Aprobado el plan de protección de las lagunas de Ambroz

El Foro Local presentó a través de la Mesa de Medio Ambiente en el Pleno Municipal de Marzo la proposición que fue aprobada por unanimidad por los cuatro grupos políticos con gran enjundia para el distrito y la ciudad de Madrid. Se trata de la recuperación, conservación y protección de las lagunas ubicadas en las graveras de las minas de sepiolita en el arroyo de Ambroz, foco de un vertedero incontrolado donde ha nacido fauna y flora que hay que conservar y proteger por su alto valor ecológico.

Aprobado el plan de protección de las lagunas de Ambroz

La propuesta de la Mesa de Medio Ambiente constituye un hito en San Blas-Canillejas, por su calado medioambiental y por su impacto en el territorio encuadrado en la llamada Centralidad del Este, otro pelotazo urbanístico que ha sido parado por el Ayuntamiento declarando la zona no urbanizable. La noticia abre las puertas a nueva revisión o modificación del Plan General Urbanístico de Madrid para que el Arroyo y entorno de Ambroz sea declarado de interés medioambiental.

Las lagunas de Ambroz

Las lagunas no han nacido de la nada, durante decenas de años la empresa Tolsa es la responsable de la existencia de estos cráteres para extraer los áridos y que al estar por debajo del nivel freático el agua ha brotado a borbotones. La realidad es que con el paso de los años ha nacido un ecosistema con flora y fauna en las dos lagunas principales, al borde de la M-40, donde anidan aves, pájaros, patos, reptiles, ánades reales e incluso se han divisado una pareja de zorros que persiguen a las liebres y conejos.

La Mesa propuso instar al área correspondiente a realizar los estudios e informes pertinentes e impulsar acciones legales que garanticen la conservación y protección de las lagunas del arroyo de Ambroz que se localizan en terrazas fluviales donde hay depósitos de grava y arena. La ley exige que las empresas rellenen estas graveras pero muchas son abandonadas o se hace con escombros y otro tipo de residuos, también plantando chopos. Las lagunas de Ambroz no se rellenaron y ahora los ecologistas piden que se queden como están con láminas de agua, generalmente limpia, que han dado cobijo a fauna y flora que hay que proteger.

Humedales de altísimo valor ecológico

Estas lagunas abandonadas han formado humedales de gran valor ecológico albergando aves acuáticas, más de un centenar de especies sedentarias y algunas protegidas por peligro de extinción. En esta área las aves reposan y se alimentan en estos hábitats donde abundan las islas o playas con posaderos. Además en las riberas han crecido algunos árboles y arbustos como el sauce, álamos, etcétera.

Los conservacionistas de San Blas-Canillejas apuestan por una restauración compatible con otros posibles usos, como por ejemplo recreativos donde la bicicleta sea protagonista. Las lagunas una vez rehabilitadas son perfectas para elaborar talleres de educación medioambiental con itinerarios para instalar observatorios de aves, pasarelas de madera en zonas húmedas y crear nuevos ecosistemas. En ese sentido SEO Bird se ha ofrecido para asesorar a la Mesa de Medio Ambiente y la Universidad Politécnica de Madrid sigue trabajando con los alumnos de arquitectura para poner en valor esta parte del distrito de altísimo valor ecológico.

Las lagunas de Ambroz