Los míticos Blacks jugaron en el Wanda Metropolitano

La selección española de rugby se enfrentó en el Wanda Metropolitano a la selección de Nueva Zelanda, la legendaria All Blacks. El encuentro, que también tuvo un carácter benéfico, congregó a 40.000 espectadores. Los Leones cayeron por un ajustado 26-33.

Parecía otro lugar. Los asiduos al Wanda Metropolitano nos llevamos una sorpresa al ver, al entrar al recinto, cómo habían sido sustituidas las porterías por los tradicionales palos de rugby y cómo habían sido borradas las rayas de las áreas y del resto de demarcaciones futbolísticas. Casi como preámbulo de la llegada de los Rollings al distrito, los míticos All Blacks, sirviéndonos del parangón con la música, la banda más legendaria de este deporte, llenaron de ilusión San Blas-Canillejas en un acto que formó parte de Madrid Capital Mundial del Deporte 2022. El partido también sirvió como desquite del infortunio sufrido por la selección española  de rugby, que pese a haberse clasificado para el Mundial de esta especialidad fue eliminada por un problema de alineación indebida de uno de sus jugadores, el nacionalizado Van den Berg.

El encuentro tuvo también una destacada vertiente solidaria, al donar la empresa organizadora, KiwiHouse, parte de la recaudación a PGR ONG. Este organismo está liderado por Patricia García Rodríguez, jugadora olímpica y exjugadora internacional de España en las modalidades 7 y 15. Fue precisamente la propia ONG la que organizó en el perímetro del estadio un gran número de actividades solidarias para todos los públicos antes del partido. Con ello se completó una jornada de ocio para los amantes del rugby y para los vecinos de nuestro distrito que terminó con el popular tercer tiempo.

Rubby en el Wanda Metropolitano Foto WalterD
All Blacks. Fotos: Walter Degirolmo

La guinda del pastel fue la vuelta de honor que el XV del León (como popularmente se conoce a la selección de este deporte) al completo dio al finalizar el encuentro, en el que la grada del Wanda Metropolitano estalló en aplausos para agradecer a cada uno de los jugadores su entrega. Al poco de sonar el pitido inicial y ponerse el balón en juego, el incisivo Fred Quercy se coló entre la defensa oceánica para abrir el encuentro, aunque la ventaja para la Selección española duró poco, pues los de negro reaccionaron y llegaron hasta la línea de cal defendida por el XV del León en tres ocasiones, para de esta forma irse con al descanso con una ventaja de 5-19.

En la segunda mitad parecía que el partido iba a seguir la misma tónica. Un ensayo de Hosea Gear y otro de su hermano Rico, además de sendas transformaciones a cargo de Stephen Donald, pusieron el electrónico en 5-33. Sin embargo, fue entonces cuando llegó la reacción de los Leones que dirige Santi Santos. Así, Álvar Gimeno, con uno de sus ensayos marca de la casa, fue el estandarte del resurgir del equipo español ante los Classic All Blacks, y al valenciano le siguieron dos ensayos más que esta vez llevaron la firma de Afa Tauli y de Facundo Munilla, para de este modo dejar el marcador en el mencionado 26-33.