Exposición en Los Molinos del Plan de Torre Arias

El Área de Desarrollo Sostenible del Ayuntamiento de Madrid y la Junta Municipal de San Blas-Canillejas abrieron al público el palacete de la Quinta de Los Molinos para exponer un avance del Plan Especial de Protección de la vecina Quinta de Torre Arias el pasado domingo 12 de marzo. Es la segunda ocasión que se abre el palacete al público, una vez al año, y coincidiendo con la floración de los almendros. La idea es abrir este espacio y dotarlo de actividades culturales para los más pequeños, como se comprometió el año pasado en su visita la alcaldesa Manuela Carmena.

Coincidiendo con la floración de los almendros, que este año se han retrasado en la Quinta de Los Molinos, el Ayuntamiento abrió al público el palacete que perteneció en su día al arquitecto y urbanista César Cort, y que hoy en día alberga en su hall principal un aforo para alrededor de 180 personas, la mitad sentadas. El objetivo era presentar un avance en una pequeña exposición de lo que será el Plan Especial de Protección de la Quinta de Torre Arias o Canillejas con todos los elementos singulares catalogados en el área contigua abovedada del palacete. El trabajo se presentó impresionado en cartón pluma sobre caballetes de pintura y con luces dirigidas.


 
El Área de Desarrollo Urbano Sostenible y el Departamento de Protección del Patrimonio pusieron a disposición de los vecinos y curiosos planos de situación, catálogos de arbolado y arbolado singular, catálogo de edificios, elementos singulares, datos, localización, descripción e imágenes del patrimonio de la Quinta de Torre Arias que también está abierta al público, pero restringida mientras duren las obras de rehabilitación de los edificios, caballerizas, casa de guardeses, casa de jardineros, etc.

En este sentido la Plataforma Quinta de Torre Arias (PQTA) sigue esperando las líneas generales del Plan Especial de Torre Arias, aunque según las reuniones mantenidas con el Ayuntamiento, a los ecologistas les prometieron voz y voto en todo lo concerniente a un Plan de conservación en el que tienen mucho que aportar. “Llevamos demasiado tiempo detrás de conocer lo que quiere hacer el Ayuntamiento y la Junta de Distrito con Torre Arias y el procedimiento de exponer este avance del Plan Especial quizá no sea el más adecuado sin contar con nosotros”, se lamentaban los ecologistas que tanto trabajo están realizando en la conservación de Torre Arias.

Colas para entrar en el palacete

Mientras tanto en el palacete sonaba la música del grupo Olé Swing, un cuarteto de guitarras, violín y contrabajo que entusiasmó al público, hasta el punto que las colas eran interminables para entrar al palacete. Música española de siempre con fusión de jazz, profesionales que no dejaron indiferentes a nadie para festejar el acto.

La concejala presidenta del distrito, Marta Gómez, sus asesores y vocales vecinas también estuvieron presentes en el concierto. También los representantes de Ciudadanos. Fuera, en los jardines, la gente se animaba a tomar el sol en un día primaveral tirada sobre el césped y con un paseo central lleno a rebosar de viandantes; la Quinta de los almendros parecía la Gran Vía y ha llegado el momento de dotar de contenido las edificaciones. El Eje de las Tres Quintas Históricas está dando mucho que hablar y el futuro será de los turistas, pero antes hay que gestionar adecuadamente el entorno de un legado que afortunadamente pertenece a todos los madrileños.

Palacete Quinta de los Molinos