“La Blanca es el referente de Canillejas, de los creyentes y no creyentes”

José Crespo, un cura joven, con apenas diez años de consagración, es el párroco de la iglesia de la Virgen Blanca, un referente social, artístico y religioso de Canillejas y patrona oficiosa del lugar.

 

 

¿Por qué es considerada la Virgen Blanca como la patrona de Canillejas?

Canillejas se incorpora a Madrid en 1950. Antes era un pueblo, cuya patrona era Santa Lucía. Sin embargo esta iglesia lleva aquí desde tiempo inmemorial y la titular es Santa María la Blanca. En su tiempo, era el último lugar en el que paraban los viajeros que venían de Alcalá rumbo a Madrid. En la calle Boltaña había un arroyo que servía para que abrevaran las caballerías. Antaño, sobre el siglo XV, había una pequeña ermita en la que los peregrinos se paraban a rezar. Pero pese a que mucha gente en el propio Canillejas piensa que Santa María la Blanca es la patrona de aquí, en realidad es la titular de la parroquia principal. Se puede decir que es la patrona oficiosa y la que tiene el protagonismo en el barrio.

¿Cómo han transcurrido las fiestas este año?

Nos ha afectado mucho el Covid. El himno de la Blanca dice ‘niños y mayores ir todos a la plaza…’, y esto este año no se ha podido hacer. Hemos convocado en el iglesia con todo el aforo máximo permitido a todos los que han podido venir. Y hemos transmitido el acto por Youtube para que lo pudieran ver los que no han podido venir.

¿Es un referente para la zona?

Sin lugar a duda. Desde un punto de vista religioso tiene un gran calado entre la gente de la zona. Tienen mucho cariño a la Blanca y se sienten muy protegidos por ella. Junto con San Nicolás, es la única que cuenta en Madrid con un artesonado de estas características, estilo mudéjar del siglo XV, que fue llegado a ser contemplado por Santa Teresa de Jesús.  Es un referente religioso y artístico. Y en este aspecto no sólo para Madrid, sino también para España y fuera de España. Posiblemente sea la parroquia con advocación mariana más antigua de Madrid. Lamentablemente durante la guerra civil se perdieron muchas cosas. Se sacaron muchas imágenes y se quemaron en la plaza. Pero hasta los no creyentes tienen a la parroquia en estima. Por ejemplo, no se hacen pintadas. La Blanca es de los creyentes y no creyentes.

¿Qué labor social hacen?

Durante la crisis del coranavirus muchos venían aquí porque sabían que no les iba a faltar comida. Cáritas nos ayuda a cuidar de la gente, sobre todo del territorio,  pero hay personas que no están empadronadas y también hay que cuidarlas. Los que vamos recibiendo nos ayudan en otras facetas, por ejemplo, a cuidar de la iglesia. Se integra la caridad y la protección de la virgen. Es un lugar esencial en el apartado social en Canillejas. Tradicionalmente se suministraban alimentos no perecederos. Pero nos hemos dado cuenta de que hay personas que viven de alquiler en casas sin derecho a cocina, y que si lo hacen tienen que pagar un precio adicional. No somos todavía un comedor social, porque para eso hay que pedir muchos permisos, pero también nos ocupamos de esa faceta. Incluso los servicios sociales nos derivan gente cuando son ellos los que deberían atender esa necesidad. Pero nosotros estamos para ayudar. Nosotros, en la Blanca, lo hacemos persona a persona. No nos limitamos a apuntarlos en una lista. Sabemos quién es cada uno para orientarle mejor, y se sienten cuidados. Pretendemos cuidar de todos los que quieren ser cuidados.

¿En qué situación se encuentra la religión?

En este barrio la fe se ha llevado de una forma interior. Al convertirse en ciudad fue perdiendo su sensación de identidad y también tradiciones anteriores. Siempre han venido a la misa, pero en otras cuestiones de la vida han estado un poco más despegados. En esta época mucha gente ha hecho lo posible por acercarse. Al ser un lugar de culto las puertas podían estar abiertas. Ha sido impresionante. A nivel general, desde un punto de vista religioso, nosotros vivimos este momento con mucha esperanza. Muchas veces te atacan sin esperar una respuesta, aunque si alguien te pregunta, respondes. Lo que no hacemos es entrar al trapo. Es un momento que llevamos con mucha esperanza porque muchas veces, cuando vienen momentos difíciles, te das cuenta de que tú solo no puedes con todo y en ese momento te acercas a la iglesia. Y nosotros estamos aquí para recibirlos, sin reprochar nada, porque entendemos que es un camino que cada uno poco a poco tiene que hacer. Es cierto también que se ha hecho daño a mucha gente. Somos conscientes de que ha habido sacerdotes que han sido muy irresponsables y es algo que no es sencillo de reparar. Pero hemos visto gente que había sido tratada fatal y ha vuelto a la Iglesia porque recuerda lo que antes había vivido. Hay muchos que regresan desengañados de muchas cosas. He visto en Canillejas a más personas volver a la Iglesia que irse sin esperanza de volver.

Leer más

Abre la Iglesia Santa María la Blanca tras su restauración

La Parroquia, próxima a La Quinta de Torre Arias, ha finalizado sus trabajos de rehabilitación y los vecinos pueden acercarse a conocer el resultado. El pasado mes de noviembre fue declarada Bien de Interés Cultural.

Santa María La Blanca

La Iglesia Santa María la Blanca, ubicada en el barrio de Canillejas, ha reabierto sus puertas después de terminar los trabajos de restauración y recuperación de la carpintería que se estaban acometiendo, además de solucionar algunos problemas de humedades. Para su restauración, la Comunidad de Madrid ha invertido más de 375.000 euros.

Esta Iglesia fue declarada Bien de Interés Cultural (BIC) en el mes de noviembre de 2019 por el Gobierno regional por su «relevancia histórica y cultural, además de su gran valor arquitectónico y artístico», destacó la Comunidad en un comunicado.

La Parroquia es un ejemplo de la arquitectura rural y de las características artísticas de mediados del Renacimiento. A lo largo de su historia ha sido sometida a varias obras y ampliaciones, y desde el pasado mes de febrero ya puede volver a visitarse cuando no haya actos litúrgicos.

Santa María La Blanca

Leer más

La Iglesia de Santa María la Blanca es declarada Bien de Interés Cultural

Esta reliquia ubicada en el distrito desde el Siglo XVI es una de las obras arquitectónicas más antiguas y destacadas de la Comunidad de Madrid. La Iglesia fue saqueada durante la Guerra Civil y ha sido sometida a varias obras y ampliaciones.

Su estilo sencillo, su antigüedad, su valor artístico y su sorprendente ubicación, entre las casas y pisos de la zona de Torre Arias, la convierten en una obra de arte digna de ser Bien de Interés Cultural.

El cuerpo central de la parroquia Santa María la Blanca fue construido, como indica la inscripción en la puerta principal, en 1552. El arco de la misma, de piedra caliza; el coro alto de su interior y los ladrillos que la levantan hacen que sea una pieza única del distrito.
El cuerpo central de la parroquia Santa María la Blanca fue construido, como indica la inscripción en la puerta principal, en 1552. El arco de la misma, de piedra caliza; el coro alto de su interior y los ladrillos que la levantan hacen que sea una pieza única del distrito.

El objetivo de declararla así es el de protegerla para que su construcción perdure en el tiempo y se deteriore lo menos posible. Además, cuando una iglesia, un parque o un espacio natural entra en la lista, se reafirma su prestigio.

Casco histórico de Canillejas

Las consecuencias positivas de esta declaración son muchas para los vecinos de San Blas-Canillejas, ya que no es sencillo que obras artísticas entren en la lista de Bienes Culturales de la Comunidad de Madrid: sólo 27 puntos en toda la provincia ostentan el título, como la Casa de Campo, el Castillo de Barajas o la Biblioteca Pública del Estado.

La Iglesia de Santa María la Blanca es declarada Bien de Interés Cultural

Una sorpresa para la Historia del Arte

La parroquia es un gran ejemplo de la arquitectura rural de la Comunidad y de las características artísticas de mediados del Renacimiento, cuando los artistas empezaban a incorporar novedades, que en este caso se reflejan en los sencillos elementos decorativos del friso de la fachada.

Casco histórico de Canillejas

En 2018, los expertos de la Comunidad de Madrid se llevaron una sorpresa cuando descubrieron que en la bóveda de la edificación religiosa, tapado por cañizo y yeso en una de sus obras de reconstrucción, se encontraba uno de los artesonados de carpintería de lazo más magníficos del país. Ahora, los arquitectos trabajan para restaurarlo sin dañarlo, con el impulso de la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Comunidad de Madrid.

Casco histórico de Canillejas

 

Leer más