Una placa recordará el movimiento ciudadano en Torre Arias

El Pleno Municipal de Febrero de San Blas-Canillejas batió récords de horario y se hizo eterno, comenzó como siempre a las 18 y terminó a las 23 horas en el salón de plenos de la Avenida de Arcentales. Complicado que el público asistente se quede hasta las tantas para intervenir y escuchar las propuestas o preguntas de los grupos municipales. Si a esto sumamos que la mayoría se aprueban por unanimidad o hay que instar a otras administraciones, el debate se antoja estéril. Solo unos cuantos representantes de las entidades vecinales que, con razón, se quejaron de los horarios pero se quedaron hasta el final. Algunos se plantean incluso volver al tan criticado horario de plenos de la época de Gallardón y Botella (14:30h) para poder conciliar vida laboral y personal, el Madrid sostenible 100% que se pretende implantar también lo agradecería.

Las propuestas de la oposición se aprobaron como casi siempre por unanimidad. Un ejemplo fue la del PSOE para crear una mesa de trabajo (otra más) para dinamizar la lectura con motivo del Día del Libro el próximo 23 de Abril implicando a las 4 ó 5 librerías que sobreviven en el distrito y que se incluirá en los próximos Foros Locales de participación.

Los socialistas también propusieron como viene siendo habitual año tras año promover el Día Internacional de la Mujer Trabajadora (8 de Marzo) un evento reivindicativo con talleres, charlas, debates o proyecciones que se viene haciendo con éxito en el distrito. En este sentido los vocales vecinos de Ahora Madrid explicaron que la Junta pondrá en marcha una Memoria de las mujeres de la Ciudad de Madrid para sensibilizar en los centros culturales, educativos y sociales del distrito. Además de obras de teatro, encuentros, estudios de conciliación o corresponsabilidad para lograr la igualdad entre hombres y mujeres.

El grupo socialista solicitó apoyo al Centro de Educación de Adultos (CEPA) de Canillejas, instando a la señalización del entorno, transporte público, iluminación o difusión de los cursos impartidos e incluso reabriendo la biblioteca. Los vocales de Ahora Madrid recordaron que el centro educativo depende de la Comunidad de Madrid y que hay un Plan Director de Señales (1999) que no contempla esta actividad. La propuesta se aprobó por unanimidad pero todos los grupos reconocieron que la esta zona de Canillejas debe ser promocionada y rehabilitada en su totalidad.

Una placa recordará el movimiento ciudadano en Torre Arias

Torre Arias reconocerá al movimiento vecinal

El grupo municipal de Ahora Madrid propuso instalar una placa en la entrada de la quinta de Torre Arias o de Canillejas en reconocimiento a “todo el movimiento ciudadano que han sabido proteger lo que es de todos luchando contra la privatización de la quinta que a punto estuvo de conseguir el Partido Popular”. Los vocales vecinos del partido gobernante reconocieron que “queda mucho por hacer en una quinta solidaria que produce una tonelada de alimentos (fruta y verduras) que ayuda a las familias más necesitadas del distrito y no vamos a permitir que se especule con ella”.

El grupo municipal de Ciudadanos también se mostró de acuerdo con la iniciativa (en el anterior pleno apoyaron la propuesta del PP de poner una placa a Tatiana Pérez de Guzmán) y agradecieron al movimiento vecinal y a la PQTA (Plataforma Quinta de Torre Arias) el trabajo realizado.

Los socialistas recordaron el trabajo conjunto de todos con generosidad, incluido el del ex alcalde Tierno Galván, que firmó el convenio con Tatiana y promovió una quinta para todos los madrileños en la década de los años 80.

Isabel Rosell, concejala del PP, también reconoció el trabajo del movimiento vecinal. “La quinta de Torre Arias es la historia de una conquista social. Pero no se puede hablar solo de una parte de la Historia. La anterior propietaria, Tatiana Pérez de Guzmán, y sus antecesores protegieron los usos durante 400 años y por eso no se puede mutilar el pasado y no lo vamos a apoyar, les ruego que reflexionen”, subrayó.

La concejala presidenta, Marta Gómez, también recordó que el PP estuvo a punto de regalar al Opus Dei esta quinta, privatizarla, y eso no es proteger el patrimonio de todos”. La proposición se aprobó por unanimidad con la inclusión de Tierno Galván en el texto definitivo y con el único voto en contra del Partido Popular.

Marta Gómez compareció para explicar los presupuestos

La concejala presidenta, Marta Gómez, compareció para dar su visión global de los presupuestos del pasado año para San Blas-Canillejas que ascendió a 32.600.000 euros, cinco más que en el ejercicio anterior. Analizó uno por uno todos los programas: mayores, ayudas a comedor, inclusión social y emergencias, actividades culturales, deportes, consumo, salubridad pública, enseñanza infantil y primaria, servicios complementarios a la educación… En este último capítulo hizo autocrítica, “al no disponer la Junta Municipal el año pasado de técnico de educación y la persona que le sustituyó está desbordada, es una circunstancia adversa y no estoy contenta con el grado de ejecución de las partidas de educación”.

En cuanto a las Inversiones Financieramente Sostenibles (remanente para mejorar la vida de los ciudadanos) reconoció que “es nuestro peor dato, hemos tenido todo tipo de dificultades, empezamos tarde y el convenio marco se quedó pequeño, no estoy satisfecha aunque hicimos bien en intentarlo, solo hemos ejecutado un 30% y aún así es mucho más que en otros ejercicios en este distrito. Admito el problema, pero cada obra grande hay que ir al convenio marco y esto dilata el proceso”. Por último explicó que los Planes de Barrio no se habían mencionado porque ahora forman parte de los Fondos de Reequilibrio Territorial (FRT).

Los vocales vecinos de Ciudadanos criticaron el grado de ejecución que en diciembre de 2016 era del 75% y “eso sin meter la compra del edificio de la calle Alcalá en el último instante. Su porcentaje de ejecución es malo, con récord de ineficacia en la gestión. Solo han conseguido llegar al 77,87% en el distrito, la eficacia es deficiente y los gastos e inversiones no se han proyectado en 2016 y han dejado de gastar 7.200.000 euros”.

Los socialistas también criticaron al equipo de gobierno, “solo se han gastado dos millones de euros más que en 2015 y la mayoría del dinero son gastos de personal y bienes corrientes. Se han incrementado las inversiones, pero la ejecución ha sido mala”. El PSOE criticó la baja gestión en transferencias a familias, partidas de gran calado social, y reformas en edificios escasas como en instalaciones deportivas, además de la baja ejecución en educación o ayuda a domicilio. “Ahora ya no pueden echar la culpa al PP, hay falta de ejecución en todas las partidas”, enfatizaron.

La concejal del PP, Isabel Rosell, criticó que “las inversiones no se ejecutan y había tiempo antes del 31 de diciembre. El primer año de su gestión lo compartieron con el PP y ahora ya solos lo han hecho mucho peor, el porcentaje ha ido descendiendo del 92,5% en 2014 al 77,8% en 2016 y solo se han gastado un millón más que en 2014. Usted señora Gómez presupuesta mal y todo es propaganda, para qué aumenta los presupuestos si luego no se ejecutan. Ha dejado más de siete millones sin gastar y su gobierno es el que más deuda ha pagado y no entiendo cómo el PSOE apoya a este gobierno municipal”, finalizó.

Andrés Cabrera, impulsor de la PQTA
Andrés Cabrera, impulsor de la PQTA
Leer más

La Comunidad de Madrid cierra la biblioteca pública de Canillejas

Desde el pasado 28 de septiembre la biblioteca del CEPA (Centro de Educación de Personas Adultas) de Canillejas (Las Musas, 11) ha echado el cierre, aunque es posible que no sea definitivo. La Consejería ya clausuró hace tres años la biblioteca infantil y ahora le toca el turno a la de adultos. Los talleres y cursos se están reduciendo curso tras curso y los usuarios temen el cierre definitivo de las instalaciones.

La biblioteca regional se inauguró en 1983 para dar servicio a lectores infantiles y adultos en uno de los barrios con más necesidades del distrito, el de la UVA de Canillejas. La biblioteca siempre ha pertenecido a la Red de Bibliotecas Públicas de la Comunidad de Madrid y ocupaba una superficie de 208 metros cuadrados con una capacidad de 30 asientos de lectores. Además contaba con sala de audiovisuales, una sala infantil (ya desaparecida) y dos puestos de Internet libres.

Los fondos de libros se aproximaban a los 32.000 con 25.750 libros y el resto se repartían entre vídeos y otros elementos sonoros y electrónicos. Pero todos estos datos no han servido para mantener la biblioteca abierta una nueva temporada.

El argumento esgrimido por la Consejería de Educación, Juventud y Deporte de la Comunidad de Madrid es que la persona encargada de la biblioteca se ha jubilado y como estaba ubicada dentro de un CEPA depende de Educación. Desde la Dirección General de Bibliotecas (que pertenece a Cultura) han solicitado cobertura para la plaza del funcionario y se está buscando una solución conjunta con el Área de Educación, pero lo único cierto es que el cierre está echado.

El CEPA de Canillejas ofrece estudios para la obtención del título de graduado en Secundaria, ciclos formativos de Grado Medio, Superior y acceso a la Universidad para mayores de 25 y 45 años. Este año se incluyen como novedades la Formación Profesional Básica en Informática y el Graduado en Secundaria (presencial y a distancia).

Leer más

Canillejas recupera el huerto de la calle Fenelón

Un grupo de vecinos ha tomado el testigo de la Asociación Otro Hábitat, arquitectos y urbanistas que diseñaron hace cuatro años un proyecto denominado Canillejas imagina un parque, en un solar abandonado por el Ivima frente al Colegio Público Alameda, pero que no tuvo continuidad.


Ahora los vecinos de Canillejas se conforman con un huerto donde no faltan legumbres y plantaciones de temporada. Tras dos años de inactividad y abandono el solar ha recuperado utilidad pública. La parcela, situada en lugar estratégico junto al colegio Alameda, el Centro de Educación de Adultos y la residencia de Cáritas, pasa inadvertida a su dueño, el Ivima, que instaló una valla para el cerramiento pero que no ha tenido efecto alguno.

El grupo de hortelanos va por libre, conociéndose poco a poco y aprendiendo unos de otros. Un día se plantaron tomates y al siguiente cebollas o pimientos, además de algunos árboles frutales. Por las mañanas y tardes se puede acceder al recinto, a pleno sol, sin apenas sombras, porque la administración taló los escasos árboles que la adornaban. La idea es llenar el solar de una huerta multiusos para disfrute de todos los ciudadanos, rentabilizando así un espacio público de todos los madrileños.

Falta agua y tierra buena

El problema como siempre es el abastecimiento de agua, que hay que tomar de una fuente pública. “Esperamos que con el cambio de gobierno nos ayuden en este tema tan importante. Un huerto urbano de estas características no puede prosperar si agua o tierra buena, por ello esperamos buenas noticias. Esta nueva vida del solar ha sido bien recibida, revivir el espacio en forma de huerto ya es un paso importante”, decía José, uno de los hortelanos canillejeros.

Leer más