Vecinos de Rejas prefieren más dotaciones en lugar de ARTEfactos

Los principales argumentos esgrimidos por los vecinos de Rejas que se oponen al proyecto Artefacto no pasan, según afirman, por negar el derecho a la vivienda social o pública recogida en la Constitución española ni en que se construyan pisos para jóvenes o mujeres en situación de vulnerabilidad. El problema, aseguran, es que no se han construido los equipamientos públicos necesarios y que las partidas de los Fondos de Reequilibrio Territorial (FRT) son prioritarias para las dotaciones de un barrio “abandonado por las administraciones”.

En este sentido ya se ha constituido la Mesa del Artefacto de los Foros Locales, aunque los vecinos tampoco están de acuerdo en que se celebren en el Centro Cultural Buero Vallejo y exigen reuniones en el Centro Cultural López Vázquez de Fin de Semana (Rejas), donde ya se presentó el anteproyecto por los propios arquitectos, aunque algunos siguen desconociendo los planos.

Centro Cultural López Vázquez
Centro Cultural López Vázquez

“El anteproyecto es revisable y revisado, queremos tener en cuenta la opinión de los vecinos, no nos basamos en el anteproyecto, sino en cómo continuar”, explicó Marta Gómez, concejala presidenta del distrito. Y aclaró que “los FRT son de todo el distrito, debatidos por todos, igual que la parcela destinada para el ARTEfacto en la calle Deyanira,  con uso dotacional para viviendas, no es zona verde. Estamos de acuerdo en hacer todo tipo de equipamientos que sean realizables y no seguimos con el anteproyecto”, dijo en el último Pleno municipal.

Con estas premisas se convocó a los vecinos a la Mesa de Artefacto en los Foros Locales, una de las más numerosas, donde se establecieron las funciones con buenas prácticas, métodos de trabajo y objetivos a medio y largo plazo.

Los vecinos solicitan iguales servicios

Los vecinos de Rejas se quejaron de la falta de infraestructuras y reiteran las quejas. “No tenemos de nada, muchas carencias y el problema del ARTEfacto nos ha caído a nosotros pero tenemos muchas necesidades diferentes a otros barrios del distrito de San Blas-Canillejas. ¿Qué puede aportar un ARTEfacto a nuestro barrio y a quién van a dedicar las viviendas?”, se preguntaban.

“Solicitamos los mismos servicios que el resto de los barrios del distrito. Los FRT son para necesidades sociales y Rejas no necesita vivienda pública, reivindicamos transporte, centros educativos o deportivos y no tenemos datos del ARTEfacto”, esgrimen los vecinos. Además critican la famosa encuesta donde, “según dicen, entrevistaron a seis residentes con un coste de 18.000 euros. Ahora tenemos que juntar 27.000 firmas para revocar el ARTEfacto”.

Otro de los vecinos de Rejas opinaba que los FRT se deben utilizar para “igualarnos con la Alameda de Osuna (Barajas), el reequilibrio se basa en eso, aunque no estoy en contra de la vivienda social. Nadie está en contra de la vivienda pública y el ARTEfacto es un gueto en un barrio sin infraestructuras. ¿Cuánto va a costar a las arcas de los madrileños? Hemos reunido 5.000 firmas entre los vecinos de Hortaleza y San Blas-Canillejas para revocar este proyecto y solucionar el problema. Nos gustaría más que construyera en la parcela una comisaría de policía ante el aumento de inseguridad y delincuencia que soportamos; queremos vivir en un barrio seguro y eso es lo primero”.

Sin embargo las afirmaciones de algunos vecinos son inexactas. El Ayuntamiento bajo los mandatos del PP, sí ha invertido muchos millones de euros del erario público en equipamientos en Rejas en los últimos años desmintiendo en parte a los vecinos, otra cosa es que a los representantes del partido conservador no parece interesarles defender su anterior gestión, quizá con el objetivo de arañar votos de un colectivo molesto con la decisión del Consistorio.

Inversiones en el barrio de Rejas

Ejemplos de dotaciones en Rejas en los últimos diez años: Centro Cultural José Luis López Vázquez, Centro de Salud Las Mercedes, dos escuelas de Educación Infantil (Las Mercedes y Las Leandras);

en Medio Ambiente recuperación del Parque del Arroyo de la Reja, reforestación del Cerro de la Mesa e instalación de juegos infantiles, entre otras actuaciones, además del polideportivo Fabián Roncero, Centro de Mayores y Centro Cultural Ciudad Pegaso, que también pertenecen a Rejas. Todos los equipamientos se consiguieron con trabajo y esfuerzo durante años del asociacionismo, con proposiciones de vecinos que ahora no tienen protagonismo en los nuevos desarrollos urbanísticos.

Parque del Arroyo de la Reja
El parque del Arroyo de la Reja

“Costó mucho esfuerzo traer la prolongación de la L-77 donde no había nada, han construido de forma expansiva, sin control, y quieren seguir metiendo más pisos y personal”, decía Salvador.

EMT línea 77

Otra de las personas involucradas en el movimiento ciudadano es Manuel Calzada, de la Ciudad Pegaso. “Llevo más de 30 años solicitando dotaciones para esta parte del distrito y casi todo Pegaso es vivienda social, incluso en Fin de Semana se construyeron 78 viviendas unifamiliares y nunca hubo problemas, es un tema de oportunidad porque en Pegaso la EMV ha realojado a familias de etnia gitana. El barrio de Rejas está estrangulado por las tres administraciones que nos ha dado de lado, estamos encerrados y el problema es la saturación de Centros Comerciales”.

La vivienda pública es necesaria

Carmen, también de Ciudad Pegaso, recordaba que “la vivienda pública es para gente con necesidades, ejemplo son los jóvenes o mujeres maltratadas. Sí hay necesidad de vivienda pública, además de los problemas de movilidad o la construcción de una IES, pero la construcción de una ARTEfacto no quiere decir que no se puedan hacer otras infraestructuras necesarias”.

En el mismo sentido se manifestaba Marisa. “Me parece muy interesante que el debate en defensa de la vivienda pública esté superado en esta mesa. Existen más de 15.000 peticiones de vivienda pública y la EMV solo dispone de 4.500, hay una carencia absoluta, es un foco de exclusión y el ARTEfacto de Rejas no deja de ser vivienda pública”.

Según todos los estudios realizados, tanto por los técnicos de las administraciones como por los vecinos de la zona, sería necesario la construcción de un IES (Instituto de Enseñanza Secundaria), la apertura de la estación de O´Donnell para dar cobertura a la zona comercial y Wanda Metropolitano, otra línea de bus o reforzar aún más la L-77, un nuevo colegio de Educación Primaria, prolongar la Línea 2 del Metro hasta Rejas y construir viviendas públicas.

De cualquier forma afirmar que Rejas (Fin de Semana, Ciudad Pegaso y Las Mercedes) carece de todo y que no se ha hecho absolutamente nada en más de 15 años implica desconocimiento de algunos residentes y argumentos más que cuestionables.

Lo positivo es que hay ganas de trabajar para solucionar los temas pendientes y que la Mesa de Artefacto puede servir de trampolín para reivindicar todo lo necesario para un barrio emergente residencial, comercial e industrial que está a la vanguardia del distrito de San Blas-Canillejas.

Cisterna