Dominio absoluto marroquí en la Carrera Popular de Canillejas

Jaquad Tougane con 29:40, seguido de Quais Zitane y Jaquad El Bissi ocuparon el pódium de honor de la 39 edición de la carrera popular de Canillejas. Dominio absoluto de los corredores norteafricanos que han tomado el relevo de los kenianos en una carrera en ruta que llenó de colorido las calles de San Blas-Canillejas. La madrileña Clara Villaras con un tiempo de 30:04 fue la primera mujer en entrar en meta, repitiendo el éxito del año pasado.

Tougane, que fue segundo el año pasado, adelantó a su compatriota Quais Zitane mediada la carrera y a partir de ahí ha controlado a su compañero, consciente de su mejor llegada. En el penúltimo kilómetro Tougane, que había resistido todos los cambios de Zitane, le ha atacado, a su vez, y ha llegado solo hasta la meta con un tiempo de 29:40, con catorce segundos de ventaja sobre su compañero de fuga. El tercero ha sido el también marroquí Jaouad El Bissi (30:11).

“Ha sido una carrera muy dura, con muchos cambios de ritmo. Zitane intentaba dejarme y yo aguantaba, obligándole a correr por debajo de 2:50 el minuto. Estoy preparando el maratón de Sevilla y dentro de un par de meses espero tener ya la nacionalidad española”, ha comentado a EFE el ganador.

La Popular de Canillejas ha vuelto a registrar en categoría masculina un dominio absoluto de los marroquíes. Los cinco primeros tenían la misma nacionalidad y el sexto, Ezekiel Kipyego, ha sido el primer keniano, que ha precedido en la meta al primer español, Fran Cabrera Galindo (31:18), del club Disa HPD.

Carrera Popular de Canillejas

Viñaras vuelve a ganar marcando un gran crono

Clara Viñaras, compañera del subcampeón de Europa de 3.000 metros obstáculos, Fernando Carro, ha corrido al ritmo que le han marcado la rumana Cristina Giurcanu y la danesa Sissel Moller, hasta que en el sexto kilómetro, cuesta arriba, ha decidido tirar. La madrileña ha vencido con un crono de 35:04, seguida de Moller (35:32) y de Giurcanu (35:43), según informaba la agencia EFE.

Carro fue homenajeado como merece en su barrio de Canillejas y fue arropado por compañeros y amigos en el parque de la calle Néctar, con un auditorio lleno a rebosar que aplaudió a su vecino, también atleta del Club de Atletismo Suanzes. La organización ya está preparando la 40 edición de una carrera que ha sobrevivido con esfuerzo y dedicación al atletismo de calle, una prueba en ruta que ya es historia viva del deporte madrileño y español.