Leica, la cámara que abrió los ojos a la fotografía

Fundación Telefónica y Photo España inauguran una muestra que puede verse entre el 11 de mayo y el 10 de septiembre en la planta tercera del edificio de Telefónica en la Gran Vía sobre la cámara Leica que revolucionó en el periodo de entreguerras el arte de la fotografía.

Con los ojos bien abiertos. Cien años de fotografía Leica acoge casi 400 fotografías, documentos, entrevistas, objetos, la primera Leica original de 1913-14 y la primera que se puso a la venta en 1925.

Hans-Michael Koetzle con fotos de Kate Moss
Hans-Michael Koetzle con fotos de Kate Moss

La primera Leica fue creada por el ingeniero alemán Oskar Barnack que trabajaba en la empresa Leitz de fabricación de microscopios y se bautizó como Leica (Leitz-Cámara). Corría el año 1914 y revolucionó el mundo de la fotografía por su pequeño tamaño, parecido a un móvil actual, y con un peso de 400 gramos, ligera, fácil de usar, bonita en el diseño; tecnología y creatividad se daban la mano.

El comisario de la exposición, Hans-Michael Koetzle, desgranó la historia de la famosa cámara que, curiosamente, fue construida por un amateur de la fotografía que tuvo que convencer a los profesionales para que aceptasen esta herramienta en todo el mundo.

En 1925 Leica supuso una revolución técnica y tecnológica, y eso es los que quiere plasmar esta primera exposición de impacto visual con fotografías realizadas con estas pequeñas cámaras que estaban preparadas para disparar en cualquier momento.

Diseño moderno y buena óptica

“El diseño es maravilloso, con una óptica entre 35 y 50 milímetros que obligaba al fotógrafo a estar muy cerca de la escena y esto alteraba la imagen. La idea era obtener una nueva perspectiva en un mundo donde el diseño, la arquitectura (Bahuaus), eran cambiantes. La Leica se mantenía a los mismos 37º que el cuerpo humano, estaba pegada al cuerpo y esto se traducía en imágenes”.

Hans-Michael Koetzle, en el centro de la imagen, es el comisario de la exposición de Telefónica.
Hans-Michael Koetzle, en el centro de la imagen, es el comisario de la exposición de Telefónica.

Oskar Barnack creó la Leica y la probó, en realidad inventó la fotografía callejera, de guerra, social, etcétera. “La idea básica de la exposición es mostrar imágenes icónicas del siglo XX, originales vintage de la época con fotógrafos internacionales que han estado en el olvido presentando imágenes impactantes”, explicaba Koetzle.

La moda, otro de los temas tratados en la exposición, al principio era estética, más emoción que información. Pero al final se rompió con todas las normas establecidas. Un ejemplo son las fotos de la modelo Kate Moss donde se utiliza una Leica con mucha alma. La exposición deriva por imágenes instantáneas y espontáneas, con artistas especiales tras cada fotografía.

Con los ojos bien abiertos. Cien años de fotografía Leica

Con los ojos bien abiertos. Cien años de fotografía Leica - V-J Day in Times Square, The Kiss
V-J Day in Times Square (también conocida como The Kiss)

La aparición de la cámara Leica documenta el fotoperiodismo, con un trabajo personal y con un cerebro y un ojo detrás de cada cámara. “Leica era cara al principio, unos 400 marcos alemanes, pero duraba muchos años y hoy seguiría funcionando con toda normalidad con resultados perfectos”, asegura el comisario de la exposición.

La muestra, gratuita, se complementa con una serie de actividades paralelas como un concurso sobre streetphoto en Instagram, coloquio con fotógrafos (Paolo Nozolino y Alberto García-Alix), programas de talleres para niños, adolescentes y adultos, además de visitas guiadas.

Con los ojos bien abiertos. Cien años de fotografía Leica

Del 11 de mayo al 10 de septiembre en Fundación Telefónica. Fuencarral, 3.

Con los ojos bien abiertos. Cien años de fotografía Leica