Los Mayores en San Blas-Canillejas

Las Tertulias de La Gradona abordaron en esta ocasión la situación de nuestros mayores en el Distrito. Asistieron como invitados: Iluminada Martín-Crespo, presidenta de Alcer Madrid; Isabel García Fraile, portavoz de Más Madrid en SBC; Luz Cabello Manceras, vicepresidenta de Pladigmare; Daniela Lillo, excoordinadora de la Mesa de Mayores de SBC; María Luz Castellanos, socióloga, profesora de la universidad Carlos III; y María García Colis, doctora del Centro Municipal de Salud Comunitaria del Distrito y miembro del grupo motor de Soledad no Deseada.

Cuál es la situación de nuestros mayores en el Distrito?

Iluminada: Yo creo que la situación de nuestros mayores es un fiel reflejo de la del resto, sobre todo si hablamos de los mayores que yo trato, que tienen una enfermedad crónica renal que afecta a toda la familia. Lo importante es que en los centros de mayores se reconozca la existencia de enfermedades crónicas para que puedan acudir a ellos y puedan ser tratadas.

Isabel: Tenemos seis centros de Día en los que se hace lo que se puede. Sí es cierto que después de la pandemia se ha cogido miedo. Además, los comedores han desaparecido. El momento de la comida era un momento muy importante para socializar.

Luz Cabello: A nivel Comunidad de Madrid sí hay recursos y residencias. Pero la realidad es que nuestra población está bastante envejecida y las plazas que hay son bastante insuficientes. Además, hay déficit de plazas de carácter público. Si hablamos a nivel nacional, el 92% de esas plazas corresponden a centros privados. Lo que pedimos es que se construyan residencias públicas, porque no todo el mundo, con las pensiones que tiene, puede acceder a plazas privadas.

Daniela: Falta mucha información. Muchos de los mayores que no acuden a los centros no saben qué tipo de ayudas hay. Nosotros hace tiempo llevamos una propuesta para que en las paradas de los autobuses, lo mismo que hay diversos tipos de anuncios, se diera información sobre la relación de centros de mayores que hay y sus teléfonos.

María García:
“Lo que más nos preocupa no es la gente que no llega al centro, sino la gente a la que no llegamos”

Luz Castellanos: Coincido con Iluminada en que en San Blas-Canillejas, en este apartado, se da una situación común. Pero, por otra parte, aquí tiene que haber cuestiones específicas, en función del nivel de renta, de la densidad de población… Según el CSIC; en Madrid hay 17,8 plazas de residencia por cada 100 personas mayores de 65 años. Estamos por debajo de la media.

María: En el Distrito hay mucha variedad. Hay mucho envejecimiento en algunas zonas de Canillejas y Simancas. También hay mucha diversidad. Lo que más nos preocupa no es la gente que no llega al centro, sino la gente a la que no llegamos. Hay que hacer un gran labor de coordinación, porque esas personas pasan por centros de salud, farmacias…

En un pleno reciente se aprobó la construcción de un centro de mayores en el Distrito.

Isabel: Se aprobó una propuesta para realizar uno en Las Rosas. Pero ahora se tiene que aprobar el presupuesto para la ejecución de la obra. Esto puede tardar años. En este Distrito hay una tremenda carencia, circunstancia que al igual se da en el Ayuntamiento y en la Comunidad, que es que no se defiende lo público. La gente no se puede permitir el pago de una residencia privada.

Iluminada: Poder aumentar el número de plazas es fantástico. Lo que no me parece fantástico es que no se prescriban. Los centros de mayores deberían precisar la prescripción de personal cualificado, de trabajadores sociales…

Isabel García Fraile:
“Mucha gente ha dejado de ir a los centros de mayores porque se han quitado los comedores”

Luz Cabello: En Madrid hay casi 500 residencias y solo 65 son públicas. Esto significa que estamos poniendo un derecho a ser tratado de forma privada. La normativa reconoce la existencia de los servicios legales. Esto se produce por voluntad política. Tenemos el esqueleto normativo, pero se hace negocio con la salud y los mayores.

Luz Castellanos: No solo es una cuestión del coste de las residencias, sino también de control. Si hablamos de los fallecimientos habidos por Covid en las residencias, hay otras comunidades que tienen tanta población como la de Madrid y el número de fallecimientos no ha sido tan elevado como el que aquí se ha producido.

María: Me gusta lo que ha dicho Iluminada de la prescripción porque me suena a coordinación. Habría que optimizar todos los recursos que tenemos. San Blas-Canillejas tiene mucha fuerza en este aportado y a través de la coordinación se podrían lograr muchas cosas.

Daniela Lillo:
“Yo creo que los centros están haciendo una gran labor teniendo en cuenta los recursos que tienen”

Daniela: Hay muchas carencias estructurales. Y no preguntes a la Junta porque te dicen que no tienen competencias. Me da pena ver a los mayores a las 8 de la mañana con el frío que hace esperando a que llegue el autobús que los tiene que transportar. Se me encoge el alma.

¿Cómo funcionan los centros de mayores en el Distrito?

Iluminada: Considero que no está excesivamente bien valorado el servicio que se da. Parte de la soledad que padecen la podemos mitigar con los centros de mayores. Es importante que sociabilicen. Desde nuestra asociación les acompañamos a residencias, pero hoy tomo nota y desde ahora vamos a contar también con los centros de mayores.

Daniela: Yo creo que están haciendo una gran labor teniendo en cuenta los recursos que tienen. Las dinamizadoras han ejercido durante la pandemia un trabajo vocacional increíble, poniéndoles tablas de gimnasia… Pero los contratos son los que son. Hay una falsa creencia de que con lo público se tiene que ganar dinero. Y eso no es así. Y el caso es que tanto el gobierno de la Comunidad como el del Ayuntamiento todo lo tienen que privatizar para que no sea deficitario. Pero es que nadie tiene por qué ganar dinero con ello. La gestión de los centros de mayores y de las residencias, insisto, tiene que ser pública.

Luz Cabello: Probablemente habrá algún déficit. Pero hay que trabajar con las residencias de las zonas. Se podría trabajar conjuntamente entre los centros de mayores y las residencias.

Daniela: Faltan muchos recursos y se hace lo que se puede también porque no hay personal en los centros de mayores. Tampoco tienen ayudas del personal del centro. Son cuadriculados. No se puede aplicar la misma política en todos los sitios. Luego está el problema de la información. Te dicen que todo está en la web. ¿Pero si una señora de 83 años no tiene ni ordenador en su casa, cómo va a acceder a ella?

Luz Cabello:
“Lo que pedimos es que se construyan residencias públicas, porque no todo el mundo puede acceder a plazas privadas”

Luz Castellanos: En muchas ocasiones depende todo del voluntarismo. Se ha hablado de la fascinación por lo tecnológico del gobierno de esta Comunidad. Cuidado, que puede haber tecnologías que hagan más fácil la vida de la gente mayor y tecnologías que destruyan la vida de la gente mayor. En los países del norte de Europa la ayuda que reciben las personas mayores ,tanto por la parte institucional como la que no lo es, es muy alta. En España, está también muy alta la no institucional, pero no la que compete al apartado administrativo.

¿Se entienden estos centros como un último recurso?

Iluminada: Es bueno ir a un centro a jugar con tus amigos al dominó, por ejemplo, porque se fortalece la memoria.

Daniela: Hay algunas personas que no quieren ir a los centros de mayores porque son sitios específicos de mayores. Una vez que los he llevado, les gusta ir. Se les quita el miedo y se animan.

Isabel: Estamos hablando de un país que tradicionalmente ha cuidado de sus mayores y en el que la cultura de este cuidado está institucionalizada. Hay mucha gente que solo va a esos centros cuando se siente sola. Igual pasa con las residencias. No se tratar de ir a una residencia acabar sus días. Se puede ir cuando se está bien, se puede entrar y salir.

Luz Castellanos:
“En Madrid hay 17,8 plazas de residencia por cada 100 personas mayores de 65 años. Por debajo de la media.

María: Mi impresión es que en San Blas-Canillejas hay cultura de ir a los centros de mayores. Y ojalá en todos los sitios de España existiera esa cultura para evitar la soledad y otros factores. Aunque sí que es cierto que este último año he percibido que era un poco más difícil la admisión en ciertas actividades. Una cosa muy importante es que en muchos centros, Esfinge, Pegaso…, se hayan suprimido las cafeterías. En torno a un café y a una mesa se crea mucho.

Isabel: Claro, es por lo que decía antes. Era algo que antes explotaban algunas empresas y por lo visto no era rentable porque tenían que poner algunos límites a los precios. Pues si hay un servicio que no pueden dar las empresas, lo tendrá que dar la Junta. Si no se encuentran empresas que quieran realizar este cometido tendrán que salir las juntas de distrito y el Ayuntamiento a dar ese servicio. Mucha gente ha dejado de ir porque se han quitado los comedores.

Daniela: En este sentido, en vez de mejorar vamos para atrás.

¿Está concienciado el resto de la sociedad de la problemática de los mayores?

Inmaculada: Por la experiencia que tengo, no. Es que hay cosas, como sacar un número para ir a comprar a la carnicería, que no son tan sencillas. Van perdiendo visión, les tiembla el pulso… Les deberíamos proteger más todos. Pero no solo desde el ámbito de la Administración, sino también desde el familiar.

María: Habría que encontrar un equilibrio. Hay que encontrar un punto en el que no se tenga que sobrecargar a una familia, por decirlo así, pero tienen que existir las debidas ayudas por parte de la Administración. La vida es tan difícil para todos que no te das cuenta de lo que les pasa a los mayores hasta que te vas acercando a su edad. Hay que tener en cuenta que hoy en día, normalmente, todos los miembros de las familias trabajan. Afortunadamente yo considero que España es un país que sí que cuida a sus mayores. Pero la situación no es fácil.

Luz Castellanos: Vivimos en una sociedad que no valora a los mayores. No se valora su conocimiento y su experiencia. Solo se valora a la juventud. Todo lo enfocamos a la gente joven y no nos damos cuenta, como pasa con las tecnologías, que no han tenido la formación necesaria para dominarlas. Por mi experiencia, las familias sí que están con sus mayores. Pero, evidentemente, la situación es muy difícil.

Iluminada Martín-Crespo:
“Los centros de mayores deberían precisar la prescripción de personal cualificado y trabajadores sociales”

Daniela: Yo creo que los maltratan mucho porque no pueden estar pendientes de saber o no saber navegar por internet, de tener que presentar un código QR para acceder a determinados servicios… Eso les crea una gran preocupación y les hace sentirse inútiles. Hasta les entra miedo.

Luz Castellanos: En la medida en que se produce un maltrato institucional y se produce una falta de recursos es evidente que la sociedad no valora a los mayores. Se les va valorando por tu propia experiencia, bien porque te vas haciendo mayor o porque tienes mayores en tu casa o tu entorno.

María: Es una pena. Nos vendría muy bien entender que hay otro ritmo. Otras miradas. Han vivido otras vidas con otras cualidades y esas experiencias nos las estamos perdiendo. Los cajeros cada vez ahora están más lejos, los vecinos ya no son lo que eran…

¿Cómo se puede afrontar el problema de la soledad?

Iluminada: Es muy complicado. Las familias tienen que trabajar. Y es cierto que hay mayores que son abandonados en residencias. Es una realidad.

Isabel: La gente mayor, lamentablemente, al final se siente sola. Un día ve que los vecinos de toda la vida van desapareciendo. Eso va creando un sentimiento de soledad, independientemente de que estés acompañando. La vejez lleva inherente un sentimiento de soledad.

Luz Cabello: Es una cuestión muy complicada. La soledad es algo individual que no tiene nada que ver estar con otras personas. Hay que fomentar hábitos para que la persona se sienta acompañada y este acompañamiento sea de calidad.

Daniela: Es cierto que la gente está con la familia, pero eso no es solo el acompañamiento. Por ejemplo, observo que las personas que están contratadas para el acompañamiento están mirando el móvil la mayor parte del tiempo. Hombre, si te han contratado para tres horas, deja el móvil para luego.

María: Hay un maltrato de esta sociedad hacia los mayores. Me gustaría resaltar la labor que hace el grupo motor Soledad no Deseada, en el Distrito.

Leer más

La sanidad en San Blas-Canillejas

La sanidad es uno de los temas más candentes en la actualidad. Nuestro foro de debate analizó su situación tanto en Madrid como en el Distrito con la participación de: Marta Marbán, diputada de la Asamblea de Madrid y presidenta de la Comisión de Sanidad; Antonio Cabrera, médico especialista en medicina de Familia y Comunitaria; Carlos Manuel Matilla, portavoz del Grupo Socialista de San Blas-Canillejas; Andrés Checa, responsable de Sanidad de Más Madrid SBC; y Agustina Serrano, miembro de la Plataforma de Sanidad SBC.

Cómo está la sanidad en el Distrito?

Marta Marbán (Marta): A modo de introducción  me gustaría destacar que a principio de año llevamos una iniciativa para pedir que hubiera una homogeneización en la homologación de los títulos, sobre todo en lo que respecta a muchos profesionales sanitarios que están deseando entrar, ya que hemos visto después de la pandemia que no solo necesitamos médicos, sino también otros perfiles. Pedimos al ministerio que hubiera una homologación de títulos mucho más ágil. Sabemos que necesitamos médicos. Tenemos buenos profesionales, pero se nos van principalmente a países del centro de Europa. Hay que habilitar más facultades para contar con más profesionales. Además, hay muchos estudiantes que quieren como médicos pero no pueden formarse por una nota de corte que está limitando sus aspiraciones. Por otra parte, hay que aterrizar en lo que es la atención primaria y en la reorganización que se ha querido hacer en la consejería tras la pandemia: teníamos los SUAP y los SUAR y los propios centros de salud sin servicios de urgencias. Bien, reagrupemos y redistribuyamos a todos los profesionales y sepamos, principalmente a través de la demanda asistencial, dónde colocar esos 80 puntos correspondientes al último proyecto que la consejería ha puesto sobre la mesa. Por supuesto, se tiene que seguir negociando con los médicos. Asimismo, hay una serie de quejas que se tienen que asimilar, como avisar con tiempo, una adecuada distribución de las guardias y que todo el mundo sepa que esto es un servicio para todos los ciudadanos.

Tertulia Sanidad

Antonio Cabrera (Antonio): La situación es muy complicada, está mal desde hace mucho tiempo. Hay que enlazarla con los porqués. Las condiciones en las que se trabaja en la Comunidad de Madrid son muy malas. Por eso hay una pérdida de profesionales. En mi centro de salud normalmente faltan tres o cuatro médicos por las tardes. Y eso pasa en todos los distritos. Abrir nuevas facultades va a ser una solución para poco tiempo. Si las condiciones siguen siendo malas, se van a seguir yendo.

Carlos M. Matilla (Carlos): El tema está clarísimo. Lo vivimos en el día a día. La Primaria está a punto de reventar, si no lo ha hecho ya. Si pides una prueba para un especialista te dan cita para 2024. ¿Faltan profesionales? Cuando terminó la pandemia se despidieron a 8.000 personas. Tenemos unas buenas facultades que preparan a la gente, pero luego los médicos no se quedan aquí. Como dice Antonio, las condiciones laborales no merecen la pena. Se van a otros sitios en donde se valora su esfuerzo y su trabajo, ¿Por qué no hacemos eso aquí? Por una cuestión política. Hemos tenido dos años y medio cerrados los servicios de urgencias. ¿No ha habido tiempo para planificar? Parece que no. Se van improvisando día a día las cosas.

Marta Marbán:
“En la Comunidad de Madrid tenemos más profesionales, más consultas y más horario”

Andrés Checa (Andrés): Es un tema que no viene de ahora. Este gobierno lleva muchos años gestionando la sanidad en Madrid. Se pretende lo que se pretende: apostar por un modelo de gestión público-privada que a mi juicio no es el adecuado. No es que no se aprendiera la lección con la llegada de la pandemia, sino que empezó el desmantelamiento de la atención primaria. Ha sido brutal. ¿Recuerdan cómo era ir al médico de cabecera hace diez años? Ayer mi madre pidió una cita para el centro de salud de San Blas-Canillejas y se la dieron para 14 días. Esto se soluciona reseteando totalmente la sanidad. No hablemos de Cataluña o de otros lugares. Estamos hablando de Madrid, y en Madrid la sanidad está totalmente destrozada.

Agustina Serrano (Agustina): Estoy de acuerdo con Antonio, Carlos y Andrés. Es un desastre y un caos. Que te cojan el teléfono es una odisea. Es una locura. Es muy importante mantener la confianza con tu médico habitual. Además, no entendemos por qué se pone un servicio de urgencias desde las cinco de la tarde cuando tu centro de salud está abierto hasta las ocho y media. Es un sinsentido. Nos acercamos al ambulatorio de García Noblejas y al tercer día de la puesta en marcha de los nuevos centros de urgencia sólo había una enfermera. Luego mandaron a otra. Hemos enviado una carta de apoyo a los sanitarios. ¿Qué faltan profesionales? Pues la solución es muy fácil: readmitir a los 6.000 despedidos.

Carlos Checa:
“Se está apostando por el modelo americano: si tienes dinero, te curas, si no te buscas la vida”

¿Cuáles son las causas de esta situación?

 Marta: Respecto a las condiciones laborales que denuncia Antonio. ¿Qué pasa en Madrid que no pasa en otras comunidades autónomas? Pues que nosotros estamos dando una atención sanitaria desde las ocho de la mañana hasta las nueve de la noche. Esto no lo hacen otras comunidades, como por ejemplo Castilla La Mancha y Castilla y León, las dos que nos rodean. Además es una profesión que está muy feminizada, es decir, que hay muchas mujeres que están en el espacio sanitario que al tener turno de tarde, y por evolución natural son madres, siempre intentan ir a un turno de mañana. ¿Qué ocurre? Que cuando pueden intentan irse a Guadalajara o a ciudades colindantes en las que solo hay turno de mañana. Para solucionar esto propusimos unos turnos deslizantes, pero la izquierda nos hizo una manifestación en contra de esta propuesta. Pero los profesionales estaban de acuerdo. Eso significa que a pesar de que tengas un turno de tarde puedas tener la flexibilidad para que, si se puede, en algunas ocasiones puedas estar en el turno de mañana.

Tertulia Sanidad

Marta: La Comunidad de Madrid da un amplio servicio. La ciudadanía está muy contenta. Tenemos los mejores datos en cuanto a la satisfacción de la sanidad pública. Hay muchos pacientes que vienen de fuera de España. Somos una comunidad muy generosa con, también, un nivel de investigación muy interesante. Con respecto a lo que se ha dicho de los despidos, primero, no han sido 8.000. Con datos, los sanitarios de atención primaria de 2019 en comparación con el actual son: 170 médicos más. Tenemos más profesionales, en general, en el sistema y más contratos MIR Y EIR (Enfermero Interno Residente). Es cierto que estaban cerrados los SUAR y los SUAP. Y ante una demanda ciudadana y de los profesionales se han abierto los PAC (Puntos de Actuación Continuada). Aparentemente ahora no se quiere que funcionen como se ha planteado. Creo que es una cuestión de seguir negociando en la mesa sectorial, con los sindicatos, las mejoras correspondientes. ¿Modelo de gestión público-privado? Bueno, esto ya es política. El ciudadano puede obtener un servicio sin tener que ir con la tarjeta de crédito como anteriormente veíamos en las manifestaciones. Se pregunta al paciente si quiere adelantar la operación y no tiene que pagar absolutamente nada. Es una manera de agilizar las listas de espera. Tenemos una población cada vez mayor. Ante eso tenemos una atención domiciliaria y una red del SUMMA que prestan también esa atención. No es lo mismo la población que había hace diez años que la actual.

Antonio Cabrera:
“Desde hace diez años, en Madrid hay una infrafinanciación de la sanidad y de la atención primaria”

Antonio: Es verdad que vivimos en una crisis y que la pandemia ha acelerado ese proceso. Pero ante esta situación podemos optar por un tipo de respuesta u otro. Desde hace unos diez años en Madrid hay una infrafinanciación de la sanidad y en concreto de la atención primaria. Llevamos tiempo siendo los últimos de todas las comunidades de España. Eso al final tiene consecuencias. Los presupuestos no han empezado a remontar desde 2017. Se hablaba antes de cómo era la atención hace diez años. Pues eso es lo que ha pasado. Una comunidad rica como la de Madrid debería ser de las que más dedicara a este apartado. Madrid va a tener menos MIR de Familia. Los que les enseñamos somos los médicos de Familia, y nadie nos paga por eso. El año pasado mucha gente renunció a ser tutor. La realidad es que, y hablo de los pacientes, estamos expulsando a la gente de la atención primaria. Cerca de 300.000 personas no tienen asignado un médico. Y está demostrado científicamente que tener el mismo médico de Familia puede disminuir en un 30% la mortalidad y en 25% las hospitalizaciones y las visitas a urgencias.

Carlos: Está muy claro que hay una falta de financiación, empezando por la atención primaria. Somos la última comunidad de España. Son datos objetivos. Cuando vas a un centro de salud siempre hay bajas, y antes no las había. Parece que estamos empezando a criminalizar a los profesionales. No es que hagan las cosas porque no quieran, sino porque no pueden. Queremos hacer la sanidad de forma muy rara. Por teléfono es muy difícil. Puedes hacer alguna consulta. Estamos dando facilidades a la sanidad privada. Con el dinero de todos construimos hospitales y luego le damos la gestión a lo privado. Estamos mercantilizando la sanidad. Y se están tomando decisiones sin contar con los profesionales. El conjunto del sistema sanitario se ha criminalizado por la presidenta de la Comunidad de Madrid. Hay que hacer autocrítica.

Carlos Matilla:
“Queremos hacer la sanidad de forma muy rara, por teléfono es muy difícil”

Andrés: El problema de fondo sigue siendo la financiación. Somos una de las comunidades que está a la cola de inversión media por habitante. Creo que se está apostando por el modelo americano: si tienes dinero, te curas, si no te buscas la vida. Esto no puede seguir así. La telemedicina está bien pero casos muy concretos. Pero trasladarla a las urgencias extra hospitalarias es un disparate. Y estas deben contar con el suficiente personal.

Agustina: Sanidad público-privada, no, pública. El dinero que se está dando a las empresas privadas hay que invertirlo en la sanidad pública.

Tertulia Sanidad

Marta: La relación inversión habitante no es comparable. En Soria, por ejemplo, en 100 kilómetros solo hay 1.000 habitantes. Y tiene que haber un centro de salud. Tenemos más profesionales, más consultas y más horario. La inversión y el presupuesto en sanidad crece año a año.

Antonio: Insisto, en inversión Madrid es la última. Estamos empatados con Baleares. Por otra parte los profesionales hemos sido insultados y menospreciados y no de una manera aislada.

Agustina Serrano:
“En Simancas tenemos un solar cedido por el Ayuntamiento para un centro de salud, ojalá lo disfrutemos”

¿El futuro?

Agustina: En Simancas tenemos un solar cedido por el Ayuntamiento de Madrid para hacer un centro de salud. A ver si tenemos suerte y podemos disfrutar de él. Es un barrio que está creciendo mucho.

Marta: Nuestra voluntad es tener una escucha activa. Los puntos de atención continuada son una manera de abrir la atención primaria y de reunificar.

Antonio: No hay que perder la esperanza. Entre los ciudadanos y los profesionales tenemos que hacer ver a nuestros políticos qué es lo mejor. Yo también voy a acabar siendo paciente. Esto pasa por financiación. La sanidad pública es un tesoro que tiene España que no podemos dejar escapar. Muchos países no lo han tenido. Si lo deshacemos, nos podemos arrepentir durante décadas. Estamos a tiempo.

Leer más

Las Tertulias en La Gradona: Popular de Canillejas, 42 años de historia

Al margen de ser una de las carreras más importantes en su distancia del calendario atlético, la Popular de Canillejas es una carrera intrínsecamente vinculada al Distrito. Este 27 de noviembre cumple su 42 edición. Para hablar de ella contamos con la presencia de Pepe Cano, alma mater y organizador; Isidro Rodríguez, vicepresidente de la Federación de Atletismo de Madrid y presidente del Atletismo Suanzes; Ana María Fuertes, atleta de este club; Alfredo Varona, periodista especializado en información deportiva; y Raúl Gómez de Zamora, director de Información Tecnológica de Ria Money Transfer.

Tertulias en La Gradona, 42 años de historia de la Popular de Canillejas
Tertulias en La Gradona, 42 años de historia de la Popular de Canillejas

Qué sensación siente cuando escucha el nombre de la carrera?

Pepe Cano (Cano): Recuerdo la primera edición. A la vez fue un éxito y  un fracaso. Un éxito por la participación, ya que vinieron 4.000 corredores. El problema es que habíamos prometido una medalla para todos los participantes y solo teníamos 1.000.

Isidro Rodríguez (Isidro): Sin duda, es la carrera de mi barrio. Siento la posibilidad de ver a corredores fantásticos, a los que no hubiésemos tenido la oportunidad de haber visto si no hubiese sido por la Popular de Canillejas.

Alfredo Varona (Alfredo): Me remonto al año 92. Fue la primera vez que me puse un dorsal. Aunque, por supuesto, Canillejas es Fernando Mamede, los hermanos Castro…

Ana Fuertes (Ana): Yo no soy de Madrid, soy leonesa. Me sonaba igual que me sonaba la San Silvestre. Ahora conozco a un montón de padres del club cuyos hijos siguen corriendo la carrera.

Desde el punto de vista empresarial, ¿por qué Ria apoya específicamente esta carrera?

Raúl Gómez de Zamora (Raúl): Porque buscábamos una carrera distinta. Que fuera grande, pero que a su vez mantuviera la esencia de lo que es el atletismo popular. Canillejas te permite correr por Madrid a las once y media de la mañana, lo cual es una locura, cuida a sus corredores, se vuelca el barrio…Cuando hablamos con Pepe Cano nos dimos cuenta de que los valores de las dos partes casaban y de que el Trofeo José Cano tenía que ser carrera Ria, sí o sí.

Pepe Cano:
“Estamos trabajando con los colegios. Este año tendremos unos 2.000 niños.”

Destaquemos la importancia que tiene en la prueba el hecho de que el barrio se involucre tanto en ella.

Cano: Hemos llegado a entregar 187 trofeos que eran de las tiendas de Canillejas. Además, siempre hemos dado mucha importancia a la carrera de los niños, de la que han salido atletas del nivel de Fabián Roncero, Fernando Carro, Nuria Fernández… Nos gustaría volver a esas cifras de 10.000 personas.

Isidro: Muchos atletas de renombre primero corrieron aquí: Roberto Parra, Jesús España… Y, efectivamente, las carreras infantiles contaban con una gran participación. A algunos de ellos les subían la nota en la clase de educación física por el hecho de haber corrido aquí.

Alfredo: En 2013 realicé para el diario Público un reportaje de la carrera. Tenía la sensación de que estaba escribiendo un libro de historia. Recuerdo que Pepe Cano me dijo que correr aquí era como correr en el Bernabéu. Y es verdad: correr Canillejas es como correr en el Bernabéu.

Ana: El hecho de que la gente se involucre y llene las calles es algo que como atleta te encanta. Te gusta escuchar tu nombre cuando subes la cuesta de Arcentales…

Tertulias en La Gradona, 42 años de historia de la Popular de Canillejas

Isidro Rodríguez:
“Es de las pocas que mantiene ese viejo sabor de carrera de barrio.”

A lo largo de 41 ediciones que se han celebrado imagino que habrá habido una gran cantidad de anécdotas.

Cano: Fíjate. Una vez vino a correr un keniata con unas zapatillas de clavos porque pensaba que se trataba de un cross. Tuvo que correr con unas que le prestó un espectador que tenían dos números más. Y encima ganó. Otra vez nos robaron la megafonía. Son muchas cosas para poder contar.

Isidro: Un año fui a recoger a Fernando Mamede, plusmarquista mundial de 10.000 en ese momento, al aeropuerto y lo primero que me preguntó fue que si el coche que se regalaba al ganador, un Nissan Patrol, se le podía permutar por su valor en dinero. Estaba completamente seguro de que iba a conseguir la victoria hasta que le comenté que también corría McLeod. Entonces, lo primero que me dijo es que le buscara un sitio para entrenar. Y no ganó.

Alfredo: Para mí la anécdota, y perdonad que personalice la pregunta un poco en mí, es que años atrás, cuando corría la carrera, aunque estuviera enfermo, siempre bajaba de 40 minutos. Y ahora no veas lo que me cuesta. Da la sensación de que entonces las carreras estaban mal medidas. (Mil euros -precisa Cano- era lo que nos costaba medirla).

Ana: Varios de mis amigos que corren me recuerdan que antes se daba un coche. Lo dicen con admiración. Son cosas que la gente recuerda.

Raúl: El año pasado me llamó Cano preguntándome por el arco de entrada en meta y, la verdad, es que no lo había. Al final lo pudimos solucionar.

Alfredo Varona:
“Correr en Canillejas es como correr en el Santiago Bernabéu.”

Hablemos del recorrido, una cuestión muy importante en un acontecimiento de este tipo.

Isidro: Una cosa importante, aunque suene algo contradictorio, es que Canillejas es una carrera para correr. Y otras no son así. Es de las pocas que mantiene ese viejo sabor de carrera de barrio. Y te permite correr contra ti mismo, porque el recorrido es más o menos el mismo. Como dice Alfredo, antes te costaba menos bajar de 40 minutos. Y es verdad, pero el recorrido es igual. También recuerdo la vez que nos invitaron al maratón de Nueva York. La organización allí dispone de un edificio entero. Nos preguntaron que cuál era el nuestro para hacer una reunión conjunta en Madrid. Lo cierto es que nuestro edificio era la trastienda de la farmacia en la que trabajaba Pepe Cano. Ahí preparábamos los trofeos.

Alfredo: Y tampoco es una carrera tan fácil como a veces se dice. Es cierto que los últimos tres kilómetros son los más benévolos del mundo. Pero hasta el kilómetro siete es una carrera que te puede arruinar.

Cano: Para mí es muy importante que todo el trayecto va a una mano, es decir sin recovecos ni calles pequeñas. Además, la zona de Arcentales en otoño presenta una fotografía preciosa.

Tertulias en La Gradona, 42 años de historia de la Popular de Canillejas

Ana: Hay algunas carreras en las que me digo: ‘Aquí no corro, porque voy a lograr una marca que no es real’. Esta tiene cuestas arriba, cuestas abajo… Al final te da lo que vales.

Ana María Fuertes:
“Tiene muchísimo mérito aguantar como lo está haciendo.”

 ¿Qué importancia tienen los patrocinadores?

Cano: Sin ellos no se podría celebrar, en la década de los 80 era diferente. Todo el mundo ayudaba, necesitabas un equipo de música y enseguida te prestaban varios. Pedías una furgoneta, te dejaban seis. Hoy en día todo cuesta dinero. Al margen de ello, tanto Ayuntamiento como Comunidad hacían una aportación económica.

Isidro: Es verdad. Antes todo el mundo aportaba y no cobraba nada, pero todo va evolucionando. Ponías una tarima para dar los premios y no pasaba nada, ahora la tarima tiene que estar homologada y cuesta 2.000 euros. Hay que pagar a los voluntarios. En fin, si no fuera por los patrocinadores esto no sería posible.

Alfredo: Escuchándoles entiendo lo plenamente que estaría justificada la nostalgia de esos años 80, sobre todo para los que los  hemos vivido tiempos que cada vez se van alejando más. Pero los tiempos cambian. Hay que adaptarse, pero ese huequecito para la nostalgia lo mantenemos. Hay que adaptarse a los nuevos tiempos, que también traen cosas buenas. Antes, hasta el día siguiente que comprabas el As o el Marca, no sabías cuál había sido la clasificación. Ahora te la mandan directamente al móvil.

Isidro: Sí, aunque antes también era portada de esos periódicos y ahora eso es impensable.

Ana: Tiene muchísimo mérito aguantar como lo está haciendo la Popular de Canillejas. Hay muchísimas carreras. Cada vez más. Es increíble que lleve 42 años. Son esenciales los patrocinadores para que se pueda mantener una carrera como esta.

Cano: Ha habido que tirar mucho de imaginación. Por ejemplo, Rank Xerox tenía varios tipos de máquinas con un nombre en forma de número. Yo les dije, ‘hombre, si por ejemplo Mamede sale con ese dorsal sería una publicidad fantástica’. Y les encantó la idea.

Tertulias en La Gradona, 42 años de historia de la Popular de Canillejas

Raúl: Lo que es evidente es que en un mundo como el de hoy con tanto protocolo, tanto correo electrónico, si no existiera un Pepe Cano habría que inventarlo. Sigue demostrando que todavía esas cosas no son necesarias. Se presenta en el despacho de un director y al final le reciben. Es algo que parece ya de película, pero que él lo hace.

Cano: Me gustaría destacar una singularidad. Osoro Ondoro, que ganó tres veces la San Silvestre Vallecana, aquí no lo hizo. Fue cuarto y quinto. Los hermanos Castro, tampoco. Para mí lo mejor que hemos tenido es que no se ha pagado nunca un fijo de salida. Hay que premiar al que más corre, no al que más fama tenga.

Raúl Gómez de Zamora:
“Se nota que es la carrera de Canillejas. Conserva un aroma que ninguna otra tiene.”

Tras 42 ediciones, ¿te siguen quedando fuerzas, Pepe?

Cano: Casi te diría que no. Me quedan pocas. Esto es muy difícil y estoy muy cansado. Ojalá mis hijas quisieran tomar el relevo. El problema es que ellas siempre han odiado la carrera, porque cuando eran pequeñas me tenía que dedicar exclusivamente a esto. Pero lo cierto es que luego se pegan por estar en ella.

Raúl: A nosotros nos gusta decir que Ria tiene un compromiso con esta carrera. Nuestra idea es seguir con ella hasta que Pepe quiera. Es más, queremos impulsarla un poco más. Nos gustaría este año tener alguna vinculación con las carreras infantiles, porque nos parece espectacular el trabajo que hacéis.

¿Alguna novedad para esta edición?

Cano: Como hay muchos corredores que no tienen opción a premio, vamos a  introducir en las mochilas de avituallamiento, 100 premios: zapatillas, jamones… De lo que se trata es de que mucha gente, independientemente del puesto en el que llegue, pueda resultar premiada. Es algo que ilusionará a muchos corredores. Se trata de que los premios no siempre se los lleven los mismos. Otra cosa importante son las carreras infantiles, estamos trabajando con los colegios y este año tendremos unos 2.000 niños. Ya que no hemos tenido fiesta en Canillejas, que la fiesta sea el 27 de noviembre.

Isidro: Esperemos que la gente disfrute, tenemos que luchar por lo menos para que se mantenga. Porque es un día de fiesta, de deporte y de familia.

Leer más

Las Tertulias en La Gradona: La nueva Ciudad del Deporte

Coincidiendo con el quinto aniversario de la inauguración del Metropolitano, Las Tertulias en La Gradona abordaron en su mesa de debate la creación de la futura Ciudad del Deporte.

Participaron: Fernando Fariza, director de Explotación y Operaciones del Atlético de Madrid; los vocales vecinos en la Junta de Ciudadanos, PP, PSOE y Más Madrid: Álvaro Girol, Emilio Franco, Carlos Manuel Matilla y Agustín García; y Miguel Ángel García, presidente de la Asociación de Vecinos del Polígono H. El proyecto fue presentado anteriormente en la Junta Municipal.

Tertulia en La Gradona

Qué beneficios, o perjuicios, aportará la Ciudad del Deporte al Distrito?

Fernando Fariza (Fernando): En primer lugar quisiera enfatizar el nombre, Ciudad del Deporte. No es una ciudad deportiva. No se va a construir una ciudad deportiva en la que solo haya campos de fútbol y de la que se beneficie el Atlético de Madrid, sino que queremos que haya una auténtica ciudad del deporte en la que no solo haya fútbol, donde habrá muchos deportes. Estamos hablando de deportes de base para que sean practicados por clubes de base, atletismo (que se va a recuperar), baloncesto, voleibol, fútbol.., y otros deportes nuevos más modernos tales como escalada, surf… El beneficio que se aporta es convertir a San Blas Canillejas en el Distrito del deporte. En gran parte, aquello que se prometió con las distintas candidaturas olímpicas. No es solo una ciudad para el Atlético de Madrid, sino un lugar abierto para todos los madrileños.

Álvaro Girol (Álvaro): Coincido en que no se trata solo de un lugar para el Atleti. Va a haber una parte que será disfrutada por los vecinos. Se está demostrando la eficacia de la colaboración público privada. Precisamente, los únicos accesos que se han hecho a la zona los ha ejecutado el Atleti cumpliendo su compromiso. Veo esto como una ventaja para el barrio si no va a costar dinero de las arcas públicas. Por ejemplo, después de la llegada del Atlético de Madrid todos los pisos cercanos se han revalorizado.

Fernando Fariza:
San Blas-Canillejas se convertirá en el Distrito del deporte

Carlos Manuel Matilla (Carlos): Yo discrepo un poco. Para mí sí es una ciudad deportiva del Atlético de Madrid, porque será el principal usuario. Para el uso y disfrute de los vecinos habrá solo dos parcelitas. Los vecinos vamos a tener pocas instalaciones deportivas, muchas menos de las previstas en su inicio. Sí, será la ciudad deportiva del Atlético de Madrid y no tanto la de San Blas-Canillejas.

Tertulia en La Gradona

Emilio Franco (Emilio): El Distrito ha tenido mucha suerte al tener aquí al Atlético de Madrid. Vamos a pasar de las desilusiones que hemos tenido con las candidaturas olímpicas a tener una dotación de instalaciones de ocio y deportivas que no tiene ningún otro distrito, ni ningún sitio en España. Volveremos a poner a San Blas-Canillejas en el mapa de las instalaciones deportivas.

Miguel Ángel García (Miguel Ángel): Yo difiero. El deporte base parece ser que ha sido olvidado por el proyecto con tanto marketing que nos han presentado. Al llegar aquí un equipo de Primera División se ha triplicado el aforo del estadio que anteriormente había. A eso hay que añadir la existencia de unas infraestructuras caóticas a las que solo, con el paso del tiempo, se las ha mejorado con cuatro cositas. Corremos el riesgo de que la violencia aflore durante los partidos profesionales.

Agustín García (Agustín): Por poner algo positivo en el debate he de reconocer que estamos hablando de un lugar que no deja de ser un medio ‘descampao’. Pero yo considero que Madrid ha perdido realmente la oportunidad de tener una ciudad del deporte pública, desarrollada por todo el ámbito del deporte madrileño. Es un proyecto privado en el que no han participado todos los estamentos del deporte madrileño. Es verdad que va a haber una parte pública, que estará en torno al 20%. El estadio Vallehermoso estuvo muchos años paralizado esperando a que hubiera una participación público privada. Pues al final se hizo y es público. ¿Es que Madrid no tiene 300 millones de euros, a pagar en 75 años, para desarrollar una ciudad del deporte pública? Pues parece ser que no. Tiene que venir una entidad privada, con la que no tengo nada en contra, a desarrollar el proyecto. ¡Si nos gastamos 6.000 millones en hacer una M30!

Agustín García:
Madrid ha perdido la oportunidad de tener una ciudad del deporte pública

Más en concreto, ¿a qué sectores beneficiará, o perjudicará, esta Ciudad del Deporte?

Fernando: Una instalación como esta tendrá un gran impacto sobre muchos sectores. Por poner un ejemplo, el estadio Metropolitano ha tenido una gran impacto para el distrito, dinamizando y activando el comercio, creándose unas conexiones que no existían… La final del Champions generó un impacto de 60 millones de euros para Madrid en solo dos días. Esta es la continuación de un proyecto que tiene esa envergadura. Va a producir un beneficio para nosotros, ya que entrenarán aquí nuestros tres principales equipos, se generará una oferta de ocio y entretenimiento de la que disfrutarán nuestros socios y aficionados, pero también los vecinos, se crearán nuevos espacios verdes y nuevas conexiones con la M40… Se beneficia a todos los sectores: al que quiere practicar deporte, al que quiere pasear por unas zonas verdes, al comercio… Beneficiará a todos los sectores y en su conjunto a la ciudad de Madrid.

Tertulia en La Gradona

Álvaro: Es obvio que el principal beneficiario es el Atlético, pero vamos a tener de nuevo un estadio de atletismo. Y se beneficia a los vecinos. El entorno del Bernabéu genera riqueza, negocios… San Blas-Canillejas antes prácticamente no era conocido por nadie. Todo esto nos pondrá en el mapa y será positivo para que podamos conseguir más dinero, como por ejemplo están sucediendo con el Plan SURES.

Emilio Franco:
Son unas instalaciones que beneficiarán a todos los sectores: vecinos, comercio, deportistas…

Carlos: El estadio ha sido muy beneficioso para el distrito. Nos ha puesto otra vez en el mapa de Madrid. Pero la nueva Ciudad del Deporte no va a generar tantas cosas buenas. Sí considero que será muy importante la construcción del estadio de atletismo. En lo que respecta al comercio, creo que no va a tener un impacto ni positivo ni negativo.

Emilio: No estoy de acuerdo contigo, Carlos. Estamos hablando de unas instalaciones que beneficiarán a todos los sectores: vecinos, con la revalorización de las viviendas, empresas, pequeños comercios, deportistas…

Miguel Ángel: Se trata de unas instalaciones que están pensadas para el deporte profesional. Estamos hablando de un estadio y de la construcción de otro más pequeño para unos 6.000 espectadores, que es el aforo que se calcula para el fútbol femenino. Si hacemos una comparación con Coslada, allí hay varios polideportivos. Nosotros solo tenemos tres, uno del año 1963. El deporte base sale muy perjudicado.

Agustín: El ganador de este acuerdo es el Atlético de Madrid. No podría haber comprado en Madrid una ciudad deportiva de este calibre. Si lo miramos desde ese punto de vista, es un regalo para el Atleti. Por supuesto que también se beneficia el resto del Distrito al dejar de ser un ‘descampaDo’: por supuesto que sí. Pero el gran beneficiario es el club porque no habría sido capaz de hacer esta operación privadamente.

Fernando: El gran reto que hay que afrontar es el de la movilidad. Y desde nuestra llegada se ha ido cumpliendo. Hemos conseguido que 25.000 personas usen la estación de metro en cada partido. Pero yo creo que con los accesos a la M40, con la infraestructura de metro que ya hay, (vamos a pelear, como un vecino más que somos, para que se haga la estación de Cercanías que se lleva reclamando desde hace 25 años) y con alguna línea de autobús que se pueda incorporar, lo podremos conseguir.

Álvaro: Ese será el principal problema. Además, las propias obras generarán más. Cuando se inauguró el estadio, se tenía que haber presionado con mucha más fuerza para que no se abriese hasta que no hubiesen estado los accesos terminados. Aunque después se fueron haciendo.

Carlos M. Matilla:
Sí, es la ciudad deportiva del Atlético de Madrid y no tanto la de San Blas-Canillejas

Carlos: Efectivamente, la mejora del transporte público tiene que convertirse en un reto. Luego, la zona que va a ser para disfrute público es la más alejada. Habrá que buscar soluciones. Pero para eso estamos aquí.

Emilio: Hay que poner en una balanza las cosas malas y las buenas. De lo primero, lo único que va a afectar al Distrito son las obras, unos cinco años. Me gustaría matizar también que el Ayuntamiento, como he escuchado, no regala las parcelas. Es una cesión por setenta y cinco años. A cambio el Atlético de Madrid va a construir infraestructura por valor de 200 millones de euros.

Agustín: En otros países primero se hacen las infraestructuras. Ahora se va a juntar la obra con la falta de infraestructuras. Aquí siempre vamos al revés.

Tertulia en La Gradona

¿Ha habido el suficiente consenso en torno al proyecto?

 Fernando: Se ha debatido con las asociaciones y han participado todas las áreas del ayuntamiento que tenían relación con él: Movilidad, Deportes, Medio Ambiente, Urbanismo, la Oficina de Colaboración Público Privada, el propio distrito de San Blas… Es algo en lo que se lleva trabajando desde hace muchos años y se ha preguntado a los vecinos qué querían que se incorporara. De hecho, una de las peticiones era el estadio de atletismo, que está incluido. Yo entiendo que sí.

Álvaro: Comparto estas palabras. Además, luego esto se vota en el Ayuntamiento. Luego los partidos políticos, por lo menos, en algo estarán de acuerdo.

Álvaro Girol:
Estas instalaciones las veo como una ventaja para el barrio, nos pondrán en el foco

Carlos: Pero no se ha votado en el pleno. La cesión de los terrenos ha sido aprobada por la Junta de Gobierno del Ayuntamiento. Y en eso el Atlético de Madrid no tiene culpa, es una cuestión del Ayuntamiento.

Emilio: Yo creo que sí se ha tenido en cuenta a todo el mundo. De hecho, la pista de atletismo está porque la han pedido los vecinos. Y con la cancha de baloncesto ha pasado igual.

Miguel Ángel: No ha habido mucha coordinación entre las distintas administraciones. Sí hemos estado informados, pero no hemos conseguido aumentar la dotación de siete millones de euros para unir la M21 con la M14. Ha faltado comunicación entre las administraciones.

Agustín: Ha sido un acuerdo de hecho. Se tenía que haber ido transmitiendo a los grupos municipales y a las asociaciones según se iba realizando. Nos ha costado meses que nos pasasen la documentación y el acuerdo completo.

Tertulia en La Gradona

¿Va a ser beneficioso para la imagen del Distrito?

 Fernando: Eso es fácil de responder. Donde ahora hay descampados va a haber un espacio verde. El 33% de la superficie van a ser espacios verdes. Y otro tercio van a ser espacios para practicar deporte. Será un espacio privilegiado de la ciudad de Madrid, sin duda.

Álvaro: Se puede decir que podrá haber problemas con la movilidad…, pero con la llegada del Atlético de Madrid los pisos se han revalorizado, hay mucho más empleo, todo el mundo conoce San Blas-Canillejas… ¿Se podría haber hecho una ciudad deportiva gigante pagada con dinero público? Hay que ser realistas y vivir en el mundo que vivimos.

Carlos: La respuesta es clara: sí. Luego habrá que afrontar los problemas que anteriormente hemos planteado, como obras, ruidos, accesos, etc.

Emilio: Sin duda. Sí. Es algo que contribuirá a que San Blas-Canillejas se conozca por algo bueno. No olvidemos tampoco que parte de esa zona va a formar parte del Bosque Metropolitano.

Ángel García:
El deporte base parece que ha sido olvidado por el proyecto

Miguel Ángel: Sí me gusta que se haga una cosa bonita porque los ciudadanos tenemos derecho a disfrutar de unas instalaciones deportivas que no tenemos. Pero lo que me preocupa es la posterior gestión que se haga de ellas. Que no sea excluyente.

Agustín: Sí, creo que es bueno para el distrito, pero pienso que con el proyecto público hubiese sido mucho más provechoso y beneficioso para todos los ciudadanos.

 

Leer más

Las Tertulias en La Gradona: La crisis, un mal endémico en nuestros días

Tras el periodo estival vuelven al distrito de San Blas-Canillejas las Tertulias en La Gradona. La crisis actual complica el regreso a nuestros quehaceres diarios y para hablar de ello contamos con la opinión de Álvaro Girol, portavoz de Ciudadanos en la Junta Municipal; Jesús Gutiérrez, presidente de la EDM San Blas; Nuria Hernández, directora del colegio Ramón María del Valle Inclán; e Iluminada Martín-Crespo, presidenta de la Asociación ALCER Madrid.

Cómo se presenta la nueva temporada en nuestro Distrito?

Nuria Hernández (N.H.): Complicada y con bastantes problemas económicos. Me recuerda a 2020 cuando no se podía llenar la despensa, ni pagar la electricidad. Se está haciendo muy cuesta arriba y es un problema que nos afecta a los vecinos, sobre todos a los niños. Si comienza a haber hambre y necesidad, la convivencia será complicada.

Álvaro Girol (A.G.): Es una clara recesión y será peor en invierno cuando pongamos la calefacción. A nivel nacional no se toman medidas para paliar la situación, que sé que no es fácil porque las compañías eléctricas seguirán ganando dinero y el combustible subiendo. No obstante, desde el Ayuntamiento se ha firmado un nuevo modelo de servicio social, aprobado por unanimidad, que no se revisaba desde los años 80, con el que ahorraremos en burocracia.

Jesús Gutiérrez (J.G.). Nosotros seguimos en parámetros de hace dos años. En la escuela hemos perdido el 40% de los niños, de 640 hemos pasado a 400, aún reduciendo la cuota. Pese a que la situación es mala son gente muy solidaria, lo vimos cuando hicimos un llamamientos con la guerra de Ucrania y en cinco días colapsaron las instalaciones con ropa y comida. San Blas es muy solidario.

Iluminada Martín-Crespo (I.M.C): Yo añadiría que en nuestra asociación hay muchas personas con una enfermedad crónica, limitadas para trabajar y ser igual ante la sociedad. No soy muy optimista, todo lo veo muy descolocado y en desorden. Me preocupa lo que se nos viene encima.

Álvaro Girol:
“Estamos en una clara recesión y será peor en invierno cuando pongamos la calefacción”

¿Se está preparando algo para mejorar la situación actual?

(N.H.): El Servicio de Asuntos Sociales de la Junta Municipal trabaja en este sentido. Al colegio llegan personas de otros países sin recursos y las ayudas tardan meses, por eso seguimos recogiendo ropa y comida. Pero en San Blas-Canillejas también hay gente muy necesitada.

(A.G): Uno de los principales problemas es la burocracia, las trabas administrativas por parte de la Comunidad o del Ayuntamiento. Hay que cambiar este sistema y sus barreras y mejorar la forma de que lleguen las ayudas. Mucha gente vive de los recursos públicos, demasiados cargos en ministerios, comunidad o ayuntamiento, mientras que otros pasan hambre. Piden que nos ajustemos los cinturones, pero ellos deberían ser los primeros suprimiendo tantos asesores. Desde el Gobierno central todo son impuestos, podrían hacer un esfuerzo y bajar el IVA de la luz y carburantes, eso repercutiría en nuestros bolsillos.

(J.G.): Conseguir ayudas sociales es muy complicado, lo veo en mi propia casa con mi suegra de 93 años totalmente dependiente con Alzheimer. Mi mujer decidió no llevarla a una residencia y tenemos que tener una persona cuidando de ella. Desistimos acudir a los servicios sociales y dentro de nuestros medios cuidarla de la mejor forma posible.

(I.M.C.): En mi área todo es complejo al representar a personas con una enfermedad renal crónica en fase terminal. Cuando son diagnosticados ya no puede trabajar y la sociedad no les deja tener una vida dentro de la normalidad. Por ejemplo, una persona de 50 años con esta enfermedad deja de trabajar y es valorada por los servicios sociales y se le da una paga de discapacidad. Cuando consigue un trasplante renal, se considera una persona curada y no es cierto, y se le retira esa paga. Desde la asociación trabajamos en España para ayudarles en todo lo que necesiten.

Nuria Hernández:
“Los problemas de convivencia derivan en la creación de bandas juveniles”

¿Habrá algún grupo de personas que no pueda superar esta crisis? 

(N.H.): Los que menos tienen. En el distrito hay personas que reciben ayudas porque sí y los que realmente las necesitan reciben menos. Trabajo con personas de distintas razas y países, y no es por ser racista, pero se ayuda más al extranjero que a los de aquí. Gente que ha trabajado toda la vida y que por el COVID y el mal momento no tienen trabajo ni derecho a ninguna ayuda. Este colectivo es el que más va a sufrir. Los jóvenes que no encuentren trabajo acabarán en la calle, pudiendo caer en las drogas y el alcohol. Llevo nueve años queriendo abrir el colegio por las tardes para actividades deportivas y me ha sido imposible. Los problemas de convivencia derivan en la creación de bandas juveniles que ya no son latinas, muy conflictivas y que ahora roban en zonas de más poder adquisitivo, como Las Rosas o Canillejas. El ocio está limitado por los precios, dedicarse a la música es caro, y el deporte es imposible al estar ocupadas las canchas por las bandas. Salir a partir de las diez de la noche por los parques del distrito es realmente peligroso.

(A.G.): Dicen que las cosas son gratis y no es cierto. Todo tiene un coste e incluso se castiga por ello. Es mejor ganar 15.000 que 20.000 euros, ya que tienes que hacer la declaración de la renta y eso te priva de solicitar algunas ayudas. A otras ayudas no pueden optar ciertos colectivos por sus ingresos a pesar de ser honrados y trabajadores. Por no hablar de las ocupaciones, que fomentan a no pagar por habitar una vivienda. Cuando voy por los parques hay grupos de jóvenes en los bancos bebiendo y fumando pero otros practican deporte como la calistenia.

(J.G.): El cambio en el distrito ha sido espectacular en treinta años, quién ha conocido la Avenida de Guadalajara sabe de lo que hablo. El campo municipal de San Blas antes era la “senda de los elefantes”. A la boca de metro de la calle Amposta llegaban los drogadictos con el ‘mono’ y se inyectaban en la valla del campo, de donde tuve que sacarles, jeringuilla en mano, muchas veces. Algo muy desagradable que hemos conseguido erradicar. Ahora tenemos un barrio agradable con un centro comercial, pisos y chalets, pero hay una gran diferencia a nivel social, existen viviendas antiguas valoradas en cien mil euros y enfrente otras en setecientos mil.

Iluminada Martín-Crespo:
“Existen grandes contrastes y diferencias dentro del propio distrito. Muchos comercios estan cerrando debido a la situación”

¿La crisis afecta a nuestro distrito de forma diferente a otros lugares?

(I.M.C.): Existen grandes contrastes y diferencias incluso en el propio distrito. Nuestra sede está en la calle Virgen de la Oliva en Simancas. Al comedor de la Orden de la Cruz de Malta acuden en busca de comida, hay peleas por llevarse algo a la boca. Tenemos muy cerca el centro de la Cruz Roja y es difícil ayudar a todos y te amenazan. Abrimos de siete de la mañana a diez y media de la noche y hemos sufrido acoso, intento de agresión sexual, gente dormida en los soportales y amenazado con un cuchillo. Así desde que abrimos en 2003. Las comunidades de propietarios han puesto cierres, y al menos te da una seguridad. La crisis está haciendo mucho daño, muchos comercios han cerrado y los que están abiertos han subido los precios para subsistir.

¿El delicado momento actual puede desencadenar en violencia?

(N.H.): He llegado a escuchar que en nuestro distrito no se pasaba hambre, cuando sólo  en mi colegio había una cola con cientos de personas esperando para recibir un plato de comida. Las cosas ocurren y no es culpa de nadie, pero es absurdo esconderlo. Todos los días llamo a la policía para que desalojen a los heroinómanos que están en la valla. La heroína está volviendo al distrito, lo vemos en el callejón de la calle Alconera. Los datos policiales que nos ofrecen los veo poco fiables. Todos los días hay robos con violencia, a mi me han desvalijado la casa hace poco. Si el problema no se soluciona iremos a peor.

(J.G.): Sería tremendo volver a los años 90, cuando San Blas era un foco de droga. Estamos en un momento crítico, salgo a pasear con mi perro por el parque El Paraíso o la calle Amposta y veo lo mismo que veía entonces y se me cae el mundo a los pies.

(A.G.): No estoy de acuerdo en que se esconden las cosas. Los datos policiales están ahí. Mucha gente sufre algún robo y no denuncia al pensar que no soluciona nada. En España sale muy barato delinquir. Es igual que el tema de las ayudas, si uno trabaja y cobra 800€ y otro cobra una ayuda de 600 € por no hacer nada, pues opta por los 600 y un par de chapuzas. Hay que hacer planes de ayudas para que no se acostumbren a lo cómodo.

¿Cómo está afectando este mal momento al tejido industrial?

(I.M.C.): Nada favorable. Si las personas bajan su nivel adquisitivo, el comercio y la empresa lo notarán. No se ayuda realmente a la gente que lo necesita. Estamos aplanados sin hacer nada. Hay que hacer todo lo posible para que la gente pueda estudiar, trabajar, tener ambición, un sueldo digno, poder irse de vacaciones, etc.

(J.G.): El deporte puede ser un termómetro de este momento. En el club  antes se hacían dos o tres pagos anuales para las cuotas y ahora nos piden pagar mensualmente. Eso sí, la gente es más responsable que hace algunos años y si no pueden pagar lo dicen. En 30 años la EDM San Blas no ha recibido ninguna ayuda del Ayuntamiento de Madrid, se financia con las cuotas, otras instituciones del distrito sí, algo que nunca he entendido. En el tema de comercio sí hay diferencias. En la zona de Simancas y Gran San Blas han cerrado muchos negocios, pero si vas por la calle Boltaña en Canillejas los establecimientos están a pleno rendimiento. Me da envidia sana.

¿La inmigración es un problema en estos momentos? 

Jesús Gutiérrez:
“En treinta años, la EDM San Blas no ha recibido ninguna ayuda del Ayuntamiento de Madrid”

 (N.H.): Puede ser un problema, pero no debería ser un conflicto. La mayoría que llega a nuestros barrios tienen muchas ganas de trabajar y buscar una vida mejor. Desde el colegio recibo peticiones de ayuda, mayoritariamente de Venezuela y Honduras, donde están huyendo del hambre y la guerra, gente muy agradecida de estar en España, deseosas de integrarse con los vecinos. Siempre se ha hablado de los pisos ‘patera’ y ahora mismo una familia de seis personas viven en una habitación. Uno de los principales problemas es que mientras no consiguen los papeles, no pueden trabajar y es un proceso largo. Son personas muy preparadas y les cuesta mucho tiempo, hasta tres años y bastante dinero, poder convalidar sus títulos para ejercer su profesión.

(A.G.): Hay que mejorar el código penal para que la inmigración no sea un problema y los que lleguen lo hagan de forma correcta. Todavía existe cierto racismo entre nuestra población, aunque la inmensa mayoría de los que llegan no son conflictivos y repudian esas conductas. Habría que actuar contra los que vengan a delinquir. Hace años los españoles inmigraban a Francia, Suiza o Alemania y tenían que cumplir unas normas y requisitos para poder estar allí si no querían ser expulsados. Aquí no hay y eso provoca robos, venta de drogas u ocupaciones de vivienda.

(J.G.): En el club tenemos a seis personas empleadas, todas ellas dadas de alta y son tres españolas, un mexicano, una boliviana y una ecuatoriana. Todas se llevan muy bien y son ejemplo de que las personas inmigrantes que quieren trabajar e integrarse en nuestra sociedad son siempre bienvenidas.

(I.M.C.): Mucha gente llega hasta nosotros por temas médicos, casi a diario, a veces incluso nos solicitan una ambulancia desde el aeropuerto para ir al hospital a su tratamiento de diálisis. En estos casos se está atendiendo al 100% de las personas que necesitan cuidados médicos.  Otra cosa es ubicarlos luego, aunque les orientamos en todo lo que sea necesario. En Sudamérica la Seguridad Social no cubre los tratamientos de diálisis y o vienen a España o mueren. Hace 20 años nos llegó un llamamiento desde Perú, que tenía a mucha gente enferma, y gracias a la ayuda de todos pudimos enviar cuatro maquinas para realizar los tratamientos.

Leer más

La solidaridad en San Blas-Canillejas

Hace 125 años, Galdós, en una de sus obras maestras, Misericordia, retrataba el hambre y la miseria de una parte de la población del Madrid de la época. ¿Corremos riesgo de volver a esa situación? ¿Estamos hablando de un problema coyuntural o de algo que ha llegado para quedarse? Para hablar de estas y más cuestiones hemos reunido en nuestras Tertulias de La Gradona a cuatro expertos de nuestro distrito en la lucha contra la pobreza: Alba Rondón, de la Plataforma de Trabajadores y Trabajadoras en Paro; el padre Cruz, párroco de la iglesia de Santa Adela; el padre José Antonio, párroco de la iglesia de La Encarnación; y Jaime Rincón, propietario de Casa Carmela, vocal vecino de Recupera Madrid en la Junta. 

 

Realmente corremos riesgo de volver a esa situación?

Jaime Rincón (Jaime): Yo espero que no. En ese tiempo los medios que tenía España eran diferentes a los de ahora. Ahora hay resortes para evitar esas calamidades, pero sí que hacen falta muchas más ayudas por parte de las instituciones. Y que estas lleguen.

Alba Rondón (Alba): La pobreza de entonces no es la pobreza de ahora, pero sigue siendo pobreza y sigue siendo necesidad. Es algo que hay que corregirlo porque es un problema bastante serio.

Padre Cruz (Cruz): No creo que lleguemos a morirnos de hambre pero sí es cierto que hay muchas necesidades que cubrir y hay muchos pobres que llaman a la puerta y están avergonzados. Son los pobres silenciosos que son más difíciles de detectar, pero que están sufriendo.

Padre José Carlos (José Carlos): Yo creo que la producción de alimentos actual no es la del siglo XIX. De hambre sería difícil morir, pero lo que sí es cierto es que hay otros problemas equivalentes a los que había en esa época en España: educativos, familiares, de acceso a la vivienda…

Tertulia solidaridad junio

¿Ha cambiado la pobreza en estos últimos años?

Alba: Por supuesto que ha cambiado. Ha aumentado en todos los sentidos. Hay serios problemas de nutrición, en mayores y en niños. La vivienda es un grave problema, porque cuando careces de ella padeces también graves enfermedades. Cuando te ves en la calle con tus hijos…

Cruz: Ahora hay una pobreza añadida a nuestro barrio. Los que son nativos pueden tener problemas de luz, gas, pasarán apuros con la cesta de la compra…,  pero son personas que se podría decir que están asentadas. Lo que ha cambiado es que tenemos una población de inmigrantes impresionante. Hay que tener en cuenta que estamos muy cerca del aeropuerto. Hay gente que está viviendo en apartamentos en condiciones infrahumanas. Hay mucha gente viviendo en habitaciones de alquiler. Hay una pobreza añadida en el distrito de personas, de hermanos emigrantes, principalmente de Sudamérica. Llega a haber en una misma habitación cuatro personas de la misma unidad familiar. Es una pobreza añadida que hace unos años no existía.

José Carlos: Cuando llegué al distrito se daba el caso de que se alquilaban sillones para dormir. Había empadronamientos de 20 personas en una misma casa. Para mí, al margen de la inmigración, el problema está en los parados que ya han cumplido los 50 años. Son personas que tienen familias pero no tienen trabajo. El paro se acaba, las ayudas se acaban… También está la pobreza de los ancianos que están solos. Es otra pobreza muy grande.

Padre José Carlos:
“Lo más importante es que las administraciones fueran capaces de ayudar a la gente que quiera crear empleo”

¿Se percibe una cronicidad en la pobreza?

Alba: Sí es cierto que hay una brecha de edad importantísima en la que ya no se encuentra empleo. Además, hay que añadir la gran cantidad de dificultades para obtener ayudas, que en realidad son un derecho. Hay personas que están en la calle que al no estar empadronadas no pueden pedir ningún tipo de ayudas. Hay personas que han perdido sus viviendas y se ven obligadas a pagar 300 o 400 euros por una habitación. Al llegar la pandemia nosotros hemos llegado a dar 400 menús al día. Te encontrabas en la cola a gente despedida, en concurso de acreedores, perdida porque nunca se había encontrado en esa situación.

Jaime: Primero querría destacar que para mí Alba es el Messi de la solidaridad en el distrito. De esa fila de la que hablaba ella contribuimos desde mi restaurante con unos 25.000 menús. No solo había emigrantes. Había españoles, madrileños, autónomos, familias…, personas que se vieron barridas. En la ecuación de la precariedad hay muchas variables. Pero la más determinante es que un consejero de la Comunidad de Madrid se rio de los pobres diciendo: ‘¿Dónde están, que no los veo?’. Si ya empezamos así, ¿cómo podemos solventar los problemas con creatividad? Alba, de entre las piedras, ha sido capaz de generar una red de ayuda para que muchas personas hayan podido conseguir una comida digna diaria. O hay creatividad entre el tejido asociativo del barrio o esto va a ir a peor. De la Administración no espero nada. Cuando empezó todo esto llamé a la Junta para ofrecer mi restaurante. Me respondieron que no hacía falta. Estamos abriendo los domingos Casa Carmela como comedor social.

Tertulia solidaridad junio

En Madrid tenemos tres administraciones, gobernadas por distintos partidos políticos. ¿Qué deberían hacer?

Cruz: Yo creo que hay posibilidades de que personas que se encuentran en esta situación puedan trabajar. De hecho hay gente que está trabajando sin documentación. La Administración puede agilizar la legalización de los emigrantes. Para que les den una cita pueden transcurrir un mes, dos, tres… No hay citas. También procurar que los funcionarios en lugar de estar arriba estén abajo. Para atender a las personas. Levantaría monumentos a aquellos empresarios que están contratando a ilegales y les están pagando bien. Si no, ¿de qué viven? Lo del RMI, como lo tengas que hacer tú…

Alba: Hace unos días, en Servicios Sociales, le han dicho a una mujer que vaya a un locutorio a que gestione la tramitación de un ingreso mínimo vital. Estamos hablando de personas que a lo mejor no saben ni manejar un móvil. Desde Servicios Sociales no se está atendiendo a las personas debidamente. Son incapaces de gestionar una solicitud de alguien que no tenga capacidad de realizarla.

Jaime: Hace falta voluntad política. Quien tiene que resolver esto es la Administración. Si estuviéramos en una época de pleno empleo e hiciera falta construir carreteras y aves, se estarían construyendo. Natalia Peiró, presidenta de Cáritas, dijo en julio de 2020 que en noviembre de ese año 1,6 millones madrileños iban a ser empujados a la pobreza. Si no hay trabajo y hay gente que lo está pasando mal en tu distrito, ¿quién tiene que solucionarlo?: la Administración. Pero no quieren hacerlo. No les gusta admitir que en Madrid hay pobreza.

Jaime Rincón:
“Estoy viendo otra vez con el tema de la inflación lo que veía en 2020”

José Carlos: Lo más importante es que las administraciones fueran capaces de ayudar a la gente que quiera crear empleo. Es lo fundamental. No crear obstáculos y que la gente, desde sus opciones sencillas, cree riqueza en el país. No puedes crear mil subsidios, porque al final te va a dar igual. También es importante el tema educativo. Hay que motivar a los chavales a que tengan una educación y crezcan como personas. Lo que tampoco puede ser es que en el siglo XXI la tramitación de un papel sea como en el siglo XVI. Ahora que tenemos internet, todo son dificultades. Luego, hay leyes que son absurdas. Permites entrar a gente a un país, no la expulsas y no la dejas trabajar.

Tertulia solidaridad junio

¿No haría falta que la educación se implicara más en este asunto, enseñara a visualizar y aceptar al desamparado?

Alba: La verdad es que falta esa parte educativa. Nuestra plataforma daba unos talleres sencillos en colegios. Se intentaba llegar a los chavales para que vieran que no todo es tan bonito y que hay que ser solidarios.

Jaime: Cuando se formaban las colas en el restaurante, no del hambre, sino de la vergüenza, la gente cruzaba de calle para no ver la miseria.

Cruz: Yo creo que no es un problema de educación, está despierta la sociedad.

Padre Cruz:
“Hay una pobreza añadida en el distrito de personas, de hermanos emigrantes, principalmente de Sudamérica”

José Carlos: Pero al margen de las ayudas económicas o de entrega de alimentos hay que buscar otras soluciones.

¿Y el tejido industrial daría para ello?

José Carlos: No sé si daría para ello, pero hay que crear otro tejido industrial distinto. Tal vez no se puedan poner empresas de acero o de cosechas de trigo. En Colombia se sacan cinco cosechas al año. Pero sí puedes competir con I+D, con turismo… Con otros servicios y con otras industrias. Pero hay que quitar trabas al empresario favoreciendo que haya industria.

Jaime: Hay que virar el rumbo que llevamos.

Alba: Las administraciones tienen que dar soluciones. Y estas parten de que haya menos trabas. Además, el problema no es la emigración. Es de las administraciones, que no están poniendo medios.

Alba Rondón:
“Falta esa parte educativa. Nuestra plataforma daba unos talleres sencillos en colegios”

Tertulia solidaridad junio

Háblennos de su labor.

Cruz: Yo trato de estar cerca de las personas. Allí donde me llaman. Me desenvuelvo en mi parroquia (Santa Adela), en Canillejas, pero también estoy en la Cañada Real porque es más fácil acompañar allí a los necesitados. Se trata de acercarte a ellos, preguntarles cómo se encuentran y qué necesitan. Al principio me responden que alimentos, pero yo intento profundizar, porque normalmente el pobre siempre te dice menos de lo que necesita. En estos momentos en mi parroquia no estamos dando alimentos, pero estamos pendientes de los alquileres, de la farmacia… Y en resolver papeles. Intentamos solucionar esos temas. El caso es que hay trabajo incluso para los que no tienen papeles, la pena es que a veces son explotados. También denuncio los pisos patera que hay en el barrio. Con respecto a los mayores del barrio la ayuda es más de tipo afectivo que material.

José Carlos: Yo, en mi parroquia, en la Encarnación, lo que no quiero es ser un obstáculo porque desde un principio se ha vivido un torrente de solidaridad que nace desde la fe. Y eso cambia a la persona. Encontrarse con Jesucristo cambia a la persona. Recuerdo las lágrimas de un padre agradecido porque le ayudamos a que su hijo pudiera estudiar una carrera. Pero eso lo logró porque se encontró con una iglesia que lo acogió y le ayudó a descubrir poco a poco otra mentalidad en su vida, que lo importante ya no era lo de antes, sino la educación para su hijo y que este pudiera crecer como persona.

Jaime: Pero José Carlos no ha comentado que tiene un banco de alimentos que abre dos veces a la semana. Se te encoge el corazón, la verdad. Y luego tienen un comedor para los abuelos. En lo que a mí respecta, yo sigo dando menús solidarios todos los días, al ritmo de 50 o 60. En Casa Carmela llevamos ya 47.000 completos entregados. Al margen de pañales, material informático, escolar, carritos de bebés… Gracias a que abrimos la caseta de San Isidro conseguimos dinero para abrir el restaurante los domingos como comedor social. Y seguimos con un programa de apoyo exprés para jóvenes para que puedan trabajar. Por ejemplo, 45 jóvenes formados por nosotros van a trabajar en Mad Cool, en Valdebebas. O sea, que se puede. Sigo adelante y sigo siendo un pupilo de Alba. Pero estoy viendo otra vez con el tema de la inflación lo que veía en 2020.

Alba: En la Plataforma de Trabajadores y Trabajadoras, al margen de tener una despensa solidaria, con la que atendamos a 80 familias, trabajamos con la ayuda de los vecinos y de las asociaciones. Somos un grupo muy unido que tratamos la precariedad, las pensiones, la sanidad, la violencia de género… Tocamos muchas ramas. Aun así, consideramos que no es competencia nuestra tener que hacer esto. Es una responsabilidad de las administraciones. Tienen que cubrir lo más básico a las personas, el techo, la comida… Siempre estaremos con las personas para preguntarles qué necesitan.

Leer más

Las Tertulias de La Gradona: La música en San Blas-Canillejas

Entre el chanelazo y la llegada de los Rolling a San Blas Canillejas era el momento de dedicar nuestras Tertulias de La Gradona a analizar la música en nuestro distrito. Para ello congregamos en nuestro escenario de debate a Amparo Sánchez, fundadora de la escuela de música Soto Mesa; Mguel Brea, vocalista de Delabruja; Manu Sirvent, músico y compositor; y Paco Gómez Escribano, escritor y músico. ¿Estamos ready? Pues let’s go!

Abramos boca con el chanelazo. ¿Qué les ha parecido la actuación de Chanel en Eurovisión?

Amparo Sánchez (A. S.): Hacía tiempo que España no tenía el lugar que ha conseguido en esta ocasión. Hay que tener en cuenta que en Cuba se trabaja muy bien la música. A mí me parece estupendo. El baile es una cosa y la música es otra, pero si lo unes es lo mejor.

Miguel Brea (M. B).: La verdad es que no vi Eurovisión. No puedo aportar nada. Creo que Chanel quedó tercera, pero no me parece interesante Eurovisión.

Manu Sirvent (M. S.): Aunque no soy eurofan, rompo una lanza por la Eurovisión. Los prejuicios contra Eurovisión hacen que mucha gente considere que todo es pachanga o pedorreo y resulta que este año en el que concretamente sí que he visto el festival ha habido temas muy buenos como el caso de Serbia o Portugal. Con respecto a Chanel he decir que no me gusta nada el tema, no me gusta el reguetón, pero quiero romper una lanza a favor de ella por el gran trabajo que ha hecho de puesta en escena. En ese sentido ha hecho un papelazo.

Paco Gómez Escribano (P. G. E.):  A mí es que me molesta que exista Eurovisión. Ni lo veo. Me molesta Chanel y me molesta que abran los telediarios con Chanel y me parece una cutrería este festival que para mí está muerto desde hace 20 años.

S.: Yo pensaba también que estaba muerto, pero fui a ver a la plaza Mayor a Nacha Pop el domingo que actuaba Chanel y no pude entrar. Estaban toda la Puerta del Sol y las calles adyacentes llenas de eurofans.

Tertulia La Gradona Musica en el distrito

¿Y cómo está la música en San Blas-Canillejas?

B: Es un sitio en el que ha habido, y hay, muchas bandas. Y está aflorando una gente joven que practica una música que está teniendo mucha repercusión en redes sociales, aunque es una música con la que no conecto. Pero yo creo que este distrito está abandonado a nivel cultural en muchos niveles y eso repercute en la música. La música en San Blas-Canillejas está sobreviviendo, como otros muchos aspectos culturales del barrio.

Miguel Brea
“Este distrito está abandonado a nivel cultural en muchos niveles y eso repercute en la música”

S.: San Blas-Canillejas desde la década de los 70 ha sido un enjambre de bandas. Sin ir más lejos, el guitarrista de Fórmula V vive al lado del Wanda. Aun así, considero que hay una infrautilización de la infraestructura cultural que pudiera haber en nuestro distrito. Un ejemplo en este sentido es el auditorio del Parque Paraíso. Y es una pena, porque ahí se pueden hacer festivales de cualquier estilo para grupos del barrio. Pero también se podrían hacer actuaciones en La Quinta de los Molinos y en Torre Arias. Y por supuesto en los centros culturales, como el Antonio Machado, que tiene un auditorio espléndido para la realización de espectáculos. Mi propuesta para la Junta es que se realizaran unos eventos modestos con una partida para los grupos del barrio para darle un poco de vidilla a esto. Asimismo, me parece una vergüenza que una ciudad como Madrid tenga legislada de esta forma la música callejera. Yo reivindico la música en la calle. En Inglaterra, por ejemplo, hay unas terracitas pequeñas, al lado de los bares, que pagan entre todos, y allí los músicos pueden tocar. Una especie de espacio cultural libertario al servicio de la música.

S.: Sí, pero todo es en Madrid es muy complicado. En Madrid hubo problemas con este tipo de iniciativas porque había mafias: ‘Tú tocas y me pagas a mí’. La forma de regular la música callejera no podría precisarla. En los 70 los grupos de chavales que querían darse a conocer normalmente no tenían problemas. Podían tocar en discotecas… Nosotros en la escuela queremos sacar a la gente a tocar a la calle, porque la gente estudia música para poder tocar. Y no te lo permite el Ayuntamiento.

Paco, ¿la música es el patito feo?

G. E: Estoy de acuerdo con lo que han dicho. Una cosa es la realidad y otra la visibilidad. Yo procedo de los 80, década en la que hubo una explosión flipante en el apartado musical. Pero ahora hay tantas bandas como había antes, lo que pasa es que no se les presta atención. En aquel momento convenía sacar aquello adelante, principalmente dando visibilidad, entre los políticos y los productores, a cierto tipo de música. Yo recuerdo que en los barrios del distrito nos gustaba algo distinto a lo que luego se subvencionó. A mí lo que realmente me gustaba era Leño, Topo, Asfalto…, y a eso no convenía darle visibilidad. Incluso gente como Burning terminó triunfando, pero tras muchas zancadillas.

B: Pero si entendemos que la música es tan necesaria, las medidas sociales que hagamos en torno a esta faceta son muy importantes. Si hablamos de un distrito como este, que es de clase trabajadora, con gente con mayores dificultades para acceder a ciertas cosas, habría que fomentar que se diera formación. Me parece un poco triste que San Blas-Canillejas no tenga una casa de la música y que solo se pueda ensayar en unos locales de una empresa privada. Hay otros lugares que tienen locales de ensayo públicos en los que se ofrece a los chavales la posibilidad de ensayar de una forma muy barata. Es que ensayar y comprarse un instrumento vale muchísima pasta. Y no hablo de lo que cuesta sacar un disco, alquilar una sala, mover el equipo…Yo habré perdido, encantado, alrededor de 30.000 euros en la música en estos últimos años. Yo, cuando me enteré de que una persona relacionada con el mundo de la cultura, Martin Casariego, iba a gestionar el barrio, pensé podría salir algo bueno. Llegó a decir que este distrito es un páramo cultural. Al principio pensé que sería un reto, pero ha acabado siendo una profecía autocumplida. Se ha empeñado mucho en que esto sea un páramo cultural.

S.: En gran parte estoy de acuerdo contigo. Pero hay conservatorios en Madrid en los que solo tienes que pagar una matrícula. Además hay 13 escuelas municipales y también estamos nosotros como centros privados. Yo creo que la música, en lo que respecta al plano educativo, sí está subvencionada. Puede que la asignatura de música en el colegio, como tantas otras, no sea la más correcta. Pero tienes la oportunidad de ir a un conservatorio.

Amparo Sánchez
”Yo creo que la música, en lo que respecta al plano educativo, sí está subvencionada. Tienes la oportunidad de ir a un conservatorio”

G. E.: A mí me ha gustado lo del páramo cultural. Es que esto es un páramo cultural total. Si hablamos de literatura, a mí me han dado premios como el Santa Cruz de Tenerife de novela, me llaman de Barcelona, Gijón… Pero en el distrito nadie sabía que hay aquí un escritor hasta que he salido en la portada de Página del Distrito. Este es el primer acto público en el que me citan para hablar en una tertulia. Literariamente esto es un páramo y en música lo mismo. Yo empecé a tocar en mi colegio, en los Salesianos de García Noblejas, y recuerdo que allí había una sala con batería, bajo… De ahí salieron varios grupos de rock. Eso ahora no existe. Si quieres tocar tienes que alquilar un local, cosa que tampoco te va a garantizar que te vayan a invitar a tocar en las fiestas de tu barrio.

S.: Yo insisto en reivindicar los espacios culturales del barrio para ponerlos a disposición de escuelas y de los grupos del barrio. Eso daría una riqueza cultural que quizá nos haría destacar con respecto a otros distritos.

M.: Yo en mi escuela tengo sitios donde ensayar. Pero de qué me sirven si luego no pueden tocar.

 

En el distrito ha habido salas históricas de rock, como La Argentina, que llegó a ser dirigida por el legendario presentador musical El Pirata.

G. E.: Claro, ahí he bailado yo. Pero el rock está muerto. Mi hermano tiene un grupo en el barrio, con el que sigue tocando, pero la mayoría está por otras cosas.

Paco Gómez Escribano
“Si quieres tocar tienes que alquilar un local, lo que tampoco te va a garantizar que te vayan a invitar a tocar en las fiestas de tu barrio”

B: Y también el mítico Canciller, que se trasladó aquí desde Alcalde López Casero.

S.: Yo ahí he visto actuaciones maravillosas. Paul Rodgers, The Sweet…

Tertulia La Gradona Musica en el distrito

Pero están surgiendo otros escenarios, como el mundo internet.

B: Ahora la música funciona de otra manera, muy ligada a la producción de vídeos, a las redes sociales… Hay mucha gente en el distrito que lo está haciendo. Yo conozco a varios de zonas muy desfavorecidas que están realizandocanciones con mucho impacto, con temas que contabilizan más de 200.000 visitas. Me parece muy bien que encuentren en internet la vía de saltarse los impedimentos que les pone la realidad más cercana. Aunque yo ya estoy fuera de todo eso.

S.: Internet ha permitido socializar el arte. Antes hacía falta mucho dinero para que la gente te escuchara. El problema es que eso no se monetiza. Has hablado, Miguel, de 200.000 escuchas. Eso creo que te da un rédito de 0,2 céntimos. Por un lado visibilizas tu arte pero por otro lo monetizan Spotify o YouTube. Los ingresos de los músicos de barrio tienen que venir del directo. Y lo del directo en esta ciudad es de sinvergüenzas. Primero pagas y luego actúas.

Manu Sirvent
“Uno de los componentes de Fórmula V vive en San Blas-Canillejas. Aquí han estado ensayando durante mucho tiempo Burning, Ñu, Radio Futura…”

G. E.: Hay que gente que sí está aprovechando el espacio internet, incluso dan origen a nuevas profesiones. Acabará imponiéndose, aunque ahora todo está muy confuso. Llegará la figura de alguien que al final producirá a grupos, o a escritores o a cineastas. A mí lo que me gusta es crear, pero ahora se me exige que al margen de crear sepa promocionarme.

¿Internet está creando nuevos estilos musicales?

S.: Lo que sí está creando nuevos estilos es el avance tecnológico, que tiene que ver también con internet. Desde tu habitación, ahora, puedes programarte una batería que suena como una batería de verdad, unos violines, unos saxos…, y lo cuelgas en internet. La tecnología ha cambiado la música, y en este caso para bien.

B.: Internet favorece la globalización. Hay chavales que están cogiendo inspiraciones de música árabe, africana…

¿Por qué hay más grupos masculinos que femeninos?

S.: El problema es que las mujeres tampoco quieren luchar, aunque en la calle estén diciendo que sí. Si hay que salir fuera hay que hacerlo, si hay que quedarse por la noche, también. Pero hoy un día son muy comodonas. Y lo siento, porque soy mujer. Hay excepciones, claro.

B.: Yo discrepo. Por ejemplo, si eres negro y no estás habituado a ver negros en un escenario es más complicado actuar que si estás acostumbrado a ver a personas con tus mismas características. Las mujeres, en el tipo de música que toco yo, son una minoría. Sentir te van a respetar cuando sales a un escenario es muy complicado.

De este distrito han salido reconocidos músicos.

S.: Guardo muy buen recuerdo de Fórmula V, de cuyo grupo vive un componente en San Blas-Canillejas. Aquí han estado ensayando durante mucho tiempo Burning, Ñu, Radio Futura…

B.: Mago de Oz ensaya en la colonia de Fin de Semana. Si hablamos del ámbito profesional. Pero en el distrito hay musicazos, que son obreros, extraordinarios. Tenemos un flamenco espectacular.

G. E.: Durante la época de la Movida Madrileña había cantidad de grupos.

Amparo, ¿la vida es una partitura musical?

S.: Claro que sí. Puede que seamos, o no, músicos, pero llevamos la música dentro.

 

 

Leer más

La ecología en San Blas-Canillejas

No es un tema de moda, sino un asunto de máxima necesidad que cada día atrae a más personas. Para hablar de la ecología en nuestro distrito hemos congregado en nuestras Tertulias de La Gradona a cuatro destacados expertos: José Luis Nieto, concejal de Más Madrid; Daniel Liébana, oficial jardinero de la Quinta de Torre Arias;  Chantal Dujardin, miembro de la Mesa de Medio Ambiente del Consejo de Proximidad; y Miguel Ángel García, presidente suplente de la Mesa de Medio Ambinete SBC y miembro de la Asociación de Medio Ambiente.

 

Cómo está la ecología en San Blas-Canillejas?

José Luis Nieto (J. L. N.): En primer lugar hay un gran problema y una lucha que se está librando desde muchos niveles, sobre todo con mucha movilización vecinal. Se trata de las Lagunas de Ambroz, una maravilla de biodiversidad que tenemos en el distrito. Hay una gran riqueza de fauna y flora. Por mi parte, en el Ayuntamiento, la intención que tengo es preservar esta riqueza natural para las generaciones futuras. Que no sea un lugar lleno de escombros, como ahora, sino un sitio que se recupere y se pueda visitar sin ningún peligro.

Chantal Dujardin (C. D.): Desde el punto de vista participativo se ha dado un gran salto, como por ejemplo sucedió con la Plataforma de Torre Arias. Se ha dado un gran paso con la defensa de las Lagunas de Ambroz o con la unión de todos los vecinos para luchar por la limpieza de los espacios interbloques que quedaron excluidos.

Miguel Ángel García (M. Á. G.): Se va evolucionando en este aspecto. Me ilusiona mucho la votación que hubo en el Ayuntamiento a favor de la conservación y protección de las lagunas. Eso indica que tanto en el tejido político como en el social hay una preocupación por no seguir perdiendo biodiversidad, sobre todo la más cercana. Se ha avanzado, pero los esfuerzos ahora hay que ponerlos ahí. Sería fundamental que se potenciara la educación medioambiental dentro del currículo académico y en la educación no oficial, fuera del horario escolar. Por ejemplo, las antiguas caballerizas de la Quinta de Torre Arias serían un lugar idóneo para crear una escuela de educación ambiental.

José Luis Nieto:
“La intención que tengo en el Ayuntamiento es preservar esta riqueza natural para las generaciones futuras”

Daniel Liébana (D. L.): La ecología en Madrid es una tarea titánica. Si acudimos a los datos los políticos nos podrán decir que es una de las ciudades más arboladas de Europa, que tenemos un ratio de zonas verdes por habitantes superior al que recomienda la OMS, aunque en nuestro distrito estamos algo por debajo de esa media. También es importante hablar de calidad, de cómo cuidamos nuestros espacios verdes. En eso estamos tres o cuatro décadas por detrás de nuestros vecinos europeos. En ese sentido hay que hacer un esfuerzo conjunto, tanto por parte de los profesionales como por parte de la ciudadanía, para avanzar hacia ciudades más naturales. Falta todavía mucha conciencia ciudadana y mucha conciencia política.

Tertulia La Gradona Ecologia en el distrito

Usted, José Luis, presentó una propuesta en el Ayuntamiento para que se protegieran las Lagunas de Ambroz. ¿En qué consistió?

L.N.: En marzo de 2021 ya llevé una iniciativa al pleno del Ayuntamiento para pedir la protección. La intención era que toda la zona de Las Lagunas de Ambroz quedase calificada como zona verde y que por lo tanto no se pudiese construir en ese ámbito, porque es suelo urbano. Este año he vuelto a llevar otra iniciativa que abunda más en la restauración de todo el terreno y la recuperación de ese espacio, así como en que se pongan barreras físicas para impedir que los desalmados entren con sus coches y tiren allí todo lo que pillan: escombros, frigoríficos, muebles… Ves las aves y la basura, y el contraste es brutal. Las dos iniciativas fueron aprobadas por unanimidad. Creo que hay una voluntad firme en el Ayuntamiento de Madrid de tirar para adelante con este proyecto para que las lagunas se protejan y se incorporen a una gran zona verde como será en un futuro el Bosque Metropolitano. Y que sea una herencia para las generaciones futuras.

Miguel Ángel García:
“No lo puedo decir más claro. No podemos perder esta oportunidad”

¿Es suficiente esta propuesta?

D.: Asimismo, se aprobó crear una comisión en la que participen también los actores vecinales que han luchado por la protección, como el Grupo de Trabajo de Las Lagunas de Ambroz. Yendo a la pregunta, en primer lugar hay que cumplir con lo que se aprueba. Espero que esta vez se cumpla. La protección sería suficiente. El problema es que la Comunidad de Madrid no ha respondido con la misma respuesta, ya que hemos pedido que se protejan a las lagunas, incluyéndolas en el Catálogo de Embalses de Agua, y han dicho que no. Por lo tanto, protección exactamente sobre las lagunas no hay. Lo único que hay es una intención del Ayuntamiento de reconocer a este espacio como zona verde. Pero tampoco sabemos cuándo va a ser. Hay que tener en cuenta que el mayor problema que tenemos es que se produjera una prórroga de explotación de las minas, lo cual destruiría totalmente este espacio.

Á. G.: Lo primero que tiene que ocurrir es que se entienda que abrir una mina a 300 metros de las casas y 150 metros de un polideportivo me parece inaudito. Si se va a conceder una prórroga por 10 o 12 años a una explotación de sepiolita, cuyas partículas se quedan en suspensión, esto puede ser un perjuicio para la salud. Por ese motivo hemos solicitado desde el grupo de trabajo que se cumpla con lo establecido en la Ley General de Salud Pública, en donde se dice que ante la duda se haga un estudio sobre el impacto en la salud. Por otra parte, lo aprobado en el Ayuntamiento me parece un paso muy importante. No se trata de construir aquí una charquita de menos de un metro de profundidad en la que no haya vida. No podemos perder esta oportunidad. No lo puedo decir más claro. Y a largo plazo habría que pensar que podría ser más beneficioso para todos tener aquí un espacio de estas características. Pero quizás no sea lo idóneo para este espacio encuadrarlo dentro del Bosque Metropolitano.

Daniel Liébana:
“Planteamos un eje verde sociocultural que una la Quinta de Torre Arias, Los Molinos y El Capricho”

Tertulia La Gradona Ecologia en el distrito

¿Realmente es un humedal natural?

D.: Muchos pensamos que esas aguas tienen un origen freático. Es casi imposible que tanta cantidad de agua proceda de la lluvia. Pero aunque su origen fuera artificial, para mí tampoco sería un aspecto negativo, porque en realidad lo que se tiene que valorar es la vida que se ha creado.

Á. G.: Es indiferente que un humedal tenga un origen natural o artificial. La Ley de Aguas protege a ambos. Además, habría que añadir el valor que tendría en el apartado de educación medioambiental y que sería un reclamo turístico para Madrid en lo que concierne a la ornitología.

Bien, valoremos pues el aspecto económico.

L.: Sin duda sería un gran valor económico para el distrito. Hay un turismo verde que tiene una gran repercusión económica.

L. N.: Podría ser un hito más dentro de ese turismo de naturaleza. Cada vez hay más gente que está más harta de ese turismo de sol, playa y juerga.

D.: Como valor añadido puede ser que aporte unas ventajas económicas, aunque para mí el valor medioambiental y de salud es igual de importante.

Pero más allá de las lagunas hay más asuntos en el distrito relacionados con la ecología.

L.: Desde la Plataforma Ciudadana llevamos planteado desde hace ocho años un eje verde sociocultural que uniera la Quinta de Torre Arias, Los Molinos y El Capricho, que está en otro distrito, que podría ser también un gran eje cultural, como por ejemplo de la agricultura, de la ganadería…, y enlazarlo con otros parques, como el Juan Carlos I, generando una red. Es importante al hablar de biodiversidad que entendamos que los animales, desde el más pequeño al más grande, se mueven. Las grullas de las lagunas vienen a Torre Arias. Una abeja puede recorrer una distancia increíble. Se empieza a concebir el concepto de que toda la biología se pueda mover por toda la ciudad porque tiene espacios verdes que no estén interrumpidos por muros de cemento. En Vitoria empezaron con un anillo verde, pero ahora el objetivo es llegar a una red de espacios en la que a pocos metros puedas tener algo verde para que la biología pueda moverse y para que la salud humana se beneficie. Eso también es economía.

Chantal Dujardin:
“Tenemos un ratio de 25 árboles por cada 100 habitantes cuando el deseado es de 29. En Canillejas es de seis por cada 100”

Á. G: Es muy importante lo que ha apuntado Daniel sobre la conectividad. Los ecosistemas no tienen que estar inconexos. Además, cuando su perímetro se reduce, se reducen las posibilidades de supervivencia de los seres que lo habitan. Y hay que generar esa conectividad para que haya un intercambio genético. Hay una oportunidad en este sentido con el parque de El Humedal para intentar recuperar el antiguo cauce del Ambroz.

Tertulia La Gradona Ecologia en el distrito

Háblenos, Daniel, de la riqueza del parque de Torre Arias.

Se trata de la quinta más antigua que se conserva íntegra. Data de finales del siglo XVI. Cuenta con más de 350 especies de plantas herbáceas, más de 50 especies de árboles, más de 30 de arbustos… Ahora se incorporará al plan director del parque un estudio sobre la fauna. Estamos pensando en la posibilidad de crear una granja educativa y la recuperación del viñedo. Es una forma de trasladar lo rural a la ciudad. La Quinta de Los Molinos, que tiene su procedencia en la de Torre Arias, está diseñada como huerta alicantina, con almendros y olivos.

¿Cómo se puede incorporar lo verde a zonas tan plagadas de cemento, como Simancas?

L. N.: En el anterior mandato municipal quedó elaborado y aprobado, está en vigor, el Plan de Infraestructura Verde y Biodiversidad, muy potente, que pretende que la infraestructura verde penetre en el cemento. Establece unos ratios de superficie verde por habitante en cada barrio. En el distrito estamos un poco por debajo de la media.

D.: El ratio que tenemos es de 25 árboles por cada 100 habitantes cuando el deseado es de 29. En Canillejas hay seis árboles por 100 habitantes. Canillejas está fatal. Los mejores barrios en este aspecto son Salvador y Rejas.

L: Simancas tiene una gran cantidad de zonas interbloques en las que la jardinería vecinal se ha perdido. Pero en el distrito hay muchos espacios. Cualquier alcorque de un árbol puede albergar más que el propio árbol.

¿Está cambiando la importancia que le da la gente a esta cuestión?

L: Yo creo que sí. Cada vez hay más gente informada y concienciada. Hay una mayor cultura de lo verde. Aunque la cosa va lenta. Hay que hacer un esprint.

Leer más

Las Tertulias de La Gradona: El libro en San Blas-Canillejas

El mes de abril es el mes del libro. Para analizar la situación del libro, en sus distintas vertientes, en nuestro distrito congregamos en nuestras Tertulias de La Gradona a José Ángel Fornas, gerente de Libros de Arena; Beatriz Martínez, escritora; Pilar Jorge Martín, escritora y profesora del Santo Ángel; y Álvaro Girol, portavoz de Ciudadanos en la Junta Municipal.

En qué situación se encuentra el libro en San Blas-Canillejas?

José Ángel Fornas (J. Á. F.): Me gusta decir que el libro goza de una mala salud de hierro. Y San Blas-Canillejas no es una excepción. Poniéndome optimista. Si me pusiera pesimista, me pondría a llorar. Según el informe de hábitos lectores, que salió el mes pasado, prácticamente el 69% de los españoles ha leído al menos un libro cada trimestre durante el último año. Mi pregunta como librero es: ¿dónde están? Bien es cierto que en Libros de Arena es que el 90% de las personan que entran, en primer lugar buscan fotocopias; en segundo lugar, material de papelería. ¿Por qué si una zapatería vende zapatos y una juguetería juguetes se asocia más a una librería con la copistería que con la venta de libros? Porque el libro no es ese bien de primera necesidad. La gente utiliza otros medios preferentes como actividad de ocio.

Pilar Jorge Martín (P. J. M.): Desde el punto de vista de la educación me gustaría apuntar que a los niños en las aulas se les enseña a leer, pero además de eso hay que enseñarles a disfrutar de la lectura. Los niños tienen que aprender a leer pero eligiendo sus lecturas. Si damos el paso de dejar a un niño que lea lo que quiere leer y disfrute con ello, tenemos un lector en potencia. Yo misma, desde las aulas, he preguntado: ‘¿Por qué todos los niños tienen que comprar el mismo libro?’. Mi política era que cada uno trajera su libro favorito: de barcos, de estrellas o de coches. Y hay que manosear el libro porque hay que aprender a quererlo. Si no aprendemos a querer el libro tampoco seremos buenos lectores.

Tertulia libro marzo

Álvaro Girol (Á. G): Hay que tener en cuenta la importancia que tienen en esto las redes sociales. En principio con Facebook podías escribir lo que quisieras. Luego, con Twitter, se limitó el número de caracteres. Ahora con Instagram lo único que hacen los chavales es pasar imágenes todo el día. Hay que buscar, de alguna forma, que se haga otra vez atractivo el libro. Pero con los mayores se da el mismo problema. La gente apenas tiene tiempo. Yo tengo primos que se ponen a ver una película y en seguida se cansan. No se concentran.

Á. F.: Pero muchos de mis clientes más lectores son grandes cinéfilos. Han visto muchas series e incluso han consumido videojuegos.

Pero Beatriz, con respecto a lo que ha dicho Pilar. ¿No corremos el riesgo de que si dejamos elegir a los niños en la enseñanza los libros dejen de leer textos que sean necesarios para entender otros más adelante?

Beatriz Martínez (B. M.): Hay que saber nadar entre dos aguas. Yo utilizaba la literatura oral para enganchar a mis hijos a la lectura. Si a los niños, cuando les cuentas cuentos, les metes la historia de Ulises, les explicas un poco la mitología…, les va llamando la atención. En lo que respecta a los adultos, yo conozco a muchas personas que tienen miedo a entrar en una librería y rebuscar, como se puede hacer con la ropa, por ejemplo. Da la sensación de que el libro es como algo respetuoso, sobrio, muy de intelectual. Hay que saber acercar la cultura sin ese halo de cosa de élite.

Tertulia libro marzo

Á. F.: Pero eso que dices de que hay gente que tiene miedo cuando entra en una librería pasa siempre y cuando no haya un librero dentro. Y no me refiero con ello a la persona que se dedica a cobrar, sino a un guía. Tiene que ser el puente entre el pánico que pueda haber en una puerta y el montón de libros que hay. Es una figura que existió, existe y se está recuperando.

José Ángel Fornas:
“Hay grandes escritores en el distrito: Paco Gómez Escribano, Mercedes Iglesias, Marta Carballo…”

¿Y no sería necesaria una adaptación de la venta del libro al marketing?

J. M.: El formato de venta se tiene que modificar. Y se están empezando a actualizar a los clásicos para llevarlos a las aulas.

G.: Efectivamente es cuestión de marketing también. Los jóvenes compran libros. Entre los más vendidos están El Rubius. La Vecina Rubia…Mucha gente dirá que no es literatura, pero en definitiva estás acercando un libro a una persona.

Á. F.: Claro, y después de que se lean ese libro volverán a mi librería y me pedirán que les recomiende otro. Y a lo mejor les recomiendo 1984, de Orwell.

M.: Eso es discutible. Hay que tener cuidado también con algún tipo de venta de libros que tienen que ver con ciertos personajes, como el caso de Belén Esteban, que en ese momento estén de moda. Eso hay que tenerlo claro. Hay que distinguir entre libro y producto.

J .M.: Pero hoy en día son muy importantes las redes sociales, al margen del boca a boca. Y es muy importante que a la hora de vender un libro el escritor sea conocido.

Dada la diferencia de mentalidad que hay con las nuevas generaciones, ¿se debería caminar hacia un nuevo estilo literario?

Pilar Jorge Martín:
“Si damos el paso de dejar a un niño que lea lo que quiere leer tenemos un lector en potencia”

Á. F: No. Creo que es una cuestión de hábitos y de producto.

J. M.: Pues, desde mi punto vista, si, por poner un ejemplo, a ‘Cinco horas con Mario’ le diéramos una vuelta, y lo llevamos a un instituto, yo estoy segura de que ese libro triunfaría. A lo mejor se trata simplemente de dar un pequeño giro de tuerca. Llevar un clásico a su actualidad.

Hablemos de los escritores de San Blas-Canillejas.

Á. F: Es curioso la cantidad de escritores que hay en este distrito, algunos con premios reconocidos. Marta Carballo fue finalista del Gran Angular, premio especializado en literatura juvenil. Paco Gómez Escribano es otro ejemplo. Un especialista en novela negra que la ambienta en el Canillejas de antes y de ahora. Mercedes Iglesias, que acaba de editar su primer libro con editorial Blume, las dos escritoras presentes hoy en la tertulia… De hecho estoy montando una estantería con escritores del distrito.

M.: Yo como escritora por supuesto que me siento del barrio. Otra cosa es que nuestros vecinos nos reconozcan porque nadie es profeta en su tierra. Te ven más como alguien del barrio que como escritora.

J. M.: Mi libro salió hace algo más de un año y ahora está en más cien librerías a nivel nacional. Me han ofrecido ir a Cáceres, Badajoz, Gijón, Barcelona… Yo sí me siento reconocida y recibo un feedback de la gente que me sigue por las redes.

Tertulia libro marzo

¿Peligra el libro en formato papel?

Á. G: Los tiempos están cambiando y, nos guste o no, los niños de ahora se pasan mucho tiempo delante de una consola. Un ejemplo son los kioskos de periódicos. Cada vez están cerrando más.

Álvaro Girol:
“Lectoforo es una iniciativa de la Junta que abarca alumnos de Primaria y de la ESO”

Á. F.: Yo creo que no. El libro es lo que más ha resistido a su competencia digital. El cd acabó con el vinilo. Pero el libro de papel se está volviendo a reivindicar. Antes aludí al informe de lectura que hace el gremio de editores para el Ministerio de Cultura. En 2021 la venta de libros en soporte digital fue de un 29,34%. Es decir, un 70% en papel. Hay editoriales que se niegan a vender en digital.

Hablemos de las librerías del distrito.

Á. F.: Yo la librería la abrí hace seis años. Han sido tres años de crecimiento y tres de pandemia. Existe un nuevo concepto de librería. El de la librería independiente y dinámica que no depende de las grandes editoriales y en la que es el librero el que selecciona el fondo no dependiendo exclusivamente de cifras de ventas o popularidad. Es un espacio para el encuentro y para la cultura, en donde los libros son una excusa para que la gente se reúna.

Tertulia libro marzo

Cuéntenos que es Lectoforo, Álvaro, una iniciativa propia del distrito.

Á. G.: Es una iniciativa de la Junta que abarca alumnos de tercero a sexto de Primaria y de Primero a cuarto de la ESO. A cada uno se le da un libro y con posterioridad se efectúa un encuentro con el escritor. Es una forma diferente de llegar a ellos. Y de llegar a gente con pocos recursos para la que la lectura era una de las cosas menos importantes que tenían. El libro se elige en acuerdo con el centro. El presupuesto del proyecto es de 40.000 euros.

J. M.: Es muy importante que los niños pongan cara al escritor. Y también al ilustrador. Ellos necesitan saber que el escritor es alguien real. Me parece una actividad, dese el punto de vista educacional, muy enriquecedora.

Á. F.: A mí me gustaría plantear también si es posible trasladar esa experiencia con niños al mundo adulto. Ahí lo dejo.

Á. G: Me gustaría insistir en el beneficio que esta medida aporta a las familias más desfavorecidas.

Tertulia libro marzo

¿Existe la brecha económica en la lectura?

Á. F.: Yo por lo menos no la he detectado. Tal vez a la hora de elegir libro, porque hay gente que no se puede permitir comprar un libro de 18 euros y tiene que ir a otras ediciones más baratas en las que no existen todos los títulos. Yo sí que hablaría de brecha cultural o de hábito de lectura en el distrito. Porque hay gente con pocos estudios que lee y otra con grandes niveles que no lee. Más que una brecha económica es una brecha sociocultural.

Beatriz Martínez:
“Da la sensación de que el libro es como algo sobrio. Hay que acercar la cultura sin ese halo de cosa de élite”

J. M.: Yo creo que sí. Si no tengo para comer, no voy a comprar libros.

Á. G.: Pero en muchas ocasiones, si hablamos de familias con pocos recursos, estas destinan antes una partida económica a un equipamiento de fútbol que a comprar libros.

M.: Depende. Ahora hay gente con una carrera universitaria con un nivel socioeconómico bajo. Tiene unos ingresos bajos pero sigue teniendo las mismas inquietudes culturales, también pasa lo contrario. Hay gente con mucho dinero pero que es absolutamente inculta.

¿Cuáles son los géneros que más se están demandando en la actualidad?

M.: La novela sigue siendo el gran tirón. Pero yo soy una enamorada del relato. En Hispanoamérica sí se considera el relato, aunque aquí un poco menos.

Á. F.: Desde mi experiencia la novela, quedando el relato para leer en un momento breve, como un transporte público. Y en concreto la novela negra y novela de evasión.

Leer más

Las Tertulias de La Gradona: La mujer en San Blas Canillejas

La igualdad es un asunto crucial en nuestra sociedad. Para conocer cómo está esta situación en nuestro distrito, hemos congregado en torno a nuestro foro de debate de La Gradona a cuatro mujeres expertas en la materia: María Luz Castellanos Ortega, socióloga; María García, consultora de género; Rosario Arcas Díaz, miembro de la Asociación Feminista de San Blas Canillejas; y Gema Covadonga Fernández, vocal vecino del Partido Popular y presidenta de Mujeres en Igualdad SBC. 

¿Cómo está la situación de la mujer en el San Blas-Canillejas?

María Luz Castellanos (M. L. C.): Soy socióloga y la variante género es una variante clásica en sociología. Considero que no hay una problemática que sea diferente de la mujer en este distrito. Hay un problemática estructural que afecta al conjunto de las mujeres. Aunque sí diría que aquí, tanto por el aspecto relativo a la edad o por la composición del tejido productivo, hay unos condicionantes específicos. Al producirse un envejecimiento de la población, los que nos dedicamos al género sabemos que el cuidado de los mayores es uno de los trabajos que tradicionalmente recaen sobre las mujeres. En algunos barrios la situación del desempleo afecta mucho más a las mujeres.

Maria Luz Castellanos Ortega sociologa
María Luz Castellanos Ortega, socióloga; María García, consultora de género; Rosario Arcas Díaz, miembro de la Asociación Feminista de San Blas Canillejas; y Gema Covadonga Fernández, vocal vecino del Partido Popular

Mari Luz Castellanos:
“Hace 25 años, cuando empecé a trabajar en esto, pensaba que transcurrido ese tiempo no me iba a encontrar en los institutos hablando de desigualdad.”

Rosario Arcas Díaz (R. A. D.): En el distrito nuestro no se está haciendo nada. El Ayuntamiento aprobó un paquete de 21 medidas, con el apoyo de todos los grupos, en el apartado de la igualdad y eso ha quedado en nada. Nosotras, antes de ser asociación feminista, fuimos Mesa de Igualad y plateamos la importancia de que funcionara bien el Observatorio contra la Violencia, del cual no tenemos ni un solo dato. Ni siquiera la gente conoce el Espacio de Igualdad. Esa es una de nuestras reivindicaciones: que se dé información de ello. La Junta Municipal no lo hace.

Gema Covadonga Fernández (G. C. F.): En el distrito más del 50% son mujeres y el paro femenino aproximadamente es del 57% con respecto a la población masculina. Muchas de las mujeres están dedicadas al cuidado de mayores. Para mí también es muy importante la educación social y cultural. Nuestras abuelas y madres consiguieron mucho y ahora muchas chicas se piensan que porque un chico le diga que si le deja ver su móvil la quiere más es realmente así. Hay que educar a nuestros hijos y decirles: ‘Esto no puede ser’. Hay que denunciar, hay que hacer más talleres… Tenemos que ayudarnos entre todos y hay que educar para que desde pequeños respetemos a las mujeres.

Tertulias de la Gradona

Gema Covadonga Fernández:
“En el distrito más del 50% son mujeres y el paro femenino aproximadamente es del 57% con respecto a la población masculina.”

María García (M. G.): La existencia de la desigualdad de género es una obviedad. Cuando accedes a las bases estadísticas del Ayuntamiento sobre esta cuestión, compruebas, en todos los distritos, las diferencias existentes en todos los ámbitos. Francamente, a mí me sorprendió que el único recurso de este Ayuntamiento para la igualdad fueran los Espacios. Hace poco se ha publicado un informe sobre su funcionamiento. En él se resalta la poca relación que tienen con las juntas de distrito. Tanto el movimiento asociativo como los Espacios de Igualdad tienen mucho que decir porque son realmente los que toman el pulso a las desigualdades de género, que son obvias.

¿En qué medida ha cambiado esto entre la gente joven?

L. C.: Tiene que ver mucho con los mandatos de género que nos atraviesan, que a pesar de los muchísimos avances son el amor, el cuidado, la belleza… Los cambios no solo pueden darse en lo personal, hay que ir a lo estructural. Desde el feminismo no se cuestionan decisiones individuales que toman mujeres y hombres, sino cuáles son las estructuras que te llevan a tomar determinadas situaciones. Hace 25 años, cuando empecé a trabajar en esto, pensaba que transcurrido ese tiempo no me iba a encontrar en los institutos hablando de desigualdad. Pero la realidad es que tanto asociaciones, como espacios de igualdad, policía…, vemos que sigue habiendo desigualdad. Percibo en las personas jóvenes relaciones muy cortas, muy intensas y con muchísima violencia sexual. Es verdad que las mujeres jóvenes detectan mucho antes las situaciones de violencia, pero siguen teniendo esa vulnerabilidad.

G.: Es que los niños y las niñas vienen recibiendo mensajes contradictorios. Por una parte se está haciendo un trabajo muy importante en los colegios, pero por otra el mundo de las relaciones es diferente.

Maria Garcia consultora de genero

Mar García:
“La existencia de la desigualdad de género es una obviedad. Cuando accedes a las bases estadísticas compruebas, en todos los distritos, las diferencias existentes.”

Pero en algún sitio tiene que estar el problema, en la educación, en la falta de recursos…

A. D.: Los profesores y las profesoras están trabajando perfectamente, pero no hay recursos. Por ejemplo, el 14 de enero difundimos un mensaje para transmitir que el amor romántico que nos han contado no es tal. Es algo que debería hacer el Ayuntamiento con el dinero que recibe del pacto de Estado. Eso es educar. El chaval que asesinó a esa chiquilla de 17 años a lo largo de su vida ha ido viendo actitudes completamente erróneas. Eso es lo que ha llevado a que al final, cuando ella decide romper una relación, él la mate. Ese tipo de cosas se cambian desde la base y las estructuras. Y ahí los políticos tienen mucho que hacer. En Ciudad Lineal hay un cartel enorme en el que pone: Violencia cero. Eso no lo estamos viendo en esta Junta. Estuve de vacaciones en Galicia y en todos los sitios te encuentras un listón grande con el mensaje ‘Violencia cero contra las mujeres’. ¿Por qué aquí en Madrid no se hace? Hace muy poco, en este país, cuando una mujer tenía una relación que no era con su marido se la metía en la cárcel. Si era al revés, a él se le daban palmas: ¡qué machote! Esa es la educación que hemos recibido. Por eso todavía consideran que somos de ellos.

C. F.: Los recursos son muy importantes porque si no en la Administración no podemos hacer nada. Pero está claro que la educación social en un domicilio particular es muy importante. Si un niño ve que su padre maltrata a su madre, no solo físicamente, o al revés… Hay que educar en valores y en respeto para que te valoren como persona. Pero es cierto que los recursos son muy importantes. Cuando hablamos de violencia de género es un problema de violencia que sufrimos las mujeres.

Tertulias de la Gradona

L. C.: Los agentes de socialización no son solo el hogar. Está el hogar, el grupo de iguales, el centro educativo, los medios de comunicación y la parte institucional. Al ser un problema estructural, todos y todas somos parte del problema y a la vez de la solución. Todo lo que tiene que ver con la igualdad es complejo porque es relacional. La desigualdad se da en todos los países del mundo. No hay un solo país que esté en el top ten de la igualdad. Ni uno. Los planes de igualdad tienen que existir. Antes se decía: ‘Precisamente las que tienen la llave para acabar con la desigualdad son las mujeres con la educación’. Ah, y seguimos atribuyendo a las mujeres el trabajo de educar. ¿Y dónde están los hombres?

Hablemos del hombre. ¿Qué papel está jugando?

A. D.: Yo creo que sí que está cambiando. Mi hija vive con un chaval que tiene 12 años menos que ella. Eso es acabar con la normalización de yo más alto y tu más bajita… Veo que hay un cambio, siempre y cuando la persona quiera cambiar y aceptar que las dos partes somos iguales. Esa actitud la noto, sobre todo en los chavales jóvenes.

C. F.: Yo noto ese cambio, por ejemplo, con la generación de mi hijo, pero también porque las chicas con las que van tienen otra mentalidad. En cambio en chicos de 15, 16 y 17 años los veo a ellos mucho más machistas y a ellas más sumisas.

G.: Coincido en que los hombres más jóvenes han cuestionado el papel de su masculinidad. Eso también conlleva hacer un ejercicio crítico. En otros aún más jóvenes, que a lo mejor no han hecho ese ejercicio crítico, puedes encontrar una mayor desigualdad.

Gema Covadonga Fernandez vocal vecino del Partido Popula

Rosario Arcas Díaz:
“Hace muy poco, cuando una mujer tenía una relación que no era con su marido se la metía en la cárcel. Si era al revés, a él se le daban palmas.”

¿Qué medidas se deberían adoptar desde un punto de vista legal, coercitivo, policial?

G.: En el discurso que, incluso desde las instituciones, sigue recayendo la responsabilidad de poner fin a la situación de violencia en nosotras. Eso no puede ser, porque el problema no es nuestro, sino del agresor. Tenemos que trabajar desde el ámbito educativo para que no existan esos perfiles. El que no tiene que agredir es él. Y el que pongas medios punitivos y castigues no da la solución. Es un problema de cómo me personalizo ante la otra mitad de la población. Las órdenes de alejamiento no son disuasorias para un tipo de agresores. No se trata de analizar qué estamos haciendo mal, porque hay asociaciones, recursos y cuerpos de seguridad que se dejan la piel a diario. Hay que analizar lo que no estamos haciendo todavía.

C. F.: Hay que escuchar más, pero escuchar de verdad. Enfocamos todo a que la mujer tiene que ir a talleres… El hombre también tiene que ir. Claro, lo que pasa es que el hombre que acude tiene esa sensibilidad. Incluso hay mujeres más machistas y maltratadoras con nosotras que un hombre. Yo he llegado a escuchar: ‘¡Qué habrá hecho, se lo merece!’. No, eso no se lo merece nadie. Hay que educar más a todos y los hombres tenían que ir a muchos talleres.

Tertulias de la Gradona
A. D.: Hace falta no poner en un papel lo que está muy bonito dejarlo ahí. Las 21 medidas están ahí, han pasado los años y no se ha hecho nada. Hay cantidad de cosas que se tenían que aplicar y no se están haciendo. Podríamos hablar de la propia Constitución.

L. C.: Antes hablábamos de la conciencia. Yo conozco parejas muy concienciadas con un montón de cosas que finalmente acaban reproduciendo un esquema que ya conocemos. ¿Por qué? Porque se encuentran un mercado de trabajo que sigue ofreciendo lo mismo… Es muy difícil luchar contra las estructuras.

G.: Hay que tener en cuenta que la Ley de Violencia de Género se aprueba en 2004 y está muy centrada en violencia física. Hay otras muchas formas de violencia a las que probablemente no se estén dando la forma de de respuesta eficaz. Asimismo, tendemos mucho a la inmediatez, pero muy poco a la reparación del daño.

Tertulias de la Gradona

Hagamos también autocrítica. ¿Qué se está haciendo mal desde el feminismo, si es que realmente se está haciendo algo mal?

G.: Claro que hago un ejercicio de crítica después de tantos años trabajando en esto. Mi máxima aspiración es que todo el mundo fuese feminista. El feminismo, como dice Soledad Murillo, es civilizatorio y en todos los sitios donde entra mejora la vida de mujeres y hombres. Pero también es cierto que cuando no hemos conseguido que tanta gente se sume, a lo mejor es que tenemos que buscar otras formas de llegar y otros canales. Es verdad que antes no encontraba tanto rechazo al mensaje cuando estaba en centros educativos o en empresas. Debemos hacer un análisis no de qué estamos contando sino de cómo lo estamos contando para que llegue a más gente.

C. F.: Tal vez comunicar mejor lo que realmente es el feminismo. Si en las redes sociales alguien dice X, enseguida salta mucha gente diciendo que si sois unas locas… ¿Quién no quiere ser feminista de los que estamos aquí? El feminismo es una realidad que prácticamente queremos todos y que está mal enfocado en medios, redes…

Leer más