Noches de Blues y Swing en el San Jazz del parque de El Paraíso

Por tercer año consecutivo el San Jazz organizado por la Junta Municipal de Distrito presentó  una nueva entrega del festival Las Noches de San Jazz, que ha consolidado la definitiva  vinculación a la celebración del solsticio de verano. La III edición mantuvo el espíritu original del festival, que busca dar a conocer y compartir el arte y la profesionalidad de grandes bandas que hacen de su música un lenguaje universal y directo, capaz de transmitir emociones y sentimientos que otros sistemas de comunicación difícilmente consiguen. En esta ocasión, la dualidad ritmo y sentimiento que se presentó en la edición anterior de la mano del funk y del soul, se ha extendido a otros dos grandes estilos, el swing y el blues.

Si hay un género vinculado al sentimiento, ése es el Blues. Nacido en USA como vehículo de desahogo del dolor y la opresión de los esclavos africanos en las plantaciones de algodón, el blues se considera el primer estilo musical americano de origen africano. Su fuerza y popularidad le ha llevado a ser fundamental en el desarrollo del Jazz y le ha permitido fusionarse y evolucionar con estilos tan diversos como el rock, el funk e incluso el flamenco. En esta noche dedicada al blues contamos con la presencia de tres grandes grupos nacionales de proyección internacional.

GABY JOGEIX. Nacido en Bilbao y residente en Madrid, Gaby Jogeix es un virtuoso guitarrista, maestro de la lap steel guitar, entregado cantante y extraordinario compositor que ha sabido rodearse de grandes músicos en sus producciones discográficas. Sus directos transmiten una energía arrolladora y sus solos de guitarra no dejarán a nadie indiferente.

SUSAN SANTOS. Probablemente la gran dama del blues de nuestro país. De origen extremeño y también afincada en Madrid, Susan Santos es una carismática guitarrista zurda con una potente voz, capaz de transmitir sus sentimientos a través de composiciones originales llenas de fuerza y emoción. Con cinco discos a sus espaldas y una reconocida y galardonada trayectoria, que le ha permitido recorrer diversos países europeos y americanos, ver a Susan sobre el escenario promete ser una experiencia inolvidable.

VARGAS BLUES BAND. Javier Vargas, fundador y alma de la Vargas Blues Band, es sin duda el mayor exponente del blues nacional. Con una dilatada y exitosa trayectoria profesional, que incluye más de una veintena de discos originales y colaboraciones con músicos de la talla de Carlos Santana o Prince, Javier Vargas es el auténtico Rey del Blues Latino, título de su último larga duración que podremos disfrutar intensamente a lo largo del concierto que culminará nuestra «Noche del Blues».

Si hay un ritmo contagioso que invita a dejarse llevar y compartir la alegría festiva del movimiento, ése es el Swing. Nacido en Estados Unidos en la década de los años 20, esta variante del Jazz ganó rápidamente popularidad y se extendió con facilidad por Europa acompañado de divertidos estilos de baile. En la noche que dedicamos al swing, tendremos la oportunidad de bailar al ritmo que marcarán nuestros grupos invitados.

THE DIXIELITES. Fusionando la música Dixieland con los divertidos ritmos del Ska, esta banda madrileña, a la que ya tuvimos oportunidad de conocer en nuestra pasada edición, nos proporcionará el ambiente adecuado para calentar motores y disfrutar de una noche inolvidable. Si os supo a poco su actuación del verano pasado, ahora tenéis la oportunidad de resarciros. Y si no pudisteis experimentarlo, no esperéis a que os lo cuenten.

THE TROUPER’S SWING BAND. Con un directo arrollador, esta alegre banda alicantina, liderada por el carismático cantante Gaby Soñer, mantendrá y reavivará el fuego rítmico iniciado por sus predecesores. Su puesta en escena es divertida y contagiosa, alternando temas propios con adaptaciones al castellano de clásicos del swing y del rockabilly.

MANOUCHE. Como colofón a esta gran noche dedicada al ritmo en base de swing, hemos querido traer a una gran banda de electro-swing procedente de Liubliana, Eslovenia. Liderada por el guitarrista y cantante Robi Pikl, e inspirados en el swing gitano de Django Reinhardt que les da nombre (Manouche), fusionan los ritmos clásicos del swing francés de los años 30 con ritmos electrónicos, generando un producto bailable altamente adictivo.