Nosotros somos los que tenemos que jugar

La llegada de un suceso tan inesperado como la pandemia ha cambiado los parámetros en todos los ámbitos de la sociedad. Los destellos de una nueva crisis económica, apaciguada por la crecida del PIB madrileño preCovid, que trajo para nuestra comunidad el hito histórico de superar a Cataluña en este apartado, han sido sepultados por un acaecimiento que no es que haya dejado tambaleando los cimientos de nuestra sociedad, sino que ha afectado a la completa estructura de esta y a su forma de entenderla. Puede que aún no lo hayamos asimilado, pero, nos guste o no, estamos ante un mundo diferente que ha dado lugar a una nueva realidad, que no normalidad (nueva y normalidad son dos términos difíciles de casar, por mucho rédito que les haya sacado su autor). Y cuanto antes salgamos del letargo vacacional, mejor que mejor.

El traslado de esta situación al plano local, que es el que compete a esta publicación, implica un panorama inquietante más que por lo que dicen datos y estadísticas por la incertidumbre a la que nos enfrentamos, que afecta directísimamente a los ejes de cualquier barrio madrileño, empleo y economía, y, un poco más, si cabe, por la idiosincrasia de este distrito, a San Blas-Simancas. Ertes con riesgo de convertirse en eres y cierres que no sabemos si se van a levantar se presentan como nubarrones invitados de un septiembre que nos tenía acostumbrados a otra cosa, a una vuelta a la normalidad que, lamentablemente, ya no va a regresar.

Pero hay cosas que no pueden caminar solas. La palabra crisis, que en su etimología griega está asociada a cambio, tiene como compañera de viaje otra que tiene por nombre recuperación. Una, por muy penosa y dolorosa que sea, es el preámbulo de la otra. Nuestra linterna tiene que enfocar a una luz que, en gran parte, paradojas de los tiempos, nos llevará a la economía del pasado, que, recordemos (no hace tanto), siempre ha estado sustentada en el pequeño comercio, en las tiendas de siempre. No se trata de volver la vista atrás por una cuestión de agradecimiento por la ayuda prestada durante el confinamiento, sino por una pura cuestión de practicidad. Para salir de esta no hay otra que volver a la base, a nuestra panadería, a nuestra zapatería, a nuestro bar, a la economía que genera el mayor número de puestos de trabajo, a lo único que realmente puede hacer rebrotar el árbol.

Pero para que ello se produzca hay otro factor esencial: el ciudadano. Somos nosotros los que ahora tenemos que saltar al campo y jugar. Tomar conciencia de dónde estamos (no hace falta perderse en reproches de etapas pasadas), coger la pelota y saber en qué estadio vamos a disputar el partido. Tenemos que volver a llenar las gradas del pequeño comercio, no por compasión ni por nostalgia, sino porque debemos ser conscientes de que es ahí en donde se juega el partido de la nueva economía, que es al fin y al cabo el partido de nuestro presente y de nuestro futuro, en resumidas cuentas, el de nuestra vida. Saber que es allí, y no en otro lugar, de donde surgirá la creación de una actividad que generará un empleo más humano y que poco a poco levantará la economía, dejando en nuestro barrio un valor añadido, no para que nos lo quedemos, sino para que poco a poco lo vayamos hilando con otros para configurar otra estructura no irrompible, porque eso es imposible, pero sí mucho más sólida y difícil de quebrar que la actual. Los demás estamentos, políticos, asociaciones, oenegés, etc., pueden ayudar. Pero somos nosotros, LOS CIUDADANOS, los que tenemos que tomar conciencia de que el balón está en nuestras manos. Y que, sin excluir otras alternativas, es en el pequeño en donde ahora toca jugar. Allí apunta la linterna.

Leer más

De la distancia social al apoyo vecinal

Apoyo vecinal san blasLa crisis sanitaria quedó atrás, pero el COVID-19 dejó al descubierto carencias y dificultades socioeconómicas que se cronificarán si no se toman medidas. La Red de Apoyo Vecinal hace balance de iniciativas desarrolladas en estos meses gracias a la voluntad de colectivos comprometidos con la gente del distrito. Hay que tomar nota.

La magnitud de la crisis social que ha provocado la pandemia en nuestro distrito excedió lo que la Junta de Distrito podía asumir con sus recursos: un presupuesto para alimentos gestionado a través de Servicios Sociales que supone un montante económico asignado a 500 familias y 150 personas individuales y el reparto de 460 menús diarios.

Entidades y colegios del distrito, contando con la colaboración de voluntarios y de comercios, tuvieron que apoyar suministrando alimentos a multitud de familias que se salen del marco de los requisitos que piden las instituciones o que no tienen acceso a ellos por cualquier otro motivo.

Los datos son tremendos: la Red de Apoyo Vecinal, que en un principio se dedicaba a labores de acompañamiento a personas solas o familias con problemas como ir a la farmacia, a la compra, al hospital, etc., pronto se vio desbordada por peticiones de comida que fueron asumidas directamente o derivadas a otras entidades del barrio. Cuenta con 55 personas voluntarias, ha atendido hasta el momento unos 100 casos y promovió una campaña con comercios del distrito para recibir donaciones de alimentos por parte del vecindario. La Red trabaja en estrecha colaboración con la Plataforma de Parados que atiende a unas 350 personas aproximadamente y que tiene lista de espera. La Red de Apoyo Vecinal además canaliza sus donativos hacia esta entidad.

Apoyo Vecinal trabaja en estrecha colaboración con la Plataforma de Parados que atiende a unas personas y tiene lista de espera
Apoyo Vecinal trabaja en estrecha colaboración con la Plataforma de Parados, que atiende a unas 350 personas y tiene lista de espera

En el CEIP Valle Inclán se centralizó la ayuda a las familias con necesidades de varios colegios del distrito. Atendían a unas 1.200 personas adultas y más de 420 menores. Activaron un servicio de donación de pañales y leche maternizada ya que contaban con bastantes bebés menores de dos años. Mantuvieron la colaboración con los hermanos Sandoval hasta que los cocineros pudieron volver a reactivar su restaurante y concluyó su compromiso. Ahora cuentan con 500 menús que reparten en el centro escolar.
Vivienda Digna (La Chimenea) de Canillejas atiende a 800 personas y 600 familias y no da más de sí. Nazaret tiene censadas mil familias demandantes.

En Rejas, un grupo de ayuda conformado alrededor de la parroquia de San Cristóbal, ha podido atender a 240 familias, casi 800 personas, cuando la media normal desde la crisis de 2008 eran 80 familias.

A esta lista habría que sumar otros colectivos de ámbito estatal con representación en el distrito y a entidades de carácter eclesiástico. Y esto no tiene perspectiva de acabar pronto.
Diariamente aumenta el número de peticiones de ayuda que vamos cubriendo como podemos. Hasta que no podamos más.

La Red de Apoyo Vecinal, dedicada en principio a labores de acompañamiento, pronto se vio desbordada por peticiones de comida
La Red de Apoyo Vecinal, dedicada en principio a labores de acompañamiento, pronto se vio desbordada por peticiones de comida

Nuestro distrito tiene una larga experiencia en afrontar crisis desde que fue creado en los muy primeros años sesenta del siglo pasado. Siempre ha habido una respuesta vecinal a los problemas de vivienda, la devastación que supuso la droga en el distrito, la crisis de 2008. Por ello, ha habido músculo suficiente para dar una respuesta rápida allí donde la Administración no llega.

El 16% de población que vivía al límite, según Cáritas, ha sido golpeada por la falta de empleo, la falta de recursos habitacionales y la carencia de alimentos. Se ha incrementado el número de familias con necesidades vitales y que antes del COVID-19 sobrevivían con pocos recursos, con empleos precarios, con una fragilidad que se ha hecho añicos.

Si la solidaridad vecinal no hubiera funcionado la situación sería aun más dramática. Ha sido notable el apoyo y compromiso del pequeño comercio del distrito.

Creemos sin embargo que la solidaridad que se pone de manifiesto en momentos de emergencia social no puede ser un recurso que tape la necesidad de unas políticas sociales públicas que, como se ve, son tan necesarias. Es el momento de optimizar todos los recursos del distrito para paliar la desigualdad y la pobreza, para que los derechos constitucionales también puedan ser ejercidos por la población de los barrios sin dejar a nadie atrás.

En el CEIP Valle Inclán se centralizó la ayuda a las familias con necesidades de varios colegios del distrito
En el CEIP Valle Inclán se centralizó la ayuda a las familias con necesidades de varios colegios del distrito

Sería necesario hacer un buen diagnóstico de las necesidades del distrito por parte de la Junta, contando con la participación de las entidades y espacios vecinales que conocen el día a día de la pobreza y la exclusión. De este modo los presupuestos asignados y los requisitos requeridos serían más realistas y ajustados a la hora de proporcionar las ayudas. Fortalecer con recursos personales y económicos a los Servicios Sociales debería ser una prioridad en estos momentos y en los de la posterior supuesta normalidad cuando se controle la pandemia ya que, si no el virus, la emergencia social va a estar ahí. Así mismo, desde las instituciones se puede jugar un importante papel en la búsqueda de proveedores que suministren materias primas y de acondicionar cocinas ya existentes pero no utilizadas ahora para la preparación de alimentos.

Es evidente que la red social de San Blas-Canillejas, con puntos de referencia vecinal como el Espacio Vecinal Montamarta, La Chimenea, Plataforma de Parados, Banco de Alimentos de la Asociación por una Vivienda Digna, la Asociación Nazaret, el Grupo 77 Rejas, y otros, debe fortalecerse manteniendo su labor cotidiana y ayudando a reconstruir el tejido social de apoyo del distrito que no solo abarca a las familias sin recursos sino a las personas mayores, la infancia con pocas alternativas, las mujeres en situación precaria o de violencia, y un amplio número de colectivos e individualidades que encuentran en lo comunitario un espacio/tiempo para la cooperación y la convivencia.

Debemos trabajar juntas, instituciones, redes de apoyo, comerciantes. Todo el distrito tiene que salir de esta con una lección aprendida: tenemos que poner las bases para que no nos vuelva a pasar.

San Blas-Canillejas siempre ha resistido.

Apoyo Vecinal San Blas-Canillejas

Leer más

COVID-19 la tormenta perfecta, ¿qué hicimos mal en España?

Que el coronavirus era un tsunami imparable lo hemos aprendido en las últimas semanas con la constación de que, además de causar estragos dentro de nuestras fronteras, también lo ha hecho en otros grandes países occidentales como Francia, EEUU o Inglaterra. Sin embargo, naciones de nuestro entorno, que por infraestructuras y cuestiones demográficas deberían haber estado igual de expuestas que nosotros—caso de Grecia, Portugal o Croacia—no lo han sufrido igual. ¿Qué hemos hecho mal?

El mayor error que cometió España, probablemente, fue no darle importancia a los precedentes previos ocurridos en otros países como China e Italia. Y no activar el sistema de alerta epidemiológico pensando que el coronavirus no llegaría a nuestro país pese a contar con informes internacionales sólidos. Como el emitido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 30 de enero, que advertía de la gravedad del nuevo coronavirus, o el del Centro Europeo de Prevención de Enfermedades, que recomendaba el distanciamiento social a principios de marzo. Mientras tanto el portavoz del Ministerio de Sanidad en esta crisis, Fernando Simón, aseguraba a los ciudadanos que «España solo tendrá un puñado de casos».

Una consecuencia de subestimar el virus fue la falta de abastecimiento del material de los sanitarios
Una consecuencia de subestimar el virus fue la falta de abastecimiento del material de los sanitarios

Una posible explicación a este exceso de confianza podría deberse al mal recuerdo que dejó el caso de la gripe A en España en 2009. Entonces, ante una alarma similar de pandemia provocado por esa gripe, se compraron más de 35 millones de vacunas que finalmente no fueron necesarias, desperdiciando 260 millones de euros en plena crisis económica. A esto hay que unirle el resto de las distintas alarmas de pandemia que acabaron diluyéndose y quedando afortunadamente en un susto o en una especie de “cuento del lobo”. Como ocurrió con el Ébola en 2014 o el anterior SARS COV-1 en 2003, que solo afectó Asia y fue lo que debieron pensar muchos expertos de occidente que acabaría ocurriendo con este virus. Digamos que con estos antecedentes se pasó de la sobrerreacción con la gripe A  a la infra-reacción con el COVID-19.

Falta de preparación

Las consecuencias de subestimar el virus y no dar peso a lo que ocurría en nuestro alrededor derivó en que el coronavirus llegara a España sin que el país estuviera preparado: sin un plan específico de detección y contención de la epidemia; sin respiradores; sin material sanitario protector y sin un trabajo previo de concienciación sobre la necesidad del distanciamiento social como principal arma para detener la cadena de contagios. La pregunta del millón es si nadie del comité de expertos del Gobierno lo vio venir. Algo que se antoja difícil de asimilar, más si cabe cuando el Ejecutivo recibió como ya hemos dicho, reiterados avisos de la OMS y la UE alertando del peligro.

La falta de laboratorios preparados y de personal especializado para realizar las pruebas de PCR se convirtieron en el gran problema inicial para detectar a tiempo el virus
La falta de laboratorios preparados y de personal especializado para realizar las pruebas de PCR se convirtieron en el gran problema inicial para detectar a tiempo el virus

Al exceso de confianza hay que añadir la enorme falta de medios y de personal cualificado para identificar el virus. España carecía de una importante preparación logística y humana para combatir el COVID-19. Según la científica Ángela Bernardo la falta de laboratorios preparados y de personal especializado para realizar las pruebas de PCR se convirtieron en el gran problema inicial para detectar a tiempo el virus. Estas carencias obligaron al Gobierno a restringir de forma considerable los criterios para la realización de pruebas de laboratorio. Lo que supuso que tanto los pacientes con síntomas leves como los asintomáticos quedaran fuera de los registros sanitarios desde el inicio real de la epidemia. Provocando que siguieran contagiando a otras personas de forma inconsciente e imposibilitando a su vez cualquier seguimiento del virus cuando comenzó a darse la transmisión comunitaria en España. Lo que derivó en que las autoridades sanitarias no se dieran cuenta hasta varias semanas después cuando ya era demasiado tarde. La detección y rastreo de los contactos en los casos leves y en los asintomáticos en esta primeras fases de la epidemia era vital para que ésta no estallara y poder trazar un mapa real de los focos de contagio.

A los criterios restringidos del Gobierno para la realización de test hay sumarle las características del propio virus, que han hecho de su contención una auténtica odisea.

En primer lugar, su largo periodo de incubación tras el contagio, que oscila entre los 5 y 14 días hasta que aparecen los primeros síntomas.

En segundo lugar, los cuadros de clínicas similares al COVID-19, como la gripe estacional común que también reporta fiebre, tos fuerte y dificultad respiratoria. Y los resfriados en los casos más leves. Estas similitudes entre coronavirus, gripe común y un simple catarro, provocaron una psicosis social que colapsaron las urgencias de los hospitales, o en su defecto el extremo contrario, dando con personas portadoras del virus que hacían vida normal sin saberlo.

Tercero, su elevada tasa de contagio, tres veces más virulenta que la de la gripe estacional común, es decir, que cada persona infectada por coronavirus, puede a su vez contagiar a otras  tres personas de media.

Y en cuarto lugar, los asintomáticos: personas que no muestran síntomas mientras cursan la enfermedad y que se han convertido en la pesadilla de esta pandemia. Esta circunstancia provocó desde el primer momento que cientos de personas en nuestro país expandieran el virus con cada tos y cada estornudo sin saberlo.

No activar a tiempo el sistema de alerta epidemiológico, pese a contar con informes internacionales, ha sido determinante en la expansión de la pandemia en España
No activar a tiempo el sistema de alerta epidemiológico, pese a contar con informes internacionales, ha sido determinante en la expansión de la pandemia en España

El exceso de confianza, la falta de preparación y las características especiales del virus fueron la tormenta perfecta y los principales responsables de que el COVID-19 estallara con tanta virulencia en nuestro país. Están en estudio otras variables posibles a nivel internacional que también podrían influir en que el virus se cebe más en unos países que en otros: demografía, envejecimiento poblacional, se habla incluso de componentes genéticos proclives… Pero ante la falta de conclusiones claras, parece que el factor determinante para la expansión del virus es la velocidad de respuesta que tengan los diferentes gobiernos a la hora de contenerlo.

Javier Sánchez

Leer más

Tiempo de dar lo mejor

Este virus lo paramos unidos

El COVID-19 ha llegado para quedarse. Con su brutalidad nos ha asestado un inesperado golpe para el que no estábamos preparados. Más de 1.300 muertos en nuestro distrito por coronavirus desde que supimos que se propagaba entre nosotros. Ese, sin duda, es el dato más dramático, pero la conmoción se acrecienta si tenemos en cuenta las circunstancias que rodean los fallecimientos: sin familiares cerca por precaución y sin un merecido acto de despedida y recuerdo.

La pandemia, decreto de alarma mediante, nos ha obligado a confinarnos en las casas, ha motivado el cierre de comercios, empresas y la pérdida de puestos de trabajo, nos ha impuesto la limitación de movimientos y la toma de medidas preventivas ajenas a nuestra idiosincrasia: distanciamiento social, utilización de guantes y mascarillas para caminar por la calle o hacer la compra; incluso hasta condiciona los contenidos de los medios de comunicación, incluido el nuestro.

Madrid

Parece claro que los usos y costumbres no volverán a ser exactamente igual que antes de la expansión del coronavirus.

cartelaWhatsApp

Pero el COVID-19 también pone de manifiesto que, cuanto mayor es el enemigo y el reto que plantea, más oportunidades nos ofrece de sacar lo mejor de nosotros mismos para hacerle frente. Empezando por el personal sanitario, que se está dejando la salud (38.000 contagiados), cuando no la vida, por los enfermos, muchas veces sin la protección mínima que requiere su trabajo, y terminando por el último de los profesionales catalogados como esenciales, como nosotros, que no hemos dejado el puesto en ningún momento, a pesar del riesgo latente que corre cada jornada.

La solidaridad, la toma de conciencia, la asunción de responsabilidades que en principio no corresponden también se abren paso en estos difíciles momentos. En esta edición de la Página del Distrito hay buenos ejemplos. Todos debemos dar el máximo para estar a la altura de quienes han pagado con la vida esta crisis, de quienes pasan cada día con angustia y de aquellos que se sufren y se ven más directamente afectados por la penosa coyuntura económica que deja tras de sí el rastro del COVID-19.

Página del Distrito

Nosotros, como medio informativo de proximidad para todos los vecinos de San Blas-Canillejas, trataremos de no faltar a nuestra cita mensual con nuestros lectores. En esta ocasión, por primera vez en la humilde pero longeva historia de Página del Distrito, no hemos podido editar la revista en papel. Aún así, hemos potenciado y triplicado nuestra difusión en la web y las redes sociales tratando de aportar esperanza a través de la información, tanto para nuestros lectores como para muchos de nuestros modestos anunciantes.

Aquí y ahora ratificamos nuestro compromiso con nuestros lectores y anunciantes para reflejar en nuestras páginas—bien sea en papel, bien en digital—todas aquellas iniciativas de interés y relevantes que surjan en nuestros barrios, tal y como llevamos haciendo desde hace más de 23 años.

Leer más

Descontrol en tendidos telefónicos y eléctricos peligrosos

En Ciudad Pegaso,  barrio de Rejas, en plena calle de Alcalá podemos observar el estado de los cables de electricidad y telefonía que más bien evocan ciudades de países en vías de desarrollo. Los responsables de este estado de cosas son Telefónica y Gas Natural,  todo se remonta muchos años atrás y ahora se ve agravado por la intervención descontrolada de diferentes operadores de telecomunicaciones y subcontratas. Esa aparente competencia  que nos iba a disminuir el precio de la electricidad, la telefonía, las telecomunicaciones, ha conseguido que sean las más caras de Europa.

En materia de telecomunicaciones (telefonía y datos) el lío es tremendo. Veamos cómo funciona esto: hay una compañía responsable de llevar los cables hasta las cajas de distribución que hay normalmente en las fachadas de los edificios, ese responsable es Telefónica si no me equivoco, esos cables vienen desde la centralita más cercana (por ejemplo la que hay en la calle Boltaña de Canillejas).

Descontrol en tendidos telefónicos y eléctricos peligrosos en Ciudad Pegaso

Cuando contratamos una línea ADSL a un operador (por ejemplo Jazztel) esta subcontrata a alguna empresa para realizar la instalación, que a su vez subcontrata el trabajo a una más pequeña que habitualmente cobra muy poco y lo hace por cada instalación,  esa empresa subcontratada tiene que intervenir en la centralita de Canillejas, y en la caja de distribución de calle y desde allí llevar un cable a nuestra casa, después de este lío podremos entender el descontrol de las instalaciones: cables cruzando jardines a cuatro metros del suelo, cables sueltos en fachadas, cruces entre líneas eléctricas y de telefonía y mil tropelías que van afeando nuestras casas y calle de nuestro barrio, con algunos claros casos de peligro y aspecto  tipo Calcuta. Luego, si cambias de compañía suministradora de comunicaciones el cutre-cable que dejó la anterior se queda ahí para los restos, a modo de testigo del nivel de mantenimiento.

Descontrol en tendidos telefónicos y eléctricos peligrosos en Ciudad Pegaso

Regulación deficiente y falta de control

Lo que hay detrás de todo este desastre es una regulación deficiente que hace la vista gorda a las compañías frente a los vecinos; en la práctica no se ven obligadas a nada, campan a sus anchas. Las competencias del Ayuntamiento en la materia son limitadas, y esa es otra razón para el tercermundismo en la materia, varias administraciones con competencias  muy difíciles de dilucidar y discriminar para los mortales ciudadanos (industria estatal, Comunidad autónoma, CNMT). También sorprende sobremanera la inacción de los partidos políticos sin ocuparse de estas cosas mundanas.

Con este panorama perdemos todos, el descontrol y el desorden en las intervenciones producen sobre costes que a la larga pagamos todos. Hacer las cosas mal no genera valor. Por razones familiares he viajado mucho a pueblos alemanes, y les puedo asegurar que la mejor manera de saber en qué país estás es observar como están las instalaciones de electricidad y telefonía en cualquier pueblecito, y no hay color, ellos saben lo que es un cable bien grapado por una pared, una caja ordenada, etc. O sea, que un poco de I+D+i en materia de control de calidad técnica y de mantenimiento nos vendría bien, o muy bien,  pongan fibra óptica, pero no la instalen como si esto fuera Calcuta pv.

Descontrol en tendidos telefónicos y eléctricos peligrosos en Ciudad Pegaso

Lo que resulta insultante es la discriminación geográfica: estas instalaciones nunca serían admitidas en el distrito de Salamanca y sin embargo se permiten en la periferia. Pregunta sencilla que los directivos de Telefónica o Gas Natural entenderán: si la electricidad o una línea ADSL se cobra igual en la calle Serrano que en el final de la calle Alcalá, ¿por qué nos dejan este cutrerío a nosotros, los del extrarradio, si pagamos lo mismo? En todo esto asistimos a paradojas cada día más extraordinarias, por ejemplo, si se construye una línea de electrificación en  zona rural es preceptivo un estudio de impacto ambiental, por  si se  molesta a las cigüeñas, que no me parece mal, pero claro, es que aquí, al final de la calle Alcalá parece tenemos menos categoría que estas aves.

A las compañías eléctricas y de telecomunicaciones: Pv. sean buenas, reduzcan ligeramente los beneficios de sus accionistas y rehagan estas cutre-instalaciones. Al Ayuntamiento: aunque no tengan competencias directas, busquen algún camino para dignificar su papel, al fin y al cabo Capone fue condenado por un asunto fiscal. Al Ministerio de Industria: un poco de I+D+i en la materia les diría que el cutrerío genera pérdidas.

Alejandro Hernández Capa. Vecino de la Ciudad Pegaso.

Descontrol en tendidos telefónicos y eléctricos peligrosos en Ciudad Pegaso

Leer más

El hambre y las ganas de comer

Mercedes González | Concejala del PSOE y Portavoz adjunta del Grupo

Hace casi un año, después de una larga negociación y tras la firma de un acuerdo político que comprometía a su ejecución, los concejales del Grupo Municipal Socialista apoyamos los Presupuestos de 2017 porque creímos que era la mejor opción posible para Madrid.

Pero las circunstancias nos han torcido el brazo: entre la imposición del Ministerio de Hacienda de recortar el presupuesto municipal y la propia incapacidad del gobierno de Ahora Madrid, la ciudad se encuentra en un momento absurdo en lo financiero y sangrante en lo social.

Montoro, Dancausa y todo el PP son los responsables de esta situación lamentable pero al “hambre” del Partido Popular se le han sumado “las ganas de comer” de Ahora Madrid, es decir, que a los palos puestos en las ruedas por unos, se ha unido la incapacidad de gestión de otros.

pleno diciembre 2017

Como consecuencia de la aplicación de la regla de gasto impuesta por Cristóbal Montoro –norma que los socialistas estamos tratando de cambiar en el Congreso de los Diputados- la ciudad de Madrid tuvo que bloquear en abril y mayo créditos por 238 millones de euros, a los que se sumaron otros 366 millones en noviembre. Para no perdernos: entre acuerdos de no disponibilidad y retenciones de crédito, Madrid deja de contar con 546 millones de euros. Se dice pronto.

Duele saber que esa enorme cantidad de dinero que los madrileños han aportado a las arcas municipales se restarán principalmente de las áreas de Equidad (113 millones), Urbanismo (108 millones), Medio Ambiente y Movilidad (76) o el conjunto de los distritos, y hiere comprobar que los principales recortes afectan a la ayuda a domicilio (24,6 millones), a transferencias a familias, instituciones sin fines de lucro y atenciones benéficas (59,3 millones) y a la limpieza de esta ciudad que ha estado tan sucia durante años (10,4 millones).

A todos los distritos se les retienen créditos por importe de 76 millones de euros, un 11,2 % del total de su presupuesto global, y nuevamente la ayuda a domicilio, la reforma y limpieza de los colegios públicos o el arreglo de las instalaciones deportivas son las inversiones que salen peor paradas.

San Blas-Canillejas, el tercer distrito más afectado

San Blas-Canillejas es el tercer distrito más afectado y está tristemente muy por encima de la media tanto en millones recortados, (5,6 millones de euros) como en porcentaje (13,4 euros de cada 100 han sido recortados). San Blas-Canillejas se tendrá que olvidar del programa de “Absentismo”, que ha sido fulminado, de casi la mitad del programa de servicios complementarios de educación, y del programa dirigido a personas mayores y servicios sociales. Tampoco es positivo el panorama con respecto a las inversiones porque los 12,3 millones de euros con que contaba en noviembre se han reducido un 58,9%, sin contar las IFS. Es desolador.

pleno diciembre 2017

El PSOE no apoyó el presupuesto de 2017 para llegar a esta tesitura. El PSOE dio luz verde a las cuentas municipales con la condición de aumentar las inversiones en servicios sociales –una de las líneas rojas que nosotros consideramos innegociable- y con el objetivo de conseguir el cambio de rumbo que la ciudadanía expresó en las urnas. No queríamos, no queremos, amparar las políticas antisociales del PP pero tampoco podemos respaldar la gestión de Ahora Madrid, que pide a gritos acción, decisión y compromiso.

Está claro que Montoro lleva más de un año tratando de neutralizar al Ayuntamiento de Madrid y lo ha conseguido con la imposición de que el superávit de la ciudad se dedique a pagar deuda anticipadamente. En el próximo año y medio, el Ayuntamiento quedará entrampado en una política de inversión cero y problemas de evidente urgencia seguirán sin ser resueltos a pesar de que el estado financiero de Madrid es muy saludable. Esta es la paradoja.

Aceptar el Plan Económico y Financiero de Hacienda –que fue aprobado el 18 de diciembre con los votos del Partido Popular y de los concejales de Ahora Madrid, a excepción de seis de ellos, que prefirieron abandonar el pleno- es el camino seguro para perder el gobierno del Ayuntamiento de Madrid. Y lo más importante, dejar a un lado lo que los madrileños pidieron y lo que los socialistas apoyamos.

Demos la enhorabuena al Partido Popular porque la insistencia de Montoro venció al desbarajuste de Ahora Madrid, a costa de que Madrid pierda. Con esta situación, cuesta augurar un buen comienzo de año pero por intentarlo que no quede.

Mercedes González.
Concejala del PSOE y Portavoz adjunta del Grupo.

Leer más

Microbarrios: Muerte por acción vecinal

Ha transcurrido medio período de una legislatura llena de promesas e incumplimientos, y ausente de soluciones por parte del actual equipo de Gobierno de Ahora Madrid. Y esto se nota, tanto en nuestro distrito, San Blas-Canillejas, como en nuestra ciudad.

Eva Sánchez Rivera Portavoz VV Ciudadanos Portavoz VV Ciudadanos San Blas-Canillejas
Eva Sánchez Rivera
Portavoz VV Ciudadanos San Blas-Canillejas

El consistorio de Madrid está en manos de un equipo de ediles que gobierna a golpe de titular. Que no deja de criticar las políticas anteriores, y a la par, no deja de copiar las más rancias iniciativas, que esos gobiernos caducos llevaron a cabo. Rancias y fallidas, pues muchas de ellas tuvieron como único resultado la generación de graves problemas sociales. Un equipo de ediles, que ha querido usar, en varias ocasiones, parcelas municipales con fines que poco o nada gustaban a los vecinos; y que en lugar de comunicarlo de frente, utilizó canales no institucionales, para publicar una escasa y dudosa información, que hizo que esas noticias se convirtieran fácilmente en carne de bulo.

Ejemplo reciente y claro de esto, han sido los famosos microbarrios, cuya prueba piloto pretendía, el Gobierno de Ahora Madrid, experimentar en nuestro distrito, concretamente en una parcela dotacional ubicada en la Calle Dédalo. Un proyecto que, lamentablemente, quería emular a los albergues temporales levantados para alojar el éxodo masivo de población a los núcleos urbanos en los años 40. Albergues a los que asignaron su ubicación en Carabanchel, Usera, Villaverde o Canillas, y que hasta bien entrada la década de los 80 no fueron eliminados de nuestra ciudad. Un proyecto, que se dotaba de 6 millones de euros, para obtener 70 módulos temporales. Un proyecto, que alojaría únicamente a 70 familias, cuando el número de familias en situación de necesidad de vivienda prioritaria, es decir, urgente, es de 9000 en nuestro municipio. Un proyecto, que retorció el planeamiento para saltarse la necesidad de aprobación por parte del plenario del Ayuntamiento de Madrid. Un proyecto, que quedaba fuera de la gestión de la EMVS (Empresa municipal de vivienda social) por muy paradójico que parezca, pues “micro barrio” era, en sí mismo, un modelo de vivienda social en concentración. Modelos en concentración, que según sus indicadores sociales, demuestran ser a medio y largo plazo un fracaso asistencial; frente a los modelos en dispersión por los que debería de apostar un Gobierno que quiera un sistema asistencial efectivo y el progreso para su sociedad. En suma, un dislate, un  desvarío, un “patada y pa’lante” parido con estabilidad, insuficiencia y alevosía, por unas gobernantes que querían irse de vacaciones sin haber cumplido objetivos, pero con un titular resultón.

Pleno microbarrios

Afortunadamente, esta alocada pesadilla ha sido suspendida. Y nuestros vecinos tienen una incertidumbre menos sobre sus cabezas. Parece que Ahora Madrid sólo acierta cuando rectifica, pero  gracias al movimiento vecinal, y a la presión que partidos como Ciudadanos hemos ejercido, esta vez ha rectificado a tiempo.

Desgraciadamente, éste ha sido sólo un ejemplo más. Un ejemplo más de un equipo que sólo piensa en los suyos, y no en todos los vecinos. Un ejemplo más, como el que nos ofrecían a principios de este año, con los tan traídos ARTEfactos. Otro experimento social, en este caso asimilado a las UVA’s (unidades de vecinales de absorción) implementadas por el Ministerio de Vivienda franquista en la década de los 50, que acogieron los vecinos de Canillejas, Pan Bendito, Fuencarral y Hortaleza; y del que nuestros mayores del distrito recuerdan aún cuantos esfuerzos tuvieron que hacer, todos los vecinos, para salir de una situación poco halagüeña.

Pleno microbarriosAfortunadamente, los vecinos de San Blas-Canillejas siempre hemos colaborado los unos con los otros. Tenemos lo que se conoce como conciencia de barrio, y esto nos hace fuertes. Nadie podrá decirnos que no somos solidarios, por no querer transigir con determinadas ideaciones. Nosotros lo demostramos día a día, con respeto y sensatez. Y juntos, conseguiremos que nuestro distrito progrese, que se convierta en ese lugar donde queremos seguir viviendo, y no en aquel del que querríamos huir.

Mi más sincera enhorabuena, y sentido agradecimiento, a todos esos vecinos que hasta ahora formabais parte de la mayoría silenciosa, y que habéis decidido dar un paso al frente y aportar vuestro granito de arena de una manera sensata (firmando: en charge.org, en decide.madrid.es, o en las hojas de firmas que estuvieron presentes en los comercios de la zona; o asistiendo a las reuniones vecinales; o viniendo al Pleno…  más de 25000, ¡gracias!), para decir alto y claro en que no queréis que se convierta vuestro distrito. Todo esto, ha sido gracias a vosotros. Hagamos que vuestra voz sea tenida en cuenta. Hagamos que San Blas-Canillejas sea el distrito que queremos.

Eva Sánchez Rivera

Portavoz VV Ciudadanos San Blas-Canillejas

Leer más

El Wanda Metropolitano será una olla a presión

El nuevo estadio del Atlético de Madrid, Wanda Metropolitano, ultima todos los preparativos para su puesta en marcha, una vez solventados todos los problemas técnicos entre la Comunidad y Ayuntamiento de Madrid. Los arquitectos Cruz y Ortiz verán culminado su trabajo que empezó en 1994 con la inauguración del estadio de la Comunidad de Madrid y que albergó actividad deportiva hasta 2004.

El Museo ICO (Zorrilla, 3) dedica hasta el 22 enero una exposición de maquetas, fotografías y vídeos en los que se puede ver la evolución de La Peineta hasta nuestros días. Las visitas son gratuitas para ver el trabajo de los sevillanos Cruz y Ortiz, una obra arquitectónica insuperable que tiene como colofón el nuevo estadio del Atlético de Madrid ubicado en Canillejas.

Por otra parte el club rojiblanco ha presentado la Fase II de selección de asientos en el Wanda Metropolitano en la que podrán participar todos los socios con alta entre el 16 de mayo y el 31 e diciembre de 2016. En este sentido la respuesta de los aficionados ha sido espectacular con más de 36.000 que ya han elegido localidad.

La Peineta
Foto: nuevoestadioatleti.blogspot.com

Cubierta ultra moderna

Otra de las inquietudes de los aficionados es la terminación de la cubierta del Wanda Metropolitano, que tendrá unas dimensiones aproximadas de 286 metros entre el fondo norte y sur y de 248 metros entre el lateral este y el oeste. La superficie total rondará los 46.500 metros cuadrados. La estructura está compuesta por dos anillos de acero; uno exterior y otro interior todo cubierto por membranas de teflón.

El sonido de la afición también será protagonista, con un sistema pensado para que no abandone el estadio; será una olla a presión con una enorme resonancia, una fortaleza inexpugnable según los arquitectos autores del proyecto que han mantenido la base de La Peineta inicial por su carácter icónico, pero que han conseguido un estadio moderno y de última generación.

La Peineta

Leer más

Marta Gómez responde a Ciudadanos de San Blas-Canillejas

El pasado 16 de noviembre en el pleno del Distrito de San Blas-Canillejas se aprobó por unanimidad de todos los grupos políticos, incluido Ahora Madrid, realizar dos actos de conmemoración de la Constitución del 78: una jornada de lectura del texto y la proyección de un documental sobre la misma.

Con una diligencia notable,dado el corto espacio de tiempo del que se disponía, los funcionarios de la Junta, a los que no quiero dejar de agradecer su esfuerzo constante, organizaron  ambos actos, que fueron intensamente difundidos en los días previos por todos los canales de los que dispone esta Junta de Distrito.

Cuál es mi sorpresa cuando me encuentro en esta PAGINAdeldistrito.com un "artículo de opinión", firmado por Ciudadanos, cargado de todo tipo de falsedades e injurias que, inevitablemente, me veo en la obligación de rebatir:

La primera falsedad que dice Ciudadanos es que esta Junta se ha visto obligada a realizar estos actos cuando Ahora Madrid, como puede comprobarse en el acta, votó a favor de los mismos.

También se quejan de no haber sido convocados. Esta queja sólo puede ser debida a un excesivo afán de protagonismo (al que por otra parte nos tienen bastante acostumbrados) puesto que al no tratarse de un acto institucional no tiene ningún sentido que desde la Concejalía se cursen invitaciones específicas a los grupos políticos: Ciudadanos estaba invitado a participar como lo estaban  todas las vecinas y vecinos del distrito, ni más ni menos.

¿O es que pretenden que a cada acto organizado por la Unidad de Cultura de este Distrito se les invite específicamente?

Por último la difamación llega a su máximo extremo cuando me acusan de haber llamado al Centro Cultural para impedirles tomar la palabra.

Quiero dejar taxativamente claro que yo no  llamé al Centro Cultural si no que la responsable de Cultura se puso en contacto conmigo ante la alteración que suponía que representantes de Ciudadanos, una vez más llevados por un afán de protagonismo absolutamente fuera de lugar, se empeñasen en tomar la palabra al finalizar la proyección del documental.

Quiero también aclarar que este intento de participar por parte de Ciudadanos suponía una alteración grave del orden ya que, siguiendo escrupulosamente el mandato del pleno, junto con la proyección del documental no estaba programado ningún tipo de debate ni intervención por parte de ningún representante político.

En fin, me produce un enorme desaliento que un partido trate tan descaradamente de sacar rédito político a dos actos, votados por unanimidad de todos los grupos, que precisamente pretendían estar en concordancia con el espíritu de consenso que caracterizó a la Constitución del 78.

Marta Gómez | Concejala presidenta de San Blas-Canillejas

Leer más

Ciudadanos de San Blas–Canillejas visiona Las Constituyentes a pesar de no estar convocados

las_constituyentesCon motivo del día de la Constitución, y tras ser propuesto en el Pleno del Distrito por Ciudadanos, el 6 de diciembre se celebró un acto homenaje de la Constitución del 78, donde Ahora Madrid no convocó a la oposición para que participara.

A propuesta de Ciudadanos de San Blas-Canillejas el gobierno del distrito se ha visto obligado a realizar una serie de actos para conmemorar la Constitución del 78. Entre los actos previstos estaba una lectura del texto y la exposición de un documento audiovisual, además de un pleno infantil y la colocación de una placa recordando la Constitución.

Con estos antecedentes, Ahora Madrid decidió celebrar la lectura de los artículos de la Constitución, pero lo hizo con premeditación y alevosía, ya que como consta a los partidos de la oposición, ninguno recibió notificación de que el acto de lectura se celebraría el día 5 de diciembre.

Ausencia de talante democrático

Ante esta falta grave de talante democrático, Ciudadanos (C´s) San Blas-Canillejas decidió acudir al visionado del documental Las Constituyentes que se celebró el 6 de diciembre, sin esperar a recibir la invitación oficial por parte de la concejal presidenta del distrito, Marta Gómez.

Y tal y como denuncia la portavoz de la formación naranja, Eva María Sánchez, “menos mal que acudimos al acto, porque nuevamente nadie nos ha invitado, ni a nosotros, ni a ningún otro partido de la oposición”.

Nuevamente parece que Ahora Madrid actúa a escondidas queriendo silenciar a la oposición en este tema. Pero lo cierto es que el acto se convirtió en un éxito, ya que de 240 plazas que tiene el auditorio del CC Buero Vallejo, se llenaron más de 150 asientos. Un acto que consiguió brillar gracias al poder de convocatoria de Ciudadanos (C´s) San Blas–Canillejas.

El acto estuvo marcado de nuevo por el gobierno de Ahora Madrid, ya que telefoneó a la dirección del centro cultural para que nadie de los asistentes pudiera pronunciar ningún discurso antes o después del visionado del documental. Intentando así, silenciar a la oposición.

Ciudadanos (C’s) | San Blas-Canillejas

Leer más