Los restos de una tortuga del pleistoceno retrasan las obras de Mercadona

Titanochelon bolivari
Recreación del aspecto de la tortuga gigante, Titanochelon bolivari.

En la parcela de la calle Estocolmo (Las Rosas) donde Mercadona construirá un nuevo supermercado se han encontrado restos paleontológicos, en concreto el caparazón, huesos y esqueleto de una tortuga que puede datar del mioceno-pleistoceno. San Blas-Canillejas es un distrito con más hallazgos en este sentido, como los restos de fósiles encontrados en las obras del polideportivo Fabián Roncero (Ciudad Pegaso) y en el aparcamiento del Centro Comercial Makro (Rejas) que custodia y evalúa la Comunidad de Madrid.

La noticia saltó en el último Pleno del distrito del mes de Junio, cuando el grupo socialista preguntó por la tala, poda, vallado perimetral, movimiento de tierras y catas paleontólogas en la polémica parcela de la calle Estocolmo del barrio de Las Rosas donde un grupo de vecinos se opuso a la construcción de un centro comercial que finalmente aprobó el Gobierno de Ahora Madrid con los votos favorables de la oposición.

Mercedes González, concejala del PSOE, criticó la tala de árboles de ejemplares supuestamente protegidos y la poda salvaje del resto. Informó que los paleontólogos de la Comunidad de Madrid han sacado 40 bolsas con restos paleontológicos y “esto complica más las obras del centro comercial; además el Ayuntamiento se comprometió a informar o notificar a los vecinos sobre las talas o excavaciones”.

La concejala presidenta, Marta Gómez, aseguró que “sólo se ha talado un árbol y otros dos se han trasladado, según nos informa Medio Ambiente. No tiene trascendencia la tala y la poda era limpieza elemental de la parcela. Intentaré estar más atenta, no le di importancia”, destacó la edil de Ahora Madrid.

Los restos fósiles de una tortuga gigante encontrados en la parcela de la calle Estocolmo se suman a los hallados en el polideportivo Fabián Roncero y en el aparcamiento en superficie de Makro, en ambas ocasiones se encontraron mandíbulas de mastodontes del pleistoceno.

La tortuga o tortugas de la calle Estocolmo podría pertenecer a la especie que se conoce como Titanochelon bolivari, descubierta por científicos españoles y que hace 20 millones de años habitaba en el sur de Europa. La especie madrileña es la más representativa y abundante de las tortugas gigantes (dos metros de longitud) europeas que también se han encontrado en el distrito de Vallecas o en la ciudad de Alcalá de Henares.

La Ley de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid (1998) asegura la competencia y conservación del patrimonio para la permanencia de la memoria colectiva. Las Zonas Arqueológicas tienen la máxima protección y en los yacimientos trabajan especialistas en diferentes áreas como arqueólogos, prehistoriadotes, paleontólogos, geólogos o biólogos.

Los restos de una tortuga del pleistoceno retrasan las obras de Mercadona

Deja un comentario en: “Los restos de una tortuga del pleistoceno retrasan las obras de Mercadona

Los comentarios están cerrados.