La Plataforma verde IES en Rejas consigue su objetivo

Comunidad y Ayuntamiento de Madrid se han puesto de acuerdo para construir un Instituto de Enseñanza Pública de Secundaria (IES) en la calle Deyanira con Arrastaria (barrio de Las Mercedes), la parcela propuesta y por la que lleva luchando la Plataforma Instituto en Rejas ¡YA! desde hace dos años y medio. A la cabeza de este movimiento verde un activista: Alberto Arkones (46), luchador incansable casi hasta desfallecer para conseguir un objetivo que parecía imposible ante la cerrazón de la Consejería de Educación.

El teléfono móvil de Alberto Arkones, padre de dos hijos escolarizados en el CP Pegaso y residente en el barrio de Rejas, echaba humo por las cientos de felicitaciones recibidas desde todos los ámbitos educativos, vecinales, sociales y políticas del distrito y Comunidad de Madrid.

IES Rejas

Curiosamente el barrio que está en pie de guerra en contra del Artefacto de Carmena ha dejado prácticamente solo a Arkones en esta lucha educativa dotacional tan necesaria para el periférico Rejas. Sin embargo ha contado con el apoyo de madres y padres del colegio y de otros muchos colectivos, incluida la Junta Municipal del distrito, que se ha dejado la piel con su concejala Marta Gómez al frente de las negociaciones con la Consejería de Rafael Van Grieken, que negó desde el principio que hubiese un problema en Rejas.

“Nosotros alegamos problemas de movilidad para que nuestros hijos acudiesen al IES de la Alameda de Osuna (masificado) o a los del Gran San Blas (muy lejanos), como proponía la Consejería; después nos confirmaron que iban a construir un IES en Rejas, pero de repente todo se ralentizó entre Ayuntamiento, Comunidad y Plataforma, entonces decidimos romper la baraja organizando una carrera popular reivindicativa”, comienza diciendo Arkones.

Un activista comprometido con la Educación

El activista Rejano lleva dos años y medio sin parar, con intensidad, perdiendo kilos, hablando con los responsables de la Consejería, Ayuntamiento, tejido social, rodeándose de compañeros con ganas de luchar por un objetivo común. Alberto, diseñador freelance, creó la web, las redes sociales y se apoyó en el ilustrador de rock Gaboni para diseñar la famosa camiseta de color verde con el logo de Instituto en Rejas ¡YA!, un éxito.

El color verde era estratégico, estaba todo muy pensado para las camisetas, pancartas y pegatinas. Teníamos que hacer ruido con logística y marketing, pasamos de 500 inscripciones en la carrera hasta conseguir 2.000 participantes. Estuve respaldado por mucha gente aunque al final estaban a mi nombre todos los permisos, vallas, policía, protección civil, decibelios… Empezamos a vender camisetas a la puerta del CP Pegaso y así financiamos la carrera, las pancartas y los carteles. El objetivo era concienciar a las familias de la necesidad de un IES en el barrio, pero no queríamos politizar los actos, ninguna referencia de partidos o sindicatos era una consigna, al final estábamos desbordados pero muy ilusionados el día de la carrera”, recuerda Arkones, que se quedó en 66 kilos con tanta actividad frenética.

 Alberto Arkones Pelaz
Alberto Arkones Pelaz

Van Grieken se negaba a construir un IES

En realidad todo dependía de la Consejería de Educación, que negaba la parcela de la calle Deyanira esgrimiendo que no tenía las medidas, a pesar de que en Villaverde construyeron un IES en una parcela aún más pequeña.

“Me llamó Marisa González, la asistente de Cristina Cifuentes, diciéndome que había que buscar una solución e inmediatamente me citaron en la Consejería. Allí hablamos de las parcelas disponibles y Van Grieken se negaba a construir el IES, me dijo que ampliaría el de la Alameda de Osuna (masificado) y después propuso ampliar el CP Pegaso. No cedemos y entonces nos propone construir en Fin de Semana. Tras solicitar un estudio de esta parcela, la desestiman por diferentes razones que la hacían inviable. Volvemos a hablar con el consejero y vuelven a proponer otras parcelas, así hasta que nos reunimos con los técnicos de Desarrollo Urbano Sostenible que nos presentan un informe favorable de la parcela de Deyanira con más de 15.000 metros cuadrados edificables con capacidad para 1.600 alumnos. Esa fue nuestra fuerza y empezamos a dar caña por las redes sociales, el informe era viable y la Consejería tuvo que retroceder”, explica Alberto Arkones.

Mientras tanto las redes, las bicicletadas, las caretas de Van Greiken y Cifuentes, la omnipresencia en concentraciones en la DAT y la Consejería de Educación, el Carnaval del distrito, en Telemadrid… “Les dimos caña por todos los flancos e intentaron convencer a los padres y madres del CP Pegaso que lo mejor era ampliar el colegio, pero no se presentaron en una reunión programada temiendo una algarabía. Entonces organizaron una encuesta telemática que también perdieron, el 70% de los padres querían un IES y mientras tanto la Plataforma recogiendo firmas, luchando por ello. Hemos dado mucho el coñazo y al final se reunieron con Marta Higueras Marta Gómez (ediles de Ahora Madrid) y el IES se hace realidad”.

El acuerdo finalmente llega a buen puerto, Comunidad y Ayuntamiento a pesar de las diferencias de criterio se comprometen construir y ceder la parcela. Al mismo tiempo el Consistorio construirá un aparcamiento para uso de docentes en otra parcela enfrente de la parcela zona mixta verde. “El aparcamiento fue una excusa para no darse por derrotados por una plataforma vecinal. Tenían que sacar algo más, fuese o no necesario”

Pero Alberto Arkones no ha estado solo en esta lucha. “Susana, también activista, y mi madre Mari, han sido esenciales para suplir mis ausencias en casa con mis niños Iker y Asier, pero también amplios colectivos como la Plataforma en Defensa de los Centros Públicos de Calidad (Fernando, Marta, Carla, Javier, Miguel), Marea Verde, FRAVM, FAPA, Círculo de San Blas-Canillejas, Grupo 77, AAVV Fin de Semana, las madres guerreras de Ciudad Pegaso-Rejas (Anita Navarro) y la concejala Marta Gómez, una más de la Plataforma que siempre nos ha escuchado y confiado en nosotros”.

La Consejería “dice que tiene dinero”, continúa, “que harán un IES muy bonito y que se ponen en marcha para que el centro esté operativo en el curso 2018-19. Ahora comienzan los estudios geotécnicos y esperamos que todo vaya bien y cumplan los plazos apalabrados”, concluye Arkones, un activista de lujo para un barrio que seguirá solicitando dotaciones públicas; su próximo objetivo ya presentado y apoyado por todos los grupos, incluido el PP, es la construcción de un colegio público en Rejas.