La Plaza Cívica del Gran San Blas sale a concurso

El Área de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de Madrid sacará a concurso a través del Plan Estratégico Madrid Regenera y en colaboración con el COAM el denominado PLAZ-ER. Plazas cívicas con el fin de regenerar 11 plazas en la periferia madrileña entre las que se encuentra la del Gran San Blas, ubicada entre las calles Alberique y Pobladura del Valle junto al metro de San Blas y entre los barrios de Arcos y Hellín, quizá los más humildes del distrito. El Plan fue presentado por José Manuel Calvo, delegado del área en la sede del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid.

La Plaza Cívica de San Blas es un proyecto inconcluso primero del Ministerio de La Vivienda y Obra Sindical del Hogar (OSH), en tiempos de la dictadura franquista, y después de la Comunidad de Madrid (antes Ivima y ahora Agencia de Vivienda Social), propietaria de los terrenos ya con la democracia.

Hace 60 años que se proyectó en uno de los barrios obreros más grandes de la periferia madrileña, pero nunca se hizo nada por rehabilitarla, actualmente es un erial lleno de barro en invierno y una meseta desértica en el periodo estival, territorio inhóspito con venta ambulante ilegal y trapicheo menor con presencia de drogodependientes.

Plaza Cívica de San Blas

Alberga algunos de los edificios más emblemáticos de San Blas-Canillejas como son la Comisaría de Policía, Cantón de limpieza, Parque de bomberos, CAID (Centro de Atención Integral a Drogodependientes), mercado San Blas con aparcamiento en superficie, pistas deportivas elementales, Oficina de la Agencia Tributaria, un edificio de Telefónica y hasta una gasolinera.

La idea del Ayuntamiento y de la Junta de Distrito es regenerar la Plaza Cívica como motor de cambio e incorporarla al proyecto para reconfigurar espacios libres, “porque está todo revuelto y hay que ordenar los edificios existentes. Construir una gran plaza es un hito de identidad que se puede configurar como el centro de ocio del barrio”, apuntan.

Según los responsables de la Junta del Distrito, que presentaron el anteproyecto en el Círculo de Podemos en la calle Castillo de Uclés, “el mercado habría que derribarlo y el CAID, junto al Cantón de Limpieza, trasladarlos de sitio. Habrá una votación popular, como en la Plaza de España, pero antes hay que comprar los terrenos a la Comunidad de Madrid”.

El Ayuntamiento comprará los terrenos a la Comunidad

La Comunidad está dispuesta a vender los terrenos y esto sentaría un precedente, algo muy importante y la idea es reorganizar todos los edificios, rotarlos para usos cívicos como por ejemplo un rockódromo o un skatepark, ambas actividades muy demandadas por nuestros jóvenes. Sin embargo no se tiene previsto la posibilidad de construir un Centro de Salud, otra vieja reivindicación vecinal.

Marta Gómez, concejala presidenta del distrito, explicó el proyecto. “Son 11 plazas cívicas en todo Madrid, también en Barajas y Ciudad Lineal, nuestros distritos colindantes, y sería un bombazo tenerlas dispuestas para 2019, la ilusión es enorme”.

La edil de Ahora Madrid reconoció que “el precio de la venta no está fijado, la Comunidad es reacia a las permutas o cesiones. No quieren soltar el terreno para que el Ayuntamiento se apunte un tanto, pero la Comunidad de Madrid necesita dinero y nosotros lo tenemos presupuestado a través de los FRT (Fondos de Reequilibrio Territorial) y es la única forma de desatascar la situación”.

Aclaró que “no es posible la especulación, es una transacción entre administraciones y es imposible hacerlo de otra manera. Vamos a negociar el precio y será todo público, igual que con el bus al Ramón y Cajal. Será un cambio radical para el Gran San Blas y una gran transformación urbanística”.

Plaza Cívica de San Blas