Mercedes González: “El Atlético tiene que rentabilizar el estadio con finales y conciertos”

Tras el repaso de lectura de prensa sobre los sucesos acontecidos en el distrito, algo habitual en los últimos plenos municipales de San Blas-Canillejas, los grupos políticos de la oposición solicitaron a la concejala presidenta del distrito, Marta Gómez, una comparecencia para dar explicaciones sobre la situación del estadio Wanda Metropolitano en cuanto a los accesos, seguridad, limpieza y aparcamientos, sobre todo tras las final de Copa del Rey y la concentración de residentes cabreados organizada por la Coordinadora de Asociaciones de Vecinos.

Mercedes González: “El Atlético tiene que rentabilizar el estadio con finales y conciertos”
Mercedes González: “El Atlético tiene que rentabilizar el estadio con finales y conciertos”

Marta Gómez calificó al actual Wanda Metropolitano, antes La Peineta o estadio de la Comunidad de Madrid, como una “cicatriz espantosa en el distrito”. Explicó que el PP de Gallardón firmó un convenio en 2008 con el Atlético de Madrid y que “este es el principio de todo el problema”. Asumió que la movilidad, limpieza y seguridad “es lo único que podemos mejorar tras la firma del convenio, además de construir más infraestructuras”. Y criticó que “se inauguró el estadio sin los accesos prometidos, aunque ya está listo un acceso en la M-40 y a punto de inaugurarse el de la Avenida de Luis Aragonés”. En cuanto al acceso de la calle Estocolmo “no se pudo hacer por la ubicación de una instalación eléctrica que no se puede mover sin permiso estatal”.

Marta Gómez en el pleno

Al Atlético de Madrid, explicó la edil de Ahora Madrid, “había que darle la licencia de uso por ley, no se podía esperar a construir accesos o el Ayuntamiento tendría que pagar una fuerte suma de dinero”. En cuanto a las plazas de aparcamiento (3.197 construidas por el Atlético) la concejala cree que “son suficientes”, apostó por el transporte público como prioritario, reforzando líneas de metro, tren de cercanías y mayor presencia de agentes de policía municipal.

Déficit de aparcamientos y escasas ventajas

La concejala socialista Mercedes González destacó que los vecinos están “sin información de movilidad y sin aparcamientos”. El Atlético ha jugado ya 25 partidos en el Metropolitano desde el mes de septiembre y la propiedad, “tiene que rentabilizar la enorme inversión albergando más finales y conciertos. Hay un déficit de aparcamientos con zona exterior sin adjudicar y con seis millones de euros para un parque que no sabemos cuándo estará concluido”. Preguntó: “¿Qué actuaciones tiene el equipo de Gobierno para generar las mínimas molestias?” Y criticó “la actitud de la Comunidad de Madrid y de Fomento por estar de miranda viendo cómo el Ayuntamiento se come el marrón”. González acusó a Gómez de “valorar las ventajas y minusvalorar las desventajas, como el incremento del transporte privado al estar situado el estadio en un distrito periférico y sin accesos previstos desde la M-40 sur que es de donde vienen más aficionados”.

El estadio Wanda Metropolitano

Los vocales vecinos de la formación naranja de Ciudadanos, muy críticos todo el invierno con las molestias del estadio, han participado como activistas en las asambleas vecinales y en las concentraciones, criticando la concesión de la licencia y la posterior inauguración del estadio. “Se superan para hacer mal las cosas, somos extranjeros en el propio barrio”, subrayaron. Además preguntaron por el coste económico de cada partido a las arcas públicas municipales.

Los populares dijeron que el Gobierno municipal “ha llegado tarde” y que “la presencia del estadio ha ocasionado problemas al distrito. A grandes problemas, grandes remedios, ustedes están echando balones fuera y solucionar problemas es lo importante”, argumentaron.

Vicente Pérez, representando a la Coordinadora de Entidades Vecinales, aseguró que detrás de todo lo hablado “hay un enorme cabreo, angustia, gente que lo pasa mal y se ha empeorado la calidad de vida con contaminación, también acústica tras los partidos”. Repasó los problemas de suciedad, “la calle es un urinario” y recordó que las tres administraciones tienen responsabilidad. “Los tres últimos alcaldes de la ciudad se comprometieron a no otorgar las licencias y se ha incumplido todo, incluida la prolongación del metro, las cercanías de tren y los accesos norte-sur de la M-40”, finalizó.