA ha sido todo un éxito. Durante este curso, el López Vicuña fue el encargado de preparar toda la logística del congreso. Los asistentes pudieron disfrutar al máximo con las actuaciones de los diferentes equipos. Este evento se ha convertido un año más en un referente para colegios que ofertan grados formativos medios.

López Vicuña Fecora

Leer más

El IES Quevedo celebra su 50 aniversario con un acto en el Antonio Machado

El instituto situado en el distrito de San Blas-Canillejas festejó el pasado 25 de abril el 50 aniversario desde su creación como centro educativo.  La enseñanza en el barrio de San Blas está de celebración. Uno de los institutos más consolidados del distrito celebra cinco décadas de actividad como centro educativo. El actual centro fue fruto de la unión del Instituto masculino Francisco de Quevedo y del Instituto femenino Gabriela Mistral en 1994.

La viceconsejera

Con motivo del 50ª aniversario, el Francisco Quevedo organizó el pasado jueves 25 de abril un festival emotivo en el que contaron con la presencia de algunas personalidades como la Viceconsejera de educación de la Comunidad de Madrid o la Concejala de la Junta Municipal de San Blas. Además, también asistieron al evento directores actuales de otros centros de la zona, profesores, padres y madres de alumnos y exalumnos y personas en representación de alguna asociación cultural del barrio.

El acto institucional comenzó alrededor de las 16:30 horas cuando el salón de actos del Centro Cultural Antonio Machado se llenó de autoridades. Se contó con la presencia de la Viceconsejera de Política Educativa, la Concejala Presidenta de San Blas – Canillejas, algunos representantes de la DAT Madrid-Capital, directores de otros institutos y colegios de la zona (Las Musas, Gómez Moreno, Barrio Bilbao, Carlos III, Marqués de Suanzes, entre otros).

El resto de las personas que asistieron a la sala del Centro Cultural Machado fueron miembros del APA del Quevedo, exalumnos, exprofesores, ex directores del centro, alumnos, familias, profesores y amigos.  En el acto se proyectaron vídeos homenajeando al centro educativo. En una de las proyecciones se contaba una historia en imágenes de la construcción de los dos edificios que conforman el IES Francisco de Quevedo.

En otro de los vídeos pudimos ver a exalumnos del centro. En el último vídeo se mostraba la evolución de nuestro barrio desde que se construyó el primer edificio en 1967. Las actuaciones musicales corrieron a cargo de profesores actuales del instituto, el “Quinteto Quevedo Five” y que, junto a la aparición por sorpresa del “propio Quevedo”, cerraron el acto de conmemoración de una manera amena y entretenida. Además, el exalumno Jonás y el exdirector Fernando Gómez Recio dedicaron unas palabras a su antiguo instituto en el escenario del Antonio Machado.

Tras el evento protocolario, llegó la hora de que los asistentes dedicaran y dejaran por escrito algunas palabras en el libro de firmas. Los alumnos actuales de los Ciclos Formativos de Grado Medio y Superior de Comercio fueron los encargados de preparar toda la logística del evento, incluido el libro de firmas. El APA grabó en imágenes las felicitaciones y los mensajes que los asistentes quisieron mandar al instituto Francisco Quevedo.

La celebración se trasladó a las 18:30 horas al instituto, al otro lado de la acera, situado a unos 30 metros del centro cultural Antonio Machado donde había tenido lugar el acto conmemorativo. El Quevedo abrió sus puertas y ofreció un piscolabis para todos aquellos asistentes a la cita. Se llevó a cabo una visita por las exposiciones de objetos antiguos y se realizaron actividades de línea del tiempo matemática e histórica creadas íntegramente por los alumnos y profesores actuales del centro escolar.

En la fachada de uno de los edificios, se pudo observar un amplio cartel realizado por los alumnos felicitando al Francisco Quevedo. Se mostraba el rostro de Quevedo acompañado de una tarta, del número 50 y de palabras como “educación”, “felicidad”, “tolerancia” y “amor”.

Ana Alonso, alumna del antiguo Gabriela Mistral, cuenta que ,en su paso por el centro, tuvo la suerte de encontrarse en las clases con Gonzalo Menéndez Pidal, hijo del conocido historiador, un magnífico profesor de Literatura que impartía las clases de una manera especial y que la hizo disfrutar de la asignatura.

Miles de estudiantes han pasado por las aulas de este instituto que nació con el barrio de San Blas. El IES Quevedo ha realizado una gran contribución a los vecinos de este barrio. 

El IES Quevedo
Leer más