Manuela Galván, pintora: “Nunca acabo una obra, es mi seña de identidad”

Manuela Galván y Beatriz García, tía y sobrina, plasmaron su arte en el Centro Cultural Sala Pegaso. Ambas artistas llevan la pintura en la sangre y quisieron compartir con los vecinos del distrito su muestra “De pinturas y mitos de la violencia machista”.Nenufares verdes

Exponéis (tía y sobrina) en la Sala Pegaso de San Blas-Canillejas, “De pinturas y mitos de las violencias machistas”. ¿Qué habéis querido expresar en esta muestra?

Esta exposición ha sido la unión no solo familiar también es un vínculo emocional que las dos tenemos y hemos querido expresar con la muestra de nuestras obras juntas.

¿Cómo surge la idea “De pinturas y mitos de la violencia machista”?

La idea es transmitir que la unión hace la fuerza, que juntas podemos y ”entre nosotras” nos ayudamos a crecer de forma personal y darnos fuerza para seguir adelante.

Exponen tía y sobrina. Contadnos cómo surge la colaboración entre ambas artistas.

Al ser la madrina de bautizo de Bea algo se le debió de pegar en la pila bautismal (ríe). Bea estudia Bellas Artes y yo llevo pintando desde que tengo uso de razón, Bea quería montar una exposición y pensó que con quien mejor que con su tía.

Retrato Celia¿Cómo fueron los inicios en el mundo del arte de Manuela Galván?

Mis inicios fueron en mi época del colegio cuando los profesores me apuntaban para los concursos, siempre ganaba: igual una agenda, cajas de pintura etc. Esos eran los premios.

¿En qué se inspira?

En muchas ocasiones son sentimientos los que te dicen haz un cuadro así o de esta otra manera.

¿En qué estilo se encuentra más cómoda?

Me gusta mucho el realismo, dar las expresiones a las caras de los retratos es un reto, tampoco descarto hacer abstractos porque si en algo te equivocas solo lo sabe el que lo hace, (ríe).

¿Cómo comienza una pintura, cuál es el proceso de creación?

Primero empiezas con el boceto a carboncillo trazando el dibujo en el lienzo para luego después darle la primera capa denominada ”mancha”, que es una primera capa de oleo muy diluida en trementina. Una vez seca la ”mancha” ya lo pintas con los colores de óleo que necesita el cuadro.

Manuela Galvan y Beatriz Garcia

¿Qué mensaje lleva su pintura?

El mensaje es la naturalidad de la propia obra, no pinto con idea de que a los demás le transmita las mismas emociones que me trasmite a mí mientras lo estoy pintando. En esos momentos de creación te surgen muchas emociones al ver cómo va saliendo.

¿Cuándo sabe que una pintura está realmente acabada?

Una obra nunca se da por acabada y esto es algo que me caracteriza, yo nunca acabo una obra, es como una seña de identidad, me gusta dejar algo sin hacer, de esta forma sé que en otro momento podré volver a retocar el cuadro y recuperar la emoción inicial.

¿Cuáles son sus referentes pictóricos?

Me gusta mucho Lempicka, Kandinsky.

¿Es posible vivir de la pintura hoy en día?

Ojalá. En mi caso no. La pintura me sirve para dar rienda suelta a la creatividad que tengo y para estar relajada un buen rato.