Los grandes damnificados por el COVID-19

Residencias de ancianos y centros para personas dependientes son lugares donde el paso del COVID-19 ha dejado su rastro más brutal. En distinto grado y de diferente modo, sus usuarios—sanitarios y cuidadores incluidos—son colectivos que se han visto especialmente afectados por esta cruel pandemia.

Apenas 1.500 metros separan la Residencia de Mayores Adolfo Suárez y la Residencia Cepri La Peineta para personas con discapacidad intelectual por trastornos del espectro autista. Cinco minutos en coche y quince caminando. Por desgracia, desde un punto de vista emocional, el coronavirus ha acercado aún más a los familiares de los usuarios de ambos centros. Aunque no de la misma manera.

El foco de contagio en el asilo fue letal para los ancianos: todavía sin una cifra oficial, se calcula que han fallecido más de cuarenta. Una elevada tasa de mortalidad si se tiene en cuenta que no estaban cubiertas las 280 plazas disponibles. En el caso de los adultos  autistas el gran problema fueron las bajas por contagio con COVID-19 del personal sanitario que atiende a los 19 residentes. Sus familiares decidieron costear la desinfección de las instalaciones y los test de diagnóstico para minimizar los riesgos.

Denuncia por la gestión del geriátrico

Los allegados de los mayores que viven en la Residencia Adolfo Suárez, dependiente de la Comunidad de Madrid, piden que se investigue el desarrollo de los acontecimientos en el centro y han denunciado ante la Fiscalía de Madrid la gestión de la crisis. La desgracia que supone la pérdida de un ser querido, con el triste añadido de no poder despedirse de él, ha ido además acompañada estos meses por una falta de información que ha multiplicado la angustia de los familiares de los residentes.

Residencia de Mayores Adolfo Suárez
Residencia de Mayores Adolfo Suárez

El establecimiento cerró sus puertas el pasado 8 de marzo y desde entonces apenas los efectivos de la Policía Local, el Samur y la Unidad Militar de Emergencias (UME) han podido acceder para revisar y comprobar si se realizan de forma adecuada los aislamientos de los residentes contagiados y proporcionar pautas médicas y de desinfección al personal. Precisamente el conjunto de profesionales que asisten a los ancianos también son de víctimas de la situación. Las bajas por contagio o sospecha de tener los síntomas de la enfermedad han diezmado la plantilla de la residencia Adolfo Suárez, ya bastante justa antes de la expansión de la pandemia.

Los mayores fueron considerados muy pronto como la población de mayor riesgo ante la expansión del coronavirus y sin embargo no se ha sabido o podido evitar que las residencias fueran los lugares más golpeados por la crisis sanitaria. Según cifras de la Consejería de Políticas Sociales de la Comunidad de Madrid, referidas a todos centros autorizados en la región que prestan atención a personas mayores, con discapacidad y con enfermedad mental, desde que comenzó la pandemia han muerto 5.558 ciudadanos con diagnóstico positivo (986) o síntomas de COVID-19 (4.572).

El caso de la Residencia Cepri

La Residencia Cepri La Peineta para personas con discapacidad intelectual afectadas por trastornos del espectro del autismo (TEA), ubicada en el número 41 de la calle Zurich, también ha sido golpeada por el coronavirus. Al menos cuatro de sus 19 residentes han tenido que recibir atención o ser aislados al verse afectados por la enfermedad y doce de sus profesionales han causado baja en algún momento, por dar positivo o presentar síntomas. Voluntarios y personal del Centro de Día de la misma asociación, que ahora se encuentra cerrado, se incorporaron a la residencia para intentar mantener el servicio en las mejores condiciones posibles, un esfuerzo necesario y agradecido, pero que también supuso que profesionales no especializados debieran atender a los afectados.

Residencia Cepri
Residencia Cepri La Peineta

Las circunstancias se agravan porque este tipo de internos no entienden de medidas de prevención o mantenimiento de las distancias de seguridad, lo que puede facilitar la propagación del virus. Con el fin de minimizar los riesgos, las familias decidieron costear la desinfección de las instalaciones, comprar materiales de protección y sufragar el pago de 11.000 euros a un laboratorio para que realizaran análisis, tanto a sus allegados como a los cuidadores. En estas condiciones, la conmemoración del Día del Autismo de 2020, el pasado 2 de abril, a buen seguro sólo podrá recordarse con tristeza.

 

 

Leer más

Servicios Sociales destinan 160.000 € en abril para cubrir necesidades básicas de 550 familias

Los efectos del COVID-19 disparan el número de personas que atraviesan dificultades. Los Servicios Sociales de la Junta del Distrito han articulado una partida de emergencia y pasan de atender a 60 personas en situación de vulnerabilidad antes de la crisis a dos mil.

Hasta la aparición de la epidemia, los Servicios Sociales disponían de un montante económico para proporcionar cada día comida preparada a 60 personas en riesgo o con perfil de exclusión social. Con el estado de alarma decretado por el COVID-19 «se ha articulado un contrato de emergencia que permitió en la primera semana de abril comenzar a repartir a domicilio cestas que incluyen productos alimenticios, de higiene personal y doméstica para personas afectadas por la crisis», señala José Ignacio Santás, jefe de Departamento de Servicios Sociales del Distrito San Blas-Canillejas. La situación es tan dura que «según pasan los días se incorporan más casos, previa valoración de los Servicios Sociales, y tenemos previsto poder abastecer de esa compra mensual a un total de 550 familias, lo cual, según el promedio de personas por hogar de estas características, da una posibilidad de apoyo a cerca de 2.000 vecinos este mes», añade Santás.

Comunicacion Servicios Sociales

La cadena de supermercados Establecimientos Plaza, con implantación en el distrito y que ya colaboraba con los Servicios Sociales de la Junta, es la encargada de proporcionar las cestas y desarrollar este contrato con un presupuesto inicial estimado de 160.000 euros.

Cuarenta profesionales conforman los servicios sociales del distrito, que siguen atendiendo, vía telefónica y telemática, a los vecinos que lo necesitan: mayores solos sin red familiar, menores y mayores desprotegidos, personas con carencias económicas, situaciones de vulnerabilidad y cobertura de necesidades básicas. «Con la finalidad de abrir la posibilidad de contacto por parte de la población, se han reforzado las líneas telefónicas, sistematizado la recogida de mensajes, tanto en contestadores como el correo electrónico, y se han habilitado dos líneas de Whatsapp. En este aspecto, somos el primer distrito que ha incorporado esta vía de comunicación», asegura el jefe del Departamento de Servicios Sociales. Diariamente más de 200 solicitudes llegan por los diferentes canales y se intentan gestionar con la máxima agilidad posible. «La mayoría de estas demandas no están relacionadas con el COVID-19, sino con problemáticas anteriores, algunas agudizadas por el contexto actual», aclara Santás.

centro Pablo CasalsDesde el inicio de la crisis, los Centros de Mayores en sus diversas tipologías, tanto municipales como autonómicos, han sido cerrados para minimizar riesgos. Pero, por otro lado, «se está agilizando el inicio de prestaciones a domicilio como la teleasistencia, la entrega de comida o el servicio de ayuda para labores de aseo personal o compra, con la finalidad de mantener el bienestar de la población mayor de nuestro distrito», asegura el jefe de Departamento de Servicios Sociales de San Blas-Canillejas.

Los Centros de Servicios Sociales de San Blas-Canillejas siguen atendiendo y como novedad se puede contactar con ellos por Whatsapp:

Centro de Servicios Sociales Torre Arias: 606 707 026 / 91 529 8210 / 91 371 7384 csstorrearias@madrid.es

Centro de Servicios Sociales Pablo Casals: 630 78 605 / 91 529 8210 / 91 760 9840 csspcasals@madrid.es

Leer más

Actividades para promover una vida sana

El programa ALAS incentiva hábitos de vida saludable prestando especial atención a una alimentación saludable y el ejercicio físico. En el distrito imparte consultas individuales y talleres en el CMS San Blas, ubicado en la calle Pobladura del Valle, 13.   

“Come sano y muévete: dando pasos hacia el cambio”. Tomando como punto de partida este lema, los Centros Municipales de Salud de la ciudad de Madrid trabajan desde hace años con ALAS, un programa de alimentación, actividad física y salud, cuyo objetivo principal es facilitar la adopción de hábitos saludables a través de una dieta sana y la realización de ejercicio físico de forma regular.

CMS San Blas
CMS San Blas

Esta iniciativa cuenta, además, con una estrategia específica dirigida a la población que tiene sobrepeso u obesidad y las personas con mayor riesgo de desarrollar diabetes y enfermedades cardiovasculares, en muchos casos ligadas a una alimentación inadecuada y al sedentarismo. Su intención es darlo a conocer tanto en el ámbito familiar como el comunitario, el escolar, empresarial y sanitario; en esta línea se llevan a cabo actividades de sensibilización y formación, dirigidas a la población en general para mejorar la calidad de vida de las personas.

En el distrito, el Programa ALAS está implantado en el CMS San Blas (calle Pobladura del Valle, 13) desde el año 2008, donde los interesados pueden solicitar una cita en la que se les realizará una valoración individual. Por lo general, después de esta primera consulta las personas son dirigidas a uno de los grupos organizados en talleres donde el componente del trabajo grupal supone un enriquecimiento para todos los participantes. No obstante, en el caso de incompatibilidad de horarios de los pacientes, éstos podrán ser atendidos de forma individual.

La mayoría de los talleres están organizados en 10 sesiones a lo largo de seis meses. Están integrados por entre 10 y 15 personas y en ellos se tratan conceptos y temas relacionados con los nutrientes, el tamaño de las raciones, la dieta mediterránea, cómo realizar una compra saludable y cómo leer las etiquetas. Aquí se aborda el tema de la comida evitando la connotación de restricción, de forma que los participantes aprendan cómo comer de forma saludable. Además, los grupos cuentan también con un equipo de psicólogos que apoyan a los participantes con las emociones relacionadas con la comida.

El próximo taller comienza en febrero

Los talleres están enfocados para personas con edades comprendidas entre los 35 y los 69 años aunque desde la organización destacan que si alguien cumple los criterios de obesidad o sobrepeso con perímetro de riesgo o alteración en los valores de glucosa pueden participar aunque se encuentren fuera de ese rango de edad. El próximo mes de febrero está previsto que comience un nuevo taller con dos turnos, uno de mañana y otro de tarde.

Además, de forma regular se organizan actividades comunitarias promocionando el ejercicio físico y la concienciación sobre la importancia de una alimentación saludable. Por ejemplo, un día a la semana se llevan a cabo salidas para andar, también se hacen cursos de marcha nórdica y estos últimos años el día de San Blas se ha celebrado con distintas acciones: en 2018 se realizó una marcha y en 2019 una caminata que finalizó con actividades de zumba, taichí y defensa personal en el auditorio.

Leer más

Espacio Joven San Blas, ocio saludable frente a las adicciones

Este centro fue puesto en marcha hace un año por el Ayuntamiento de Madrid (Instituto de Adicciones de Madrid Salud) mediante contrato con la Fundación Atenea y con presupuesto procedente de los fondos de reequilibrio territorial. El objetivo es la prevención del consumo y las adicciones a través de un ocio saludable. Su acceso es libre y gratuito, y las actividades que organizan nacen a raíz de las inquietudes de los menores.

Espacio Joven San Blas ocio saludable frente a las adicciones

En junio de 2018 se puso en marcha este centro dirigido a los jóvenes del distrito con edades comprendidas entre los 14 y los 17 años. Una de sus principales características es que en este espacio los menores son los protagonistas en la toma de decisiones, donde priman las actividades en las que se promocionan valores de igualdad y equidad.

Las actividades que se realizan nacen de las inquietudes del grupo de forma que la metodología se basa en una autogestión controlada. A través de unas asambleas que se celebran semanalmente, los jóvenes ponen en común sus ideas para que la dirección estudie su viabilidad y cómo ejecutarlas. Algunas de las que han tenido mejor acogida en estos últimos meses han sido los talleres de grafiti, cocina de supervivencia, coctelería sin alcohol, técnicas de estudio o fabri-crea tu espacio, una actividad que tiene el objetivo de que sean los propios jóvenes los que restauren los muebles y vayan creando el espacio para hacerlo suyo.

Espacio Joven San Blas ocio saludable frente a las adicciones

Actividades voluntarias y gratuitas

Con este planteamiento, todas las actividades se llevan a cabo en el centro juvenil ubicado en la calle San Marino, 6. Éstas no tienen ningún coste para los jóvenes, algo que para Presa resulta muy “interesante” al permitir el acceso gratuito a chicos y chicas que nunca han tenido la posibilidad”.

El espacio dispone de una sala central de libre uso compuesta por una mesa de ping pong, un futbolín, un rocódromo y un saco de boxeo; también hay varios sillones donde proyectan películas y los viernes organizan fiestas. Asimismo, hay una habitación divisible que posibilita el desarrollo de dos talleres o actividades simultáneamente y otro espacio donde realizan las intervenciones individuales.

Espacio Joven San Blas

Además de las actividades que se llevan a cabo en las instalaciones de lunes a sábado, los domingos programan salidas propuestas también por el grupo. En general tratan de dinamizarlas de forma que cada mes haya una actividad deportiva, otra cultural y una tercera en la que se vaya a la naturaleza. En algunas de las últimas salidas han visitado la ‘estación de metro fantasma’ de Chamberí, el Jardín Botánico y en verano han aprovechado para ir a la piscina.

Espacio Joven San Blas ocio saludable frente a las adicciones

El acceso al Espacio Joven es voluntario. No obstante, al tratarse de menores es necesario que los interesados traigan una autorización firmada por su padre, madre o tutor que pueden recoger en el centro durante su primera visita. En el primer semestre del año han alcanzado la cifra récord de 657 inscritos y, una de las características que destacan desde la organización es que en “los últimos seis meses este centro ha conseguido que el número de chicas y chicos casi se iguale”, un buen dato teniendo en cuenta que “es más difícil captar a las chicas en este tipo de programas”. Para ello, explican que prestan mucha atención a las necesidades de cada género a la hora de adaptar las actividades con las que trabajan.

Leer más

El verano, una buena época para ponerse en forma

La Dirección General de Deportes del Ayuntamiento de Madrid, en colaboración con los distintos distritos de la capital, ha desarrollado un programa deportivo municipal para este verano 2019, que empezó a coger la forma el pasado 15 de mayo con la apertura de las piscinas al aire libre y que se extenderá hasta el próximo domingo 22 de septiembre.

En total hay 20 piscinas municipales de verano, que estarán abiertas de 11 a 21 horas, manteniendo los mismos precios de hace tres años: 4,50 euros para los adultos (de 27 a 64 años), 3,60 para jóvenes (de 15 a 26 años), 2,70 para infantiles (de 5 a 14 años) y 1,35 euros para los mayores de 65 años.

Por lo que respecta a Tetuán, el Centro Deportivo Municipal más cercano con piscina al aire libre es el de ‘Francos Rodríguez’, situado en la calle de Numancia, 11, así como el ‘Vicente del Bosque’, en Monforte de Lemos, 13.

Las piscinas al aire libre son una buena opción para refrescarse y hacer deporte a la vez

OTRAS ACTIVIDADES

Además de poder darse un baño en las piscinas de verano, se han programado otras actividades deportivo-recreativas, como cursos de natación en julio y agosto, en sesiones de 30 minutos de lunes a viernes; cursos polideportivos de varias modalidades deportivas en julio, entre una y seis horas diarias de lunes a viernes; campus en julio, consistente en cursos específicos de una modalidad deportiva, en grado de iniciación y perfeccionamiento, con un mínimo de dos horas diarias y cinco días, y otras actividades deportivas, pudiéndose elegir entre aeróbic, acondicionamiento físico, aquagym, pádel, pilates, tenis… cursos que se desarrollarán en sesiones diarias de lunes a viernes o bien en una, dos o tres sesiones semanales, con una duración de 45 minutos a 1 hora, dependiendo de la modalidad deportiva.

Los grupos de edad para estas actividades son: pre-infantiles (de 3 a 5 años), infantiles (de 6 a 14 años), jóvenes (de 15 a 26 años), adultos (de 26 a 64 años) y mayores (a partir de 65 años). Para obtener más información sobre programaciones, horarios y precios, es aconsejable consultar directamente en las oficinas de los centros deportivos municipales.

Leer más

Celebración del Día Mundial de la Salud Mental en el distrito de San Blas-Canillejas

Cómo cuidarme, cuidarte, cuidarnos para tener salud mental

La celebración del Día Mundial de la Salud Mental el pasado 10 de octubre es una iniciativa de la Federación Mundial de la Salud Mental que se celebra en más de 100 países. El Centro Municipal de Salud, el Centro de Salud Mental y el Centro de Reinserción Laboral de San Blas, se han unido en esta celebración convocando al vecindario del distrito para pensar cómo cuidarnos toda la ciudadanía, estemos o no diagnosticados con una enfermedad mental.

Concienciarnos de que un diagnóstico no puede marcar una diferencia es un buen objetivo para celebrar la salud mental. Todos necesitamos de cuidados y sentirnos suficientemente seguros para ser capaces de adaptarnos activamente a nuestro entorno, afrontar las dificultades que van surgiendo en el marco personal, social o laboral. Para ello se ha celebrado un emotivo concierto que incluyó alguna poesía que nos ha unido en torno a la música y la palabra. Nos hemos tomado unas uvas llenas de deseos a las 12 de la mañana, con abrazos incluidos. Y para finalizar hemos construido un mural con ideas para cuidarnos. Ochenta ideas que giran entorno a quererse, ayudarse, respetarse, escucharse, no juzgarse y darse tiempo.

Celebración del Día Mundial de la Salud Mental en el distrito de San Blas-Canillejas

Las palabras de Paco García Barrera nos ayudan a hacernos una idea de lo vivido.

«Gracias a todos los que estamos hoy aquí por darnos otra vez la oportunidad de cuidarnos y, compartir, que pasar por dificultades es un común denominador de todos en algún momento. Por eso interpreto esta diversidad que nos une hoy así; son aquellos inconvenientes inoportunos, a menudo extraordinarios e inusuales, que llegan al sujeto con el único empeño de reforzar la identidad de cada uno. El esfuerzo de la persona en hacer consciente el obstáculo, visualizarlo a distancia, conocerlo, enfocarlo desde lo social, ponerle palabras y aceptarlo, puede convertir éstos en una experiencia vital para el futuro.

Trabajando lo colectivo nos sentimos mejor, nos refuerza y empodera.Intentamos habitar y facilitar espacios donde compartir el conocimiento de los más expertos y las ganas de los más jóvenes. Un lugar para los altos y los bajitos, los recuperados de su particular experiencia y los más afectados, para los más razonables, los menos ortodoxos, para lo extraordinario y lo ordinario. Un espacio industrial, una nave espacial. Un lugar especial para los valientes y los prudentes, los juiciosos, para los que perdidos buscan una razón. Para los que la sinrazón de la exclusión les anima a luchar. En definitiva, un refugio donde encontrar la explicación a un delirio”

Os adjuntamos también una poesía. Esta poesía, a nuestro parecer, transmite con belleza lo que supone el vaivén de momentos de locura y cordura. Si la pudierais incluir os lo agradeceríamos y quizá pueda contribuir a embellecer el periódico al hilo de abordar la salud mental es alguna sección del próximo número. Nos lo cede para su publicación Paco García Barrera.

 

Incomprensible

«Locura es lo que nunca ha ocurrido,

  lo que está aún por venir.

  Es mirar a la incertidumbre libre del miedo.

  Locura es el porvenir.

  Es lo que está por manifestarse,

  lo que está aún por escribir,

  una carta o un cuento,

  una canción… o mi sueño por cumplir.

  Es como miran y quieren;

  ¿cómo es lo que sienten esos ojos verdes?

  Es la ternura de una aventura

 intermitente que brilla pendiente

  en ésta milésima  que desnuda se esfuma

  entre los dedos, desde mis manos.

  Al fin y al cabo,

  tan loco o tan cuerdo,

  a veces rey y otras villano,

  peregrino sigo en el camino

  de lo imperfecto y de lo humano»

Pakorro García Barrera 19 sep ´17

 

 

Leer más