La Huerta de Conchi apuesta por un barrio saludable en el CMS

El Centro Municipal de Salud (CMS) de la calle Pobladura del Valle, 13 del barrio de Amposta (San Blas-Canillejas) cuenta con una huerta desde hace ocho años donde se cultivan hortalizas y verduras pero también buscando las relaciones personales para un barrio y distrito más saludable.

Los centros de salud municipales no pertenecen a la red primaria de la Comunidad de Madrid y se implantaron para fortalecer la planificación familiar, están abiertos a la comunidad con programas según la etapa de la vida: infantil, adultos y mayores.

La Huerta de Conchi apuesta por un barrio saludable en el CMS

Uno de estos programas es el de Salud Mental y dentro de este el de Alimentación Saludable con un huerto comunitario que pretende combatir los problemas de soledad haciendo amistades, terapia de grupo y ayudando a los usuarios porque la actividad comunitaria está resurgiendo con la idea de salir del campo de confort de nuestros domicilios para solidarizarnos con los demás.

Dentro del marco de Salud Comunitaria el huerto pretende promover la salud y cuenta con el apoyo del Ayuntamiento, que participa en el Pacto de Milán (Política Alimentaria Ubana) para trabajar la idea de alimentación saludable a base de verduras, fruta, etcétera y para conocer cómo se producen o qué hay detrás de toda la cadena con productos que recorren miles de kilómetros hasta nuestras mesas pagando un precio alto con el maltrato a la tierra.

La Huerta de Conchi apuesta por un barrio saludable en el CMS

Por todo ello el Pacto de Milán propone volver a producir en lugares más cercanos, con una agricultura urbana o periurbana y por ello están resurgiendo los huertos en las ciudades.

En este sentido en La Huerta de Conchi (recibe este nombre por ser la fundadora del huerto) trabajan distintas asociaciones como El Bancal o Germinando para apoyar técnicamente la agricultura urbana y trasformar los huertos urbanos y comunitarios.

La huerta del CMS de la calle Pobladura del Valle, en el barrio de Amposta, cuenta también con un área de plantas medicinales y tiene un gran terreno para crecer y plantar con rotaciones de cultivo que después hay que mantener y trabajar sobre los 12 bancales ya construidos o en las zonas asilvestradas.

Aprender a cultivar trabajando

El invernadero, fabricado en forma esférica, es otro de los logros del trabajo en equipo. Fue construido y diseñado hace tres años por los trabajadores Centro de Rehabilitación de la calle Sofía en Las Rosas con material reciclado de palés. Todos los colectivos y ciudadanos en general son bienvenidos al huerto, donde ya se han establecido grupos de trabajo para plantar frutales y hortalizas, la idea es aprender trabajando.

Los gastos y la provisión de semillas u hortalizas corre a cargo de Madrid Salud y todas las partidas están justificadas. La Asociación El Bancal aportará desbrozadoras, horcas para remover la tierra, todo con el objetivo de tratar el huerto de forma ecológica y natural, buscando una transición hacia sistemas agroalimentarios social y ambientalmente sustentables.

La Huerta de Conchi apuesta por un barrio saludable en el CMS