Estadio Metropolitano sustituye a Estadio Olímpico en la línea 7

El consejero de Transportes, Vivienda e Infraestructuras, Pedro Rollán, y el presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, presentaron el pasado 28 de junio el nuevo nombre de la estación de Metro Estadio Metropolitano, hasta ahora Estadio Olímpico, justo cuando el Atlético ultima los preparativos para su mudanza definitiva desde el Vicente Calderón a su nuevo campo. Rollán y Cerezo han colocado la última de las tablas informativas con el nuevo nombre de la estación.

El cambio de denominación de esta estación de la línea 7 a Estadio Metropolitano alude al nombre del nuevo estadio rojiblanco y rinde homenaje al campo de fútbol del Club Atlético de Madrid entre 1923 y 1966 (al final de la calle Reina Victoria), cuyo nombre ha sido recuperado para bautizar al nuevo ‘coliseo’ atlético, situado entre los barrios de Las Rosas y Canillejas.

Estadio Metropolitano sustituye a Estadio Olímpico en la línea 7

Se inauguró hace una década

Del sueño olímpico ya no queda absolutamente nada, ni siquiera el nombre. Hace justo una década la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, inauguró el Metro Este, la prolongación de la línea 7 del suburbano que en principio iba a da servicio a la Villa Olímpica, a su lado estaba el alcalde de Madrid Alberto Ruiz Gallardón y los dos se las prometían muy felices con las olimpiadas.

Se invirtieron 650 millones de euros para acercar el metro al Corredor del Henares, aunque la única estación construida en la ciudad de Madrid fue la del Estadio Olímpico. La prolongación partía desde la estación de Las Musas, donde concluía la Línea 7. La estación se diseñó con motivos especiales de deportistas en acción para animar en los grandes eventos deportivos que pretendía albergar La Peineta o Estadio Olímpico con los JJOO como bandera.

La estación Estadio Metropolitano es muy amplia, espectacular, casi un intercambiador de transportes, y se construyó a nivel de tierra para facilitar entradas y salidas al estadio, con escaleras muy amplias y un hall espléndido con salida directa al estadio, aunque ha estado cerrada los últimos 10 años

Estadio Metropolitano sustituye a Estadio Olímpico en la línea 7

Leer más

El Wanda Metropolitano ya es rojiblanco

El Atlético de Madrid y el Ayuntamiento han llegado a un acuerdo definitivo para la compra del estadio Wanda Metropolitano por 30,5 millones de euros que el club de fútbol abonará en tres años, contempla la finalización del mismo y las infraestructuras necesarias, según ha informado el Ayuntamiento de Madrid. Tras la modificación del convenio, el Atleti construirá los accesos y el aparcamiento, aunque según los vecinos el caos de tráfico está asegurado en todo el entorno de la antigua Peineta.

El Convenio inicial firmado entre Enrique Cerezo y Alberto Ruiz-Gallardón en 2008 ha sido modificado y según el Consistorio “resuelve los elementos más lesivos para el patrimonio municipal”. El Atlético pagará los 30,5 millones en tres anualidades y asumirá las obras de urbanización de accesos por valor de otros casi 30 millones de euros, incluyendo la construcción de más de 4.000 plazas de aparcamiento.

El estadio Wanda Metropolitano

La modificación del Convenio firmada por el concejal de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato y el director general del Atlético de Madrid, Miguel Ángel Gil, incluye 50.000 metros cuadrados alrededor de estadio que no estaban contemplados en el anterior acuerdo; de esta forma aumenta la edificabilidad a los 151.000 metros cuadrados. También desaparecen los pagos en especie como las entradas a los partidos de fútbol, y no se construirá la base del SAMUR-Protección Civil por su alto coste (casi cinco millones de euros), además ya existe otra más modesta frente al campo de fútbol.

Los accesos al estadio los realizará el club colchonero supervisados por el Área de Desarrollo Sostenible que aporta los planos y Hacienda dirigirá la ejecución del mismo. En cuanto a las plazas de aparcamiento se pasa de las 1.092 iniciales, a todas luces insuficientes, a las 4.209 previsibles de acuerdo con el PGOUM y tendrán un coste de más de seis millones de euros.
El estadio Wanda Metropolitano

El Convenio modificado tenía que haber sido firmado hace tres meses pero el proceso se ha dilatado hasta el punto de que el Ayuntamiento tenía que firmar sí o sí o pagar 200 millones de euros por incumplimiento de contrato, según lo acordado entre las partes.

El estadio Wanda Metropolitano

El Plan y Mesa de Movilidad

Pero sin duda el punto de controversia más importante es el Plan de Movilidad en torno al Wanda Metropolitano, un asunto muy trabajado por la Coordinadora de Vecinos de San Blas-Canillejas y la FRAVM desde hace años. En este sentido los vecinos se han sentado recientemente con responsables de la Guardia Civil, que es el cuerpo que asume las competencias de circulación y seguridad en la M-40. Sin embargo “nadie les ha notificado nada desde las distintas administraciones y están preocupados con los accesos y aparcamientos”, asegura Agustina Serrano, presidenta de la Plataforma Vecinal San Blas-Simancas.

Según la Federación Regional de Vecinos las 4.000 plazas de aparcamiento no van a solucionar el problema, se necesitan muchas más ante la avalancha que se avecina con más de 20.000 coches privados, 200 autocares y miles de motos. La movilidad en la zona es el gran caballo de batalla pero las cosas no están nada claras. “La Mesa de Movilidad a la que se comprometió la Junta Municipal no ha servido para nada, llevan dibujando mapas durante tres años y no han hecho nada”, apostilla Serrano.

El estadio Wanda Metropolitano

De la misma opinión es Daniela Lillo, presidenta de la Asociación de Vecinos Las Musas-Las Rosas. “Nadie se ha dirigido a la Guardia Civil, ni la Delegación del Gobierno, ni el Ayuntamiento, ni el Atlético, absolutamente nadie y están pensando acordonar un recorrido de 10 kilómetros en la M-40 para que ningún aficionado pueda aparcar. Las fuerzas de seguridad están preocupadas y cabreadas”.

Sin embargo los vecinos de los barrios colindantes reconocen que es una gran oportunidad para todo el entorno de la antigua Peineta y también para el distrito en su conjunto. “Antes de firmar la modificación del Convenio el Atlético ya estaban removiendo tierras y tenemos claro que al final el Atlético es quien va a adecentar la zona, al menos veremos algo tangible no solo planos y dibujos. Hasta que no ha llegado el Atlético no se ha hecho nada y al final la empresa privada está como siempre por delante de lo público”, finaliza Lillo.

Leer más

La FRAVM anuncia atascos garantizados con la llegada del Atlético

La Federación Regional de Asociaciones de Madrid (FRAVM) ha presentado un escrito de consideraciones y alegaciones sobre el Convenio suscrito entre el Ayuntamiento y el Atlético de Madrid en 2008. Denuncian el modelo especulativo gestado por el anterior equipo municipal e inciden en el problema de movilidad que se avecina con la llegada del Atlético de Madrid.

Según la FRAVM el convenio patrimonial es “manifiestamente asimétrico a favor del Atlético, además de las numerosas críticas que merece en el orden político y urbanístico, ofrece suficientes aristas como para cuestionar su validez jurídica e incluso la normativa europea”.

El famoso convenio firmado por el ex alcalde Ruiz-Gallardón y el presidente rojiblanco Enrique Cerezo deja libertad al Atlético para comprar el estadio u optar por una cesión de 75 años. Además todo depende de la Comunidad de Madrid, que es quien tiene la competencia de la calificación urbanística.

“Para el club la operación es limpia, se muda a unas instalaciones nuevas que tiene todos los visos de ser rentable. El diseño de la actuación es un ejemplo de modelo especulativo de los años en los que se fraguó con los terrenos de la Mahou en el ámbito del Calderón”. Además, si la venta no se realiza porque no tiene lugar la desafección de La Peineta, el club recupera la inversión y se queda en el Calderón”.

La FRAVM no entiende que el Ayuntamiento venda al Atlético un terreno “para después comprarle un derecho de usufructo sobre un espacio en el que instalar una base del SAMUR a escasos metros de La Peineta”. Por último la adquisición de entradas como medio de pago “es sencillamente una broma pesada”.

Aparcamientos y accesos

Pero lo más preocupante ante la previsible llegada del Atlético es el impacto sobre redes de transporte y movilidad. Los resultados del Estudio de Movilidad y Transporte aseguran que el 59% de los aficionados acude en coche a los partidos del Calderón, más otro 6% que lo hace en moto. Las peñas mueven alrededor de 170 autobuses y otros 30 desplazados por las peñas del equipo visitante. Apenas un 23% se acercan al estadio en transporte público.

Se estima, tirando por lo bajo, que se darán cita en La Peineta entre 10 y 14.000 coches, entre tres y cuatro mil motos y unos 200 autobuses. El parking previsto tiene una capacidad de 4.000 plazas de aparcamiento y se prevén entre 6.000 y 10.000 coches buscando plazas en las inmediaciones del estadio, en concreto en los barrios de Canillejas, Las Musas y Las Rosas, además de la Avenida de Arcentales, Julián Camarillo y parcelas del Gran San Blas, una situación imposible de asumir con estacionamientos en aceras, dobles filas o arcenes.

En cuanto a los accesos se concretan en la M-40 que confluyen en la Plaza de Grecia, la M-201 a Coslada y San Fernando, que también desembocan en la misma rotonda o la Avenida de Arcentales que enlaza con la Avenida de Canillejas a Vicálvaro y Hermanos García Noblejas. El Ayuntamiento, a través del Área de Desarrollo Urbano Sostenible, se ha comprometido a la ampliación de Arcentales, aumentar un carril, como única actuación. Por su aparte Fomento tiene olvidadas desde hace más de una década la ejecución de las vías de servicio de la M-40.

Por todo ello la FRAVM considera que el atasco está garantizado los días de partido entre semana y los fines de semana, algo que ya sufrimos en horas punta y por ello exigen un plan específico de movilidad que incentive desplazamientos en bici, a pie, y en transporte público; gratuidad de la R-3, prolongar la L-2 de metro hasta la estación Estadio Olímpico, mejorar la conexión de la L-5 de Canillejas con el estadio, trazar una línea de cercanías con parada en la estación de O´Donnell y construir instalaciones deportiva para el deporte base.

Leer más

El Atlético quiere otro Valdebebas en el distrito

Según la concejal presidente del distrito, Marta Gómez, el Atlético de Madrid está interesado en comprar el Centro de Deportes Acuático, un esqueleto de hormigón ubicado junto a La Peineta, para dar continuidad a su proyecto deportivo y crear una Ciudad del Deporte del Atlético, algo parecido al Valdebebas de su eterno rival deportivo.

El club presidido por Enrique Cerezo se ha dirigido al concejal de Urbanismo del Ayuntamiento para mostrar interés por el inmueble olímpico inacabado por los equipos del Partido Popular. Obra del arquitecto chileno Juan José Medina, que ganó el concurso arquitectónico bautizado como “Quiero saltar al agua para caer al cielo”, fue uno de los buques insignia del ex regidor Alberto Ruiz Gallardón, que aseguró su inauguración en 2006.

Han pasado casi diez años desde la promesa y el edificio ideado para albergar las piletas olímpicas y el waterpolo es hoy en día solo un esqueleto donde se han invertido casi 100 millones de euros de dinero público tirado a la basura.

Tras los tres fracasos olímpicos de Madrid, el Centro de Deportes Acuático no tiene viabilidad y terminar el edificio supondría un sobre coste innecesario para las depauperadas arcas municipales. No hay un euro para obras faraónicas y hay que darle una digna salida.

Una buena solución

“Parece una buena solución”, aseguraba la edil Marta Gómez, siempre que el proyecto “esté asociado al estadio” y donde se instalarían gimnasios, salas de fisioterapia o piscinas, aunque el club de fútbol está pensando en trasladar la sede, oficinas, campos de entrenamientos, escuelas…

Lo cierto es que los mandatarios rojiblancos han iniciado conversaciones con el delegado de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, pero no hay nada hecho, “están explorando posibilidades” y ver qué se puede hacer con el Centro de Deportes Acuático.

El Atlético quiere comprar el edificio, más que una cesión del ámbito deportivo”, aseguraba Marta Gómez ante los periodistas. Pero sin olvidar que los vecinos del entorno ya están con la mosca detrás de la oreja con los eventos deportivos que se avecinan en La Peineta.

“Los días de partido habrá colapsos, por eso vamos a estudiar los accesos a la M-40 y A-2 para minimizar el impacto de aficionados, además de incrementar el número de plazas de aparcamiento”.

La presidente de San Blas-Canillejas, reconoció que la llegada del Atlético de Madrid al distrito “puede ser beneficiosa para el pequeño comercio y la hostelería” con esta nueva Ciudad del Deporte del Atlético, algo parecido al Valdebebas de su eterno rival deportivo.

Leer más