San Vicente de la Barquera, villa marinera

Situada en la costa occidental de Cantabria, San Vicente de la Barquera reúne todos los atractivos que puedas buscar para pasar unos días de descanso: naturaleza, patrimonio monumental, playas y una reconocida gastronomía. Una serie de valores que no dejarán indiferentes a nadie.

Considerado como uno de los puertos pesqueros más importantes de Cantabria, San Vicente de la Barquera se encuentra a tan solo sesenta kilómetros de Santander, situada en pleno corazón del Parque Natural de Oyambre, donde conviven con espléndida armonía dunas, acantilados, playas, rías, praderas y bosques en los que perderse es una delicia. Es precisamente entorno a ése puerto sobre el que gira el desarrollo de esta preciosa villa cántabra.

Nada más llegar a San Vicente el turista percibe como dos brazos, las rías de Rubin y Pombo, rodean casi por completo las colinas donde se asienta la puebla vieja. Importante punto de paso del Camino de Santiago en la ruta costera, cuenta con un destacado patrimonio monumental, declarado como Conjunto Histórico Artístico.

Cabe destacar la iglesia de Santa María de los Ángeles, de modelo mixto y construida entre los siglos XIII y XVI, con acusadas características del gótico montañés. En su exterior nos llama la atención su gran torre y las dos puertas románicas. De similar belleza es el Castillo del Rey, uno de los mejores ejemplos de arquitectura de la región. Tras una cuidadosa rehabilitación del Castillo, sus dependencias se han acondicionado para acoger diferentes eventos de carácter cultural y cuenta con una exposición permanente sobre la historia y naturaleza de San Vicente. Todo ello sin menospreciar a La Muralla, el Santuario de la Barquera, el Palacio de la familia Corro, o el Faro de Punta de la Silla, entre otros.

Pero quizás lo más conocido de San Vicente de la Barquera es el Puente de la Maza, importante obra de ingeniería medieval que comente a construirse en piedra allá por el siglo XV, siendo considerado uno de los puentes más grandes del reino.

Otro de los atractivos de la localidad cántabra son sus kilométricas playas, extensos arenales como los de Merón, playa por excelencia de San Vicente con 4 kilómetros y dividida en cuatro partes; Oyambre; las calas Niñera o Fuentes, para amantes de los lugares recogidos; o las playas protegidas del Tostadero, punto de partida para la practica de deportes náuticos, y de La Maza, muy apta para niños, en el interior de la bahía.San Vicente de la Barquera

La privilegiada situación en la que se encuentra San Vicente de la Barquera te permitirá realizar infinidad de excursiones, como a La Revilla, a través de una de las etapas del Camino de Santiago y en la que los caballos, los verdes prados y el mar de fondo serán tus mejores compañeros. Además, a 30 kilómetros se encuentra la villa medieval de Santillana del Mar o la localidad costera de Comillas, en donde podrás admirar importantes monumentos como El Capricho de Gaudí, el Palacio de Sobrellano y la Universidad Pontificia.

Naturaleza, monumentos, playas; ya solo nos queda probar la gastronomía de esta localidad costera para saber que realmente ha merecido la pena el viaje. Una gastronomía que podrás disfrutar en las numerosas ofertas de los restaurantes y hoteles de la zona. De todas ellas destacamos el Restaurante Maruja, situado en la avenida del Generalísimo. Un establecimiento emblemático que abrió sus puertas en 1941, cuya amplia carta, calidad de servicio y atención a sus comensales te dejarán sin palabras. Prueba sus pescados y mariscos del Cantábrico y sus deliciosos postres. No te arrepentirás.

San Vicente de la Barquera

 

DATOS DE INTERÉS

Oficina de Turismo Cántabro:

www.turismodecantabria.com

Restaurante Maruja:

Tel: 942 71 00 77