La feria Game On acoge a los amantes del juego de mesa

En su tercera edición la exposición y feria interactiva más divertida para toda la familia se ha instalado en el distrito durante el tercer fin de semana de noviembre. Cientos de sus asistentes se deleitaron con decenas de innovadores juegos y versiones nuevas de otros más conocidos.

Game On nació en el año 2017 para ser una Convención Internacional de Juegos de Mesa. Entonces, en su primera edición, ofrecieron un espacio original con más de 200 juegos para que los asistentes recreasen historias de fantasía encima de la mesa. Su segunda edición la consagró como la principal feria de juego de España, y este año no iba a ser menos.

El lugar donde ha sido celebrada, el estadio Wanda Metropolitano, es accesible para los apasionados del juego del distrito, de Madrid e incluso de otros puntos de España, como Lucía y Verónica, que vinieron desde Málaga para disfrutar de la feria todo el fin de semana: “Nos gustan mucho los juegos de mesa, jugamos asiduamente, y un evento de este tipo ha hecho que nos apetezca acercarnos”. Sergio, acompañado de Mónica, comenta que ha acudido porque le “gustan mucho los juegos de mesa: entretienen, te divierten, te picas con los compañeros. Es genial”.

Game On Madrid

Game On es diferente a otros eventos porque cuenta con personal que explica a los asistentes cómo jugar y les acompaña si así lo desean durante la partida. Los trabajadores, que se identifican con una camiseta amarilla y negra igual que el logo del encuentro, están repartidos a lo largo de todos los puntos donde se pueden probar juegos libremente. Hay partidas que no duran más de 15 minutos y otras que se extienden durante cuatro horas o toda una jornada. En Game On hay juegos para grupos numerosos, parejas, niños y jugadores profesionales: desde juegos de escape e intriga con roles ocultos basados en series como La Casa de Papel o Narcos, a juegos más visuales para jóvenes como Aventureros al Tren o Los Autos Locos a clásicos renovados como Star Wars: El Borde Exterior.

A pesar de esto, no todos los asistentes remarcaron la parte más positiva de la feria, algunos tienen algunas quejas como que este año no permitían entrar con mascotas o la falta de puestos de comida o restaurantes en el interior, pues los food trucks estaban fuera del estadio y los días en los que se celebró el evento fueron fríos. En cualquier caso, habrá que esperar a la feria que se celebrará el año que viene para ver qué de nuevo ofrece y cuales son sus cambios.

Game On Madrid